lunes, 10 de noviembre de 2008

La dignificación del trabajo

En una entrevista de trabajo:


-Pues bien, señor Godínez, tiene usted el perfil perfecto para trabajar en nuestra empresa.


-Gracias, señor gerente.


-Todo esta listo, firme aquí este contrato.


-Muy bien (firma)


-Ahora sólo firme este papel en el que nos otorga el permiso de meterle palos de escoba por el culo.


-Sí, desde luego... ¡¿QUÉ?!


-Sí, este papel en el que usted nos otorga el permiso de meterle palos de escoba por el culo. Es un requisito para trabajar en esa empresa.


-Pero, ¿por qué quieren meterme palos de escoba por el culo?


-Oh, no es que queramos. Es la garantía de que tenemos poder absoluto sobre usted. Así, si alguna vez se nos da la gana meterle palos de escoba por el culo, podremos hacerlo, ¿capta?


-Pero, ¿no es eso ilegal?


-Pues si no le gusta, hay como cien personas esperando por este trabajo y que estarían dispuestas a dejarse meter palos de escoba por el culo. No tenemos por qué contratarlo a usted.


-Bueno ya. Está bien, firmaré.


--------------------------------



Hay ciertas cosas que debemos entender sobre el empleo. Cuando llegamos a una empresa, no vamos a pedir trabajo, como un limosnero pide limosna. Vamos a ofrecer nuestro trabajo, nuestras habilidades, nuestro conocimiento y nuestro esfuerzo, para beneficio de la empresa. No es como si nos estuvieran haciendo un favor, debemos de borrar esa idea de nuestras mentes. Ellos son los que nos necesitan.


Y es que, pensemos, no importa cuál sea nuestro salario, lo que nosotros aportamos a la empresa es más de lo que nos pagan. De lo contrario no funcionaría la cosa. Por algo nuestros patrones tienen más dinero que nosotros. Y como nosotros aportamos a la empresa más riqueza de la que obtenemos, tenemos por lo menos el derecho de dignificar nuestro trabajo, de que no se nos trate mal, de que se respete la ley.


Escribo esto debido a que varias empresas que tienen sucursales en Mérida tienen como requisitos para contratación, algunos puntos que son ILEGALES (y eso hablando de trabajos clasemedieros; de maquiladoras, por ejemplo, ni se diga). Pero como la gente está urgida de empleo, no tiene más remedio que aceptarlo.


Si todos nos mantuviéramos firmes, y exigiéramos respeto a nuestros derechos, esto no pasaría. ¡Hay que dignificar el trabajo! Por desgracia, siempre habrá gente dispuesta a que le metan palos de escoba por el culo.

3 comentarios:

Mauricio Metri Ojeda dijo...

Curiosamente el sábado asistí a unas pláticas de una oferta de trabajo que resulto que era un fiasco, acabo de subir una entrada a mi blog de ese trabajo. Saludos.

Anónimo dijo...

Me gustaria saber que pasaría si en una entrevista de trabajo la persona a contratar le dijera: Si dejas que yo te meta el palo por el c... primero firmo el contrato JAJAJAJA
Prometo que la proxima vez que valla a ofrecer mi trabajo, si me tratan de meter algo, les meto a la policia PUES LO QUE HACEN ES ILEGAL !!

Saludos Edylú

Viejo Errante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails