viernes, 22 de mayo de 2009

Hay que darles mierda, muchacho

NOTA DE MUCHO DESPUÉS: Dejé de trabajar en ese lugar en 2009. En retrospectiva, puedo decir que ese jefe era todo un cretino.


No diré en dónde trabajo, por aquello de las moscas, pero les puedo decir que trabajo en una editorial, en donde he recibido algunas decepciones muy feas. "Hay que darles mierda" parece ser la consigna.


Mi jefe no es un mal tipo, pero convencido que para triunfar en este mundo hay que vender mierda, porque eso es lo que quiere la gente: mierda. En la publicación noticiosa que maneja la empresa, mi jefe me dice a veces que de plano me fusile las noticias y que si no, "ponga de mi cosecha". Es decir, que mienta. En otras ocasiones, mi jefe edita las notas que redacto y les da un nuevo título para hacerlas más amarillistas. "Total, no somos el New York Times". En una revista turística hubo que poner un artículo sobre la Profecía del 2012 "La profecía que tiene en jaque a los científicos". Le dije que no se valía poner algo así, pues ningún científico del mundo se preocupa por esas cosas. "Total, no somos la revista Science...", me respondió.


Es una actitud muy mexicana y mediocre la de que "ya que no somos chingones, no tenemos que hacer las cosas bien". No es el ser chingones lo que nos permite hacer las cosas bien, es hacer las cosas bien lo que nos hace chingones, digo yo. ¿Por ser una empresa pequeña y modesta no debemos dar contenido de calidad en nuestras publicaciones?


En ocasiones he tenido que entrevistar a políticos. Mi jefe hace hincapié en que les pregunte cosas como "¿Cuál es su color favorito?" y "¿Qué apodo le decían cuando era chiquito?". "No les preguntes de política. Eso no le interesa a la gente".


Lo que me entristece es que mi jefe piensa que eso del 2012 es una vacilada, sabe que el noticioso es amarillista y opina que los políticos no sirven para nada, pero considera que para vender las publicaciones a las personas, hay que ofrecerles mierda, porque eso es lo que quieren. "En este mundo tienes que pensar en vender. Si escribes una novela, nadie te la va a comprar... Alguna día ya te cobraré este consejo".


Es triste porque ésa es la mentalidad de prácticamente cualquier comerciante de medios en el país, desde Azcárraga que decía que él hacía televisión para jodidos, hasta la televisora más pioja de provincia. Saben que hacen basura y eso es lo que le dan al público. Y así se vuelve un círculo vicioso: los medios ofrecen basura, los mexicanos se acostumbran a ella, los medios se esfuerzan menos y ofrecen basura aún peor, los mexicanos se acostumbran a ella... así hasta el infinito.


No es que la empresa en la que trabajo haga pura basura. Por el contrario, de hecho, en general las publicaciones, con excepción de una a la que detesto, son buenas para lo que son. Lo que me entristece es la actitud que se toma a veces de que no hay que hacer las cosas bien. Me entristece porque el señor no es un completo paleto, pero por otro lado se porta como un imbécil que piensa que no se debe tratar de acostumbrar al público a recibir algo mejor, sino sólo darle la mierda a la que está habituado. Me entristece que un hombre inteligente y leído como él piense que las publicaciones culturales son una pérdida de tiempo porque nadie las compra. "Tienes que cambiar tu mentalidad y pensar en vender", me dice.


Y eso no se queda en nada más publicar contenidos de poca o nula calidad. A veces, de plano se porta de manera inmoral. En una ocasión tuve que redactar una nota sobre cómo los ejidatarios de Tulum habían sido estafados por el gobierno, que les dio menos dinero del prometido por sus terrenos para la construcción de un aeropuerto. Mi jefe editó la nota cambiando por completo el significado: omitió el hecho de que los ejidatarios habían recibido menos dinero del prometido y lo hizo parecer como si la cantidad que sí recibieron fuera muy grande, y que todos estaban muy agradecidos.


"Hay que darles mierda, muchacho". ¿No es eso muy triste?

14 comentarios:

Raúl H. Pérez dijo...

Esa es la triste realidad en la que vivimos no sólo en México sino en muchas partes del mundo en cuanto a los medios.

La cuestión es muy simple, si hay ocasiones en la que las personas piden mierda es porque eso les han proporcionado, no conocen (al no tener) otras opciones.

Saludos. Mike.

Rodrigo dijo...

Sin embargo, algunas de esas revistillas miarderas, como la que dirige Jose Luis "Depreciado", escriben pura mierda y además la anuncian en radio fórmula.
De lo poco que he investigado de esas revistuchas poco objetivas que solo escriben mamadas para "vender", pues tampoco se venden tanto. Su estrategia es vender publicidad del gobierno, o sea, no le apuestan a vender todos sus ejemplares (Caros y patéticos, si bien los lee alguien que vaya a cagar a sanborns y se agarre uno para mientras y después lo regrese al estante).
¿es el caso de la editorial donde laboras? Checa si el ingreso por venta de publicidad de gobierno dele stado y del municipio es mayor a las ventas de la revista, aunque a decir verdad con el internet, la industria editorial va a morir a corto plazo al igual que la discográfica y la prensa escrita.
Yo prefiero leer buenos blogs en vez de las revistillas marrulleras.
salu2

Omega Rodo dijo...

Pero que vinó primero ¿los contenidos mierdas o el público mierda que los consume?, un misterio misterioso

Balam Mandos dijo...

No se, pero de que la mierda vende, vende. Al parecer en México los contenidos de calidad los regalamos entre nosotros...

"Vende mierda, regala calidad."

Frodou dijo...

creo que es algo comun, seguimos en ideas de comunicacion de la escuela de frankfurd donde se tiene la idea de que el publico es una masa gigantesca que no piensa y consume cualquier cosa que le demos, si fuera asi, si asi fuera todo en verdad, hablando de que la gente consume mierda y mierda consumira, entonces no existirian canales de television con contenidos tan buenos como el canal 40 del IPN o el canal 22, sep... tambien hay que pensar como empresa, aveces tenemos que dar algo de mierda simple. papilla para que la gente se entretenga, disfrute o hasta critique, como los mil realities que sacan cada dia o programas de corazon... tambien tenemos que ver el publico meta, no digo que los mexicanos esten mal ni demas, pero tenemos que recordar (no soy fan de los porcentajes) pero tenemos niveles de analfabetizmo increibles, de estudios que hasta dan miedo... ok podriamos decir que tenemos a la mejor universidad en la zona de concacaf (UNAM) pero no tenemos mas...creo yo, que si seguimos con ideas centralistas, que solo unas personas del centro del pais y que para ellos no existe ni sur ni norte, entonces jamaz tendremos una real diversidad. me da mas miedo que pena, pero pues tambien hay que consumir lo que guste, no por que tal o cual revista o programa no sea culto y yo me creo cultisimo entonces no lo vere...no!! la television y derivados sirven para entretener, pero tambien deben servir para lo que son, comunicar y aprender.

Antonio dijo...

De acuerdo, pero si no te gusta, ya sabes donde está la salida. Es más, si quieres te doy trabajo de velador en el turno nocturno, en nuestra sucursal de la colonia San Miguel Matangratis, para que no tengas que aguantar esa situación.

Es broma, es broma. Pero sí, debo decirte que no me extraña de Azcárraga, pero de algunos directores de revista que conozco me parecería muy extraño que no estuvieran convencidos de que la mierda que venden es malteada de vainilla.

Un Abrazo.

Macaco y con pistola! dijo...

El problema principal es la gente que consume mierda, como no sabe que hay otra cosa, se conforma con lo que le dan.

Cuando uno se acostumbra, le toma gusto!

Kyuuketsuki dijo...

Me recuerda a dos personas: en primera, a William Randolph Hearst, el ciudadano Kane. En segunda, a Gail Wynand, personaje de El Manantial (perteneciente a mi top 5 de mejores novelas ever). Lo mas triste es que se repite esa mentalidad en los dueños de los grandes periódicos o los de mucha circulación ¿tu crees que el dueño de El Gráfico piense muy diferente?

Ricardo E. Tatto dijo...

No estoy de acuerdo con Rodrigo. En los últimos posts veo que te has ensañado con Despreciado y con Grupo Fórmula, con justificada razón (algunas veces) pero otras no tanto. En primera, si bien el 75% de la revista que dirige tiene contenidos light o promocionales, el otro 25% es sobre temas culturales de la localidad (como la visita de Galeano o un análisis de la reciente obra de José Ramón Enríquez), por lo que, a diferencia del editor que menciona Mike, noto que sus esfuerzos no van encaminados hacia vender mierda, sino que, a duras penas, intenta mejorar sus contenidos. Segundo, eso también puede ser probado en su noticiero, donde cada miércoles transmiten una sección llamada "El sillón de la lectura" y cada jueves "Ars longa vita brevis", una sección cultural.
Aunque eso te pueda parecer un esfuerzo nimio, te reto a que encuentres otros noticieros y espacios en los medios locales donde siquiera tomen en cuenta la cultura como algo vendible o digno de merecer espacios importantes.
Por otro lado, comulgo con Balam Mandos, en que por el momento las cosas de calidad se regalan, ya que aún no tenemos las condiciones -aunque quisiéramos- de comprar y adquirir productos de consumo cultural.
Por ello, mi humilde esfuerzo es una revista cultural que se regala y que, con mentalidad empresarial que me ha sido criticada, se sustenta de la publicidad precisamente para poder regalar esos contenidos interesantes y de calidad que pretendo hacer llegar a los lectores.
Si estoy mal o no, ya me juzgarán...

Balam Mandos dijo...

@Ricardo E. Tatto

¿quien te puede criticar? el que da y quita con el diablo se desquita, ¿no? bueno, pues lo mismo va para nosotros. Si el Mike publicara una revista 20 pendejos la compraríamos. En lo personal, si me preguntaran cuanto me cuesta o cuanto cobraría por mis artículos en hikikomorizon o en sobrecomic yo pondría una cantidad entre 20 y 30 pesos, cosa que ni de chiste pagaría un mexicano común y corriente por conocer algo de manga o anime. En la actualidad si queremos ser remunerados por nuestro tiempo bien aprovechado debemos recurrir a la publicidad o a regalar flores, no se, pero algo tengo bien seguro y es que un hare krishna gana mas que yo en un día.

Anónimo dijo...

entonces tu jefe no es tan inteligente

Balam Mandos dijo...

¿podríamos dejarlo como que hay gente lista y gente inteligente, con sus debidas proporciones intermedias?

Kix dijo...

Pues sí, es triste, porque es real. En efecto la gente se vuelca sobre las tv notas y tv y novelas y ese tipo de revistas. Yo lo noto mucho en la fila de la caja en el Super.

Manzanita Grunge dijo...

Así era mi jefe, yo trabajaba para una revista de cine.
Yo quería poner artículos interesantes de las películas, pero él sólo quería que se hablara de chismes, dietas y moda... que porque "eso es lo que le gusta a la gente".
Hace poco abrí un número del 2013 y ahora hasta está peor redactada.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails