miércoles, 14 de mayo de 2008

Películas de Superhéroes: Batman

(Anterior)


Nananananana Nananananananana Nana ¡BATMAN!


Batman apareció en 1939, un año después que Superman y, al igual que el Hombre de Acero, pronto se convirtió en un personaje muy popular, que tuvo su propio serial cinematográfico a partir de 1943.



Pero lo que quizá recuerdan mejor de este personaje es la serie de los 60. Era muy camp, kistch, agogó... en fin, muy sesentera. Presentó un Batman bonachón, con mucho sentido del humor y unos villanos cuyo plan más macabro consistía en meter al héroe en una máquina de palomitas gigante y esperar a que hiciera ¡pop! ¿Quieren saber cómo acaba? Pues no se pierdan el próximo capítulo, a la misma batihora, por el mismo baticanal.



No quiero ofender a los fans de Adam West, pero esa serie era una basura. Pero a la vez es un tesoro y la verdad es que todos la amábamos. Eso sí que es un placer culpable.


Por suerte, en 1987 llegó un tipo llamado Frank Miller, que en verdad detestaba la serie e hizo volver a Batman a sus orígenes oscuros de cómic policiaco. Dos años después, llegó otro genio, Tim Burton, tomó al Batman de Miller e hizo su propia versión.


Desde el principio hubo desconfianza por parte del público. Adam West dijo que "Batman no es como Harry el Sucio, es un personaje divertido". No, señor West, Batman no es un personaje divertido, es un ser oscuro, salido de la noche, un héroe engendrado por la tragedia que se debate constantemente entre la cordura y la demencia. Tim Burton lo entendió bien y nos dio un excelente Batman.


Al igual que John Williams con Superman, Danny Elfman creó el tema musical definitivo para el Caballero Negro. Y el reparto ¡qué reparto! Jack Nicholson como el Guasón, Michael Cough como Alfred, Jack Palance como Carl Grissom... ¡Y Michael Keaton como Batman! Un excelente Batman que sólo sería alcanzado por Christian Bale casi 20 años después.


Tim Burton nos dio un Batman adulto, oscuro, violento, gótico. En fin, Batman como debía ser. Desde luego, los fans puristas del cómic no quedaron contentos con esta versión del encapotado porque se desviaba de la historieta. En primera por aquello de que el Guasón había sido el asesino de los Wayne, y luego porque Batman aparece matando delincuentes a sangre fría, algo que nunca hacía en el cómic (aunque sí en las historietas originales de los 40). Pero no importa, "Batman" es una gran película, que además sería superada por su secuela.


La película tuvo tanto éxito y los productores estaban tan contentos nadando entre billetes que le dijeron a Tim Burton: "¿Sabes qué? Haz lo que quieras" Y así lo hizo. El resultado fue "Batman Regresa".


Esta no es una película basada en cómic. Es una película de Tim Burton. Burton hizo SU película y le valió madres lo que pudieran opinar los fans. Como lunático que es, Burton centró su atención en los villanos: Gatúbela, interpretada por Michelle Pfeiffer y sobre todo, el Pingüino, interpretado por Danny DeVitto, en la que creo que es la mejor actuación de un villano en la historia de las películas basadas en cómic (sí, contando al Guasón de Heath Ledger).


La de Burton no se queda en una peli de superhéroes, es una fábula surrealista, crítica de los valores de la sociedad, farsa de humor negro, épica de horror gótico, esperpento y homenaje al cine expresionista alemán tanto en la estética visual como en lo exagerado y grandilocuente de la historia. Los fans puristas del cómic, por supuesto, la odian.


Aquí no tenemos la historia del superhéroe, sino la del villano. Un niño que nace deforme y es arrojado por sus padres a las cloacas, donde es adoptado por ¡pingüinos! No tiene sentido, pero es precisamente este delirio expresionista lo que hace esta película tan interesante. El Pingüino es un aristócrata que se ve obligado a vivir como fenómeno de circo, nadando en agua helada y comiendo pescado crudo. Danny DeVito hizo un Pingüino mucho más interesante que cualquiera de sus encarnaciones en el cómic.



¡Y la historia de amor! Una de las mejores representadas en el cine fantástico. El héroe y la villana que están enamorados pero que saben que no tienen más opción que luchar el uno contra el otro. Y todo en un ambiente navideño, que, lejos de darle colorido a la cinta, la hace más macabra y retorcida. "El muérdago puede ser mortal si lo comes, pero es más mortal un beso que viene del corazón". ¿Se ve que es una de mis películas favoritas?



Es una peli subversiva para Hollywood, y subversiva para los cómics de los que supuestamente proviene. Es realmente una cinta de autor, y probablemente la única película de superhéroes que podría alcanzar el estatus de cine de arte.


Por desgracia, los productores sintieron que esta cinta era demasiado oscura, y como en Hollywood hacer cine se trata de vender cajitas felices, le dieron calle a Burton y trajeron al pendejo de Joel Schumacher, que echó a perder la serie, recuperando el estilo chistosón y buena onda de la serie sesentera, llenado cada fotograma con el trasero de Chris O'Donnel y contratando puro pendejo para actuar en sus churros. Las dos películas de Schumacher deberían ser enterradas y olvidadas.


Hubo otras películas de superhéroes en el siglo XX, pero de ellas hablaré en mi próxima entrega.


(Continuará...)

3 comentarios:

RLS dijo...

Muy buen texto.

Me encanta esta cinta.

Lilith dijo...

hola, te estoy acosando! broma, solo que muchas entradas de tu blog son excelentes y bueno, una que tiene buen gusto xD
QUIERO, DEMANDO QUE BURTON HAGA MAS PELICULAS DE HEROES, ASI TAL CUAL... ¿imagina a una Wonderwoman cosida como Sally?

Maik Civeira dijo...

Jajajaja, estaría chido! :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails