jueves, 22 de enero de 2009

Breve historia de una era que ha quedado atrás

SEPTIEMBRE 2001: Ese día estaba tirado en cama, víctima de una atroz migraña de ésas que suelen atacarme de vez en cuando, y por lo tanto no fui a la escuela. Cerca del medio día, mi madre llegó a mi cuarto y me despertó con una frase que nunca olvidaré "Bombardearon Nueva York". Luego supe que no habían bombardeado, sino que habían sido dos aviones que se estrellaron contra las Torres Gemelas. Las imágenes de los avionazos se repetían cada cinco minutos. "America under attack" decía CNN. Luego se cayeron las torres. Sentí que estaba viendo una película de Godzilla. En ese entonces era un muchachito inconsciente y no pude dejar de pensar "Se lo merecen".


Pensé en una palabra que habíamos estudiado con mucho detenimiento en la clase de etimologías y que se repitió en mi cabeza como un eco: "Invulnerable". Mi madre estaba asustada, temía que la guerra pronto alcanzaría México y Mérida (y que los soldados llegarían a violarnos a mí y a mis hermanos). La maestra de sociología nos dijo que esto podría ser el inicio de la Tercera Guerra Mundial. Nos encargó hacer un encuesta entre nuestros condiscípulos. Dos opiniones constantes me sorprendieron: "¡Qué chingón, vamos a vivir la guerra!" y "Debemos ayudar a los Estados Unidos porque ellos siempre nos han apoyado".


Los chistes sobre el asunto no tardaron en llegar, se hicieron canciones y caricaturas. La gente empezó a interesarse por el mundo árabe y el Islam. Unas semanas después los nombres Osama Bin Laden y Al Qaeda eran conocidos por todo el mundo. Y después empezó la guerra. La vi en la tele, sentado, comiendo pizza.


MARZO 2003: En Roma, un millón de personas se reúnen para marchar en contra de las pretensiones de Estados Unidos de invadir Irak. Yo estaba ahí. Marché portando mi bandera por varios kilómetros, desde el medio día hasta que anocheció. De las ventanas y los balcones colgaban banderas multicolores con un lema que unía a todos los hombres, mujeres y niños que marchaban en Italia: "PAZ". Había música, carteles, botargas y títeres de Bush. Y muy buena vibra. Al final hubo un mítin y se leyeron varios discursos. Uno de ellos era de Marcos. Los europeos se deshicieron en vítores.


Creíamos que de verdad íbamos a poder evitar esta matanza, que había empezado una nueva era en la que toda la gente de la tierra estaba unida por un ideal de paz, que la guerra era cosa del pasado, que esta vez no podrían dejar de escuchar el reclamo de millones de seres humanos alrededor del mundo. "Podemos evitar esta guerra. Y si lo logramos, nada volverá a ser igual". Nos equivocamos. Unas semanas después empezaron los bombardeos sobre Bagdad, la ciudad de las Mil y Una Noches. Ese mismo día MTV Italia tuvo en su programación pura música antibélica. "Zombie" de Cranberries era la principal. Muy adecuada, le decía a los gringos una y otra vez: "It's in your head". Seguí el curso de la guerra por televisión.


Amanda, una amiga mía de Iowa llegó de visita poco después. Era mesera y me contó lo de las freedom fries. "No me extrañaría que todo el mundo nos atacara", me dijo, "No me extraña que Osama haya hecho lo que hizo".



NOVIEMBRE 2004: Le mandé un mensaje de celular a Mauricio "¿Qué hay hoy?". Me respondió "Si gana el Kerry, vamos por chelas". Pensé "No. Tiene que ganar Bush. La administración Bush no es más que el aspecto extremo del sistema que rige los Estados Unidos. Kerry sería regresar sólo a una postura más moderada del mismo sistema criminal y corrupto. No, Bush tiene que seguir ahí, hacer todo lo que piensa hacer para que el mundo y los EUA se den cuenta de que el problema no es sólo un hombre, sino el sistema que han construido". Ganó Bush. No fuimos por cervezas.



MAYO 2005: Los héroes cayeron, la libertad murió, fue el fin de la República y el principio del Imperio. De alguna manera Star Wars parecía reflejar la situación del mundo y el sentir de sus habitantes. Ese mes supe que iba a ser papá.


Meses después estaba con mi novia en un restaurante chino, en el cual sólo se veía un canal chino de televisión. No entendíamos nada, pero veíamos fuego y humo, bomberos y paramédicos, muertos y heridos en una estación del metro. "¿Están pasando otra vez lo de Madrid?" nos preguntamos, recordando el atentado terrorista que había ocurrido el año pasado. Cuando llegamos a nuestras casas supimos que habían atacado Londres.


MARZO 2007: A cuatro años del inicio de la guerra en Irak, Bush anunció que visitaría Mérida. Salimos a las calles a marchar y protestar, a demostrar nuestro repudio al genocida y nuestro rechazo al presidente lamebolas que lo recibía. Allí estaba yo, con pasamontañas y una pancarta que decía "Dejen de intervenir nuestros teléfonos. Aquí no hay patriot act." Fue un desmadre. Aunque había buena participación, muchos no sabían ni qué pedo con la protesta. No faltó quien empezara a mentar madres contra la iglesia; un grupo trató de invadir un McDonalds y un muchacho se robó un carrito de Walmart. Unos cantaron el himno nacional y agitaron las banderas frente a los soldados: "Éste es tu himno, ésta es tu bandera". Otros decían, "Esas banderas nos las impusieron" y "El único himno bueno es el zapatista". ¡Qué diferencia con las manifestaciones en Europa, en las que había orden, consenso y unión! El trece de marzo tuve una gripa terrible, me quedé dormido en mi casa. No estaba ahí cuando el gobierno soltó a los antimotines sobre los manifestantes. Hubo detenciones arbitrarias y torturas, como de costumbre. Y como de costumbre, la sociedad yucateca no nos bajó de revoltosos.


NOVIEMBRE 2008: Esa mañana les dije a mis alumnos, "Vean las elecciones de EUA en la tele. Va a ser histórico. No se lo pierdan, sena testigos de la historia". Contra todas las expectativas, Barack Hussein Obama ganaba la presidencia de los Estados Unidos de América. Mi novia y yo abrimos una botella de vino.



ENERO 2009: No vi la toma de posesión en vivo porque estaba trabajando. Se auguraba el inicio de una nueva era. Veremos qué pasa.

10 comentarios:

David Moreno dijo...

Exclente Recuento...

m. Isaac. V.R. dijo...

es una chingonería verdá?
estaba en un juego de copias que nos dieron en un taller de narrativa. Pero, chequé en la página de Gandhi y está disponible el libro en el que está ese cuento... y otros más:
http://gandhi.com.mx/index.cfm/id/Producto/dept/Libros/pid/88676

los publica acantilado.

Keith Coors dijo...

Quedó atrás, cierto.
¿Que sigue ahora?
¿Hacia donde vamos?
Hay que explorar el futuro, no sea que venga el 2012 con sus putanescas catástrofes mayas y nos agarre sin haber puesto nuestra propia profecía: "El 2012 será como...cualquier otro año"
Saludos desde la orilla del horizonte de sucesos.

Balam Mandos dijo...

Caray Keith, el 2012 es año electoral, ¿de verdad quieres que especulemos o mejor que nos caiga un meteoro o algo así?

Morocco dijo...

Ay, ke lindo cuento...
Hasta tiene final de ojitos de princesa Disney mirando a su príncipe moreno =)

Al chile yo ya me estoy hartando del Obama, le cuelgan unos superpoderes ke no trae (dice su mamá ke tampoco traía torta bajo el brazo como se cree y sólo es el hijo del papá, no de los midiclorianos y el Espíritu Santo)... Ni siquiera tiene una vergota tipo Mandingo (es mestizo, no negro, remember).

Pensar ke Obama será distinto sólo por ser morenazo es prejuicio. Y esa es una palabra muuuuy fea.

Ego sum qui sum dijo...

Ya lo había dicho antes, Obama no es el Salvador ni hay que esperar de él milagros, pero creo que por lo menos se merece el benefici de la duda.

Por lo pronto, ya prohibió las cárceles de la CIA y las torturas.

TORK dijo...

Decía Tomás Mojarro: "Tomen un globo terráqueo, pónganlo a girar y deténganlo con un dedo. Donde ese dedo señale, ese país seguramente tiene algo contra los gringos."

Moisés dijo...


los soldados llegarían a violarnos a mí y a mis hermanos


jaja me recuerda un dialogo que vi una vez aunque no recuerdo bien donde.

-Señor ¿por qué esta enfadado?, hicimos los que nos dijo, matamos a las mujeres y violamos a los hombres.

-¡Yo se los dije al revés!

-Ah...



Y después empezó la guerra. La vi en la tele, sentado, comiendo pizza.


La gran mayoría del mundo hace eso, incluso dentro de los militares no todos llegan a tener experiencia en combate.


I would venture to say that only a very small percentage really know what war is all about. By that I mean that of the millions … only the Infantry and certain attachments, such as tanks and TDs [tank destroyers], were ever close enough to hear a shot fired in anger. [...] It gets down to the man with the rifle who has to live in the ground … or any place he possibly can, then go without sleep for several days and get up and fight, hike, run, creep, or crawl 25 miles or so. During this time the echelons in rear of him move up in vehicles, get their night’s sleep and wait for him to advance again.


Frank Nisi, an infantryman with the Third Infantry Division, Second World War.

Maik Civeira dijo...

Yup, como dice este chavo:

http://www.cracked.com/article_19016_5-myths-about-military-you-believe-thanks-to-movies.html

Anónimo dijo...

estas de la verga

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails