lunes, 13 de abril de 2009

Héroes nacionales

Seguramente han visto en televisión los nuevos anuncios que informan que los hijos de todos los militares en activo recibirán becas completas para pagar su educación, porque los militares son héroes que arriesgas sus vidas todos los días para salvarnos del narco.



Es muy interesante lo que pretende el gobierno de Calderón estos días en los que el ejército está tan desprestigiado. En estos anuncios, los soldados son presentados como verdaderos héroes de los que dependen la integridad y seguridad del país, y a los cuales todos debemos estar agradecidos. La música emotiva no se hace extrañar en un discurso que coloca a las fuerzas armadas como pilares de la nación mexicana y que recuerda a discursos fascistoides.

Ahora bien, ¿para quién está dirigida esta publicidad? Ciertamente, las personas que han sido víctimas de abuso y vejaciones por parte del ejército no van a creérsela. Las familias de los estados en los que se permite que miembros del ejército entren a catear las casas sin necesidad de una orden judicial y que han sufrido que los soldados entren en sus residencias y se lleven sus cosas, tampoco se lo van a creer. Los muchachos que han sido golpeados e insultados por soldados sólo por el delito de andar pandrosos, no se lo van a creer. Y finalmente, la familia de Gabriela Arzate, la mujer embarazada que fue muerta a tiros por soldados, no se lo van a creer.

Y es que cada vez más personas han sufrido o conocen a alguien que haya sufrido de un abuso por parte de las fuerzas armadas. ¿Para quién, entonces, es esta publicidad? ¿A quién creen que engañan? Pues como toda la propaganda del régimen calderonista, ésta va dirigida al propio régimen, que cree que si se dice a sí mismo una y otra vez que las cosas están de maravilla, lo estarán.

Claro, tienen a algunas personas de su lado, gente a la que no le ha tocado vivir las injusticias, personas que piensan que si alguien sufre un abuso por parte de la autoridad, es porque se trata de un revoltoso que se lo merece. Se trata de gente que cree que hablar mal del gobierno es traición a la patria, que no se debe hablar de la crisis porque eso es como invocarla y que decir que la guerra contra el narco se está perdiendo es como desear que se pierda, y por tanto, traición a la patra otra vez. Son personas que creen que señalar la corrupción en las fuerzas armadas es igual a ser marihuano, lopezobradorista, subversivo y amante de las FARC. En fin, gente estúpida.

Por otro lado, está el hecho de que se ofrecen becas a los hijos de los militares en activo. ¿No es la educación pública la suficientemente buena para los militares? ¿Por qué a ellos se les pagará educación privada mientras los demás tenemos que soportar paupérrimos estándares de calidad o trabajar como burros para obtener un servicio ligeramente mejor? ¿Será una forma de sobornar a los soldados para que no se pasen a las filas enemigas? Porque no hay que olvidar que los grupos armados del narco están formados por gente que proviene de las heroicas filas del ejército nacional.



Ahora bien, creo que es un error de mentes simples el suponer que todos los soldados, como todos los policías o todos los políticos y todos los sacerdotes, son corruptos. En mi experiencia, he aprendido que independientemente de la profesión, oficio, cultura, inteligencia, religión, edad, extracción social, sexo, raza, orientación sexual, nacionalidad, ideología, talento, etcétera, de una persona, ésta puede ser un excelente ser humano o una mierda, con todos niveles intermedios. El problema es que si un sastre o un carpintero son una mierda, no pasa gran cosa. En cambio si a un mierda de persona se le da un arma y el permiso de hacer con ella lo que le da la gana, pues tenemos un gran problema.

Sin duda en el ejército mexicano hay muchísima gente honesta y valiente, verdaderos héroes. Pero ni toda la publicidad calderonista podrá opacar las acciones que cometen los mierda empistolados que nos tienen por un cojón (del otro cojón nos tiene el narco).

Y hablando de las hazañas de nuestros héroes, no dejen de leer esto.

5 comentarios:

Antonio dijo...

El problema es que este gobierno ya ridió la plaza en lo que a la educación pública se refiere: le entregó la SEP al sindicato y no va a mover un dedo para resolver los problemas de la educación (y las consecuencias las estamos viviendo).

Este sexenio es para resolver el problema de la seguridad pública. Si queremos que arregle lo de la educación tenemos que reelegirlo. Por eso los soldados y las clases altas van a tener la alternativa de meter a sus hijos a escuelas privadas.

Un Abrazo.

Kyuuketsuki dijo...

Como siempre, el problema es que en este país la gente es de memoria corta: no sé como carajos pueden proclamar a barruntos que el ejército es la única institución "confiable"; existiendo el bonito antecedente del 68, la liga 2 de octubre, las masacres contra zapatistas y otras bellezas.

Pusiste el dedo en la llaga. Los grupos de narcotraficantes están atestados de desertores. Solución para el gobierno: darles más licencias. Chale

malenuschka dijo...

También en Argentina sufrimos de mala memoria y lo que es peor, somos adictos a los espejos de humo. Todavía estamos persiguiendo al gran bonete para encarcelarlo. Adentro, que la fiesta sigue.

PD. sorprendentes (o no?) los comentarios de la nota en liga (anonimos, que encanto!) que dicen que esto duele a los subversivos, narcos y farc.

Srta. Maquiavélica dijo...

hola aqui leyendo tu blog y me gusto la manera q escribes de todo un poco hasta incluyendo politica.... falta mucho para q en México se pueda decir verdaderamente el significado de politica y no lo q piensa el gobierno q es politica...
besos

Balam Mandos dijo...

"Ahora bien, creo que es un error de mentes simples el suponer que todos los soldados, como todos los policías o todos los políticos y todos los sacerdotes, son corruptos."

Mmmm, mira, aquí hay que aclarar algo que a lo mejor no esta muy en voga hoy, pero tiene que ver con el lavado de cerebro que le ponen a todo aspirante o militar novel, es decir, simple raso... Puedo entender que no todos los militares y policías nos van a disparar por la razón que sea, pero no conozco uno, que valla a evitar que el otro te dispare, seria como una traición esa falta de complicidad, los que nos lleva a que el cuerpo militar y policíaco es totalmente corrupto e inservible para su función primordial.

Aseveran que matar indígenas es hacer patria, que la gente debe vivir como el presidente diga (ah chinga, pero si no es rey, es presidente...) y que los que luchan por sus derechos son poco menos que traidores, revoltosos que no merecen vivir en paz.

Y así hay mil ejemplos, podría decir que conozco esta realidad de primera mano.

Conclusión: Tanto peca el que mata a la vaca, como el que le agarra la pata. No se engañen, las vacas somos nosotros.

Esto mismo provoca que no exista una solución sencilla para el país, y es un factor determinante de que méxico nunca vera una revolución social, intelectual, económica y cultural por ninguna vía.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails