lunes, 20 de julio de 2009

¡En la luna!







Quiero empezar esta entrada con un texto de Jorge Luis Borges, que sirvió de prólogo a una edición de las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury:
_____________


En el segundo siglo de nuestra era, Luciano de Samosata compuso una Historia verídica, que encierra, entre otras maravillas, una descripción de los selenitas, que (según el verídico historiador) hilan y cardan los metales y el vidrio, se quitan y se ponen los ojos, beben zumo de aire o aire exprimido.

A principios del siglo XVI, Ludovico Ariosto imaginó que un paladín descubre en la Luna todo lo que se pierde en la Tierra, las lágrimas y suspiros de los amantes, el tiempo malgastado en el juego, los proyectos inútiles y los no saciados anhelos. En el siglo XVII, Kepler redactó un Somnium Astronomicum, que finge ser la transcripción de un libro leído en un sueño, cuyas páginas prolijamente revelan la conformación y los hábitos de las serpientes de la Luna, que durante los ardores del día se guarecen en profundas cavernas y salen al atardecer.

Entre el primero y el segundo de estos viajes imaginarios hay mil trescientos años y entre el segundo, y el tercero, unos cien; los dos primeros son, sin embargo, invenciones irresponsables y libres y el tercero está como entorpecido por un afán de verosimilitud. La razón es rara. Para Luciano y para Ariosto, un viaje a la Luna era símbolo o arquetipo de lo imposible, como los cisnes de plumaje negro para el latino; para Kepler, ya era una posibilidad, como para nosotros.

¿No publicó por aquellos años John Wilkins, inventor de una lengua universal, su Descubrimiento de un Mundo en la Luna, discurso tendiente a demostrar que puede haber otro Mundo habitable en aquel Planeta, con un apéndice titulado Discurso sobre la posibilidad de una travesía? En las Noches áticas de Aulo Gelio se lee que Arquitas el pitagórico fabricó una paloma de madera que andaba por el aire; Wilkins predice que un de mecanismo análogo o parecido nos llevará, algún día, a la Luna.


_____________




Agrego yo que también Cyrano de Bergerac escribió Viaje a la Luna en 1657 y que las Improbables aventuras del Barón Munchhausen (siglo XVIII) incluyen dos viajes a la luna. Edgar Allan Poe imaginó un viaje en globo a la Luna en Las aventuras de Hans Pfaal (1835). Ese mismo año, el periódico neoyorkino The Sun, publicó una serie de artículos reportando que los astrónomos por fin habían desarrollado telescopios capaces de ver con gran claridad y precisión la superficie de la Luna. En ella, se decía, habitaban toda clase de criaturas extrañas, y la especie dominante eran unos hombres murciélago. No se supo que todo se trataba de una alegre invención sino hasta semanas después de la publicación del último artículo y el diario nunca se retractó.

Ilustración que acompañaba los reportajes de que llegó a ser conocido como The Great Moon Hoax. Pueden leer los artículos originales aquí.


Por supuesto, Julio Verne convirtió todos estos sueños en una posibilidad científica con De la Tierra a la Luna y Alrededor de la Luna. (1865 y 1870) HG Wells, heredero espiritual de Verne, nos dio finalmente Los primeros hombres en la Luna (1901). Desde entonces, la literatura ha visitado la luna en múltiples ocasiones, desde aventuras pulp como La Doncella de la Luna (1922) de Edgar Rice Burroughs hasta el clásico de la ciencia ficción La luna es una cruel amante (1966) de Robert A Heinlen, llena de reflexiones filosóficas y políticas

Ilustraciones de John Burroughs y Frank Frazetta sobre la obra de Edgar Rice Burroughs "La Doncella de la Luna"




Y luego llegó el cine. Un mago en todo el sentido de la palabra, George Méliès, tomó las obras de Wells y Verne e hizo su genial Viaje a la Luna. Chequen:




Después vino Fritz Lang con La mujer en la Luna (1929). La década de los 50 vio una pequeña obra maestra, Destination Moon (1950). Luego llegó Los primeros hombres en la Luna, adaptación de la novela de Wells con efectos especiales de Ray Harryhousen (1964). Por supuesto, destaca la obra maestra, 2001: Odisea del Espacio de Stanley Kubrick, en 1968,justo el año anterior a la llegada del Apolo 11. Todas estas obras exploraron la luna, unas bajo la lupa de la fantasía y otras con pretensión de ciencia, aunque ni estas últimas pudieron escaparse del sesgo fantástico. Y qué bueno que así fue.

En un día como hoy, 20 de Julio, en el año 1969 de nuestra era, Neil Armstrong, astronauta estadounidense, se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna. Hoy se cumplen 40 años de esta hazaña histórica, pero ¿qué ha significado?





A 40 años de este hecho, ningún otro país ha llegado a la Luna. La última misión tripulada que llegó a nuestro satélite fue en 1972. ¡En 1972! ¿Qué pasó con que los viajes espaciales serían cosa de todos los días? ¿Qué pasó con la llegada a Marte que cada día posponen más? Hay quien dice que nada bueno ha venido de los viajes espaciales. Pero yo soy muy romántico, y aún me atrevo a soñar con un día en que hombres y mujeres comunes tengan la posibilidad de salir del planeta en que nacieron. Permítanme soñar con estrellas silenciosas y arenas plateadas.


Si quieren leer un texto más historiográfico que éste, vayan al Blog de Ahuramazda. También es muy recomendable esta entrada de Pereque. Para los conspiranoicos que creen que la NASA haría un fraude tan obvio que cualquiera lo podría descubrir analizando unas fotos, deben checar esta entrada. Y ahora, para despedirme, los dejo con mi ficción lunar favorita, que data de 1948:

5 comentarios:

Kyuuketsuki dijo...

Pasó esto: presupuesto. La carrera espacial dejó de estar en las prioridades del gobierno. Pero no te preocupes, ya vienen al rescate las transnacionales; ¿te imaginas las colonias espaciales? "Bienvenido a Marte-Pepsi Kick". Aaaarrgh.

stuka dijo...

uy, no pues para marte no creo que se lanze nada antes del 2030, por las siguientes razones, primero el sensacionalismo gringo de los 50 era muy diferente, en ese entoces la mamada esa de "freedom & liberty" se aplicaba compitiendo con los rusos, ahora no es necesario tener mejhores atletas o hacer las cosas antes que el "enemigo", simplemente invaden su pais y establencen un gobierno marioneta. Segundo, no tenemos la tecnologia para mandar un vehiculo tripulado mas alla de la orbita terrestre, la tecnologia de los cohetes saturn era avanzada para su epoca pero ahora nadie sabe hacerlos, la flota actual de trasbordadores gringos y las Soyuz rusas no tiene la capacidad de llegar a la luna, ni hablar de la ESA, JPX y los chinos.
tercero, llegar a marte no solo requiere hace un "cohete bien grande" sin implica una serie de elementos de distintas disciplinas, los programas espaciales internacionales contribuyen de distinta forma, si revisas, veras que todas las agencias espaciales tienen sus calendarios llenos de misiones con satelites, sondas con distintos destinos y funciones, las cuales implican avances tecnologicos que haran los viajes interplanetarios menos complicados.Yo soy muy fan de la exploracion espacial, pero tengo que admitir que aunke seria algo muy cool mandar a unos individuos a marte, esto es mas costoso y pelogroso que mandar vehiculos no tripulados, y ya que las agencias no tienen fondos suficientes tienen que irse mas por lo ultimo. Es por esto que la exdploracion espacial ha tomado este giro, se ha avanzado bastante desde los 70s, se han hecho bastants avances con las misiones espaciales actuales, como el aerogel, las velas solares, los motores de iones, cirugia en g cero, hidroponia en g 0, envio y recepcion de datos a largas distancias etc.
Creo que no se ha estancado la exploracion espacial, simplemente se hizo mas inteligente.

saludos

live long and prosper

por cierto ni hablar de tener un motor de antimateria

Karate Pig dijo...

de acuerdo.
mientras estuvo al servicio de la ideología la ciencia no conoció barreras.
como ir a la luna cuesta un varo y lo unico que obtienen son piedras pues, simplemente no conviene, "no sale"
de cualquier manera, es lamentable que loque por miles de agnos fue un paradigma epistemológico ahora se remita a una simple cuestión de inversión turística

stuka dijo...

por cierto tampo es tan malo que existan empresas con intenciones de comercializar el espacio. Ok la mayoria tiene como objetivo el turismo espacial y el transporte de mercancia, pero al existir muchas empresas dedicadas a esto se han desarrallado nuevas tecnologias y diseños que haran de la exploracion espacial algo mejor.

Ego dijo...

No se pierdan la National Geographic de Agosto. El artículo de portada es sobre la llegada a la Luna y promete ser de colección.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails