jueves, 6 de diciembre de 2007

La Corporación: LexCorp

[Anterior: The Trade Federation]

Llegamos al final de la cuenta de las corporaciones más perversas de la ciencia ficción. Ahora abordaremos a la corporación más malvada y poderosa de todas, que se ha convertido en el arquetipo del ente maligno capitalista, en la representación del lado oscuro del sueño americano. Estamos hablando, por supuesto, de LexCorp.

[NOTA: esta descripción corresponde a la continuidad del Universo DC anterior a Flashpoint]




LexCorp


Origen: DC Comics

Fachada: Empresa trasnacional que originalmente se desarrolló como una firma de ingeniería aeoronáutica y espacial. Poco a poco, fue adquiriendo cada vez más empresas e incursionando en diferentes rubros. Hoy en día, es la corporación más poderosa de la Tierra. Algunas de sus subsidiarias son LexOil (energéticos), LexAir (aeroenáutica) LexBank (banca) y LexCom (comunicaciones). Tiene gerencias en Los Ángeles, Denver, Houston, Nueva York, Neva Orleans, Chicago, Ciudad Gótica y Boston. Además, cuenta con oficinas e instalaciones en Australia, Venezuela, Argentina, Brasil, Alemania, Suiza, Francia, África del Sur, Arabia Saudita, Japón, Singapur y Hong Kong. Su central está en la ciudad de Metrópolis, en donde se calcula que dos terceras partes de su población trabajan para esta compañía de una u otra manera.

Tras la fachada: Aparte de sus operaciones legales, LexCorp tiene una gran cantidad de proyectos ilegales de amplia envergadura. Sus operaciones incluyen principalmente experimentos genéticos, creación de armas y otras investigaciones que tienen como fin el desarrollo de nuevas tecnologías para aumentar el poder de LexCorp y de su dueño, Lex Luthor. LexCorp ha experimentado con seres humanos, metahumanos y extraterrestres, la mayoría de las veces en contra de su voluntad. Esta compañía es la culpable de asesinatos, secuestros, extorsiones y torturas. Luthor es también el autor intelectual del asesinato del alcalde de Metrópolis.

LexCorp ha participado en el negocio del tráfico de armas y estupefacientes, además de haber intervenido militarmente en asuntos de otros países. LexCorp también ha financiado y controlado grupos criminales como InterGang, la Legión de la Maldad y la Sociedad de Villanos.

Peores crímenes: Para poder adquirir el dinero para empezar su empresa, el joven Lex Luthor asesinó a sus padres, y cobró los seguros. Años después, en su afán obsesivo por destruir a Superman, Lex Luthor ha cometido toda clase de atrocidades, entre asesinatos y desapariciones forzadas. LexCorp ha hecho posible el surgimiento de supervillanos como Bizarro y Metallo, y se ha hecho aliado de otros, como Darkseid.

Entre sus peores crímenes se encuentra la destrucción de Metrópolis, al lanzar una oleada de misiles contra esta ciudad, causando la muerte de miles de personas. Después de este desastre, Luthor achacó la culpa a un clon malvado que supuestamente había tomado su lugar, por lo que una vez más, el magnate de Metrópolis salió impune.

Lex Luthor ganó la presidencia de los Estados Unidos, posición desde la cual se volvió el hombre más poderoso del mundo y pudo cometer aún más crímenes. Entre ellos se encuentra el intento de destruir a Superman y a Batman y el secuestro de varios superhéroes, para lo que usó todo el poder estatal que tenía a su disposición. En un ataque de locura, Luthor intentó pelear cuerpo a cuerpo contra el odiado Superman, con ayuda de un traje de poder. Luthor fue derrotado y expuesto como el criminal que es en realidad.

Estuvo escondido durante un tiempo, tras el cual tuvo la oportunidad de limpiar su nombre y acusar de sus crímenes a un doble proveniente de otra dimensión. Volvió a tomar el control de LexCorp y siguió haciendo experimentos con humanos, para dotarlos de superpoderes. Así se hizo de un ejército propio de superhumanos, a cuyos miembros no dudaba en eliminar cuando se convierten en una molestia. Finalmente Luthor fue expuesto, esta vez de forma definitiva. LexCorp fue puesta en venta y Luthor se convirtió en un criminal buscado.

¿Algo más? En el mundo real, existen varias compañías de diversa índole que se llaman LexCorp.

Análisis: LexCorp y su dueño Luthor encarnan lo peor de un sistema de valores corrupto y egoísta. Luthor persigue el poder por sí mismo: no importa cuánto dinero tenga, siempre ansiará más, algo que bien podría ser una ley no escrita para las corporaciones reales. Muchos empresarios ricos tienen más dinero del que podría gastar en toda su vida, y sin embargo, quieren más.

Al igual que muchos empresarios del mundo real, a la vista de todos Luthor es un honesto hombre de negocios. Se gana la simpatía del pueblo con sus obras de caridad y despliegues de ostentación que alucinan a los más incautos. La popularidad de Luthor es tal que ganó las elecciones presidenciales. Esto tiene mucho significado, porque hay muchas personas que consideran que los empresarios son las personas más capacitadas para dirigir a un país, ya que los ricos no necesitan robar. Ignoran que habrá ricos que siempre querrán más. El que los escritores de DC le hayan dado el triunfo electoral a Luthor implica reconocer que hasta un supervillano puede ser Presidente de los Estados Unidos, y que la gente es lo suficientemente estúpida y crédula para votar por él.

Al igual que compañías trasnacionales verdaderas, LexCorp ha intervenido en asuntos internacionales, financiando gobiernos corruptos y criminales que favorecen a la corporación. Otra característica que tienen en común LexCorp y las trasnacionales del mundo real es que ambas ocasionan daños al medio ambiente, se benefician de la desigualdad social y del crimen (LexCorp ha vendido armas grupos criminales) y tienen un complejo de Dios, por lo que juegan con las reglas de la naturaleza. Todo esto sin mencionar que ambas están por encima de la ley, y que incluso a veces la manipulan a su antojo.

El hecho de que se haya a escogido a un empresario para ser el villano de los cómics de Superman, no es casualidad. En oposición al poder físico (y moral) de Kal-El, está el poder intelectual, económico y político de Luthor. Por desgracia, en esta Tierra no hay un Superman para enfrentarse a las LexCorps del mundo real...

FIN

Ojalá que hayan disfrutado de este recorrido. Espero sus comentarios.

2 comentarios:

Zer0MX dijo...

"Luthor implica reconocer que hasta un supervillano puede ser Presidente de los Estados Unidos, y que la gente es lo suficientemente estúpida y crédula para votar por él."
Está frase, me recordó al México actual, sólo que aquí en lugar de decir Luthor podemos decir "PRI" y en lugar de supervillano podríamos decir "idiota con incipiente carrera política, pero buen apoyo mediático", la verdad que éstas entradas fueron interesantes, resumiste bien los rasgos principales de cada empresa y enserio los paralelismos de estás con el mundo real... Sólo diré que uno podría escribir incluso una tesis sobre cómo se reflejan tendencias sociales de época en la ciencia ficción, actualmente las empresas tienen demasiado poder en varios ámbitos aquí en México una de éstas puso a su candidato en la presidencia y si quiere puede votarlo al barranco si se lo propone, por ello que haya ésta clase de entes con planes malignos no le sorprende ni suena ilógico a casi nadie actualmente, pero bueno, excelente entrada, lástima que no la vi cuando recien la habías publicado

Maik Civeira dijo...

Hola, muchas gracias por tus comentarios. Yo también creo que la cultura pop y la ciencia ficción reflejan la realidad en la que vivimos a través de fábulas y metáforas.

A mí también me saca de onda el poco rating que ha tenido esta serie de entradas, porque son de mis favoritas entre las que he escrito. Si puedes difundirla, te lo agradeceré.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails