lunes, 14 de junio de 2010

Los que somos Salieri

Aprovechen, porque voy a abrir mi alma, y eso no lo hago seguido:


Hace ya algunos años vi la película Amadeus del director Milos Forman, y que me impactó profundamente. Sé que la cinta es histórica y biográficamente inexacta, pero ése no es el punto. Lo que cuenta el filme es universal.


Antonio Salieri era un compositor respetado y reconocido en la corte del Emperador de Austria, a quien le había costado mucho trabajo y sufrimiento llegar a donde estaba. Pero de pronto llega un niño prodigio: Wolfgang Amadeus Mozart, un geniecillo insolente capaz de crear grandiosas obras de arte con el mínimo esfuerzo. Salieri enloquece poco a poco de envidia, hasta que llega el momento en que no puede más que reconocerse como un hombre mediocre que siempre estará a la sombra del genio que es Mozart. "Soy el santo patrono de la mediocridad", dice Salieri.




Esta cinta me impactó mucho porque sé lo que es sentirse así, como un mediocre. Ver cómo a algunos les ha sido concecido talento e inteligencia, a veces es capaz de despertar en mí una envidia autodestructiva, como una ansiedad caníbal que me digiere desde adentro. Veo gente que sabe un chingo sobre un rechingo, capaz de memorizar cada detallito que lee o escucha. Y yo, todo lo que leo se me olvida sin remedio. Veo gente capaz de escribir, pintar, tocar, componer, tomar fotografías y yo... heme aquí con un bloguesito y un libelo "divertido".


Lo peor es que hay gente vive en la completa atrofia mental, sin hacer absolutamente nada, sin desarrollarse, sin talentos y sin pasiones. ¡Y viven felices! Ignorantes y conformes, no se prepcupan más que por el partido de fútbol o tener el último celular. En cambio a nosotros, los que somos Salieri, se nos ha concedido el dudoso don de ser conscientes de nuestra propia mediocridad e ignorancia, y la condena de vivir con esa onerosa carga: ser lo suficientemente inteligente para darnos cuenta de que somos estúpidos.





Abur.

12 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

Master, comprendo mucho lo que escribió; a mi me suele suceder cuando veo a mis amigos de la prepa en diversos momentos de felicidad, mientras estoy por acá leyendo algún libro, haciendo tareas o informarme por internet (bueno, en ese último punto, tengo algo de culpabilidad).
Y sí, creo que algunos somos como Salieri: consciente de nuestra propia ignorancia.
Saludos y felices vacaciones blogueras.

El Tipo dijo...

Eso es muy bueno que suceda... ¿y sabes porqué? La razón es que entonces te estas comparando con los mejores. ¡Que fácil sería la vida si nos comparáramos con los más mediocres que nosotros! Pero a la vez que absurda y mediocre.

El hecho de ser segundo en algo, no implica que lo seas en todos los aspectos. Quizá nunca logremos brillar como un Mozart, pero de igual sin un Salieri, no tendríamos un Beethoven o un Schubert, dos de sus más famosos alumnos.

Lo importante es seguir adelante siempre... y créeme, compararse con los más grandes es de gente honorable y con ansias de superarse día a día...

Malafacha dijo...

Mmmeee... Como tu "abriste tu alma" yo me tomaré la libertad de hablarte al chile (no te excites es solo una expresión):

1. He leído varias entradas de tu blog y considero que éste es de los mejores que he leído. Es ameno, interesante y con excelente capacidad analítica. Tienes una prosa fluida y, en general, eres muy objetivo.

2. Eres presumido y medio farol (sin ánimo de ofender, si no lo digo reviento, jajajajaja).

3. Si te sientes mal porque te comparas con "gente que sabe un chingo sobre un rechingo", pues no te compares cuate. Y ultimadamente para almacenar datos MySQL lo hace mucho mejor. He conocido gente con gran memoria pero sin capacidad para darle un buen uso a esa información. En tu blog veo que no es el caso. Pides demasiado de ti mismo.

4. Y sí, hay gente que viviendo en la completa atrofia mental es feliz: ¡Bien por ellos! (pero mal por aquellos que queremos cambiar el sistema [por su explotación, desigualdad, falta de pensamiento crítico, etc.] pues necesitamos que esa bola de huevones mentales empiecen a analizar su entorno y a mover el culo, pero en fin, habrá que hacer algo, aceptar el mundo como es, o dejar de debrayar, como lo que estoy haciendo, jajaja).

5. Felices vacaciones o lo que sea por lo que te ausentas. Dios devore tu alma cuando las estrellas estén alineadas y salga de la bañera. Amén y amen.

Kentucky Freud Chicken dijo...

Snif, tengo que ver esa película. Ya con tu post me sentí muy identificado. :(

Enrique Arias Valencia dijo...

Envídiame.

PS

Espero al menos vivir 35 años.

PS del PS

¡Je je je! Si ya voy para los 40...

encontrado dijo...

Considerando que Malafacha, me quito las palabras de la boca (artimaña a la que recurro, cuando el cerebro no me da pá más) te transcribo lo que escribió, una de las mentes actuales más lucidas –José Saramago-

“Las miserias del mundo están ahí, y sólo hay dos modos de reaccionar ante ellas: o entender que uno no tiene la culpa y por tanto encogerse de hombros y decir que no está en sus manos remediarlo —y esto es cierto—, o bien asumir que, aun cuando no está en nuestras manos resolverlo, hay que comportarnos como si así lo fuera”

Pienso que a final de cuentas, de lo que se trata: no es de hacerlo mejor que los otros, sino de hacer lo que nos corresponde.
Un abrazo y espero volverte a leer pronto.

La Diabla dijo...

A mi me pusieron esa pelicula en la secundaria y me encanto.

entiendo perfectamente lo que dices, me ha pasado miles de veces, de pronto llega alguien que hace en unos meses rebasa lo que a ti te ha tomado años.

no se, la verdad no me parece esa opcion de no comprarase, porque compararse es medirnos y estar concientes de lo que somos, es necesario comparar nuestros logros y habilidades es mejor que decir "no se nada me tapo los ojos y soy promedio" NOOO, hay que estar concientes de nuestras capacidades aunque nos llevemos la decpcion de que no somos los mejores (siempre habra alguien mejor... menos en el caso de mozart).

Hay que compararnos pero no hay que frustrarnos por el resultado y seguir peleando hasta el final.

Anónimo dijo...

Creo que estas siendo demasiado dramatico con este asunto, estamos de acuerdo que Mozart era un musico excepcional, un prodigio, hay poca gente así en cualquier arte, ciencia o deporte. Que a algunas personas les cueste menos lograr lo que a ti te cuesta mucho tiempo y esfuerzo definitivamente no significa que ellos no lo aprecien, nada mas no sufren como tu para hacerlo.

Uno debe alegrarse con sus logros si en serio se esfuerza y le pone dedicación a estos (no me refiero a ser un mediocre), y debes vivir con la situación que hay personas que tienen un don para ciertas cosas y que van a ser mejores que tu.

MGM

Anónimo dijo...

Llevo varios dias siguiendo tu blog y he publicado alguno que otro comentario y al parecer encuentro en esta una autoconfesión muy interesante de porque te sientes Salieri al ver el resto de tus posts.

El comic que hiciste de "la gente bonita" describía perfectamente el identificarte con la gente "no popular" en la prepa y mirar con cierta envidia a aquellos que les dedicaste el comic. Esto se corrobora al haberte sentido mas a gusto con los frikis como relataste en el tema homonimo.

El que ahora digas que te identificas con Salieri demuestra que la nerdez o el estudio del que hiciste gala en la prepa y la universidad, en realidad eran mas con el objetivo de llevar de adulto una vida mejor que aquellos como "la gente bonita" que desperdiciaban su tiempo libre en el antro mientras tu lo hacias en los libros. Ahora, seguramente te topaste con un especimen de aquellos como "la gente bonita" el cual tiene igual o mas exito que tu actualmente, sin haberse esforzado al nivel que tu lo hiciste y tal vez, es porque el tipo es un genio natural y no necesita perder tanto tiempo en los libros para tener una agudeza mental.

Si estoy en lo correcto, sería bueno que a dos años de distancia compartieras quien es el fulano que te hizo sentir asi para completar de una vez el tema.

Maik Civeira dijo...

Hmmm, no, para nada. No envidio a la "gente onita", y hasta ahora no he coocido un especimen que sea como mencionas. Anhelo ser como las personas verdaderamente geniales, en campos como la creación artística o la Academia, o la ciencia, o la intelectualidad. Ése es el éxito al que aspiro.

Beto Velez dijo...

entre mas te leo, menos ree menos entiendo a los humanos..

quisiera poder decir que soy del planeta B612..

trankilo ijin.. tu eres original neta, es que algunos somos postumos.

Juan Calvera dijo...

No mames, yo quisiera escribir así de jocoso, bonito y lógico como escribes. <3


Snif. u_u

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails