martes, 10 de marzo de 2009

Quis custodiet ipsos custodes?

O lo que es lo mismo, ¿quién vigila a los vigilantes?




El fin de semana pasado se estrenó en las salas de Mérida una película esperada por muchos y temida por muchos otros y de la que la mayoría no sabía ni qué pedo. Se trata de Watchmen. Como saben, Watchmen está basada en la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons, que tiene el mismo título y que está considerada por muchos como el mejor cómic de superhéroes de la historia.


Watchmen (la novela gráfica), junto con Dark Knight Returns de Frank Miller, inició la llamada Era Moderna del mundo de los cómics. Sucedió que, en los 80 los chavos que leían cómics de superhéroes ya habían crecido. Pero a diferencia de las generaciones anteriores, estos nerds no dijeron: "Ya estoy muy grande para estos cuentecitos" sino "Ya crecí: quiero que mis cómics crezcan conmigo". Como muchos escritores del medio habían sido fans de hueso colorado, y por tanto tenían esta misma inquietud, sucedió que los cómics dieron el salto a la madurez.


Watchmen es una novela compleja, con personajes ricos y tramas, subtramas y recontratramas muy elaboradas (coño, hasta el cómic que lee el niño del estanquillo por el que pasa el psiquiatra de Rorschac tiene su propia historia... y es una verga). Los personajes son los más complejos y profundos que había dado hasta entonces el género, con personalidades atribuladas, casi a la locura, pero también con muchos rasgos que los redimen, todo lo cual los distingue de los acartonados justicieros enmascarados de esos tiempos.


Pero no voy a hablar del cómic. Ahí que lo lean los que no lo hayan leído. Voy a hablar de la peli. Y diré que me encantó. Aclaro que no soy purista del cómic y que creo que una adaptación cinematográfica de una obra tiene derecho a buscar su propia identidad, porque al fin y al cabo, el realizador de la película es un artista individual y distinto al que hizo el cómic. Así que es posible que Watchmen no les guste a los puristas más mamones, a pesar de que es la película basada en un cómic que resulta más fiel a la obra original.


Así es: Watchmen es tan fiel al cómic que algunos críticos incluso han señalado que no tiene su identidad propia y es sólo como si el director se hubiera limitado a animar la novela gráfica. Creo que es una exageración. El director Zack Snyder tenía un material muy complejo a partir del cual trabajar y lo hizo admirablemente. Creo que la película es lo suficientemente fiel al cómic como para ser su digna adaptación, y que al mismo tiempo se sostiene por sí misma la mayor parte del tiempo.


Los diálogos y los cuadros son idénticos a los de la novela gráfica. Pero no todo podía ser tal cual verbatim. De entrada, Snyder le metió mucha más acción de la que tiene el cómic, pero no lo hizo inventando secuencias de acción que no estaban ahí, sino prolongando y detallando las peleas que ya existían. A mí me parece bien. La secuencia inicial, que resume la historia de los superhéroes y cómo su presencia en esta realidad había afectado la historia de la humanidad, me pareció brillante. Hay algunos cambios en cuanto a los detalles de la conspiración que investigan los Watchmen, pero supongo que esto se hizo para evitar meter más subtramas, y es una concesión que no condeno. Lo único que no me gustó fue el actor que hace de Ozymandias. Yo me lo imaginaba más bien como un Robert Redford en sus cuarentas, y pusieron a un pinche emo. Lo demás está bien.


La dirección de Snyder es buena en las secuencias de acción, que es realmente lo suyo. Las actuaciones son muy convincentes, sobre todo la de Jackie Earle Haley, quien hizo el papel Rorschac, uno de los personajes favoritos de las masas. Es una película violenta, cruda y oscura, como debía serlo. Quien se espere mucha acción, explosiones y una trama sencilla, saldrá decepcionado. Tampoco creo que todo el público sea capaz de entender todas las referencias a la historia, a la política y a la cultura. No es una película para todo el mundo, sino para personas con gustos muy específicos (geeks, pues).


Esta película desató una gran polémica entre los fans. Algunos la aman y otros la detestan. Es cierto que hubo decisiones desafortunadas por parte de los realizadores: el soundtrack, sobre todo, también secuencias de pelea innecesariamente largas y algunos momentos que no se trasladaron bien del cómic a la pantalla grande y quedaron ñoños. Creo que es uno de esos casos en los que, para unos, los defectos de una película no alcanzan a socavar sus cualidades, mientras para los otros, sus cualidades no alcanzan a compensar sus defectos. Lo que sea de cada quien.


He visto cómo a lo largo de este nuevo siglo el cine de superhéroes ha pasado por varias etapas. Yo sospeché que el género sufriría el mismo destino que las películas clásicas de horror de Universal: las primeras seis no son sólo buenas, sino que son clásicos; las demás no sólo son malas, sino que son basura. Así, empezamos bien con X-Men, Spider-Man y Hellboy, y a mediados de la década se aparecieron bodrios como Catwoman, Fantastic Four, Punisher y un largo y lamentable etcétera.


Así, creo que películas como The Dark Knight y Iron Man el año pasado y Watchmen este año elevarían el estándar en el cine de superhéroes, por lo menos durante algún tiempo, hasta que iniciare una nueva etapa en la que las pelis de encapotados se volverían rutinarias. Quizá los superhéroes del cine llegaron a su madurez por esos años, tal como sus contrapartes de las viñetas lo hicieron en los 80. Curioso, son Batman y los Watchmen los responsables de este nuevo salto.




6 comentarios:

m.Isaac.V.R. dijo...

de acuerdo. No quería dar juicio de valor, pero estoy de acuerdo. Soma (alter ego de Tatto) dijo que no le gustó y que la banda sonora estaba fuera de lugar, a mi me pareció fantástica la banda sonora (además de toda la película).
Sin embargo el final...

¿qué es el final de Watchmen sin el diálogo entre Dr. Manhattan y Ozymandias?
¡¡por Dios hasta Junot Díaz cita esas viñetas en su novela!!
Claro, todo se compensa con pezones y madrazos. (aunque hubiera preferido menos sangre)

Raúl H. Pérez dijo...

Les contesto esta semana.

Mauricio Metri Ojeda dijo...

Completamente de acuerdo, junto con "The Dark Night", esta es una de las mejores películas de superhéroes que se han hecho.

Nunca había escuchado del cómic (en realidad no se mucho de cómics jeje), veré que encuentro del cómic por ahí.

Soma dijo...

En primera, las rolas que usaron son chidas pero demasiado trilladas. Dylan, Philip Glass, Nena, Joplin, Hendrix y demás están demasiado presentes en el imaginario colectivo. Pudieron haber usaod música original o diferente, ya que todas las anteriores han sido usadas en mil y un películas.
Hubo escenas de peleas demasiado largas, algunas de ellas ridículas. Los héroes parecían tener poderes cuando en realidad solo Dr. Manhattan los tiene. Si bien el actor que personificó a Rorschach hizo un buen trabajo, Ozymandias, Silk Spectre, Nite Howl fueron pobremente representados, por actores que se vieron planos y carentes de profundidad.
Los efectos son alucinantes y la película tiene buenos momentos, pero en general es bastante irregular, sobre todo al principio y en el desenlace. Es uan fantasía hecha realidad ver Watchmen en cine; sin embargo, hay que juzgarla extrictamente por su calidad cinematográfica, y no por ser fan del cómic. Insisto en que no fue buena, y que a la sazón será bastante olvidable.
En cambio, si pudieron ver The Spirit, de Frank Miller, valdría la pena discurrir sobre ella...

Ego sum qui sum dijo...

De acuerdo con lo del sountrack. Alguna veces era acertado y otras veces bastante raro.

No me molestan las escenas de pelea. Yo las disfruto mucho. Creo que la secuencia de acción está menospreciada como parte del arte cinematográfico. Las habilidades de los héroes son representadas como humanas, pero al extremo, lo cual también me parece muy bien. (De otra forma no puedes creer que sean superhéroes).

Yo no sentí la falta de profundidad de los personajes de la que tanto habla la gente, pero bien puede ser que estuviera demasiado alucinado para fijarme en esos detalles. Creo que Rorschac y Dr Manhattan lo hicieron muy bien.

Como Spirit la estrenaron el fin de semana pasado, y ya la quitaron, ni chance tuve de verla, aunque leí que es muy mala e infiel al cómic.

wilberth herrera dijo...

Estoy deacuerdo contigo, señor. Esto es una buena crítica. No porque te haya gustado sino porque los fundamentos son correctos. A la mierda los puristas!!!

Un saludo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails