viernes, 25 de enero de 2008

Freedom and Democracy for all!!

Chequen esto:


Syed Parvez Kambakhsh, un joven estudiante de periodismo de Afganistán, bajó de Internet y distribuyó entre sus compañeros de clase un texto en el que se cuestionaba el rol de la mujer y el trato que se le da en su país. Fue acusado por difundir literatura y propiciar debates anti-islámicos en octubre del año pasado y senteciado a muerte este martes. Puede apelar el caso, pero mientras dura el proceso, deberá permanecer encerrado.


Ahora bien, esto sucede no en el Aganistán de los talibanes. ¿Se acuerdan de los talibanes? ¿Esos fanáticos musulmanes que apoyaban a Osama bin Laden, el loco que estrelló dos aviones contra las Torres Gemelas? ¿Esos orates a los que había que detener para que su enferma manera de ver el mundo no siguiera matando gente inocente? ¿Esos lunáticos asesinos a quienes Estados Unidos se ofreció a eliminar para extender la democracia y la libertad por el mundo? Bueno, pos esos ya no están en Afganistán. Han sido derrocados por los campeones de la justicia alrededor del mundo.


Entonces, ¿por qué pasan estas cosas en Afganistán? ¿No que ya se extendió la democracia como mantequilla sobre los países islámicos? ¿No para eso fueron tantos bombardeos y tantas matanzas?


La libertad de expresión es fundamental para la democracia. parecería que el gobierno de Bush Jr. no tenía precisamente la intención de llevar la democracia a níngún lado, sino quitar a los maniáticos antidemocráticos que no les gustaban y poner a los maniáticos antidemocráticos que les gustan. Eso ya lo sabemos muy bien, pero nunca está de más repetirlo. (Ver Dictators we Like)

1 comentario:

Raúl H. Pérez dijo...

El mundo va de mal en peor

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails