jueves, 26 de marzo de 2009

Superman pudo haber sido mucho peor

ATENCIÓN: EL SIGUIENTE ARTÍCULO CONTIENE UNA ALTA DOSIS DE INCORRECCIÓN POLÍTICA. GENTE SENSIBLE, NO LEERLO



Me encontraba leyendo el artículo de Wikipedia sobre Superman Returns (mi opinión aquí), para ver si podía descubrir porqué había sido taaan mala, y me topé con que en realidad, pudo haber sido mucho peor, de haber quedado a merced del productor Jon Peters. ¿Quién es Jon Peters? Bien, Jon Peters solía ser el estilista de Barbra Straisand y de pronto se volvió productor de cine en Warner Brothers. Ahora bien, como verán a continuación, tengo todos los motivos para guardarle rencor a ese señor, pues por su culpa no ha salido una buena película en 30 años, y eso me lo tomo como afrenta personal. De modo que perdónenme si me encabrono y de pronto lo llamo "pinche judío puto".

 Antes de que comiencen a atacarme de antisemita y homofóbico, debo decir que no soy ninguna de las dos cosas. No les voy a salir con aquello de "algunos de mis mejores amigos son..." porque quizá no me lo creerían, pero confíen en mí. Si llamo a Jon Peters "pinche judío puto" no es porque mi problema con él no es que sea hebreo u homosexual, obviamente, sino que, coño, ha arruinado a Superman por décadas y de alguna forma tengo que dejarlo salir y no siempre soy tan maduro.



Pues bien, Warner Brothers le encargó a Jon Peters la producción de una nueva película de Superman tras el éxito de La Muerte de Superman en los cómics (¡eso fue en 1992!). Desde ese momento el proyecto se vio en un "infierno de producción" que impidió que saliera adelante. Un momento crítico del desarrollo de este proyecto fue cuando Tim Burton iba a dirigirlo con Nicolas Cage en el papel principal. Hágame usted el cabrón favor. ¿El feo (y mal actor) Nicolas Cage como Superman? ¿Tim Burton dirigiendo a Superman? No, no, no. De ahí sólo podía venir algo muy malo. Por suerte, Tim Burton se peleó con los estudios y los mandó a chingar a su madre. Vamos, a mí me encanta Tim Burton, pero no era el indicado para este proyecto, que le habría dado en la madre tanto a él como a Superman.


Luego llegó Kevin Smith, brillante guonista de cómics y hacedor de películas geek simpatiquísimas. Jon Peters instruyó a Smith para que en en el guión se deshiciera de la mayor parte de los personajes icónicos de Superman, que Supes no volara ni tuviera su traje característico, que Sean Penn interpretara al héroe, que Superman luchara contra una araña gigante, que Brainiac, interpretado por Jim Carrey, tuviera un patiño robot con voz gay (tipo C-3PO); que Brainiac peleara contra dos osos polares, que Lex Luthor tuviera un perro espacial que pudiera venderse en las cajitas felices de McDonalds y, bueno, ese tipo de cosas que sólo ese cabrón podría querer en una película. Kevin Smith, finalmente, se alejó del proyecto.


Otra de las cosas que Peters quería era que Jimmy Olsen fuera gay y/o negro, y que Lois Lane fuera negra también. Quizá algunos piensen "Ay, que revolucionario e innovador", pero en realidad, cuando los productores de Hollywood hacen este tipo de cosas no es porque piensen que ha llegado el momento de ser más abiertos, sino porque quieren atraer a minorías a consumir sus productos. Es decir, es pura hipocresía mercantil.


Seguro cuando ven películas comerciales con muchos efectos especiales, ustedes piensan que a los productores de Hollywood sólo les interesa vender sus películas y nunca hacer cine de calidad. ¡Están equivocados! Bueno, están en lo cierto en cuanto a que los productores no quieren hacer cine de calidad, pero se equivocan si piensan que ellos sólo quieren vender la película. De hecho, a los productores no les interesa tanto lo que gane la película en taquilla, pues ésa no es su principal fuente de ingreso. Los estudios ganan más de la mercancía: juguetes, ropa, platos y cualquier pendejada que se les pueda ocurrir. Para los productores e inversionistas la película no es más que un gran anuncio comercial para promocionar la merchandise, por eso es para ellos importante que cada puto aspecto de la película pueda ser vendido en una cajita feliz. Ésa fue otra de las razones por las que el proyecto se retrasaba más y más.


¿Conocen la historia del primer productor de Hollywood? Raúl me la contó: llegó con su esposa, muy emocionado porque acababa de asistir por primera vez al cine y exclamó: "¡Acabo de encontrar el negocio perfecto! ¡La gente paga antes de que le den el producto y no piden su dinero si el producto no les satisface!" ¿Ven? El futuro productor no dijo "¡Acabo de encontrar una maravillosa forma de expresión artística!" o "¡Acabo de encontrar un espectáculo genial!". Él sólo pudo concebir lo que su cerebro de productor de Hollywood le permitía y así se convirtió en el primer productor de la historia. [Historia completamente recontada de oídas; no se la crean si no quieren.]


Ahora volvamos a nuestro Jon Peters, después de muchas vueltas, encontró a Brian Synger, quien estaría encantado de dirigir la película. No puedo dejar de pensar que, al lado de lo que pudo haber sido por causa de Peters, la película de Synger es en realidad muy buena. Claro, fue un fracaso en taquilla y no vendío muchas cajitas felices, lo que molestó mucho al judío puto, quien, para castigar a Synger, le recortó el presupuesto para la siguiente película.


La buena noticia es que Synger ha prometido que la próxima película de Superman será mucho mejor y confío en el talento de Synger para redimirse y escapar de la influencia del judío puto. Le deseamos mucha suerte.

NOTA DE 2014: Bueno, ahora sabemos que John Peters fue despedido y cambiado por Christopher Nolan, y que Bryan Synger fue sustituido por Zack Snyder para hacer "Man of Steel". En fin, ni hablar...


4 comentarios:

marichuy dijo...

"Para los productores judíos la película no es más que un gran anuncio comercial para promocionar la merchandise, por eso es para ellos importante que cada puto aspecto de la película pueda ser vendido en una cajita feliz."

O sea que son como los mercaderes de McDonald's?

Como soy alguito amargueta, el Superman siempre se me ha hecho medio ñoño; prefiero al Batman, por oscuro.

Saludos

Joaquín Peón Iñiguez dijo...

jajajaja si esto fuera facebook pondría una manita aprovadora, que bueno que te quedaste ese día... salucita

Balam Mandos dijo...

@marichuy: naaa... batman se reduce a esto:

http://img525.imageshack.us/img525/7092/batmansegunaragones.jpg

Sergio Aragones ha sido quien mejor lo ha retratado.

Alvaro Murga dijo...

Por suerte para todos al final Singer se alejó del proyecto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails