jueves, 31 de julio de 2008

Entre el oscurantismo y la ilustración


Saludos, compañeros en el pensar. Déjenme contarles una anécdota. Cuando yo era un chicuelo como de nueve años, iba a clases de catecismo. Unas amables y simpáticas señoras eran las encargadas de enseñarme los preceptos de la religión cristiana para que pudiera hacer mi primera comunión. Pero en cierta ocasión, las catequistas no pudieron asisitir y en su lugar la lección nos la dio un viejito cascarrabias.


El viejito nos contó una de las historias más bonitas de la Biblia: el Génesis. Nos dijo que Dios creó al mundo en seis días y que al hombre lo hizo de barro, etcétera. Ustedes ya saben cómo es eso. El viejito decía: "Dios creó al mundo para mostrarnos... ¿qué?"


Varios niños presentes dieron diveras respuestas a esa pregunta. Una chiquilla dijo: "la Naturaleza". Pácatelas. El viejito se molestó más que si le hubieran dicho "Jesús era gay" y exclamó:


"¡La Naturaleza no existe! Es un invento de los científicos para negar a Dios! Lo que Dios quería mostrarnos era su poder."


Aquí tenemos dos asuntos que denotan la visión oscurantista de entender la religión (sí, señores, porque hay maneras más o menos ilustradas de entender la religión; discutan ustedes con un católico culto y verán que no es lo mismo que hablar con Norberto Ribera). El primero es que el viejito (no lo culpen, piensen en su edad y en su entorno) concibe a Dios como una especie de megalómano que anda creando cosas nada más por presumir de su poder ante sus propias creaciones. Uno pensaría que si Dios es tan chingón estaría contento de ser tan poderoso y no tendría necesidad de andarlo presumiendo, mucho menos a unos insectos insignificantes cuya opinión no le debería importar.


El otro asunto es que el viejito se imagina que los científicos son unos hombres malvados y mentirosos que, ocultos en sus laboratorios impíos, andan planeando maquinaciones y viendo qué mentiras inventar para erosionar la fe del mundo en Dios.


Bueno, eso lo decía un viejito en los años 90 del siglo pasado. El problema es que este punto de vista no ha cambiado mucho desde entonces, y hay nuevas generaciones que, aunque le deben la vida misma a la ciencia, siguen negándola.


Hoy les voy a recomendar dos videos de YouTube. El uno es para que se vomiten encima. Es verdaderamente asqueroso. Incluso quizá ya lo han visto y ya han vomitado:





Aquí tenemos al "niño predicador". Está cañón, ¿no? Noten cómo es incapaz de decir dos frases coherentes. Noten sus poses de Power Ranger. Noten la forma risible en la que pronuncia ciertas consonantes. ¿Ridículo? Lo sería si no fuera tan aterrador.


El problema es que hay en ese ¿templo? un motón de adultos que le están prestando atención al chiquillo. Que de hecho se están dejando adoctrinar por ese chavito, porque el niño grita mucho y tiene sus poses de Power Ranger. Y es que es eso todo lo que se necesita para captar la atención de un público atolondrado. El chavito no tiene que decir nada, sólo hablar muy fuerte.


El "niño predicador" habla de la evolución y utiliza los mismos argumentos que el viejito que me dio catecismo: los científicos son unos mentirosos que quieren engañar a la gente para que ya no crea en Dios. Aquí ridiculiza la teoría de la evolución diciendo que es obvio que los monos tienen monitos y las personas tienen personitas.


¡Hombre, pos sí! Que si llega cualquiera y me dice que de repente dos monitos cogieron y por casualidad nací yo, le mentaria la madre. Y si alguien dice que la evolución es eso, pues entonces sí parecería una estupidez. Pero la teoría de la evolución es bastante más compleja que eso y si uno se toma la molestia de escuchar todos los razonamientos, las pruebas y las conclusiones que sustentan esta teoría (y si es una persona racional y no un fanático loco), no tendrá más remedio que admitir que se trata de la posición correcta.


Pero desde luego que el "niño predicador" y su público jamás han entendido ni se han esforzado por entender cómo funciona la evolución. Y si reducen este complejo proceso de millones de años a la frase "el hombre viene del mono", es muy fácil que cualquiera se deje convencer por "Dios te creó en el vientre de tu madre". En efecto, uno puede ver que los niños vienen del vientre de la madre y que los monos producen monitos. Basándose en hechos reales, el "niño predicador" pretende probar una falacia.


Quizá pierdo mi tiempo al decir todo esto, porque los cinco lectores de este blog deben ser gente muy ilustrada y capaces de darse cuenta de que cualquier persona con dos gramos de inteligencia puede rebatir los argumentos del "niño predicador". Aunque lo más probable es que el chingado mocoso sólo se ponga a gritar y a hacer poses de Power Ranger en vez de dialogar como persona civilizada. De cualquier forma, es casi seguro que las ideas del "niño predicador" no son suyas, sino de un adulto o grupo de adultos maquiavélicos que usan al escuincle como estrategia mercadotécnica.


En fin, este chiquito es una muestra de qué tan atrasados están nuestros pueblos latinoamericanos. Después de todos, no olvidemos que descendemos de un montón de paganos idólatras y orates que fueron invadidos, conquistados y violados por otro montón de paganos idólatras y orates.


Bueno, después de tanta roña e indignación, pasemos a ver el otro video. Éste es muy gracioso y simpático, y seguro les levantará los ánimos (a menos que sean religiosos fundamentalistas):





Este señor, llamado George Carlin era un comediante muy ingenioso y muy buena onda. Noten cómo utiliza el sentido del humor para atacar a la religión. Noten cómo lo dice todo de forma muy tranquila, porque lo importante es lo que dice, no cómo lo dice.


¿Saben qué es lo más triste y aterrador de todo esto? George Carlin ya murió, mientras que al niño predicador le quedan muchos años de vida para llevarnos de vuelta a la Edad Media. Y así, nuestro mundo se debate entre el oscurantismo y la Ilustración. A veces me parece que llevamos las de perder.

10 comentarios:

Pepe dijo...

Si que asusta el niño predicador. Para nuestra suerte, le sucederá como a todo “child star”, cuando llegue a la adolescencia ya nadie le va a hacer caso

m.Isaac.V.R. dijo...

No fui yo el que suprimió el comentario. Tal vez fue el mismo blogger, a mi me marca que fuiste tú. Pero según las notificaciones que me llegan a mi mail fueron comentarios duplicados. :S.

m.Isaac.V.R. dijo...

UAY!
El niño predicador ya lo había visto. Está cabrón. Buenos argumentos, pero creo que esa idea del fanátismo puñetero-gregario no es privativo de los pueblos de "Nuestra" América. Te sugiero checar el documental Jesus camp ta' cabrón, es sobre unos gringos que bien fundamentalistas. Al grado de que algunos no mandan a sus hijos en la escuela porque los maestros los obligan a dejar de creer en dios.

Ricardo E. Tatto dijo...

Sin comentarios. Mejor me solidarizo contigo: igual en la doctrina una catequista de mi infancia me ridiculizó ante mis compañeros porque dijo que el hombre había evolucionado del mono y me salió con su retórica barata y sin argumentos diciendo lo mismo que el niño predicador: "Mirémonos, ¿acaso parecemos monitos?" Y acto seguido empezó a hacer muecas lo que provocó las burlas de los otros pobres niños manipulados que hoy son fervientes católicos. En cambio, para la secundaria, yo ya era un ateo confeso y malpensado...

Raúl H. Pérez dijo...

Lamentable lo del niño predicador.

Qué lástima la muerte de Carlin.

Saludos, Mike.

TORK dijo...

Yo alguna vez había hecho una entrada sobre ese niño (que actualmente es un quinceañero) y comentaba que la posibilidad de que, como a muchos de nosotros, con los años le caiga el veinte y se libere.

Ego sum qui sum dijo...

Vaya, ¿de verdad es tan viejo ese niño? Apenas hace unos meses me enteré de su existencia.

Eso quiere decir que el peligro ha estado presente por más tiempo, caramba.

Pásame el enlace a esa entrada, por favor, y gracias por tus comentarios.

TheJab dijo...

Yo prefiero las versiones del video del niño cantando temas de Iron Maiden, jeje.

TORK dijo...

No me acordaba de que ya había comentado aquí y nunca vpi tu respuesta. Va:

o-mai-god

Homero GS dijo...

"No te preocupes" (sé que no lo haces, pero es una frase que me gusta), ya soy el sexto lector.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails