viernes, 21 de agosto de 2009

Neostalgia II


Las series animadas que vimos en los 80 pueden ser clasificadas según el público al que iban dirigidas. En esta entrada hablaré de las series de acción. Estas series son un género en sí mismas: no son de superhéroes, aunque sus protagonistas están cerca de serlo.


Todas tienen más o menos el mismo esquema:

  • Las series combinan elementos de ciencia ficción (tecnología futurista, extraterrestres, robots, viajes por el espacio) con elementos de fantasía (magia, espíritus, demonios).

  • Son sobre equipos de héroes que luchan contra las fuerzas del mal. En estos equipos siempre hay un negro o una mujer (o ambos), lo que es la novedad de la época (the token character).

  • Cada héroe tiene una habilidad y personalidad característica, así que todos son valiosos y cada uno de ellos tiene por lo menos un episodio en el que es el protagonista.

  • El equipo de héroes tiene una o más mascotas chistosas para darle comic relief a los niños. Por lo general, dichas mascotas son insoportables para los televidentes más grandes.

  • El villano es excéntrico, con una apariencia que busca ser memorable, a la vez que macabra. Suele ser de lo mejor de la serie.

  • Por lo general no hay una "galería de villanos" como las que tienen los superhéroes, sino un sólo grupo de villanos trabajando para el mismo líder de siempre. Hay excepciones, sin embargo.

  • En cada episodio el villano intenta un nuevo plan rebuscado que fracasa, tipo "rayo congelador" o "rayo encogedor". A veces el villano parece triunfar al final del capítulo; entonces éste termina en "Continuará" y el villano es derrotado en el capítulo siguiente.

No todas estas series fueron buenas, sino que muchas eran imitaciones de las imitaciones de las series que tenían éxito. Es decir Thundercats rifaba, entonces salían Los Halcones Galácticos y al final Los Tigres del Mar. Las Tortugas Ninja produjeron Moto-Ratones de Marte y Tiburones del Asfalto. Y así suscesivamente.

Pero algunas de estas series eran simplemente geniales. Cuando veo Thundercats le descubro siempre cosas nuevas que cuando era niño no podía apreciar, como la complejidad de algunas historias y la forma en que se conjugan los diversos elementos mitológicos. Pero veo otras series que me gustaban mucho, como Dinoplatívolos y ¡uay! me saca de onda semejante ñoñez. Eso sí, como placer culpable no tiene desperdicio.

Ahora sí, con las series. No las voy a describir, porque ustedes ya las conocen y me limitaré a decir lo mucho que me gustaban:

Capitán Planeta: Rifaba bien chido, aunque no se acuerden. A veces por la moraleja conservacionista daba hueva a algunos niños, pero a mí me encantaba. Había unos capítulos bien cañones. En uno se hablaba se SIDA y en otro el primo de Linka moría por consumo de drogas. Por Capitán Planeta aprendí sobre el conflicto árabe-israelí y que tanto musulmanes como judíos honraban a Abraham. También supe de los líos en Irlanda del Norte. Hubo una historia de distopía sobre la superpoblación y los gobiernos totalitarios, ejemplificada con ratones antropomorfos, y que me traumó mucho.




Claro, el Capi en sí era un ñoñazo: le tiraban lodo y ya no podía seguir jugando. Los planetarios eran la jugada. Sí, eran todos valientes y luchaban y se partían la madre. Eran personajes interesantes, con pasados difíciles. Poco importa que sólo al gringo y a la soviética le concedieran ser de un país concreto (y había tensión sexual entre ellos, qué interesante). Y Linka... ¡Linka, yo te amo! Por cierto, un joven prometedor llamado Al Gore trabajó como consultor en esta serie, mire usté...

El Capitán Planeta frustró los planes de más de un villano...


Teenage Mutant Ninja Turtles: Es una de ésas que, viéndolas en retrospectiva, eran medio ñoñas. Las Tortugas casi nunca daban un golpe de verdad, y los villanos eran vencidos de formas tontas. ¡Pero qué importa! Era muy divertida. Miguel Ángel era mi tortuga favorita, por razones por demás obvias. Bibopp y Rocoso me daba mucha risa. Del sensei Splinter provenían chorros de sabiduría. Además, sólo por la locochonada de tener ninja tortugas adolescentes mutantes que comen pizza, valía la pena ver la serie. Sheredder el Destructor rifaba aunque pareciera un rip-off de Darth Vader. La canción rulea y debe ser una de las mejores canciones de esa época. Los videojuegos, además, eran de lo mejor. Y por si fuera poco, gracias a las Tortugas participé en mi primera marcha de protesta...







He-Man and the Masters of the Universe: Tiri tititi, tirí titititi, tirí titititi, ti-rín. No hay nadie más macho que He-Man; no sólo es Él-Hombre, sino que se llama Adam (Adán, pues). He-Man era súper, los personajes que lo rodeaban muy divertidos y locochones. El escenario, Eternia, es un mundo digno del mejor pulp. ¡Por el Poder de Greyskull! Juajuajua. Skeletor era un villanazo, de los mejores que nos dieron los 80. Orco me parecía muy simpático, hoy no lo tolero. Lo malo son las moralejas que siempre querían dar al final. No importa, He-Man era todo un despliegue de imaginación y por ello vale la pena.




En los 80, esto era considerado masculino

She-Ra, Princess of Power: Y no podemos hablar de He-Man sin mencionar a su versión con tetas. Mejor que su contraparte masculina y con más aventuras locochonas. She-Ra la tenía más difícil. Para empezar, por lo que se insinuaba en la serie, Hordak era más malvado y poderoso que Skeletor y mientras que He-Man sólo tenía que impedir que Skeletor conquistara el Castillo Greyskull, She-Ra trataba de liberar su mundo del poder de Hordak. Además, tenía que enfrentar los prejuicios de que nadie la tomara en serio por usar faldas tan cortas.







Transformers: ¡Son autos! ¡Son robots! ¡Son autos que se convierten en Robots! ¿Cómo no quieren que a un chico le encante? Optimus Prime es un líder por el que lanzarías a la batalla. Megatrón es otro de los grandes villanos. Y... ya, no me gustaba mucho entonces, ahora la aprecio un poco más.





The Real Ghostbusters: Mi favorita. Los Cazafantasmas eran la neta del planeta. De chico quería ser un cazafantasmas. Su diseño de monstruos, casi lovecraftiano, superaba por mucho cualquier espectro que hubiera aparecido antes en televisión. La música era fenomenal. Los personajes, entrañables. Estaba repleto de referencias a mitología, literatura y cultura pop. Una cantante de rock ochentero era una banshee, el Jinete sin Cabeza andaba en motocicleta por Manhattan, un hombre construye una pirámide para mandar sus tesoros a la otra vida. Sí, es cierto, al final la serie chafeaba, sobre todo debido al despido del escritor Michael J Staczynski (creador de Babylon 5, geeks), pero eso no quita que hubiera momentos gloriosos. Porque la verdad, si hay algo raro en tu vecindario, ¿a quién vas a llamar?







Bravestarr: Quizá lo mejor de la serie era el caballo 30-30 y su bazuca Sara Juana. Bravestarr era una serie muy extraña, una especie de western futurista (y mucho antes de Cowboy Beebop, que es mejor, pero no tan simpático). Lo genial es que el sheriff Bravestarr era un nativo americano, con poderes que le había otorgado un shaman, algo inusual para las caricaturas de ese entonces.







The Super Powers Team, Galactic Guardians: Ok, los Superamigos pasaron por etapas muy ñoñas (empezando por el nombre de la serie). Primero teníamos que aguantar a unos superniños con su supermascota y después a los insufribles gemelos fantásticos. Pero en los 80 la cosa se puso buena, principalmente porque tenían que competir con otras series. Aquí ya no salían todos los superhéroes a rescatar a un niño atorado en un elevador... ¡No! Aquí se aparecía la Legión de la Maldad (que sigue siendo el arquetipo de un grupo de gente muy mala) y el villanísimo Darkseid. Aquí los superhéroes no aparecían al final de cada segmento enseñando manualidades, sino partiéndose la madre. Y recuerdo un capítulo especial en el que hay una plaga de hombres-gato, que cuando rasguñan a otros los convierten en hombres-gato. ¡Me moría de miedo! Al final, sólo Batman y El Dorado (!?) no eran hombres-gato. ¡Y esto fue mucho antes de Marvel Zombies!



G.I. Joe: No me gustaba entonces. No me gusta ahora. ¡Siguiente!

Thundercats: Ahora sí, la mejor de su tipo, el non plus ultra de serie ochentera. Una mitología elaborada y propia, mezcla de ciencia-ficción y fantasía, personajes que fueron evolucionando a lo largo de la serie. ¿Qué puedo decir que no haya dicho Tork? Ésta es una serie que aún hoy veo y digo "wow". Claro, hay momentos ñoños, y capítulos malos y repetitivos y la animación a veces chafea, pero ¡vamos! eran los 80. Thundercats eran supremos en ese entonces, y lo sigue siendo. (¿Sabían que la voz de León-O en español mexicano la hacía Víctor Trujillo?) Feel the magic, hear the roar!





Y al que no le guste, se puede ir a freír tapioca


En el siguiente post, hablaré de series de otros géneros.

20 comentarios:

Kentucky Freud Chicken dijo...

Como siempre, excelentes análisis. Fui fan de varias en mis épocas y por supuesto que me gustaban los Thundercats y las TMNT y bueh... tantas.

Pero al final terminé inclinándome por el anime.

Buenos recuerdos en tu bló, tho.

Soma dijo...

Bravestarr rules! Fuerza de oso oso oso...

m. Isaac. V.R. dijo...

porqué se rompían la madre los thundercats con mumra? era una cuestión nomás territorial? era pa' ver quien orinó el árbol?
no recuerdo aquella serie. Tendré que verla.

ale dijo...

bravestar, con vista d aguila, velocidad d un puma, fuerza d oso. solo el faltaba el pito d burro hahaha

Gndrix dijo...

Yo digo que aquí faltan los halcones galaticos y muy probablemente los defensores de la tierra. Si me apuras, de un poco mas para acá pero muy poco, los X-Men y Batman The animated series.

Raúl H. Pérez dijo...

Chin, me ganaste la entrada pero es genial y en general coincido contigo (excepto en lo de G.I. Joe).

Creo que todas se caracterizan por la increíble imaginación detrás de ellas y eso para un niño es estimulate.

Saludos, Mike.

El Tipo dijo...

Concuerdo en varias cosas.

1.-En el tema de janine
2.-Si, los thundercats rifaban
3.-Capi planeta era un ñoñazo.
4.-G.I. Joe no era tan chido, pegó más en los pinches gringuitos que ahora a su cuarto de siglo de vida creen que su vida está hecha para la acción y hacen masacres en escuelas.

Lo que SI te equivocaste...
1.-Rafael era la tortuga ninja más chida... U.U

Pablo Cabañas dijo...

Considero que los 80's eran un paradigma en cuenta a series animadas, con temática de aventuras mitológicas-fantásticas-espaciales. Por ahora tengo mi historieta cuya trama tiene en esencia algunos de estos elementos.

Además, ver el análisis de algunas de éstas caricaturas dan hartas ganas como para "youtubearlas" (aunque sospecho que el "Tu-Tubo" puede influir en futuras neostálgias).

Con respecto a la desafortunada ñoñez en el guión de Dinoplatívolos, tengo la menuda sospecha de que fue por la metida de mano de la Coca-Cola (el nombre de la refresquera aparece en los créditos finales, al menos eso noté).

Karate Pig dijo...

en mi humilde opinión el villano de villanos por excelencia tiene que ser el Jefe Rex de los Dinoplatívolos, y claro, apoyado por un excelente doblaje.
algunas típicas frases

-"Ay si tu.... como no"

-"pio pio como dicen los pollitos"

-Pero rex, piensa en los humanos

R.- (A ritmo de alaska y dinarama) "A quien le importan esos humanos"

Ego dijo...

Bueno, no diría que hice ningún análisis, más bien fueron comentarios, pero gracias :D

Sí, me faltaron algunas series. Por ejemplo, a mí me gustaba mucho "Los Tigres del Mar". Si recuerdan otras, menciónenlas aquí, éste es su espacio.

Pablo Cabañas dijo...

Sí, "Los Tigres del Mar", si no me equivoco, era en realidad un sketch de "The Comic Strip", donde se pasaba otras 3 caricaturas más, recuerdo que uno era de un campamento de monstruos, otro de ranas, y por supuesto, "Karate Kat"...


Ah, que tiempos...

Ego dijo...

Eso me recuerda que en una ocasión las Tortugas Ninja hicieron un crossover con las Battletoads, tanto en los videojuegos, como en las caricaturas.

Mr.Soul dijo...

thunder thunder thunder cats goo!!!

Anónimo dijo...

Te faltaron los defensores de la tierra. quien podría olvidar al fantasma solicitando la fuerza de 100 tigres.

Ana

Mau Metri dijo...

¡Amaba Transformers de pequeño!

TORK dijo...

No había tenido tiempo de comentar, pero sí leí y me gustó mucho la entrada.

Capitan Planeta me cagaba. Se me hace sumamente ñoña y aparte me tocó ya grande.

Tortugas Ninja: Soberbia. Chingonería de caricatura, de historias simplonas, pero bien desarrolladas. Y el mejor doblaje era el de Beebop.

He-Man y She-Ra: se te olvidó mencional la película "El Secreto de la Espada, que fue la presentación en sociedad de Adora. Y aunque She-Ra tiene historias mucho mejor desarrolladas, la galería de personajes de He-Man se la lleva de calle.

Transformers: Megatron Rifa.

Cazafantasmas. Nunca me gustó.

Bravestar. Recuerdo un capítulo donde Chamán la hace es espíritu de navidad con Tex-X. El mejor episodio.

Con la temporada de los Superamigos que mencionas aprendí a tenerle miedo/tirria a Darkseid.

De G.I. Joe sólo recuerdo que la voz de Cobra era la misma que la de Kurki (Sport Billy).

Thundercats. No hay nada que agregar.

Y sobre lo que se comentaba en la entrada anterior: Si podemos hacer a un lado el gusto personal y poner cada programa en su tiempo histórico, podremos identificar lo bueno y lo malo.

TORK dijo...

Y acabo de notar:

¿Qué tuvieron que ver las Tortugas Ninja con tu primera protesta?

Ego dijo...

@Tork: No, pos es una historia de hace muchos años. Mi madre y mi hermana criticaban a las Torugas Ninja por ser violentas y decía que no, entonces por ello salí a la calle de la privada, seguido de mi hermanito (que me acompañaba a cada pendejada que yo hacía), con sendas pancartas en defensa de las Tortugas Ninja. Debía tener como 8 años.

Kyuuketsuki dijo...

Me gustan todas, todas las que mencionaste. Y el análisis, mucho más. Dices mucho mejor lo que yo pretendo decir en un post reciente... que puedo decir, post excelente.

Mi favorito era Donatello, lo siento.

Kyuuketsuki dijo...

Me gustan todas, todas las que mencionaste. Y el análisis, mucho más. Dices mucho mejor lo que yo pretendo decir en un post reciente... que puedo decir, post excelente.

Mi favorito era Donatello, lo siento.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails