jueves, 31 de julio de 2008

Entre el oscurantismo y la ilustración


Saludos, compañeros en el pensar. Déjenme contarles una anécdota. Cuando yo era un chicuelo como de nueve años, iba a clases de catecismo. Unas amables y simpáticas señoras eran las encargadas de enseñarme los preceptos de la religión cristiana para que pudiera hacer mi primera comunión. Pero en cierta ocasión, las catequistas no pudieron asisitir y en su lugar la lección nos la dio un viejito cascarrabias.


El viejito nos contó una de las historias más bonitas de la Biblia: el Génesis. Nos dijo que Dios creó al mundo en seis días y que al hombre lo hizo de barro, etcétera. Ustedes ya saben cómo es eso. El viejito decía: "Dios creó al mundo para mostrarnos... ¿qué?"


Varios niños presentes dieron diveras respuestas a esa pregunta. Una chiquilla dijo: "la Naturaleza". Pácatelas. El viejito se molestó más que si le hubieran dicho "Jesús era gay" y exclamó:


"¡La Naturaleza no existe! Es un invento de los científicos para negar a Dios! Lo que Dios quería mostrarnos era su poder."


Aquí tenemos dos asuntos que denotan la visión oscurantista de entender la religión (sí, señores, porque hay maneras más o menos ilustradas de entender la religión; discutan ustedes con un católico culto y verán que no es lo mismo que hablar con Norberto Ribera). El primero es que el viejito (no lo culpen, piensen en su edad y en su entorno) concibe a Dios como una especie de megalómano que anda creando cosas nada más por presumir de su poder ante sus propias creaciones. Uno pensaría que si Dios es tan chingón estaría contento de ser tan poderoso y no tendría necesidad de andarlo presumiendo, mucho menos a unos insectos insignificantes cuya opinión no le debería importar.


El otro asunto es que el viejito se imagina que los científicos son unos hombres malvados y mentirosos que, ocultos en sus laboratorios impíos, andan planeando maquinaciones y viendo qué mentiras inventar para erosionar la fe del mundo en Dios.


Bueno, eso lo decía un viejito en los años 90 del siglo pasado. El problema es que este punto de vista no ha cambiado mucho desde entonces, y hay nuevas generaciones que, aunque le deben la vida misma a la ciencia, siguen negándola.


Hoy les voy a recomendar dos videos de YouTube. El uno es para que se vomiten encima. Es verdaderamente asqueroso. Incluso quizá ya lo han visto y ya han vomitado:





Aquí tenemos al "niño predicador". Está cañón, ¿no? Noten cómo es incapaz de decir dos frases coherentes. Noten sus poses de Power Ranger. Noten la forma risible en la que pronuncia ciertas consonantes. ¿Ridículo? Lo sería si no fuera tan aterrador.


El problema es que hay en ese ¿templo? un motón de adultos que le están prestando atención al chiquillo. Que de hecho se están dejando adoctrinar por ese chavito, porque el niño grita mucho y tiene sus poses de Power Ranger. Y es que es eso todo lo que se necesita para captar la atención de un público atolondrado. El chavito no tiene que decir nada, sólo hablar muy fuerte.


El "niño predicador" habla de la evolución y utiliza los mismos argumentos que el viejito que me dio catecismo: los científicos son unos mentirosos que quieren engañar a la gente para que ya no crea en Dios. Aquí ridiculiza la teoría de la evolución diciendo que es obvio que los monos tienen monitos y las personas tienen personitas.


¡Hombre, pos sí! Que si llega cualquiera y me dice que de repente dos monitos cogieron y por casualidad nací yo, le mentaria la madre. Y si alguien dice que la evolución es eso, pues entonces sí parecería una estupidez. Pero la teoría de la evolución es bastante más compleja que eso y si uno se toma la molestia de escuchar todos los razonamientos, las pruebas y las conclusiones que sustentan esta teoría (y si es una persona racional y no un fanático loco), no tendrá más remedio que admitir que se trata de la posición correcta.


Pero desde luego que el "niño predicador" y su público jamás han entendido ni se han esforzado por entender cómo funciona la evolución. Y si reducen este complejo proceso de millones de años a la frase "el hombre viene del mono", es muy fácil que cualquiera se deje convencer por "Dios te creó en el vientre de tu madre". En efecto, uno puede ver que los niños vienen del vientre de la madre y que los monos producen monitos. Basándose en hechos reales, el "niño predicador" pretende probar una falacia.


Quizá pierdo mi tiempo al decir todo esto, porque los cinco lectores de este blog deben ser gente muy ilustrada y capaces de darse cuenta de que cualquier persona con dos gramos de inteligencia puede rebatir los argumentos del "niño predicador". Aunque lo más probable es que el chingado mocoso sólo se ponga a gritar y a hacer poses de Power Ranger en vez de dialogar como persona civilizada. De cualquier forma, es casi seguro que las ideas del "niño predicador" no son suyas, sino de un adulto o grupo de adultos maquiavélicos que usan al escuincle como estrategia mercadotécnica.


En fin, este chiquito es una muestra de qué tan atrasados están nuestros pueblos latinoamericanos. Después de todos, no olvidemos que descendemos de un montón de paganos idólatras y orates que fueron invadidos, conquistados y violados por otro montón de paganos idólatras y orates.


Bueno, después de tanta roña e indignación, pasemos a ver el otro video. Éste es muy gracioso y simpático, y seguro les levantará los ánimos (a menos que sean religiosos fundamentalistas):





Este señor, llamado George Carlin era un comediante muy ingenioso y muy buena onda. Noten cómo utiliza el sentido del humor para atacar a la religión. Noten cómo lo dice todo de forma muy tranquila, porque lo importante es lo que dice, no cómo lo dice.


¿Saben qué es lo más triste y aterrador de todo esto? George Carlin ya murió, mientras que al niño predicador le quedan muchos años de vida para llevarnos de vuelta a la Edad Media. Y así, nuestro mundo se debate entre el oscurantismo y la Ilustración. A veces me parece que llevamos las de perder.

miércoles, 30 de julio de 2008

Darwinismo Cinematográfico


Hola, hoy voy a postear este texto que me mandó mi amiga Nadia, y que está muy interesante:

___________________________


DARWINISMO CINEMATOGRÁFICO



Desde que los primeros organismos poblaron la Tierra, hasta la aparición del hombre y la posterior conformación de lo que hoy conocemos como la “civilización” humana, ha quedado demostrado que, tal y como lo postuló Darwin hace más de 100 años: al final sobrevive el más apto.


A pesar de que en el mundo actual habemos cada vez más inadaptados sociales que tratamos por todos los medios posibles de “encajar” o de ser “funcionales” en la sociedad, la mayoría de los productos que se venden en el mercado mundial –entre ellos el cine- son para gente “normal”, es decir, para “las mayorías”.


Los blockbusters han sido diseñados desde sus orígenes, para satisfacer a las grandes masas “funcionales” que necesitan una dosis (casi matemática) de acción, sexo, efectos especiales y un happy end donde, sin importar que media humanidad desaparezca de la faz de la Tierra, el personaje principal sobreviva, al lado de su chica y el perro.


Por el contrario, el cine indi fue creado por seres disfuncionales, atormentados y generalmente “cultos”, que esperaban encontrar eco entre una minoría, igual de disfuncional que, por unas horas y ante la realidad deprimente reflejada en la pantalla, se sentiría menos miserable al comprender que: un personaje no deja de ser cool por tomar antidepresivos.


Los blockbusters en la selva cinematográfica no son los productos “más aptos” por estar producidos por los grandes estudios o dirigidos a la gran audiencia, sino porque en ésta, están incluídas todas las minorías, entre ellas, la de los desadaptados. Después de todo, las grandes masas no pagarían $50 por ver una película indi, a pesar de estar dirigida por Wes Anderson o escrita por Charlie Kaufman . Mientras que la “minoría” de freaks, geaks y demás inadaptados hacen colas de 4 horas para entrar a ver, el día del estreno, el blockbuster de la temporada.


Aparentemente, el sistema lo tiene todo calculado y no somos nada más que títeres productivos, funcionales o disfuncionales, que hacemos más ricos a los ricos y pobres a los pobres. Pero ¿Qué sucede cuando un inadaptado se inserta en el sistema y consigue no sólo ser funcional en él, sino producir blockbusters que diviertan a las grandes masas e inspiren a los desadaptados (léase Guillermo del Toro y Hellboy 1 y 2)? O mejor aún ¿Cómo interpretar el hecho de qué el blockbuster más exitoso del verano (léase Batman: The Dark Knight) sea protagonizado precisamente por un outsider, un inadaptado con montones de recursos (intelectuales y económicos), sin chica o perro al final que consuelen su miserable existencia, pero sobre todo 'sin gloria'…? No lo sé, pero tal vez esto signifique dos cosas: una, que el hombre, la mayor contradicción (viva) conocida, está cambiando las reglas del juego y ahora se requiere de los inadaptados para la supervivencia de la especie, o dos, que el fin está cada vez más cerca. Yo me quedo con la primera opción.


________________________


Como ven, el texto es interesante, aunque hay algunas cosillas con las que no estoy de acuerdo. Uno, no todos los que son "cultos" y ven cine de arte son "desadaptados sociales". Dos, no todos los desadaptados estamos atormentados, algunos somos muy felices siendo desadaptados. Tres, aunque lo mainstream esté diseñado para ser efímero, algunas cosas del mainstream trascienden los años. Piénsense en blockbusters como "Lo que el Viento se Llevó" o "Star Wars" para el caso. ¿Y ustedes qué opinan?


martes, 29 de julio de 2008

Los Huertos del Cosmos

Hoy voy a reseñar y recomendar una novela: "Los Huertos del Cosmos" de Juan Esteban Chávez Trava.

He tenido el honor de ser el primero en leer la obra más reciente de JuanE y puedo asegurar que la disfruté mucho. Decir de qué se trata sería revelar demasiado. Bastará con hacer saber que es una historia irreverente, alucinante, impúdica. ¿Fantástica? Sí, en el sentido de que no es realista, pero tampoco se acomoda a ninguno de los géneros tradicionales de literatura fantástica. Es más bien irreal, surreal, subreal y suprarreal. El calificativo que más le acomoda es delirante.

Humor negro, violencia y sexo salvaje a niveles tan estridentes que evidencian la poderosa imaginación de JuanE. Uno nunca deja de preguntarse ¿pero cómo se le ocurren estas cosas? Claro, uno puede ver en la novela las influencias del autor: cómics, videojuegos y cine extravagante, pero no se queda en ser solamente una colección de influencias, sino que tiene una voz propia para narrar una realidad ficticia muy original.

El lenguaje es atiborrado, barroco, exquisito en su mezcla de términos elevados, coloquiales y pop, con algunos inventados, pero no menos adecuados para las alocadas imágenes que describe: asesinatos en masa, violaciones multitudinarias, grotescas mutaciones, pandemonio tras pandemonio, etc. Los diálogos son geniales y nos dejan algunas líneas memorables.

Es una novela que estimula la imaginación, que provoca que el lector se pierda en el lenguaje, y disfrute de divertidos momentos y alucinantes sorpresas.

Recomiendo "Los Huertos del Cosmos" ampliamente. Espero que se publique pronto para poderla releer cómodamente acostado en una hamaca, y no incómodamente en archivo de Word como lo hice, porque así me tardé un chingo.


PD: No digo esto porque JuanE sea mi cuate.

PD2: La imagen no tiene nada que ver, pero me latió.

lunes, 28 de julio de 2008

Antropología y Turismo


¿Conocen ustedes las librerías Dante? ¿No? Vaya, pos se pierden de toda una experiencia. Una de las características más distintivas de estos expendios de libros es el delirante sistema que utilizan para clasificar los libros. Veamos:


Una de las cosas que más me confunde es que haya dos secciones, una llamada LITERATURA y la otra llamada NOVELAS. Es extrañísimo, si tomamos en cuenta que las novelas son literatura. ¿Qué libros están en una y otra sección? Bueno, en primera, Literatura incluye obras de teatro, colecciones de cuentos y ensayos, mientras que Novelas no. Pero en ambas secciones se pueden encontrar novelas. ¿Cuál es el criterio para separar a unas de las otras?


Estuve observando atentamente y parece que mientras que en Literatura hay obras catalogadas como "buena literatura" o "literatura de arte", en Novelas hay best-sellers. Es decir, en Literatura encontramos "El Extranjero", mientras que en Novelas encontramos "El Código Da Vinci". El critero, como ven, no deja de ser subjetivo e inexacto. Los best-sellers pueden o no ser buenos libros, pero también son literatura. Además, hay autores como Umberto Eco o Arturo Pérez-Reverte, quienes sin duda escriben best-sellers, que están en la sección Literatura. En algunos casos la diferencia entre un libro de gran Literatura y un best-seller puede ser obvia, pero en otros las fronteras aparecen más difuminadas.


Una guía parece ser las editoriales. Todo lo de Alfaguara, me parece, está en Literatura, aunque se trate de autores noveles. Otras editoriales, como Ediciones B, se encuentran en Novelas. En fin, todo este sistema es muy confuso...


Por otro lado, tenemos la categoría FICCIÓN. Cualquier persona con un mínimo de lecturas sabe que Ficción es todo lo que no es realidad, todo lo que es iventado. Las novelas de Zolá son ficción, porque don Emilio se inventó las historias, aunque se haya basado en sus observaciones de la sociedad. Una novela histórica es siempre ficción, porque el autor se inventa los diálogos y las situaciones. No-ficción son los ensayos, las tesis, las biografías, los libros de texto... (las novelas biográficas también son ficción porque son trabajos de creación literaria). De nuevo, en algunos casos los límites son nebulosos, pero en la mayoría están bastante claros. Creo que no es necesario que insista en este punto.


Sin embargo, no faltan algunos despistados que creen que Ficción significa ciencia-ficción, y que ciencia-ficción son todos los géneros fantásticos. Entre estos despistados está la gente de Dante. Así, en Ficción están todos los libros que encajen en los géneros fantásticos. Ahí está la Ciencia-Ficción de verdad con Isaac Asimov, la Fantasía con JRR Tolkien y el Horror con HP Lovecraft. Es más, en esa misma sección hay libros que no son Ciencia-Ficción, ni Ficción, ni Literatura: "100 Preguntas básicas sobre la ciencia" del maestro Asimov y un ensayo sobre la vida y obra de Lovecraft, y un par de libros sobre historia de Israel.


Ridículo, ¿no? Bueno, antes era peor. Antes todos esos libros estaban en una sola sección llamada Ciencias Ocultas, y Lovecraft, Tolkien y Asimov compartían estante con libros como "El tarot de los mayas", "Mensajes de las hadas y los ángeles", "Cañitas" y otras reverendas chingaderas. Me imagino el criterio que usó el dueño de Dante para esto: "Todo lo raro ponlo allá". Supongo que cuando empezaron a haber más frikis (que leen los géneros fantásticos) y más atolondrados (que leen basura esotérica) hubo más libros de ambas clases y tuvieron que dividir las secciones. Sin embargo, los de Dante no entienden bien la cosa, pues en la sección de CIENCIA, junto a libros de Carl Sagan, Stephen Jay Gould, está "Astrología para Dummies". Que por cierto, ahora la sección de Ciencias Ocultas tiene tres muebles, mientras que la de Ciencia tiene sólo tres repisas.


Pero la realmente ridícula (y mi favorita) es la sección ANTROPOLOGÍA Y TURISMO. ¡Antropología y Turismo! Hágame usted el favor. ¿Cómo es eso? En qué mente cabe que se pongan juntos los libros de Antropología con los de Turismo. ¿Cómo, en el nombre de todo lo sagrado, se hace una sección así? ¿Acaso la Antropología es una especie de Turismo profesional? ¿Acaso el Turismo es como Antropología amateur?


Estuve observando los contenidos de esta sección. Aquí está desde el "Popol-Vuh" hasta el "Hamaca-Sutra", desde "Historia de las Cosas de Yucatán" hasta "Los mayas en las rocas". Y ningún tratado serio de antropología, por cierto. Traté de meterme en la mente de quien hizo esta clasificación y creo que descubrí el misterio. Supongo que el fulano de Dante pensó:


"Bueno, aquí tenemos un montón de libros sobre los mayas. ¡Fo! ¿A quién podrían interesarle esos pinches indios? Tedría que ser gente bien rara como... ¡los antropólogos y los turistas!" Y voilá, nació la sección Atropología y Turismo, producto de la ignorancia y el racismo de los empresarios yucatecos... como todo en estas tierras.


Para saber más, ver Las Señoritas de Dante

viernes, 25 de julio de 2008

Hola, soy Carlos Reygadas


Hola, soy Carlos Reygadas. Quiero decir ante todo que soy un mamón, un pedante y un pretencioso. Trato de hacerme pasar por artista con películas amarillistas e innecesariamente lentas. No soy un narrador, en realidad mi cerebro sólo da para hacer guiones de películas que duren 20 minutos... Entonces descubrí que la gente incauta considera que tardarse muuuucho tiempo en un solo encuadre es artístico y decidí utilizar ese recurso para apantallar a los críticos borregos.


También soy un amarillista y un alarmista: me gusta contar historias aparentemente polémicas, pero que no tienen ninguna trascendencia. Es más, yo soy como mi personaje de Japón: él pensaba "soy un pintor intrascendente, así que me voy a coger a una viejita para sentir que soy un artista muy extremo que hace cosas azotadas". Yo pienso "soy un director intrascendente, así que voy a poner una escena de un joven cogiéndose a una viejita para sentir que soy un artista muy extremo que hace cosas azotadas".


Como dije, no soy un narrador, sólo soy un tipo que pone largas secuencias de fotos bonitas intercaladas con algunas imágenes polémicas. No es difícil, lo único que tiene que hacer es:


  1. Tome muchas fotos bonitas y, si puede, algunas que sean "polémicas" (también puede bajarlas de Internet).

  2. Configure el Visor de Imágenes de Windows o cualquier otro programa de Slideshow, para que las imágenes se muestren en secuencia.

  3. Asegúrese que el visor se detenga por lo menos unos ocho minutos en cada imagen.

¡Tarán! Tendrá usted una película de Carlos Reygadas. Sé que existieron otros directores como Tarkovski, Kurosawa y Kubrick que también hacían película muy lentas y gustaban de detenerse mucho en cada encuadre. No sé cómo lograban hacer que cada uno de sus planos tuviera un significado e importancia para el corpus de la película; yo no puedo hacer eso. Todo lo que puedo hacer es mostrar planos larguísimos para farolear.

Soy Carlos Reygadas.


SOY UN CRÍTICO QUE ELOGIA A CARLOS REYGADAS

Hola, soy un crítico que elogia a Carlos Reygadas. En primera, soy europeo, así que cualquier cosa que haga un tercermundista me parece una maravilla, sobre todo porque me muestra miseria, que para mí es muy exótica y atractiva. Y como soy europeo, la demás gente asumirá que sé más de cine que todos los demás, así que harán caso a todo lo que yo diga y no se atraverán a contradecirme.

Las películas de Carlos Reygadas me parecen aburridas y desagradables, pero si lo admito, los demás críticos europeos dirán que soy tonto, así que debo fingir que veo el traje nuevo del emperador. Además, diciendo que es buena una película aburrida y desagradable, me aseguro de que la plebe crea que el buen cine es aburrido y desagradable y así puedo perpetuar la idea de que sólo la élite como nosotros los críticos mamones entendemos el buen cine.

Soy un crítico que elogia a Carlos Reygadas.

_______________________________

Como verán, Reygadas me caga la madre. Japón me fastidió y no vi Batalla en el Cielo. Sin embargo, su última película Luz Silenciosa, me dejó ambivalente. Por un lado, disfruté enormemente la hermosa fotografía y había algunas tomas que me hacían decir "no mames, esto es hacer cine". Me dio mucho gusto que Reygadas dejara atrás el amarillismo y contara una historia sencilla y honesta, en la que uno se puede identificar con los personajes y sentir su dolor. Me encantó que por fin alguien le prestara atención a los menonitas mexicanos y creo que la cinta hace un buen retrato de sus vidas. Las actuaciones son excelentes.

Peeeero... Me sigue reventando el hígado su manía por sostener tomar larguísimas que no tienen ningún sentido ni importancia para la película. Sostengo que Reygadas sólo hace eso para hacerse al muy artista. Pero este recurso (que a los críticos mamones les encantará), afectan la narrativa porque hacen que el expectador se distraiga, empiece a pensar o hacer otras cosas, se desconecte y ya no se compenetre con la historia.

Es más, me levanté a prepararme un sandwich y cuando regresé no había pasado nada. En varias ocasiones fui por bebidas y al regresar, no había pasado nada. De hecho, en una ocasión, mi novia regresó al cuarto después de ir por algo a la cocina y como al volver seguía la misma toma inmóvil me preguntó "¿Está en pausa?" Y yo "No, así es."

Con gusto escucharé comentarios que digan que soy un pendejo y que Reygadas es un chingón y que si no lo entiendo es porque mi cerebro está jodido por jugar tantos videojuegos, pero sólo si me argumentan muy, pero muy bien, que Reygadas es un chingón.

EGO SUM QUI SUM


martes, 22 de julio de 2008

La PROFEPA cumple con su deber... (¿?)


Como sabrán, compañeros, nuestra pobre Madre Tierra está a punto de hacer kaput por culpa de... ¡nosotros mismos!, porque la tratamos muy, pero muy mal. Pero si no quieren sentirse tan culpables, pueden echarle la bola a los políticos y empresarios, quienes de hecho dañan más a nuestro mundo hogar que varios de nosotros juntos.

Por suerte, existe un organismo encargado de vigilar que la gente no se pase de la raya: la PROFEPA, es decir, la Procuraduría de Federal de Protección al Ambiente. ¿Recuerdan quién es su nuevo procurador? Les refrescaré la memoria, aquí está su foto:






Sí, es Patricio. El que fue nuestro hábil gobernador y que hizo tantas graciosadas mientras dirigía el destino de Yucatán. Bueno, pues ahora este superhéroe es el encargado de ver que el medio ambiente no se vaya a la chingada. ¿Acaso no los hace sentir muy seguros?

En su última hazaña épica, este egregio equinodermo mandó a clausurar unas fortalezas del mal, unos hoteles que habían sido construidos, sin permisos y sin estudios de impacto ambiental, más allá de los límites de una reserva ecológica cerca de Tulum, Quintana Roo. Cumpliendo con su deber, la estrella de mar favorita del mundo, clausuró los negocios de estos villanos. ¡Ni Sireno-Man!

Pero, ¡oh, sorpresa! Una de las fortalezas del mal no fue afectada. Un hotel en medio de los demás hoteles, igualmente construido en una zona protegida, y que no contaba con los permisos necesarios ni estudios de impacto ambiental. ¿Por qué este hotel, llamado "La Bella Vita", no fue clausurado si también rompía la ley? Bueno, señores, la respuesta es que este hotel pertenece a los [redoble, por favor] BRIBIESCA SAHAGÚN.

Uno pensaría que un político corrupto sería menos descarado, pero ¿qué pueden esperar de un invertebrado que se arrastra por el suelo marino para comer moluscos? Para saber más, ver ECOLOGÍA PARA TARADOS.

sábado, 19 de julio de 2008

¡La Bruja de Blair contra Godzilla!

"Las películas de monstruos medianos son de terror. Las películas de monstruos gigantes son de acción. Si estamos viendo 'Alien', lo que esperamos es que el director cree una atmósfera de tensión y suspenso, y que los monstruos tengan súbitas apariciones furtivas, para sentirnos acechados. Si estamos viendo 'Godzilla', lo que queremos ver es a Godzilla pateando edificios, desbaratando al ejército japonés y, si se puede, luchando contra otro monstruo gigante. Precisamente por eso no me fio de que 'Cloverfield' sea una buena película; la técnica de pseudodocumental funciona para brujas y para zombies, pero no para un monstruo gigante. En realidad, las pelícuas de monstruos gigantes se acercan más a las de desastres que a las de terror."


Así pensaba yo antes de ver "Cloverfield". Esperaba que la película fuera un bodrio o que fuera aburrida o ambas cosas. Para mi sorpresa, "Cloverfield" resultó no estar nada mal. De hecho, la primera media hora de la peli (que en total no dura más de 70 minutos) es brillante.


Las películas de monstruos gigantes por lo regular están protagonizadas por militares y científicos que luchan por detener a la bestia. En este caso, el primer gran logro de la cinta es presentarnos personas comunes y corrientes en situaciones comunes y corrientes. Nada de ver a científicos trabajando con radiación cuando por accidente les cae una lagartija, ni a valientes y arrogantes capitanes del ejército americano elaborar un plan brillante para acabar con el monstruo.


En los primeros minutos de la película nos adentramos en la historia de un tipo X que tiene problemas con la chica a la que quiere, que acaba de conseguir un nuevo trabajo, etc... Está en su fiesta de despedida cuando de pronto ¡KATAPLUM! Empiezan las explosiones y los gritos, pasa gente corriendo, una sombra envuelve a la ciudad, y todo de inunda de un constante ruido sobrenatural que sólo nosotros los espectadores sabemos que es el rugido de la bestia. Toda esta primera secuencia es genial, uno siente el terror de los personajes que no saben lo que les está cayendo encima.


La estructura narrativa es interesante y novedosa para una película de monstruos. Todo está desde el punto de vista de una cámara casera que por casualidad captó los sucesos. Pero la cinta en la que se está grabando el asalto de la criatura tenía otra grabación. Así que por momentos, en esta novedosa forma de hacer flashback, vemos episodios anteriores de la vida de los protagonistas.


Peeero.... pasada la mitad, en mi opinión la película se cae. Los guionistas, que habían logrado hacerlo todo con originalidad, cayeron en un cliché de película de monstruos "Oh, no la chica se quedó en el área de desastre, debemos volver por ella". El director no pudo resistir la tentación de mostrar al monstruo, cuando era mucho mejor imaginarlo cada quien según su parecer. Antes de eso sólo eran rugidos, una sombra pasando por acá, una pata pisando por este lado. Pero cuando se muestra al monstruo se pierde la fantasía. Le quitan al espectador el derecho de imaginarse a la criatura como él o ella hubiera querido y le imponen su propia visión. Además, el monstruo es bastante feo. No es que dé miedo, es sólo feo, chafa. No hubo imaginación para crearlo. Es más, aquí está.


Por cierto, se ha creado todo un universo expandido alrededor de "Cloverfield" en el que se explican los orígenes y características del monstruo. Me parece chafa, porque lo mejor en una película así es no saber nada.


Con todo, "Cloverfield" tiene una gran cualidad: está película, de verdad, es como una atracción en un parque de diversiones. Sobre todo si estás pacheco. Dicen.

miércoles, 16 de julio de 2008

De churros prehistóricos

Hola, niños. Hoy vamos a aprender a cómo hacer churros prehistóricos buenos y churros prehistóricos malos. Los primeros se convertirán en clásicos del cine de serie B y serán admirados por cinéfilos frikis alrededor del mundo. Los otros serán olvidados, en el mejor de los casos.

Cómo hacer un buen churro prehistórico


  1. Asóciese con una productora cinematográfica, de preferencia británica, que haya marcado la historia del cine serie B y que se caracterice por hacer joyitas con poco presupuesto... digamos, la Hammer Films.


  2. Consígase a una de las mujeres más bellas de la época (y de todas), digamos Raquel Welch, y póngala en un bikini de piel.


  3. Sume a su chica un montón de cavernícolas (hombres y mujeres) caucásicos y atractivos, y si se puede, británicos.


  4. No deje que los cavernícolas hablen. Eso sería ridículo.


  5. Consígase a una leyenda de la animación cuadro por cuadro, alguien que haya dejado huella en la historia de la cinematografía, alguien que haya ganado decenas de premios, alguien que merezca ser llamado "mago del cine" y ser adorado de rodillas por un montón de nerds... Digamos, Ray Harryhausen.


  6. Hágalo construir y animar dinosaurios de arcilla.


  7. Aproveche que son los 60 y que nadie sabe que los dinosaurios se extinguieron antes de aparecieran los seres humanos, así que ponga a su chica en bikini en un ambiente jurásico y rodéela de peligrosas bestias. Cuantos más animales y más variados haya, mejor.


  8. Haga a los cavernícolas (bikinuda incluida) pelear contra los dinosaurios.


  9. No se detenga ahí. Haga a los dinosaurios pelear contra otros dinosaurios. Siendo que existían muchas variedades de lagartos prehistóricos, podrá mostrar luchas entre dinosaurios terrestres, monstruos marinos y pterosaurios voladores. Además de luchar entre sí, cada uno deberá tener la oportunidad de luchar contra uno o varios cavernícolas.


  10. Prosiga: no puede faltar una pelea entre apuestos cavernícolas, con garrotes (símbolos fálicos por excelencia) y toda la cosa.


  11. Pero si quiere complacer al público, dele lo que espera: una pelea de sexys chicas cavernícolas en bikini de piel.


  12. Para finalizar, escoja una fecha en la que ya se habían extinguido los dinosaurios y todavía no aparecían los homo sapiens. Digamos, hace un millón de años.

Resultado: "One Million Years BC"







Cómo hacer un mal churro prehistórico:


  1. Tome a un papanatas de la RFA (República Federal de Alemania, no Real Fuerza Aérea, que eso sería cool) que sueñe con ser gringo. Si ha hecho bodrios como "Día de la Independencia", "Godzilla" y "El Día Después de Mañana", mejor.


  2. Consígase a unos muchachos que no sean lo suficientemente atractivos como para atraer las miradas de la gente, pero que tampoco sepan actuar bien.


  3. Haga que los cavernícolas hablen. En inglés. Si no es lo suficientemente ridículo, déles un acento de europa oriental que no venga al caso. Y si puede, demuestre que no sabe narrar visualmente y ponga mucha voz en off.


  4. Consígase una compañía de efectos especiales que haga que los animales no se vean ni cerquita de reales que en Jurassic Park, que fue hecha 15 años antes.


  5. Como es el siglo XXI y la gente ya sabe que los dinosaurios se extinguieron antes de que hubiera personas, así que olvídese de ellos.


  6. De cualquier forma, la fauna cenozoica es muy rica en criaturas extravagantes. ¡Absténgase de usarlas! Límitese a mostrar tres animales, de preferencia que sean ñoños y estúpidos. Si uno de ellos se extinguió 2 millones de años antes de la historia que narra la cinta, mejor.


  7. Fusílese la trama de "Conan el Bárbaro" y algunos momentos y conceptos de "Apocalypto", "300" y otras similares. Agréguele mamuts.


  8. Limite la acción. Ponga muchas escenas cursis que nadie se crea. Añada teorías magufas sobre la construcción de las Pirámides, y revuélvalo todo con sus bastos conocimientos de geografía. Confíe en la ignorancia de su público.


Resultado: "10,000 BC"



¿Quedó claro?

Más sobre churros prehistóricos aquí.
Más sobre chicas cavernícolas en bikini de piel aquí.

lunes, 14 de julio de 2008

Modernización del Mal



Mientras tanto, en el Salón del Kapitalismo...

LUTHOR: ¡Orden, orden! La malvada Legión de los Kapitalistas entra en sesión. El tema de hoy: ¿cómo apropiarnos del petróleo de México?

GRODD: No quisiera ser aguafiestas, pero ¿petróleo? Existen nuevas tecnologías que nos permitirán tener nuevas fuentes de energía más viables y efectivas que el petróleo. Ponernos a buscar petróleo sería como tirarle piedras a Superman cuando tenemos cañones de kryptonita...

BRAINIAC: Así es como funciona Grodd: mientras exista petróleo, nosotros, los Malvados Kapitalistas hacemos que tenga valor, aunque a estas alturas de la vida podríamos prescindir de él. Pero como se vuelve valioso, nosotros nos enriquecemos.

LUTHOR: Exacto. Ahora, procedamos a hacer lo que sea necesario para quedarnos con el petróleo mexicano.

ACERTIJO: ¿Y cómo piensas lograr eso, Luthor?

LUTHOR: He formulado un plan al que he llamado [pam pam pam] MODERNIZACIÓN DEL MAL.

SINIESTRO: Explícate, Luthor.

LUTHOR: Es muy sencillo. Ustedes sabrán que mi compañía LexOil posee pozos petroleros en todo los países en los que se permite que un particular se enriqueza con recursos de una nación.

GRUNDY: Solomon Grundy también se enriquece con petróleo.

LUTHOR: Pues bien, ustedes sabrán que en México el petróleo no está privatizado y que no cualquiera puede hacerse con él. Así, en ese país, en vez de que un montón de empresarios sin escrúpulos se enriquezcan con el petróleo, un montón de funcionarios corruptos hacen de las suyas.

GRUNDY: Jajaja. Solomon Grundy ama a los funcionarios corruptos. Solomon Grundy ama a los empresarios sin escrúpulos.

LUTHOR: Lo que tenemos que hacer, entonces es lograr que en México se privatice el petróleo.

CHEETAH: Pero ¿cómo lograr privatissssar el petróleo en un paíssss con una tradissssión petrolera tan enraissssada, Lex?

LUTHOR: Simple: privatizamos sin privatizar.

ACERTIJO: Eso sí que es un acertijo.

LUTHOR: No la llamaremos privatización, sino modernización.

BRAINIAC: Perfecto, utilizar las palabras "modernidad" y "progreso" son de mis métodos favoritos para controlar las mentes de los mexicanos, juajuajuajuajua.

LUTHOR: La cosa es muy sencilla. Primero, hacemos que en México sea legal que el gobierno contrate empresas particulares para extraer el petróleo. Luego, cuando nuestras empresas extraigan ese petróleo se quedarán con una porcentaje tan alto que prácticamente todo el petróleo será nuestro. Jajajajajajaja

GRODD: Pero ¿cómo convenceremos a los mexicanos de que se trata de una modernización y no de una privatización, aunque sí lo sea?

LUTHOR: Para ello, contamos con las técnicas de control mental... Brainiac.

BRAINIAC: ¡Contemplad mis comerciales de TV! En el primero haremos un choro cursi y patriotero, con música conmovedora y que no plantee argumentos de verdad. Los que lo vean sólo tendrán que dejarse convencer.

GRUNDY: Solomon Grundy se deja convencer por música bonita. Solomon Grundy mira Televisa.

BRAINIAC: Mi segundo comercial acallará los argumentos de quienes señalen que sí se trata de una privatización. Dirá "Usted me contrata para meter cajas en la tienda, pero eso no me hará dueño de ella" Claro, si la analogía fuera correcta, el pago de ese muchacho por cargar las cajas sería quedarse con la mayoría de ellas. Pero no se preocupen: nadie reparará en ello.

GRUNDY: Solomon Grundy no entiende nada. Solomon Grundy estudió Administración de Empresas.

BRAINIAC: Un tercer comercial demostrará la importancia de "modernizar" la industria petrolera argumentando que la mayor parte del petróleo es importado.

GRODD: Momento, Brainiac. Aquí hay dos cuestiones. Uno: ¿Qué pasará si piensan que la industria sí se debe modernizar, pero no con capital extranjero?

BRAINIAC: ¡Ja! Tenemos la proverbial falta de autoestima de los mexicanos que piensan que no pueden hacer nada sin dinero y ayuda del extranjero. No te preocupes por eso.

GRODD: Dos: ¿Qué sucedería si los mexicanos reflexionan que los productos agrícolas también son en su mayoría importados? ¿No crees que empezarían a preguntarse porqué el gobierno no trata de modernizar el campo?

BRAINIAC: ¡Ja! Si un solo mexicano hace la relación, me comeré la tapa metálica de mi cráneo.

BLACK MANTHA: ¿Y no debemos temer la resistencia de activistas y ecologistas, como ese rubio al que me enfrento?

BRAINIAC: Para eso tango un plan. A los que se opongan a nuestros malvados propósitos los acusaremos de no querer el progreso del país. Y es en México es como acusar a alguien de bruja en la Edad Media. Juajuajuajuajua.

LUTHOR: Además, apelaremos al egoísmo de los mexicanos, sobornándolos con esta idea: podrán comprar bonos de petróleo por $100 pesos. Recuerden a cambio de ganar unos centavos más los mexicanos son capaces de dejar que todo el país sea tomado por Darkseid.

GRODD: Pero ¿no se darán cuenta los mexicanos de que con eso de los bonos es cierto que algunas personas de clase media podrán comprarlos, pero que los pobres no tendrán acceso a ellos y que además, permitirá a los ricos hacerse con miles y miles  de bonos y con ello hacerse aún más ricos?

LUTHOR: Todo es parte de nuestro plan. Y si se dan cuenta Brainiac les implantará un pensamiento que diga "Así son las cosas, ¿qué le vamos a hacer?"

GRODD: Vaya, veo que lo tienen todo muy bien pensado.

LUTHOR: Así es, mi simiesco amigo. Bien, con eso tenemos. Ahora ¡a trabajar! Llevemos a cabo la MODERNIZACIÓN DEL MAL

TODOS: Jajajajajajajajajajaja


miércoles, 9 de julio de 2008

Películas de Superhéroes: Una nueva era inicia en 2008

(Anterior)

Iron Man (2008)


¡Y llegamos al año en que inicia una nueva era! ¡Ni más ni menos que con uno de los héroes más cool de Marvel Comis (y mi personaje favorito del videojuego Marvel Superheroes): el Invencible Iron Man! Me empezó a latir esta peli cuando escuché que Robert Downey Jr. iba a ser Tony Stark. Me pareció una de esas pocas veces en las que el casting es simplemente perfecto. Me latió más al escuchar que la banda sonora incluía IronMan de Black Sabbath (que no tiene nada que ver con el Iron Man de Marvel, pero es muy chingona).


La película es estupenda, de lo mejor del cine de superhéroes del nuevo siglo. De sus predecesoras, creo que sólo es superada por Batman Begins y las dos primeras de X-Men. Downey Jr. dio una excelente actuación: él EES Tony Stark. Jeff Bridges es un actor que me gusta mucho e hizo un gran papel de villano. Y Gwyneth Paltrow.... bueno, Gyneth se veía muy bien.


Cumple con lo que tiene que tener una buena película de superhéroes: mucha acción, sorpresas y emociones. Uno simpatiza con los personajes (muy humanos) y se emociona con sus lances y peripecias. No le faltan esos disparates que hacen a los cómics tan encantadores, como el hecho de que CNN estuviera cubriendo en vivo una matanza perpretada por Al-Qaeda (digo, Los Diez Años, ustedes entienden).


Cuando empezó la película y los villanos eran unos talibanes, me dio mucha hueva, pues pensé que se trataría del típico churro patriotero, pero cuando la historia dio un giro y resultó que el verdadero malvado detrás de todo era el gringo-capitalista-malpedo, me encantó. Es cierto que la película se queda corta en la crítica a la política armamentista estadounidense y por momentos el sentido del humor toma prioridad sobre otros elementos de la trama. Pero ni pedo, es una superproducción de verano, y no se le puede pedir mucho.


Pero, independientemente de lo chingona que esté la película, debemos hablar de su importancia cultural, si es que esa palabra no les parece muy apocalíptica. Iron Man logró traer el mainstream a un personaje que era poco conocido fuera del cómic y convertirlo en uno de los más populares (algo que DC no ha logrado hasta ahora). Esto abrió la puerta para los demás personajes de Marvel, todos ellos que sólo los comiqueros conocían y que a partir de entonces empezaron a saltar a la pantalla grande (tendencia que llega hasta nuestros días, en que nos amenazan con una película de Howard the Duck).


Más importante aún, con Iron Man inicia un experimento inédito en la historia del cine: la de construir un universo ficticio coherente que se expandiera por varias películas (y ahora, hasta series de TV), y no solamente secuelas y spin-offs, sino todo un mundo cuya historia fuera narrada en diferentes momentos y desde diversos puntos de vista hasta que culminó con The Avengers (algo que DC tampoco ha podido hacer). Lo único malo: las secuelas de Iron Man fueron cada una peor que la anterior, pero de eso ya hablaremos después.



The Incredible Huk (2008)


La comparación con Hulk es inevitable. Creo que Hulk es una película muy poco comprendida que quizá pecaba de ser demasiado ambiciosa y pretenciosa. The Incredible Hulk tiene varias ventajas. En primer lugar, tiene un mejor reparto. Edward Norton como Bruce Banner es otro de esos casos de casting perfecto. Transmite a la perfección el dolor que significa ser el Hombre Increíble. William Hurt es un excelente Thunderbolt Ross y Tim Roth, como siempre, es un villanísimo villano. Y Liv Tyler.... bueno, Liv Tyler se ve muy bien. La otra ventaja es que la historia es más sencilla y quizá por ello más disfrutable.


El Hombre Increíble es una buena película de superhéroes. Está bien hecha, bien actuada y es entretenida. Pero creo que Hulk es muy superior... pero yo estoy loco, no me hagan caso. En fin, lo mejor de la película es que en esta película se confirma la existencia del Marvel Cinematic Universe al hacer una referencia velada al Capitán América y contar con la aparición de Tony Stark, quien dice "Estamos formando un grupo".


Ahora, la importancia cultural de esta película: El Hombre Increíble no es una continuación de Hulk. Lo que pasa es que como nadie entendió la original, decidieron reiniciar la serie desde el principio, para hacerla más del gusto del público en general. Por ello la peli está basada más en la clásica serie de TV de los ochenta que en el cómic, y de plano se olvida de la entrega anterior.


¿Por qué esto es importante? El Hombre Increíble inventó el reboot moderno. A lo largo de más de un siglo de historia del cine, ha sido común que cada cierto tiempo se produzcan nuevas adaptaciones cinematográficas de libros, cómics, series de TV o lo que sea. Por lo general, si la adaptación tenía éxito, se producían secuelas hasta que éstas dejaban de chambear (vean los casos de Superman y Batman) y entonces se concluía que el concepto ya no funcionaba y se le dejaba olvidado. Nuevas adaptaciones o reboots a la serie solían esperar una generación o por lo menos a la siguiente década. 


Pero con El Hombre Increíble los estudios se dieron cuenta de que si una adaptación no les funcionaba, o una serie les dejaba de funcionar tras algunas secuelas, podían hacer borrón y cuenta nueva, incluso sólo unos pocos años después del intento anterior. Eso está llevando a que nuestras pantallas de cine se llenen de los mismos títulos una y otra vez. Y es una de las tendencias que caracteriza la segunda etapa en la historia del cine de superhéroes.


Además de estos dos títulos de Marvel, hubo otro que definitivamente marcó el cambio en 2008. Pero ése es el tema de nuestra próxima entrada.


martes, 8 de julio de 2008

Mí reprobar aspañol?

Mientras estudiaba la carrera siempre hacía corajes (y no era el único) por la ignorancia de algunos compañeros de Comunicación en cuanto a redacción. En otras palabras, no sabían escribir. No conocían la ortografía, ni la gramática, ni la sintaxis. Sus textos, que entregaban como ensayos escolares, no tenían coherencia ni concordancia. Mis maestros se enfrentaban a diario con esta catástrofe y trataban, para su frustración, de corregirla.


Como maestro, me doy topes en la pared al ver que mis alumnos ni siquiera saben que los nombres propios se escriben con mayúscula (tuve un alumno llamado Adrián que ignoraba que su propio nombre se escribe con acento).


Cuando veo las publicaciones escritas, me parece increíble que salgan a luz textos con tantos y tan notorios errores de escritura y me pregunto cómo es posible que eso suceda y hacia dónde va un país que no sabe ni utilizar el principal idioma que habla.


Pero había un pensamiento que siempre me reconfortaba cuando me topaba con la ignorancia y estulticia de mis compatriotas: "Bleh, tendré menos competencia en el mercado laboral".


Así es. Ahora que ya nadie sabe escribir, se necesitan especialistas en escritura en las empresas editoriales. Así conseguí mi nuevo empleo, como redactor, en una empresa editorial local. Lo obtuve después de que mis nuevos patrones entrevistaron y descalificaron a varias personas, porque, como ellos mismos me dijeron "Ya nadie sabe escribir". Ahora, presto mis conocimientos y habilidades a quien los necesita y recibo una buena paga por ello, a diferencia de aquellos que como Rafa Górgori dicen:


"Mí reprobar aspañol? Ser imposible!"



miércoles, 2 de julio de 2008

Prohibición de la estupidez.

Después de mucho pensarlo, llegué a la conclusión de que el problema no son las drogas, ni su consumo, ni su comercialización. El problema y origen de todos los problemas que se le atribuyen a las drogas legales o ilegales es la estupidez.


Piénsese: es la estupidez la que hace que un joven, después de haber bebido como camello en un oasis, se suba a su cochecito y se aviente a la carretera a toda velocidad, con la lógica consecuencia de estamparse contra otro auto o, con mejor suerte, contra un objeto inanimado. De no haber sido afectado por estupidez, aquel jovencito o no se habría mamado sabiendo que tenía que manejar, o habría decidido no manejar después de haberse mamado.


Entonces, sugiero que en vez de prohibir las drogas, se prohíba la estupidez. Que en vez de perseguir a un montón de junkies, se persiga (y se rehabilite) a los estúpidos. Si la gente tratara su estupidez, ni siquiera habría que preocuparse por tratar la adicción que, es producto de la primera.


Si las personas no estuvieran afectadas de estupidez, sabrían cuánto consumo es recreativo y cuánto es dañino. No se les ocurriría conducir u operar maquinaria bajo el efecto de sustancias alterantes, ni consumirían cuando estuvieran tomando medicamentos o tuvieran alguna enfermedad que las drogas podrían agravar. Es más, sin estupidez, muchas sustancias ni siquiera serían consumidas y desaparecerían del mercado.


¡Por ello propongo hoy que se legalicen las drogas y se prohíba la estupidez!


Para profundizar más en el rollo de la estupidez, leed "El Elogio de la Estulticia" de Erasmo de Rotterdam, y para pensar más en el asunto de la legalización, checad la sección de este blog titulada Legalícenla.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails