lunes, 21 de septiembre de 2009

Bolotí, bolotá



Desde que la escuchó por primera vez, mi hijo ama "Obladí, obladá" de los Beatles. En ese entonces todavía no hablaba muy bien y decía "Bolotí, bolotá". Pedía la misma canción una y otra vez, y a su madre y a mí nos volvía locos. Poco a poco fue interesándose en otras canciones de los Beatles: "Yellow Submarine", "All you need is love", "Penny Lane", "Strawberry Fields Forever", "I Am the Walrus" y "Lucy in the Sky with Diamonds" son su favoritas, supongo que por ser las que tienen tonadas más ligeras y alegres.


Es muy difícil hacer que el pequeño escuche una nueva canción. Dirá que la desconocida no le gusta y pedirá alguna de las canciones que ya conoce. Eso significa que cuando viajamos con él, tenemos un repertorio musical muy limitado, aunque poco a poco se va expandiendo. Es lo normal. Los niños se sienten seguros en lo conocido. A sus tres años, la mente de mi hijo no ha madurado lo suficiente para sentirse cómodo experimentando con nuevas fuentes de entretenimiento. Por eso mismo quiere que le cuente siempre los mismos cuentos y le ponga las mismas películas.


Ahora bien, mi hijo tiene sólo tres años. ¿Cuál es la excusa de las diseñadoras gráficas con las que trabajaba en mis días de Godínez? Ese par escuchaba las mismas canciones malas TODOS LOS DÍAS. De un repertorio de como 15 canciones en total, me acostumbré a escuchar diario y varias veces al día "Tienes la boca grande, mami ponte a jugar", "Tienes un cuerpo, mujer, que todo hombre quisiera tocar" y otras por el estilo. De lo mejorcito que tenían era algo de pop, del que también escuchaban lo mismo cada puto día de sus vidas "'Cause you're hot and you're cold, yes and then no", "I kissed a girl and I liked it" y la de la "Loba" de Shakira. De verdad, varias veces, todos los días.




Una vez me dieron chance de complacerme con una canción. Les puse "Stairway to Heaven". Desde entonces fui vetado de escoger la música. La de ellas era la música que la RADIO les decía que les debía buscar. No hay una búsqueda activa, no exploran, sólo les gusta "lo que sea" que esté de moda. Cualquier cosa que pongan suficientes veces en la radio les llega a gustar. Lo demás es "raro".


En otras palabras, sus mentes tienen la madurez de un niño de tres años, no por lo que les gusta oír, sino por su incapacidad de escuchar algo que sea diferente a lo que ya conocen y en lo que se sienten seguras. Y por lo menos mi hijo se está formando un buen gusto musical.



15 comentarios:

Pereque dijo...

¿Qué hay en el diseño gráfico que atrae a mujeres irremediablemente imbéciles? He conocido... no, padecido a cuando menos un par cuyos cráneos podrían usarse para montar detectores de partículas subatómicas, por eso del vacío tan perfecto en ellos.

(No es que todas las diseñadoras gráficas sean imbéciles. También he conocido a cuando menos un par con las que se puede establecer una conversación decente.)

¡Saludos!

Rodrigo dijo...

Muy buena señal.
salud!

marsBOT dijo...

Entonces mis amigos están peor, porque no escuchan ese horrible tipo de música en la radio... ¡Las ponen en sus mp3 y hacen CDs!

¡Strawberry Fields es genial, yo amo la versión de Jim Sturgess en "Across the Universe"!

Sugiere a tu hijo escuchar MGMT jeje, las canciones de "Weekend Wars" y "Metanoia" son del estilo de los Beatles.

dull dijo...

En mi opinión la madurez cerebral no tiene nada que ver con la cultura musical y el refinamiento en gustos, debemos recordar que vivimos en un país donde tanto la cultura como la ciencia pasan a segundo grado, ahí está el ejemplo del pendejo de Raúl Velazco, que por décadas le hizo tanto daño al pueblo vendiéndole música fácil y simplona y al mismo tiempo cerrándole las puertas a propuestas con calidad, y asi como el muchos, pocos saben de medición de música o de algún instrumento, no se ha educado al pueblo para eso, por el contrario, al pueblo se le bombardea con basura y muchos están acostumbrados a consumir mierda y cagada.

El sentido musical se educa, la cultura se mama, el que entiende busca más y explora como bien dices tú.

Los gustos son relativos, yo por ejemplo, no soporto starway to heaven, pero sé que es un tema redondo.

Ahora bien, lo imbécil es independiente de los gustos musicales o de la falta de cultura musical, esas ex compañeras parecen ser un fracaso en cuanto a música pero no sabemos qué tan buenas son en su área.

Lo que si me reemputa es que constantemente se le de mal nombre al diseño grafico o que se le haga menos sin conocerlo a fondo, yo estudie diseño y mercadotecnia y en el ramo he conocido a muchos imbéciles y también a muchos exponentes de una inteligencia creativa que atrapa.

Igualmente he conocido Ingenieros, médicos y profesores que van desde lo brillante hasta lo asquerosamente pendejos.

Tu entrada me recodo algo de lo que quería escribir hace mucho y ya lo había olvidado.

Saludos!

Antonio dijo...

Me acordé de una anécdota. Cuando empecé a trabajar, me dediqué a la ingeniería de puentes. Estaba en una empresa que diseñaba los puentes para una autopista. Por ser el más novato, mi escritorio estaba en la sala de los dibujantes, que todavía usaban papel albanene y tinta china. Había dos chicas pasantes de arquitectura que trabajaban de dibujantes y un arquitecto. El trabajo de ellos era importante pero no requería mucha concentración. Un día una de las arquitectas llevó un radio y lo prendió. Me dijo que lo pondrían bajito y que lo apagarían si me molestaba. Al principio sí, lo pusieron bajito, pero luego fue subiendo de volumen, hasta que llegó el momento en que, cuando una canción les gustaba, se ponían a cantar y subían el volumen a todo lo que daba. Éntonces les dije que me molestaba y lo apagaron, pero a partir de ese momento me convertí en el ogro de la empresa.

Un Abrazo.

Ego dijo...

@ dull: Sí, la música que uno escoge escuchar es cuestión de gustos, y el gusto musical no determina qué tan inteligente es una persona.

Pero estas chicas no escogían realmente su música. Aceptaban sin ningún criterio lo que la radio les imponía y luego lo reproducían en sus computadoras todo el día, todos los días. Ese conformismo, falta de criterio, y cerrazón hacia todo lo nuevo o diferente sí demuestra inmadurez intelectual.

Por otro lado, la cosa no era contra los diseñadores. Algunos de mis mejores amigos son diseñadores y sin tipos brillantes. Independientemente de la profesión, uno puede ser un imbécil o un tipo genial, como dices.

Raúl H. Pérez dijo...

Felicidades, Mike, por enseñarle a tu hijo buena música. En cuanto al conformismo y la imbecilidad, pues estos no respetan profesión alguna.

Saludos.

chilangoleon dijo...

yo=me=converti=en=el=ogro=de=los=blogs=
desde=la=usurpacion=fecal=del=pelele

Catcher dijo...

Te entiendo, yo también tengo que cambiar de aires musicales frecuentemente, creo que es porque no me gusta quemar de más las canciones que me gustan. Además no hay nada como descubrir una canción nueva que siempre estuvo ahi y que luego no sabes como pudiste vivir sin ella todo ese tiempo. Con respecto a tus compañeras, yo siempre le veo el lado amable, escuchar ese tipo de música nefasta de algunas personas me hace sentir contento de ser yo.

Dr. Dulcamara dijo...

Crecer con The Beatles es lo mejor, yo recuerdo que mi favorita de niño era "Michelle" aunque tardé años en darme cuenta en que estaba en francés, je.

Muy bien por tu hijo, mal por tus compañeras diseñadoras... pero bueno, por ellas ya nada se puede hacer.

Saludos

Pablo Cabañas dijo...

Pobres de tus ex-compañeras con gustos payoleados; pero pues, qué se le puede hacer, así crecieron y así seguirán. Desafortunadamente, al leer el veto que sufriste, que recuerda una situación parecida, en donde un amigo me pidió que pusiera música de mi lap (por lo general, disco de los 70's y synthpop 80's), un buen rato después, escucho que una compañera le dice a su amiga que "que música tan aburrida". Claro, no es nada comparada con eso, pero pues, me dije "allá ella y su Shakira" (y eso que no pienso contar cuando mi salón se llena de Chapos, Valentín Elizaldes, Laura Pausinis, porque esto sería para un futuro post mío, :P).

Además, felicitaciones a tu hijo, ya desde el amanecer de su vida está teniendo exquisitos gustos musicales...

Morocco dijo...

La Diampira ya es Bitlémana también. Desde ke estaba en la panza de mamá oía a los bitles en una versión para niñ@s linda. Aun no cumplía el año cuando andábamos con los poetoides tomando un cafecín en Coyoacán y la IJ iba en su carreola. Al café se acercó un enguitarrado talonero y comenzó a tocar Michelle... Era, obviamente, un arreglo muy distinto al que Diana esta acostumbrada, sin embargo mandaba la mirada hecha un signo de interrogación del enguitarrado a mí, de mi al enguitarrado, como diciendo, papá, yo conozco esa rola ¿no? ... se parece a la ke te gusta... (@Dulcamara, en realidad sólo son un par de frases en francés).

En lo ke concierne al tema, yo trabajé en un a imprenta como guillotinista, a mi al rededor estaba el area de acabados, ke son la mano de obra barata, pues... Ora bien sus gustos no variaban de La Comadre y La Caliente (La Kebuena versión SLP). Cuando consigo mi iPod y bocinas era un batallar de ruidos, la neta, ell@s le subian a su radiecito y yo le trepaba a las bocinas, como yo tenía las de ganar y no me llamo Slim, hice un trato, pusimos horarios, así ke menos de medi odía tenían ke aguantar "mis cosas" como decían y medio día debía de aguantar yo las mismas rolas todos los días. Un día decidieron así de huevos romper el acuerdo y comenzaron a dejar su radio todo el tiempo, yo hice lo propio y le trepé... Su radio se jodió antes de que yo le subiera más XD

Kentucky Freud Chicken dijo...

Nada las justifica; son de esas personas que -como tú bien dices- aceptan lo que se les dé, siempre que esté de moda.

Gente idiotizada por los medios masivos, sin capacidad crítica ni de asombro; todo eso puede deducirse de una conducta tan simple como "escuchar la rola de moda cuarentayochovecesaldía".

Mejor que escuchen a los Beatles.

Maikol dijo...

es lo mismo para mi, el pan de cada dia las mismas 15 pinches canciones una y otra vez todo el dia todos los dias, me compre unos audífonos que eliminan el ruido y ahora escucho lo que me gusta, ya no hay mas "mundo de caramelo"

Anónimo dijo...

Esta cabron. Esto me hizo recordar cuando trabajaba en un cyber, donde diario ponía musica de rock, el tipo se atrevio a pedirme una rola de mana... de mana!!... no se ustedes, pero yo considero a mana como una banda de rock.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails