jueves, 15 de enero de 2009

La Evolución Mexicana



Mi novia estudió Biología y, como sabrán, para el estudio de la biología moderna es FUNDAMENTAL el conocimiento cabal de la teoría darwiniana de la evolución. Es de imaginar que todo estudiante de biología estaría convencido de la evolución, así como todo estudiante de astronomía estaría convencido de que la tierra es redonda y gira alrededor del sol. Independiente de cuáles fueran las creencias religiosas de los estudiantes, las abrumadoras evidencias científicas serían suficientes para convencerlos. Si no, es que no tienen una mente científica, y si no la tienen, pues no deberían dedicarse a la ciencia.



Pus resulta que mi novia se enteró de que algunos de sus compañeros, de la religión que se autodenomina cristiana [religiones cristianas hay un rechingo, pero hay unos cristianos que se dicen ser cristianos como si los demás no lo fueran; voy a fundar mi secta en la que mis seguidores y yo seamos "humanos"], en fin, que algunos de sus compañeros cristianos, después de estudiar 4 años de biología en la UADY, no creen en la evolución, porque va en contra en de sus dogmas religiosos. Increíble, ¿no?






Simposio Darwin 2009


Aquí, un resumen de una nota aparecida en La Jornada:


En México la biología debe continuar con los esfuerzos por incorporar los principios evolutivos a su investigación, docencia y labor de divulgación, porque sólo cuando se haya completado “la revolución darwiniana”, es decir, cuando se haya logrado romper con el concepto antropocéntrico del universo, “podremos darnos cuenta de la importancia de sus aplicaciones en la vida diaria”, expresó Daniel Piñero Dalmau, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al inaugurar el simposio Darwin 09 en el anfiteatro Alfredo Barrera Marín, de la Facultad de Ciencias (FC).

Este encuentro, organizado por el laboratorio de microbiología de la FC, inauguró ayer, de manera extraoficial, actividades que se desarrollarán durante todo este año en la UNAM con motivo del bicentenario del natalicio del biólogo británico Charles Darwin y las celebraciones por los 150 años de la publicación de su obra: El origen de la especies.


Piñero Dalmau destacó la tardanza con que la evolución comenzó a formar parte de los planes de estudios. En la educación básica fue en 1997, en la media superior en 2006, y apenas en 1997 la materia de evolución fue obligatoria en la carrera de biología.


Destacó que la megabiodiversidad de nuestro país hace que México sea “un laboratorio prodigioso de la evolución”, por lo que las teorías darwinianas deben impulsarse más desde la investigación y la divulgación para que en los distintos sectores de la sociedad se conozca su trascendencia en la vida cotidiana y en los temas de actualidad, como el cambio climático o el uso de transgénicos.


Antonio Lazcano Araujo, director del laboratorio de microbiología y organizador de este simposio, abordó en su ponencia el tema de las religiones frente a la teoría evolucionista y, en particular, en el caso mexicano.


Aseguró que a diferencia de otros países, la enseñanza de la evolución biológica en México no encontró en sus inicios ni ahora ninguna oposición; sin embargo, subrayó, existen pocos centros de enseñanza superior donde se enseñe biología evolutiva; los planes de estudio son desiguales, no todos reflejan el avance de la biología evolutiva y no existe coordinación entre la enseñanza de esta última y las demás ciencias de la vida, como medicina, veterinaria, agronomía o antropología física.


En mi experiencia




Cuando llegué a hablarle a mis alumnos acerca del Porfiriato, fue necesario explicarles el darwinismo social (clave en la filosofía política del Porfiriato), pero resultó que mis alumnos tampoco sabían cómo funciona la evolución. En realidad, a ellos sólo se les había enseñado la frase "el hombre desciende del mono" y ya. Creían que eso era todo.


Claro, que si a un chavo le dicen que "el hombre viene del mono" así nada más, la frase tiene la misma fuerza y validez (menos aún, quizá) que "Dios creó al hombre". Se ha dicho una y otra vez: en la educación no sólo es necesario memorizar, sino comprender. Los alumnos deben comprender porqué se sabe que el hombre viene del mono, y cómo se dio ese proceso evolutivo y no decirle que se memorice ese lema de forma automática.


Cuando esudié la primaria un maestro nos dijo que la teoría de la evolución y el creacionismo son igualmente válidas, porque sólo son suposiciones. Que hasta que no llegue alguien con un mono y nos diga "mira, Ego, aquí está tu papá" o se presente Dios y cree a un hombre delante de todos, ambas son igual de válidas. Por supuesto, crecí y me di cuenta de que esto es puro bantha poodoo.


Lo importante es explicar a los alumnos cómo funciona la evolución, las pruebas que hay de ella y, en fin, todo lo que se sabe al respecto. Por tanto, tuve que explicarle a mis alumnos la selección natural y todo eso. No debería haberlo hecho yo, ya deberían haberlo entendido en su clase de biología. Pero ya ven cómo está la cosa en este país.


5 comentarios:

Raúl H. Pérez dijo...

Hace rato que quiero hacer un artículo al respecto: atéos en internet, la evolución, blogs escépticos...

Saludos, Mike.

Ego sum qui sum dijo...

Bah, pos sí me equivoqué con la operación enterior, eso de los ceros me mareó, como con lo del nuevo peso. Chale.

m.Isaac.V.R. dijo...

¿se pueden artículos sobre pedido?
algo sobre Watchmen, lo ando leyendo porque vi el trailer.

Balam Mandos dijo...

Bueno, la evolución es un paradigma, y como tal es una manera de ayudar a explicar la realidad en que vivimos. Si es cierto que hay evidencias de la evolución como la plantea el neodarwinismo (que toma la mutación genética como origen de los cambios de una especie a otra) pero también es cierto que la evolución aun no logra explicar ni el origen de la vida ni la selección natural acaba por demostrar la teoría de la evolución. Es un paradigma al fin y al cabo, una base teórica fundamental para la generación y sustentación de conocimiento subsecuente, no un hecho demostrado, y pienso que ahí caes casi en el mismo dogma que intentas refutar.

Desde que iba en primaria conocí la teoría Neodarwinista, me sorprende incluso el retraso bárbaro que muestran no solo tus alumnos, si no miles de personas en diversos países donde aun esta teoría no esta en los planes de estudio; por que seamos sensatos, hay mayor evidencia cientifica de la evolución que de la creación divina, que mas bien se mantienen no por evidencias a favor, si no por falta de MAS evidencias en su contra.

En conclusión a este choro mareador de acá arriba, solo me resta decir, a modo de resumen, que la evolución no es ni una creencia ni un hecho demostrado, es una teoría sustentada por evidencias de gran credibilidad cientifica y que es la base de gran cantidad de conocimiento científico y tecnológico. Aun así, cuando exista un modelo mejor calificado para explicar el desarrollo de la vida, será remplazada.

Ego sum qui sum dijo...

Watchmen, como cualquier cosa hecha por Alan Moore es una piola. Tengo entendido que están teniendo problemas para estrenar la película por cuestiones de copyright. Parece ser que la Warner está actuando como el supervillano de esta historia.

Para hablar de Watchmen, creo que Raúl está mejor calificado que yo, que sólo la he leído una vez, para hablar de esta supernovela gráfica. Así que, de nuevo, le paso la bola a él.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails