martes, 1 de junio de 2010

Voto a los 16


¿Voto a los dieciséis? ¡Voto al chápiro! Pos resulta que don Javier Hidalgo Ponce, director del Instituto de la Juventud de Distrito Federal propuso impulsar el derecho al voto a partir de los 16 años, para darle a los jóvenes derechos y obligaciones y no discriminarlos y no sé qué. [enlace]


¿Pero a quién se le ocurre semejante idea? ¿Votar a los 16? Con honrosas excepciones, a los 16 están hechos unos niños. No tienen conocimientos ni conciencia. Pongamos por caso que existan chavos muy despiertos que saben muy bien qué pedo con la vida a tierna edad. ¡Los hay! Pero son una exigua minoría. Pero incluso ellos a su corta edad no habrían podido obtener el conocimiento ni la experiencia suficientes para decidir en asuntos de índole política (no tendrían experiencia laboral, ni habrían pagado sus impuestos, para empezar).


Vaya, ni siquiera uno pueda asegurarse de que una persona a sus 18 o a sus 30 o a sus 60 tenga el cerebro para votar, pero ni pedo, vivimos en una democracia y hasta los pendejos tienen derecho (y los pendejos son mayoría). Yo tengo experiencia lidiando con adolescentes y hay un salón en "especial" de los cuales a sólo unos cinco o seis daría derecho al voto, cuando tengan la edad pertinente (de hecho, a la mayoría les practicaría una piadosa eutanasia).


Vamos a ver, ¿usted le daría una tarjeta de crédito a su hijo adolescente? A menos que sea usted uno de esos ricachones que están criando yupis buenos para nada, lo más probable es que responda que no. ¿Por qué? Pues porque seguro se gastaría el dinero en pendejadas. Pues el derecho al voto es más peligroso que una tarjeta de crédito. Con una tarjeta de crédito, el adolescente puede chingar a su economía familiar. Con derecho al voto, puede chingar al país.


Pienso en mí mismo a los 16 años. De ninguna forma me habría dado derecho al voto. Como no le daría licencia de conducir a un niño de 12 años. Y eso no quiere decir que subestime su inteligencia, sino que sé que no está preparado para esa responsabilidad.


El adolescente, un ser sin autoestima y en búsqueda de su propia identidad, se desenvuelve en un ambiente hostil e inclemente en el que trata por todos los medios de encajar, lo que lo hace fácilmente manipulable. Es facilísimo meter en un adolescente cualquier idea estúpida, como que los reality shows son entretenimiento o que el reguetón es música.


La sociedad occidental ha experimentado un proceso de adolecentización, en el cual sus miembros presentan actitudes e inseguridades propias de la adolescencia ya bien pasados los 20 años y a veces hasta después de los 30. La madurez intelectual y emocional se retrasan y muchas veces desaparecen de los objetivos de vida de los individuos. Las sociedades tradicionales no conocían la adolescencia gracias a los rituales de paso, pero nuestra sociedad los ha eliminado (hace mucho que la graduación dejó de ser un ritual de paso). Tenemos pues, una sociedad insegura, fácilmente manipulable y consumista. Una sociedad que se deja apantallar por el discurso espectacular de los políticos en vez de ejercitar sus capacidades críticas y reflexivas (ambas atrofiadas). Si eso se logra en una sociedad adulta adolescentizada, ¿qué no podrán hacer los genios de la manipulación mediática con un montón de chavitos que están más preocupados por los granos de su cara que por cómo funciona la seguridad social?


Piénsele. ¿Se ha fijado usted quiénes forman el grueso de las fuerzas de choque del PRI? Pues sí, los jóvenes, la tan mentada ola roja. ¿Y por qué son los jóvenes los que siguen al PRI? Pues porque no saben cómo eran esos tiempos de la presidencia imperial, de la guerra sucia, de las matanzas, del fraude electoral, de los dedazos, de las crisis económicas. No lo recuerdan porque no lo vivieron, pero podrían saberlo si no fueran precisamente un montón de jóvenes alienados y le pusieran atención a su maestro de historia (o sea, yo).


Claro, también hay priístas (y fanáticos del PAN, y pejezombies) de todas las edades, pero lo que pasa es que nunca es tarde para ser pendejo, y el punto es que es más fácil hacer tonto a un adolescente que a un adulto culto y de amplio criterio. Un adolescente sería capaz de elegir a un jugador de futbol, o a un reguetonero, o al protagonista de un reality show, como lo es Peña Nieto.


Como dijo Kurt Kubain hace ya unos cuantos años, el adolescente sólo pide "aquí estamos, entretennos, me siento estúpido y contagioso. Entretenme con cualquier cosa, un mulato un albino. Lo que sea". Pues si les dan derecho al voto lo usarán con el mismo criterio.


24 comentarios:

Antonio dijo...

Por cierto Ego, aprovecho para avisarte que ya puedes pasar a recoger tu credencial del insen, con ella te dan descuento en la intervención quirúrgica para corregirte los ojos de la nuca.

No, ya en serio, que en realidad podemos prescindir de la democracia y darle credencial para votar sólo a Slim, Azcárraga y Servitje, al chapo Guzmán y al rector de la UNAM para balancear, y que ellos decidan. Creo que son los únicos con la madurez suficiente para ejercer un voto responsable.

El problema que le veo es que lo que van a hacer los jóvenes de 16 a 20 años con su voto es no votar. Mi hermana me dijo feliz cuando le dieron su credencial del ife

--¡Ya tengo mi credencial para votar!
--¡Excelente! ¿Y por quién vas a votar?
--Por nadie. La necesito para poder entrar a la disco.

Por lo que el país no va a ir peor porque unos chavos puedan votar. No van a votar. Lo que va a pasar es que vamos a tener más adolescentes pedos.

Yo a los 16, bueno no, a los 17, hubiera votado por el Maquío Clouthier, de tener derecho a votar, claro, pero si ahora estuviera en esa elección con mis 40 años, votaría por el inge Cárdenas. No creo que ninguna de esas opciones hubiera destruido al país ¿Será que todavía no estoy maduro?

Un Abrazo.

Omega Rodo dijo...

Esos malditos adolescentes debemos acabar con ellos!

Digo, creo que más claro no se puede poner, si ya de por si dudo que alguien de 30 años tenga suficiente madurez para algo tan importante, no se diga mocosos imberbes que solo buscan aprobación grupal a cualquier costo.

Pablo Cabañas dijo...

Lo que más aterra son los adultos que insisten en quedarse como adolescentes; acá en Valladolid hay dos ejemplos de ese tipo de personas, uno de ellos (director de una revista de sociales) todavía actúa como si tuviera 15 años, y otro (conductor de un programa local de TV) que ronda ya por los 30 años y se comporta como puberto fan de (inserte cualquier mamada pseudomusical). Fíjese, y eso que ya son "mayores" de edad.

PD: Para que no sean quejas, quejas & más quejas, propondía que para sacar una credencial de elector, que antes se lleve a cabo una examen psicológico, para saber si estamos aptos para participar en esto que le llaman "democracia" (aunque sospecho que ya no se llamaría "democracia"...)

Pereque dijo...

El punto de las sociedades tradicionales es importante. También es importante que la madurez sexual llega aproximadamente a la misma edad para los que viven en una aldea de Nueva Guinea o en un rascacielos de Nueva York.

Si uno vive en una sociedad preindustrial como la aldea de Nueva Guinea, a los 16 años uno ya aprendió todo lo que necesita saber para ser un miembro productivo de la comunidad, o sea un adulto. La transición de niño a adulto es completa e inmediata. El rito de paso sólo es un marco visible para el resto de la comunidad.

En cambio, las sociedades urbanas industriales y postindustriales como Nueva York se han hecho tan vastas y complejas que ya no pueden ser cabalmente comprendidas por nadie. La educación necesaria para tan sólo sobrevivir en esa sociedad es bastante más larga, extensa, abstracta y demandante que la educación de las sociedades tradicionales. Ni hablemos de la educación necesaria para los niveles más altos de producción económica, organización política y expresión artística.

A los 16 años, el habitante industrial es un individuo fisiológicamente adulto pero socialmente infantil: un adolescente. Su sociedad no puede sincronizar ambos procesos de maduración (y no puede señalarlos con ritos de paso, que se quedan como vestigios de su pasado preindustrial), de modo que los adolescentes no pueden cumplir con responsabilidades sociales, y por lo tanto tampoco pueden entender ni participar en la estructura política que emerge de esas responsabilidades sociales.

Y no ayuda que las sociedades industriales ahora sean postindustriales y sean cada vez más complejas, exijan cada vez más tiempo de educación, y produzcan un desfase cada vez mayor entre la madurez sexual y la madurez social, o sea "un proceso de adolescentización" cada vez más profundo.

Como esto es un proceso orgánico, se va a poner peor. Y las soluciones que veo no son bonitas.

Saludos.

PD: Más en el tema: una vez oí a una colega decir que votaría por el Niño Verde porque estaba muy guapo. En ese momento el pequeño fascista que llevo dentro pensó que esa colega debería perder todos sus derechos políticos al instante, y luego ser esterilizada.

Oyieth dijo...

Los miembros de la generación de la decadencia no tienen...tenemos...valor cívico, ni ganas de ser responsables. De nada sirve votar, si no te ayuda a entrar al antro.

Por un lado, creo que 'en teoria' debería ayudar a responsabilidad a la juventud, que hoy en día está muy mimada. Pero, no funcionará. Los que tendrán que responsabilizar a los jovenes no son ni las escuelas, ni el gobierno, son los padres que los mantienen

Pereque dijo...

No mamar, ahora sí me pasé de verborreico.

Señor Malafacha dijo...

Una sociedad adolescentizada manipulable por los medios y sin interes por la responsabilidad: simple y llano.

No estoy completamente de acuerdo con lo que dices de los rituales de paso. Si bien fomentan, o debieran fomentar, un cambio de actitud; la persona no cambia su mentalidad pendeja como por arte de magia.

Morocco dijo...

@Pablo Cabañas:
Uno de los reactivos del examen podría ser: Escriba la palabra "Democracia". Estoy seguro que muchas respuestas serán como
"Democrasia", "Demograsia" y un par de DmKrZíA.

MJM

m. Isaac. V.R. dijo...

que voten, no hay pedo. Total a mi no me molestaría que a muchas dieciseisañeras que conozco ya las hicieran legales para muchas cosas que no tienen que ver con la elección de la clase política.

Ego dijo...

@Antonio: Jajaja, muy buena. Vas a ver.

@Pereque: Tienes toda la razón. Yo no estoy diciendo que lo que se necesitan son rituales de paso, ni que con eso se solucionaría la inmadurez. Sólo señalaba la diferencia entre las sociedades.

@Isaac: Ma', pos ojalá.

Sir David von Templo dijo...

¿Pues que chingados tiene Javier Hidalgo Ponce en la cabeza? Si bien la mayoría de los adolescentes quieren una credencial para votar con la única finalidad de alcoholizarse hasta quedar más pendejos, no va a faltar el cabrón que va la va a usar para lo que en realidad es (digo, de por sí es una chingadera que la gente saque la credencial para votar solo para alcoholizarse y hacer trámites). Si tenemos en cuenta que en México más del 50% de la población es menor a los 18 años, y sabiendo que los pendejos son mayoría (eso es algo que se sabe a priori), comparando ambos conjuntos ya podemos sacar conclusiones.

De que hay chavos muy vivillos los hay, de que hay "adultescentes", pues también, como ya dijeron Antonio, Pereque, Malafacha y Pablo Cabañas. En todo caso lounico que podemos hacer es como ciudadanos tratar de concientizar a los jóvenes, digo, no queremos de nuevo al PRI en los Pinos ¿o sí?

encontrado dijo...

Efectivamente, adolecentes con madurez política o medianamente informados, son prácticamente inexistentes.
Aunque el resto de la población, a pesar de sus bien “maduros años” dan casi tanta, pena ajena como los imberbes mencionados.

El trabajo por delante es monumental.

¡Buena entrada! como casi, casi siempre.

Por cierto tendrás una entradita para la edición del circo del mes ¡urge!

Gracias y saludos
encontrado

Despertandoalarazon

La Diabla dijo...

Que idea tan estupida darle cualquier tipo de responsabilidad a los jovenes! serian el perfecto blanco para la compra de votos.

María Oceánica dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo, a los dieciséis años la mayoría no sabe bien qué pedo ni qué es democracia ni qué es un candidato (aunque, como han dicho, la mayoría de los votantes no lo sabe y cree que es un ídolo al que hay que aplaudir).

Estuve viendo si había manera de enviarte un correo desde blogger pero no la encontré, así que subí a skydrive lo que quería mandarte. Son 45 fotos históricas, muy buenas. Tal vez ya las hayas visto. Algunas son clásicas y otras son menos comunes. Pensé que podrían servirte para tus clases de historia. Quizás ayuden a causar más interés; creo que si tus alumnos no sienten nada al ver aunque sea alguna de estas fotos, no son humanos.

El link: http://cid-ceb860edb8ef577b.skydrive.live.com/self.aspx/.Public/45%20FOTOGRAF%C3%8DAS%20HIST%C3%93RICAS.pps

María Oceánica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
P3epe dijo...

Yo creo que la propuesta pretende en parte combatir la mentalidad del autor de esta entrada. Tengo 23 años, y a los 16 estaba mucho más informado que la mayoría de la gente de mi edad o poco mayor, que vota por el PRI porque los invitaron a una fiesta o les dieron 300 pesos...

Kyuuketsuki dijo...

Todo lo que se me ocurrió para comentar ya lo dijo Pereque en su comentario. Sólo quiero reafirmar su punto final: ¿cuántos adolescentes no votarían por fulano o sutano solo porque "está guapo"? Veríamos aquí campañas políticas tipo California (que no estamos muy lejos, de todos modos). Un simple concurso de popularidad. Repito, no muy diferente de como es actualmente, pero terminaría inclinando la balanza definitivamente del lado del espectáculo. Una carnivalización que no me gustaría ver.

El Tipo dijo...

Viendo las entradas anteriores respecto a tus alumnos -y su graciosa fijación de Vicente Guerrero- y tu pragmática decepción de las nuevas juventudes, solamente me queda preguntar... Trabajas para un colegio de niños bien ¿verdad?... tipo "Prepa TEC" y así...

Anónimo dijo...

Yo no creo que trabajes para una prepa de niños bien, sino mas bien para una prepa de gente de clase media-baja, media-media, que invierte gran parte del dinero que gana para que sus hijos puedan recibir un poco de mejor educación que ellos, pero tienes que entender que en sus casas no les pueden dar la educación que tu esperas, esa es la impresión que tengo, ya tu diras.
En el punto de que si tienen la suficiente madurez los jovenes a los 16 para votar, pues no, pero tampoco la tienen para tener sexo, consumir alcohol, o manejar (odio a los niños de 16 que manejan), asi que realmente es una cosa mas que pueden hacer irresponsablemente. La verdad lo unico que creo que pasaria es que seria mas grande el padron electoral y por ende el ausentismo seria mayor, si ya de por si la población de edad supuestamente madura no participa, mucho menos lo va a hacer un escuincle de preparatoria.
Y todos los que dicen que a los 16 años eran mas maduros que mucha gente mayor que ellos, que gusto me da, mas gente asi necesitamos en este pais, por uds deberian darles derecho al voto a los jovenes de 16.
MGM

Anónimo dijo...

yo creo que realmente es verdad, a los 16 años todavia no se tiene madurez para muchas cosas, pero pues realmente sería muy perjudicial dar un voto a niños de 16 años, es decir, por suponer que el voto se haya aprobado y que Beatriz Závala haya prometido que iba a poner algun tipo de reggeton o algo asi en las escuelas, o algo que atraiga la atencion de un adolescente de 16 años, los cuales son moldeables y manipulables, entonces podriamos suponer, que las cosas ahora serían diferentes, no tanto realmente, pero a lo que voy es a que sería un peligro, ya que con prometer regalar dulces se ganaría ese voto, por eso si se da que los "dieciseañeros" voten, propongo como proximo presidente de México a Santa Clos, aunque se que estaría entre él, Daddy yankee, y el conejo de pascua u_u lamentablemente asi son las cosas aqui en México

atte:
Alma

Majo Calamidad dijo...

Hola, disculpa que no venga mucho al caso del post mi comentario, sólo es que me hice bolas buscando el post en el que hablabas sobre la conspiparanoia en torno al caso de la influenza AH1N1. No lo recuerdo de pe a pa, pero me parece que hablabas sobre un mail que estuvo circulando sobre que la gripe no existía y eso. después de un año del circo ese, página 12, un diario argentino, sacó un artículo9 que me parece que expne con mayores argumentos y sobre todo fuentes, un enfoque más coherente sobre loq ue pudo haber pasado en esas lejanas épocas, tan lejanas ahora por la fiebre futbolera.
te lo paso al toque

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-147500-2010-06-13.html

Pancho el autor dijo...

Ni yo me hubiera dado el voto a esa edad, y ahorita que tengo ese derecho/obligación la uso para votar por Darth Vader, un profesor cree que es algo muy bajo y deprimente anular el voto así, pero a falta de verdaderos candidatos ¿qué mejor que eso? saludos y ya me puse como seguidor, está chido tu blog.

Aquiles Brinco dijo...

¿Con que sí, eh? Pues esto es aún más divertido:
http://www.soychile.cl/Valparaiso/Politica/2012/11/26/136883/Senadores-opositores-plantearon-rebajar-a-14-anos-la-edad-para-votar-en-elecciones-municipales.aspx

Casualmente, en el diario "El Mercurio" del domingo pasado, la única parte donde hablaban de ésto era en la de humor gráfico.

Maik Civeira dijo...

Chale.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails