martes, 28 de julio de 2009

Luces de Bohemia

¿Saben quién me da hueva? Bueno, un chingo de gente, pero ahora estoy pensando en los pseudo bohemios contemporáneos, a veces también llamados hípsters, aunque no todos los unos son otros ni viceversa (¿captan?). Entiéndase bohemio al que se gusta la bohemia, no esa región de Europa Central, sino ese ambiente cultural que se caracteriza por una combinación de juerga, música, arte, poesía, alcohol y sexo.


Los bohemios empezaron en Francia a finales del siglo XIX y son, de alguna forma, los bisabuelos de los beatnics y los tatarabuelos de los hippies. Muy buena vibra venía del ambiente bohemio, pues sus miembros creían en la libertad en todas sus formas: en la política, en el arte, en el amor. Creían en la belleza y en el disfrute de la vida y rechazaban las rígidas normas moralinas y las expresiones anodinas de la cultura burguesa. Para bohemios, bohemios, Henri de Tulouse-Lautrec.




No, no son ellos los que me dan hueva. Ellos me caen bien. Los que me dan hueva son los pseudo bohemios tercermundistas de pueblo, de ésos que abundan tanto por acá en el ambiente intelectual de Mérida. Me dan hueva los pseudointelectuales pseudopoetas pseudobohemios, porque al pretender alardear de una visión muy amplia del mundo, en realidad revelan su pedestre actitud ante la vida. Me da hueva porque esos tipos sólo se la pasan hablando de dos cosas: alcohol (a veces extendiéndose a otras drogas) y mujeres.


No me malinterpreten. A mí me gustan mucho las mujeres y el vino (el buen amar y el buen beber). Hablar de alcohol y de mujeres son lugares que necesariamente serán visitados en cualquier conversación entre hombres a la que se le dé el tiempo suficiente. Mi problema con los bohemios de pueblo de los que hablo es que nada más parlotean sobre alcohol y mujeres.


Siempre están haciendo chistesitos "Ay, qué borracho soy" o "Ay, cómo me gustan las putas", como si tuvieran miedo de que alguien dude que son bohemios. No es que sea a veces, es que eso es todo lo que sale de sus bocas, y me da muuuucha hueva. Y el problema no es que se limiten a hablar de eso, sino que escriben de eso. Su literatura se reduce a anécdotas (muy poco originales) de borrachos, prostitutas y borrachos que se enamoran de prostitutas.


Y si escribieran de ello en sus blogs personales no habría pedo, pero lo peor es que utilizan espacios como diarios y revistas, en los que deberían colaborar con pensamientos útiles, sólo para parlotear sobre anécdotas intrascendentes sobre lo mucho que beben, sobre lo borrachos que siempre están, y sobre las nenas que se "ligan" (que, conociéndolos, ha de ser cada pinche erinia...), sobre los puteros que visitan todas las semanas, sobre las meseras de las cantinas, sobre lo borrachos o drogos que eran Poe, Baudelaire o Bukowski (como si el compartir los vicios con ellos los hiciera ipso facto igual de chingones) sobre que si admiran a Mauricio Garcés (ah, pero son gente "culta", no lo olviden). Repito, nada de eso está mal: el problema es que su mundillo se limita a eso. Y es que en vez de contribuir a la comunidad intelectual local con nuevas y útiles ideas, se limitan a reafirmar todo el tiempo su identidad como bohemios. "Soy tan borracho que..." "Me gustan tanto las putas que..." Y se ríen orgullosos de eso, pero colado entre dos o tres referencias forzadas a música, arte o literatura, para que veamos que lo que dicen lo dicen desde su posición ultra culta y por eso su decadencia es mejor que la decadencia de los demás. ¡Qué pinche hueva!


¿Conocen al tipo de ñor gordo, sin cuello, con el celular siempre pegado, que usa barba de candado y pelo corto, con camisa de botones, que sólo habla de la chamba y de los 'bisne' y de cuánto dinero va a ganar y de lo que va a comprar con ello? A mí me dan hueva. ¿Conocen a esos yunkies que nada más hablan de lo mucho que se drogan y de los viajes que se dan, y de que el otro día estuvieron "tan viajados que..."? A mí me dan mucha hueva. Bueno, los pseudobohemios tercermundistas de pueblo son exactamente iguales, sólo que su monomanía va dirigida hacia el alcohol y la putería. Qué hueva, la neta, qué hueva.

16 comentarios:

Karate Pig dijo...

de acuerdo,
que gueva la raza que se gasta la vida simulando, dando la finta con tal de que la sociedad que tanto desprecia le etiquete y le de su lugar y su momento

David Moreno dijo...

Si de acuerdo, aunque no hay que olvidar que el concepto de Bohemia, o Bohemio ha cambiado en nuestro Terruño.
Pastor Cervera se denominaba a sí mismo como "El último Bohemio" y lo era por que se apegaba a los cánones tradicionales de la Trova Yucateca, que poco o mucho tienen que ver con los bohemios que mencionas en el post...

Creo..

Saludos.

Pereque dijo...

¡Queremos ejemplooos!

(no soy muy letrado pero tengo la idea de que toda la obra de Bukowsky trata más o menos de eso. Favor de corregir)

Niña agridulce dijo...

A mi tambien me aweban esos especimenes que se quedan muy dentro de una sola cosa. Que solo hablan de lo mismo y de lo mismo y que parece que en su mundo no hay nada mas.

Kyuuketsuki dijo...

Uuuuh, y aquí en el defe también abundan de esos sujetillos. Cigarro en mano les encanta hablar de la última bacanal que armaron y de vinos (no conocer de vinos es el pecado del yuppie actual también) y lo hacen todo el tiempo. Lo bueno es que la oferta cultural es tan grande que esos sujetos se pierden.

De acuerdo con Pereque, ¡Queremos sangre! Digo, ¡ejemplos! Y si, la obra de Bukowski trata de eso... pero era BUKOWSKI, no mamar, casi no hay de donde compararlo con estos changos.

El Tipo dijo...

Mmm no lo sé... yo creo que le doy hueva a muchas personas, y nel, la verdad mis pláticas no se reducen al alcohol y a las putas (el primero me gusta pero a las segundas NETA no las conozco, nunca he contratado una!) pero creo que a mi lo que me pasa y me recuerda a esas noches de pseudobohemia con amigos es plática sobre filosofía barata y política para aficionados...

Ya no sé que da más hueva, en fín... Nadie es perfecto. (y te seré honesto, a veces me dan "hueva" los post donde alguien expresa que "algo" le da "hueva" jaja irónica la cosa, lo sé...

jess dijo...

Lo mejor de esta vida, es que para todo hay gusto.

Habrá quien piense que es lo máximo, habrá quien piense que es una basura, habrá a quien ni siquiera le interese la filosofía de esos chicos.

Al final de cuentas, creo que son más felices que muchos de nosotros.

Yo creo pues.

Saludos!

Ego dijo...

Tiene razón Kyuu, Bukowski es Bukowski. No doy nombres porque no me refiero a nadie en específico. Ustedes sabrán si conocen a alguien así.

m. Isaac. V.R. dijo...

todos conocemos uno de esos cabrones. Pululan en los centros históricos...
siempre los verás "en los cafés llenos de libros profundos, y en eventos culturales olían conceptos rotundos, constantemente escribían poemas y cuentos cortos y aunque no los comprendían se quedaban comonfortos" (Rockdrigo dixit).

Ricardo E. Tatto dijo...

Sí, está muy bien todo lo que dices, pero a mí también me dan hueva los tipos que hablan de las cosas que les dan hueva.
Ya sea en medios impresos o blogs, es mejor seguir aportando cosas.
Saludos!

Ego dijo...

@ Tatto: Creo que aporto con contenidos medianamente buenos como para permitirme el lujo de despotricar de vez en cuando.

¿O qué? ¿A poco te ofendiste con esta entrada?

Anónimo dijo...

jajajajajja conozco un ejemplo muy claro de esto y que luego se "sorprende" cuando una no quiere salir con el ni va a cosas que le invita, ¿para que? ¿para darle material de cómo se ligo a esta burguesa buenota? se la pasa hablando de sus ligues extranjeras, de cómo le gusta cierta musica despues del sexo etcétera. Nefastito.

Ego dijo...

@Anonimo: Te entiendo perfectamente U.U

Anónimo dijo...

Describiste al loser ese deTatto jaja... Engaña bobos.

Alida Corey dijo...

"bohemios de pueblo"... interesante, supongo que los de las "megametrópolis" mexicanas tienen otro nivel.

Alida Corey dijo...

"bohemios de pueblo"... interesante, supongo que los de las "megametrópolis" mexicanas tienen otro nivel.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails