lunes, 11 de agosto de 2008

Fantasías animadas de ayer y hoy


Hola, chicos, hoy les voy a contar una historia muy bonita. Érase un país muy bonito que se había convertido rápidamente en una potencia internacional. Este país había logrado un crecimiento económico increíble, y su cultura despertaba admiración en todo el mundo, por su determinación, disciplina y espíritu de triunfo. Alrededor del mundo, los mismos que otrora fueron sus enemigos, elogiaban los logros de aquel país y se decían "¡Tenemos que ser como ellos!" En fin, el mundo admiraba tanto a esa nación, que decidió hacerla sede de los Juegos Olímpicos, en los que los atletas locales apantallaron por su desempeño.

Lo que el mundo no sabía (o sí sabía, pero quería ignorar) era que en ese país tan maravilloso había opresión y explotación. Que el régimen que gobernaba esa nación tan ejemplar había consolidado su poder gracias a muchas violaciones de los derechos humanos, y que cometería crímenes contra la humanidad tan terribles que no tenían precedente. Tres años después de estos Juegos Olímpicos, estallaría una guerra mundial.

Ese país maravilloso del que estoy hablando era la Alemania Nazi en las Olimpíadas de 1936. Cualquier parecido con la actualidad es porque somos bien pendejos...

Para saber más, chequen Democracia por Feng Shui

________________________________________


Otra historia: Rusia invade un país que está al sur de su frontera. Los gringos, indignadísimos, porque ellos son rebuena gente, amenazan con que esta acción podría deteriorar sus relaciones, porque eso de bombardear ciudades está muy mal. La tensión sólo crece crece y crece, sobre todo porque no muchos meses antes hubo un conflicto entre Rusia y EUA por unos misiles que los gringos estaban colocando en Turquía.

¿Qué década es? ¿Los sesenta? ¿Los ochenta? ¡No! Es hoy. Bienvenidos al renacimiento de la Guerra Fría. Si algo bueno traerá, serán más y mejores películas de James Bond.




_________________________________________

John McCain, como todo republicano, es muy inteligente. Tan inteligente que se le ocurrió el siguiente razonamiento, el cual presenta a su público:


  1. Britney Spears y Paris Hilton son celebridades


  2. Britney Spears y Paris Hilton son unas putizorras cabezahuecas


  3. Barak Obama es una celebridad.
CONCLUSIÓN: Barak Obama es una putizorra cabezahueca


No se necesita haber estudiado lógica para saber que el razonamiento del señor McCain es, digamos, errado (es una mamada), pero así piensan los republicanos y es muy fácil convencerlos con estos argumentos. También se está usando el argumento de que Obama suena como Osama y que el segundo nombre de Barak es Hussein, y por tanto debe ser maligno.

Parece que me equivoqué sobre los gringos y que es muy probable que Obama gane las elecciones. Ver Diccionario de Política Gringa. Para finalizar, los dejo con una tira cómica.



2 comentarios:

m.Isaac.V.R. dijo...

Y yo que creí que las campañas políticas de nuestra guerra sucia eran una muestra de la estupidez humana. Chaz, ese tal Mac Gay-ne si que es bien tarado, tan tarado que da miedo.

Joaquín Peón Iñiguez dijo...

hey mike, no te recomiendo lo de libros en red, no me arrepiento, pero son unos cabrones, el típico caso de la letra chica del contrato, si quieres te cuento bien cuando regrese a mérida, y te ayudo a buscar otras opciones para que ese libro salga de una buena vez por todas....

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails