lunes, 15 de marzo de 2010

1984

Me preguntó un lector por un libro que le recomiende. Siempre es harto difícil cuando alguien me hace esta pregunta pues creo que hay tantos libros por leer que sería imposible y casi irresponsable escoger sólo uno de ellos para recomendarlo. Después de mucho pensarlo, decidí escoger uno que leí cuando estaba en la carrera y que me impactó como pocos. Es uno de los pocos libros de los que realmente puedo decir que cambiaron mi forma de pensar, que marcaron un antes y un después en mi forma de concebir la realidad. Ese libro es Mil novecientos ochenta y cuatro del británico George Orwell.




Ochenta y cuatro no es sólo una obra maestra de la ciencia ficción y de la distopía, a la vez que un thriller apasionante. Es una gran obra del pensamiento político, uno de los mejores estudios sobre el poder, que merece un lugar junto al Príncipe de Maquiavelo y el Leviatán de Hobbes.


Ochenta y cuatro es una alerta sobre en lo que el mundo pude llegar a convertirse. Orwell tenía en mente la Unión Soviética estalinista, con un toque de la alemania Nazi, pero en realidad el mundo que describe puede aplicarse a cualquier sistema autoritario, incluso gobiernos actuales, en los que los gobiernos están tan influidos por corporaciones que los límites entre unos y otras se difuminan.

Los conceptos planteados por Orwell son vigentes para el análisis de la realidad social. El mismo adjetivo orwelliano se usa para describir a los regímenes que pretenden establecer un control y vigilancia total de las actividades y pensamiento de su población. Podemos hablar de neolengua para referirnos a formas en las que se pretende controlar el pensamiento a través de la manipulación del lenguaje (desde la corrección política hasta la censura); podemos hablar del doblepensar para referirnos a credos y dogmas que sostienen ideas absolutamente contradictorias sin ningún problema.

Actualmente los medios de comunicación digital y audiovisual son omnipresentes y se nos puede localizar al instante con GPS en los celulares, y en los automóviles, y gobiernos y corporaciones tienen acceso a nuestra información y nuestras actividades a través de las redes. Y además, entregamos nuestras vidas y nuestra privacidad voluntariamente, porque la verdad es que amamos al Gran Hermano.

Ochenta y cuatro es uno de aquellos libros que, si cada ser humano los leyera con inteligencia, podríamos construir una sociedad más crítica. Pero claro, algunos de los que lo han leído olvidan muchas cosas importantes y usan la novela para respaldar sus posturas ideológicas y atacar las contrarias. Los izquierdistas suelen olvidar que Orwell se refería a la Unión Soviética como su distopía, mientras que los derechistas ignoran que Orwell era él mismo un socialista. Doblepiensan, pues. Los conspiranoicos refuerzan sus ideas y se ponen sombreros de papel aluminio.

Por eso es un libro que se debe leer con amplio criterio. Y recuerden: El Gran Hermano nos vigila.

13 comentarios:

Pereque dijo...

Sin olvidar la neutralización sociocultural del populacho mediante entretenimiento chatarra y tribalismo de pacotilla, la muy marcada estratificación de la sociedad supuestamente "igualitaria" y "justa" y la miseria existencial de la burocracia (política o empresarial, da lo mismo) que hace funcionar el sistema.

Porrúa edita un volumen que también incluye Rebelión en la granja, por si alguien gusta.

¡Saludos!

Antonio dijo...

¡MIl gracias! Ya revisé qe está en la biblioteca, será mi próximo libro leído. Muchas gracias.

Ego dijo...

De nada XD Espero que te aproveche!

stuka00 dijo...

las actividades realizadas en el ministerio de la verdad estan basadas en los actos realizdos por el nkvd. Cientos de fotos y documentos fueron modificados para no dejar rastro de los oficiales que murieron durante la gran purga de los 30´s. existen algunas fotos no modificadas y es increible ver la comparacion con las ya alteradas. que photoshop ni que madres. la "volutad del pueblo" puede hacer muchas cosas

Saline dijo...

Ese libro está en mi amplísima colección de libros que compré y jamás leí. Recién iba a empezar a leer "Antes que anochezca", pero seguiré tu recomendación. La literatura homosexual puede esperar.

Lo malo es que es una versión de 30 pesos de Editorial Época. ¿Qué puedo decir? Me acababan de asaltar y tenía que parecer que gasté mucho dinero en libros. Espero que la calidad no sea (muy) mala.

María Oceánica dijo...

Gracias por la sugerencia, ya había leído tu recomendación de este libro en otra entrada, no recuerdo cuál.

Puse un enlace a una entrada tuya en mi blog, espero que no te moleste. [Aunque creo que no hay mucha razón para molestarse, ya que nadie lee mi blog :( ] Saludos, gracias de nuevo.

María Oceánica dijo...

Oye, qué es esa cosa que salió, ¿es spam? Si lo es, no sabñia que hasta en los blogs llega spam.

Ego dijo...

Hey, gracias por los coments. Eso era spam, ya lo borré. Claro que puedes poner links de tu bló al mío, favor que me haces :D

Ficciones arte dijo...

nada mas puedo agregar. en la prepa tambien cambio mi vida, pero al ver la pelicula... nadie! vea la pelicula! apesta! es mala pero no tan mala como la version de rebelion en la granja con animales reales, cambiaron el final por uno pro-yankee!! escucharon bien pro-yanakee!! un ultraje, orwell debe estar revolcandose en su tumba

stuka dijo...

hace unos años salio Equilibrium, con Christian "I am Batman" Bale que esta basada en gran parte en 1984, como un equivalente al gran hermano asi como al estilo de vida de los ciudadanos de esta distopia aunque incluye escenas de accion tipo matrix y katanas....

YoSabina dijo...

Es un libro machista... Julia es la que poco habla y no tiene comentarios aparte de simple contradicción con el Gran Hermano. Aún así, es un buen libro, tomando en cuenta que muchos libros son machistas. Aunque Orwell era hasta cierto punto misógino.

YoSabina

Ego dijo...

"Brazil" de Terry Gillian está basada en '84, de hecho, el título original iba a ser "1984 1/2". Y es excelente, aunque chusca, captura el sentimiento de opresión y el ser obligado a llevar una vida sin sentido.

@YoSabina: Tienes razón. De hecho, uno de estos días pienso aventarme un ensayo sobre el papel de la mujer en la distopía, que no es muy favorable. Es que la neta, uno conoce cada madre / hermana / esposa que vive muy acomodada en el sistema que dan ganas de gritar... Pero aún así está muy mal.

Kyuuketsuki dijo...

Yo tengo una pequeña discrepancia: me gusta 1984, me gusta mucho su crítica social... pero no considero que sea una obra maestra de la ciencia ficción. Es fácilmente aplastada por muchas que si son verdaderas obras maestras del género, y entre esas, hay distopías mejor planteadas que 1984. Pero si, vale mucho la pena.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails