lunes, 27 de diciembre de 2010

Norman Rockwell: La imagen del sueño americano



Hola, amigos. En medio de situaciones espantosas, que deprimen al que se toma el tiempo de ponderar acerca del futuro de la humanidad, quiero cerrar este año blogueril con una entrada simpaticona y con imágenes bonitas e inofensivas de mundos soñados.

Norman Rockwell nació en 1894. Fue pintor, ilustrador y fotógrafo. Se hizo famoso por sus ilustraciones de la vida norteamericana, especialmente en los años de la Segunda Guerra Mundial y las décadas que le siguieron. Entre vanguardias, ante la aparente muerte del arte figurativo, Rockwell creó imágenes sencillas, coloridas y optimistas que exaltan los ideales norteamericanos de la familia, la patria, la infancia feliz y la juventud alegre.

Acosado por depresiones y crisis de inseguridad, Rockwell forjó la imagen del American Dream, con un estilo que durante décadas se ha tratado de imitar. Pero la realidad creada por Rockwell demostró ser una mera viñeta que enmascaraba una sociedad construida sobre la doble moral y la perpetua crisis de identidad, tal como era la vida del artista. Sin embargo, el arte de Rockwell ha logrado trascender el tiempo, por la habilidad del pintor, sus ingeniosas ideas y la representación de un sueño anhelado que nunca se hizo realidad.






"Los que se quedan en casa"


"Un vendedor experto"




Una imagen un poco perturbadora...


Esta última es el autorretrato del artista. Nótese la genialidad con la que se representa a sí mismo pintándose a sí mismo.


¡Feliz Año Nuevo para todos!

sábado, 25 de diciembre de 2010

La venganza de los mercaderes

EN AQUEL ENTONCES...


JESÚS: ¡Largo de aquí, buitres! Estoy harto de su visión utilitaria de la vida y la forma en la que corrompen todo lo sagrado. No sólo de pan vive el hombre, ¿saben?

MERCADERES: Maldito hippie comeflores, vas a ver. No puedes acabar con nosotros con tus sermones de chairo anarquistoide. Nos vengaremos por esto.

JESÚS: ¿Ah, sí? Eso quiero verlo.


2000 AÑOS DESPUÉS...




lunes, 20 de diciembre de 2010

Ciencia maya



Hay personas (muchas, muchísimas, demasiadas) que piensan que la ciencia es una horrible imposición del imperialismo occidental que socava las culturas autóctonas del mundo (del mundo no occidental, se entiende) al destruir sus creencias tradicionales con los dogmas de los hombres blancos que usan batas blancas. Según estos individuos, la ciencia, y aún más, el pensamiento racional, no son más que sistemas de creencias arbitrarios y dogmáticos con el que los blancos se dan aires de superioridad y menosprecian el conocimiento ancestral y espiritualmente superior de las culturas no-blancas, las cuales tienden a la magia y al misticismo, que es lo que nos hace falta para estar sanos en este mundo materialista y enfermo y yadda, yadda, yadda.




¡Falso, señores! La razón es una capacidad humana, aunque no todos los humanos la usen tan seguido como debieran, y la ciencia había sido desarrollada por muchas civilizaciones cuando en Europa los güeritos vestían piel de oso y aullaban a la luna. En China, en Egipto y en Mesopotamia se dieron las bases del conocimiento científico en muchas disciplinas: matemáticas, astronomía, química, medicina, biología, etcétera; aunque bien es cierto que las bases de la ciencia occidental se dieron en la antigua Grecia.

¿Y del otro lado del Océano? Pues estaban las civilizaciones americanas, de la cual una de las más populares es la maya. Ahora bien, los blancos insulsos admiran la "espiritualidad maya", van a "cargarse de energía positiva" a las pirámides; si pueden pagarlo, se hacen "masajes mayas" con expertos en balancear la energía del cuerpo, consultan a magos, curanderos y adivinos, etcétera. Lo hacen porque son personas vacías e ignorantes en busca de una fé bonita, amplia y poco exigente que incluya mucho incienso y rituales en una lengua que no entiendan. Y los mayas sacan una buena lana de estos pobres ingenuos, lo cual me parece más que justo, porque ya mucho les debían los cabrones.

Los mayas actuales casi sólo son considerados como curiosas atracciones para ecoturistas europeos en busca del significado de la vida y no como seres humanos que tengan mucho más que ofrecer que artesanías bonitas y "espiritualidad", sea lo que eso sea, negándoles a este grandioso y orgulloso pueblo la posibilidad de desarrollarse en otros ámbitos y dialogar con la cultura occidental a manera de iguales. Pero no me voy a extender al respecto, porque me da flojera y me meto en polémicas que luego... bueno, sigamos.

Los antiguos mayas alcanzaron la grandeza que sigue maravillando a las personas de todo el mundo en gran parte gracias a su ciencia. Sí, señores, CIENCIA. No por sus limpias, rituales, sanaciones o "tarot maya" (madre que ni existe, pero cómo se la han vendido a los magufos) sino por su capacidad para razonar y para aplicar el pensamiento racional en provecho de su civilización.

Veamos ¿cómo construyeron los mayas sus pirámides? Con ayuda de los extraterrestres, responderá la mayoría de las personas, o porque los egipcios se lo enseñaron a través de la Atlántida, o demás magufadas que la mayor parte de los individuos en realidad cree (no tengo estadísticas, pero mi experiencia me hace pensar que así es, aunque podría -espero- estar equivocado). No me voy a extender mucho en este asunto, pero ¿se han preguntado porqué no son los arqueólogos los que creen que las pirámides fueron construidas por extraterrestres? ¿Será porque la gente que se pasa la vida estudiando ese asunto sí sabe al respecto, a diferencia de todos los pendejetes que no más ven esa basura pseudocientífica llamada Discovery Channel?




Pero ya, ya, me estoy exhasperando. ¿En qué iba? Ah, sí, las pirámides. Bueno, pues para construirlas los mayas tenían que ser bien chingones en matemáticas, base de la arquitectura y la ingeniería. Tomemos el más famoso monumento maya: la Pirámide Kukulkán en Chichén-Itzá (que por cierto es medio tolteca, pero ¿a quién le importa?). Aunque hay estructuras mayas más impresionantes, ésta se ha destacado porque cumple la doble función de templo y edificio astronómico (y porque está convenientemente cerca de Cancún). Como bien saben, la pirámide está construida de tal forma, que en el equinoccio (21 de marzo), el sol proyecta la sombra de la Serpiente Eplumada bajando del cielo.

¿Cómo lograron los mayas esta chingonería? ¿Fue con inciensos, bailecitos y cristales? ¿Fue con inspiración de los dioses mayas? ¡Ni madres! Fue con ciencia. Los mayas eran unos chingones para las matemáticas. Usaban el concepto del cero (inventado paralelamente en la India, otra cultura admirable por su ciencia, y no por su concepto de karma, ideado para mantener la rigidez de una sociedad monstruosamente jerarquizada), desde mucho antes que los europeos, y su sistema de numeración era más exacto y práctico que el de los egipcios, los griegos o los romanos.




También eran requetechingones para la astronomía. ¿Por qué? Pues porque eran una sociedad agrícola, para la cual es muy importante saber medir bien el tiempo (imagínense lo importante que debía ser el inicio de la primavera para una sociedad agrícola), y la mejor forma de medir el tiempo es observando las estrellas. A ver, seguro ustedes se han fijado en que, dependiendo de la época del año, el sol sale por un punto diferente del horizonte y se aprecian diferentes constelaciones en el cielo nocturno. Pues los mayas, que no tenía televisores y computadoras que les echaran a perder la vista y los distrajeran de las cosas importantes de la vida, se fijaron con mayor exactitud, y gracias a sus conocimientos matemáticos lograron perfeccionar el calendario (inventado por los olmecas) más exacto de su tiempo, a más de predecir eclipses y otros fenómenos astronómicos. Y de nuevo, ¿cómo lograron todo esto? Usando la razón, con ciencia, con números. No con "oms" ni chingaderas de esas.




Otra cosa: Yucatán es una tierra relativamente pobre en la que sólo crece la laja y un montón de cosas espinosas y enmarañadas (aquí no se puede ir a dar un paseo por el bosque). Cuando los mayas llegaron hasta por aquí, provenientes de las tierras montañosas del sur, tuvieron que realizar verdaderos prodigios de ingeniería agronómica (que incluyó la tumba, roza y quema, moler piedras y cerámica, y hasta importar tierra de otras latitudes) para convertir extensiones de tierra rocosa en suelo fértil y así construir los poderosos señoríos que se disputaron el poder en la Península. Los mayas encontraron esas soluciones después de mucho pensar y razonar, y no sólo pachequeando en la selva para llegar a estar en "armonía con la naturaleza".

Una cosa más: la herbolaria maya. Cuando los médicos europeos aún hacían sangrías, y trepanaciones y aplicaban ventosas y sanguijuelas a los pacientes, con el único resultado de que morían más rápido y con más dolores, los mayas y otras culturas americanas ya sabían que ciertas plantas eran muy efectivas para el tratamiento de ciertas enfermedades. De nuevo, a estos conocimientos se llegó mediante la experimentación, y no por inspiración divina. Si los curanderos agregaban rituales al acto de la curación, era simplemente para legitimar su posición de hombres sabios frente al vulgo (como en todas las culturas, entre los mayas había hombres de ciencia y brujos; sabios y palurdos). Claro que ahora sabemos cuáles son las substancias curativas que contienen dichas plantas y podemos extraerlas para potenciar al máximo sus facultades medicinales, pero bueno, siga usted mascando chaya.

Para terminar, ¿fue el culto a la razón y la religión de la ciencia los que acabaron con la grandeza de los mayas y otras civilizaciones precolombinas? ¡No! Por el contrario, fue la irracionalidad y el fanatismo religioso los que hicieron eso. Junto a la espada, la cruz, y llegaron los españoles, bastante bárbaros en esa época, a imponer su fe a cañonazos y a destruir lo que a estas civilizaciones habían estado construyendo a lo largo de milenios. A derrumbar las maravillas arquitectónicas, porque eran templos del diablo; a perseguir la herbolaria, porque era brujería.

Y aún hoy, quinientos años después, siguen llegando los europeos armados de irracionalidad y en busca de Eldorado y la Fuente de la Juventud, negándole a las culturas nativas de América, África y Asia la posibilidad de desarrollar su racionalidad y su ciencia, reduciéndolos a la categoría de brujos o chamanes, y olvidando que su grandeza nada tiene ni tuvo que ver con la "epiritualidad" light que buscan los güeritos y sí mucho con las extraordinarias capacidades intelectuales de estos pueblos.

FIN

lunes, 13 de diciembre de 2010

Carta de Julian Assange al mundo

"En tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario".

George Orwell



En 1932 el periodista Fritz Gerlich se convirtió en director del semanario Der Illustrierte Sonntag. Gerlich enfocó sus esfuerzos en contra del creciente Partido Nacional-Socialista, denunciando sus crímenes y atrocidades, sin quitar el dedo del renglón acerca de que Hitler y los nazis representaban "enemistad con las naciones vecinas, tiranía interna, guerra civil, guerra mundial, mentiras, odio, fraticido y ambición desmedida".

En una nación, y aún más, un mundo que se negó a escuchar las advertencias de la gente pensante, conciente y moral, Hitler obtuvo el poder en enero 1933. En marzo de ese mismo año Gerlich fue arrestado y llevado al campo de concentración de Dachau, donde murió asesinado el 30 de junio de 1934, en el contexto de la Noche de los Cuchillos Largos, una purga en la que los nazis exterminaron a sus enemigos.



Hoy, la patria de los valientes no es un solo país, sino toda la Tierra; el pueblo amenazado no es sólo una nación, sino toda la humanidad; y la tiranía no la ejerce un sólo gobierno, sino los poderosos de todo el mundo. Antes de entregarse a las autoridades, Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, envió la siguiente carta abierta al diario The Australian:


La verdad siempre vencerá


En 1958, el joven Rupert Murdoch, entonces dueño y editor de The News de Adelaide, escribió: "En la carrera entre el secreto y la verdad, parece inevitable que la verdad siempre va a ganar".

Su observación tal vez refleja lo que su padre Keith Murdoch expuso acerca de que las tropas australianas estaban siendo sacrificadas innecesariamente por incompetentes comandantes británicos en las costas de Galípoli. Los británicos trataron de callarlo, pero Keith Murdoch no fue silenciado y sus esfuerzos terminaron con la desastrosa campaña de Galípoli.

Casi un siglo más tarde, WikiLeaks publica también sin miedo hechos que deben ser públicos.

Crecí en un pueblo rural de Queensland donde la gente dice lo que piensa sin rodeos. Desconfían de los grandes gobiernos por la posibilidad de corromperse cuando no están suficientemente vigilados. Los días oscuros de corrupción en Queensland antes de la Investigación Fitzgerald son un testimonio de lo que ocurre cuando el gobierno hace callar a los medios por revelar la verdad.

Estas cosas están presentes en mí. WikiLeaks fue creado alrededor de estos valores fundamentales. La idea, concebida en Australia, era de usar las tecnologías de Internet en una forma nueva para revelar la verdad.

WikiLeaks acuñó un nuevo tipo de periodismo: el periodismo científico. Trabajamos con otros medios de comunicación para informar a la gente, pero también para demostrar qué es verdad. El periodismo científico le permite leer la noticia, luego hacer click en línea para ver el documento original en el que se basa. De esa manera usted puede juzgar por sí mismo: ¿Es verdadera la historia? ¿El periodista informó con precisión?

Las sociedades democráticas necesitan medios de comunicación fuertes y WikiLeaks es parte de esos medios. Los medios de comunicación ayudan a garantizar que los gobiernos se conduzcan con honestidad. Wikileaks reveló algunas duras verdades sobre las guerras de Irak y de Afganistán, y los detalles de la corrupción corporativa.

La gente dijo que estoy contra la guerra: para que conste, no lo estoy. A veces, las naciones necesitan ir a la guerra, y hay guerras justas. Pero no hay nada más equivocado que un gobierno que miente a su población acerca de las guerras, y que luego pide a esos mismos ciudadanos que jueguen sus vidas y sus impuestos por esas mismas mentiras. Si una guerra está justificada, entonces digan la verdad y el pueblo decidirá si apoyarla o no.

Si usted leyó alguno de los registros de la guerra de Afganistán o de Irak, o alguno de los cables de la embajada de EE.UU. o cualquiera de las historias sobre las cosas que Wikileaks informó, tenga en cuenta lo importante que es para todos los medios poder informar de estas cosas con libertad.

Wikileaks no es el único en publicar cables de las embajadas de EE.UU. Otros medios de comunicación, incluyendo el británico The Guardian, The New York Times, El País en España y Der Spiegel en Alemania publicaron los mismos cables redactados.

Sin embargo, WikiLeaks, como coordinador de estos otros grupos, es el que recibió las acusaciones y los ataques más virulentos de parte del gobierno de EE.UU. y sus acólitos. Me acusaron de traicionar a la patria, a pesar de que soy un ciudadano australiano, no estadounidense. Hubo decenas de llamados graves en los EE.UU. para que yo sea "sacado" por las fuerzas especiales de EE.UU.. Sarah Palin dice que deben "cazarme como a Osama bin Laden", un proyecto de ley republicano en el Senado de EE.UU. busca que me declaren una "amenaza transnacional" y que dispongan dede acuerdo con esto. Un asesor de la oficina del primer ministro canadiense, pidió por cadena nacional que me asesinen. Un bloguero estadounidense pidió que secuestren y lastimen a mi hijo de 20 años, aquí en Australia, sin otra razón que para alcanzarme.

Y los australianos deben observar avergonzados las desafortunadas declaraciones de estos sentimientos por parte de Julia Gillard (primera ministra de Australia) y de su gobierno. Los poderes del gobierno australiano parecen estar a la entera disposición de los EE.UU. para cancelar mi pasaporte australiano, o para espiar o acosar a los partidarios de WikiLeaks. El Fiscal General de Australia está haciendo todo lo posible para ayudar en una investigación de EE.UU. claramente dirigida a incriminar a los ciudadanos australianos y enviarlos a Estados Unidos.

La primera ministra Gillard y la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, no tuvieron ni una palabra crítica hacia los otros medios de comunicación. Esto se debe a que The Guardian, The New York Times y Der Spiegel son viejos y grandes, mientras que Wikileaks es aún joven y pequeño.


Somos los de abajo. El gobierno Gillard está tratando de matar al mensajero porque no quiere que la verdad sea revelada, inclusive informaciones sobre sus propias negociaciones diplomáticas y políticas.

¿Hubo alguna respuesta por parte del gobierno australiano a las numerosas amenazas públicas de violencia contra mí y el personal de WikiLeaks? Uno podría pensar que un primer ministro de Australia defendería a sus ciudadanos contra tales infundios, pero sólo hubo acusaciones ilegales y sin fundamento. La Primer Ministra y sobre todo el Fiscal General deben ejercer sus funciones con dignidad y sin tomar partido en la querella. No se preocupen, estos dos intentan salvar su propio pellejo. No lo harán.

Cada vez que Wikileaks publica la verdad sobre los abusos cometidos por las agencias de EE.UU., los políticos australianos cantan un coro demostrablemente falso con el Departamento de Estado: "¡Arriesgarán vidas! ¡La seguridad nacional! ¡Pondrán en peligro las tropas!". Luego dicen que no hay nada importante en lo que Wikileaks publica. No puede ser ambas cosas. ¿Cuál es la verdad?

Ninguna. Hace cuatro años que Wikileaks publica informaciones. Durante ese tiempo cambiamos los gobiernos en su totalidad, pero que se sepa ni una sola persona fue perjudicada. Sin embargo, los EE.UU., con la complicidad del gobierno australiano, mataron a miles de personas en los últimos meses.

El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, admitió en una carta al Congreso de EE.UU. que no hay fuentes de inteligencia sensibles o métodos que fueron comprometidos por la divulgación de los registros de la guerra de Afganistán. El Pentágono afirmó que no había pruebas de que los informes de Wikileaks hayan conducido a que alguien sea perjudicado en Afganistán. La OTAN en Kabul, dijo a CNN que no pudo encontrar una sola persona que necesitara protección. El Departamento australiano de Defensa dijo lo mismo. No hay tropas australianas o fuentes que fueron afectadas por lo que publicamos.



Pero nuestras publicaciones sí fueron importantes. Los cables de EE.UU. diplomática revelan algunos datos sorprendentes:

► Los EE.UU. pidieron a sus diplomáticos que roben material humano e información personal de funcionarios de la ONU y de grupos de derechos humanos, incluidas las de ADN, huellas digitales, escaneos de iris, números de tarjetas de crédito, contraseñas de Internet y fotos de identidad, violando tratados internacionales. Se puede suponer que eso incluye también a los diplomáticos australianos de la ONU.

► El rey Abdullah de Arabia Saudita pidió a los EE.UU. que ataquen a Irán.

► Los funcionarios de Jordania y Bahrein quieren detener el programa nuclear iraní de cualquier modo.

► La investigación de Gran Bretaña en Irak se fijó en proteger "los intereses de EE.UU.".

► Suecia es un miembro encubierto de la OTAN y se esconde al Parlamento el intercambio de información con los servicios secretos estadounidenses.

► Los EE.UU. están jugando duro para que otros países acepten tomar detenidos liberados de la Bahía de Guantánamo. Barack Obama acordó reunirse con el presidente de Eslovenia con la condición de que Eslovenia recibiera un preso. Se ofrecieron millones de dólares para que nuestro vecino del Pacífico, Kiribati, aceptara a los detenidos.

En su histórico fallo en el caso de los Papeles del Pentágono, la Corte Suprema de los EE.UU. dijo que "sólo una prensa libre y sin restricciones puede denunciar de manera eficaz los engaños del gobierno". La tormenta que gira alrededor de WikiLeaks hoy refuerza la necesidad de defender el derecho de todos los medios de comunicación a revelar la verdad.

Julian Assange, editor en jefe de WikiLeaks



Puedes firmar una petición de la ONG Avaaz para que termine el acoso a Julian Assange, haciendo click aquí. Avaaz es una ONG seria, y sus acciones han dado resultado en todo el mundo, así que vale la pena hacerlo.

jueves, 9 de diciembre de 2010

El zapoteco y el mixteco (Parte II)

Ver entrada anterior

PORFIRIO DÍAZ MORI

Empecemos por el principio: Porfirio Díaz era muy chingón. Participó en la rebelión contra Santa Anna, en la Guerra de Reforma luchó del bando liberal, y en la Intervención Francesa defendió la patria de los enemigos que venían a invadirla. Estuvo presente en las tres batallas de Puebla. En la primera ganamos, en GRAN parte gracias a él, que estaba en el frente recibiendo y dando los disparos, mientras que Zaragoza dirigía las operaciones desde su cuartel. En la segunda, resistió hasta el final, en que cayó la ciudad en poder del Imperio. Para la tercera, volvió con todas sus fuerzas, y logró recuperar la ciudad. No sólo eso: Díaz tomó la Ciudad de México de poder de los franceses y fue él quien respetuosamente se la entregó al gobierno de Juárez.


Doña Petrona Mori, indígena mixteca y madre de Díaz

Tras la restauración de la República, tuvo problemas con don Benito porque éste se estaba pasando de lanza y poniendo dictatorial. Con la bandera de la no reelección, Díaz se levantó en armas contra su mentor... y perdió, en gran parte por el apoyo del que aún gozaba Juárez en México, por ser el gran héroe que había guiado a la nación durante las guerras. Tras la oportuna muerte de don Benito, Sebastián Lerdo de Tejada ocupó el poder y también se quiso reelegir. Esto, de nueva cuenta, no le gustó a don Porfirio y se levantó en armas... y ganó (en 1877). Ya en el poder, le pareció que eso de la reelección no era tan mala idea después de todo y decidió quedarse en la silla presidencial por los siguientes 30 años (excepto por un periodo de 4 años en que lo suplió su compadre Manuel "El Manco" González).

Don Porfirio estableció una dictadura brutal y espantosa que reprimía todas las libertades y derechos y que sumía a la GRAAAAAAAAN mayoría de la población en la miseria. Ah, pero eso sí, impulsó el desarrollo económico del país, construyó ferrocarriles, la Ciudad de México se convirtió en una metrópolis que nada le pedía a París o a Nueva York, e hizo muchas obras públicas. Pero como ese "progreso" sólo beneficiaba a unos cuantos individuos (muchos de ellos extranjeros), un buen día Madero dijo ¡Revolución! y el pueblo mexicano se alzó en armas (muy desordenadamente, por cierto) y se acabó el Porfiriato. Don Porfirio se exilió en Francia, donde aún radica, dos metros bajo tierra.

A grandes rasgos, ello resume la vida y milagros de don Porfirio Díaz. Como decía en el post pasado, hoy las clases en el poder (que no son la partidocracia corporativa del PRI que se legitimababa con el mito de la Revolución, sino la tecnocracia empresarial del neoliberalismo), impulsan la reivindicación de don Porfirio, y no faltan algunos crédulos que se lo traguen completito y que además se sientan muy chingones por ello. ¿Por qué los neoliberales aman a Díaz? Muy fácil: porque creó un sistema económico que hacía que los ricos fueran obscenamente ricos a costa de la explotación de obreros y campesinos, y porque construyó un Estado policiaco en el que se reprimía toda oposición. En fin, el paraíso con el que sueñan muchos derechosos todavía (y muchos izquierdosos también, no se hagan). Pero como no pueden andar por ahí diciendo que les gusta la explotación y la represión, argumentan otras causas para amar a don Porfirio Díaz.

Díaz fue el verdadero héroe de la Reforma y la Intervención: Esta afirmación viene acompañada de la disminución de figuras como Juárez y Zaragoza, quienes, según los fans de don Porfirio, "no hicieron nada". Error: Juárez era el líder bajo cuya figura operaban los caudillos de la República, era el estadista que llevaría a cabo el proyecto de nación por el que se estaba luchando; Díaz era un militar y hacía su trabajo de militar; Juárez era un hombre de Estado y hacía su trabajo de hombre de Estado. ¿Que Zaragoza estaba en su oficina durante la Batalla de Puebla? ¿Jelou? Eso es lo que hacen los generales: planean y dirigen las operaciones militares; no pueden darse el lujo de salir a que cualquier chaval les de un bayonetazo porque son muy importantes, ¿qué esperaban? Eso sí, Díaz merece mayor reconocimiento del que ha recibido por su participación en estas guerras.

Por otro lado, los fans de don Porfis sí que son graciosos: dicen "Alabemos a Porfirio Díaz porque luchó por la República y la Constitución del '57, pero despreciemos a Juárez porque luchó por la República y la Constitución del '57" O sea, WTF? ¡Quieren hacerlo héroe por las hazañas que realizó en contra de ellos mismos! ¿De dónde viene la contradicción? Pues quieren venderle a los crédulos este raciocinio:

A) Díaz fue un héroe de la patria
B) Por lo tanto su gobierno era bueno

Cualquiera que tenga dos dedos de frente sabe que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Díaz fue un gran patriota, y si hubiera tenido la decencia de retirarse o morirse después de sus primeros 10 o hasta 15 años de gobierno habría sido recordado como héroe nacional. Pero no, en vez de eso, se convirtió en un dictador terrible, y sus acciones como militar no convierten a sus crímenes como dictador en obras de caridad. Pero bueno, eso del razonamiento lógico no se le da muy bien a los fans del neoliberalismo, o a los fans de cualquier cosa en general.


Como ven, Porfirio de joven era todo un galán.


Díaz trajo el progreso al país:
¿Progreso para quién? Para unos cuantos riquillos (en su mayoría extranjeros), mientras la mayor parte del país era explotada y reprimida. Es chistosísimo que muchos de los apólogos de Díaz son clasemedieritos crédulos que repiten "gracias a Díaz fuimos potencia mundial". Bueno les tengo noticias: eso a ellos no les habría servido de nada, porque durante el Porfiriato la clase media era prácticamente inexistente (y los que existían no tenían acceso al poder), y a menos que creyeran que en esa época habrían sido ricos magnates petroleros, no veo cómo el hecho de ser "potencia" les habría beneficiado. Además, México ES un país rico (una de las primeras 20 economías del mundo), el problema es que esa riqueza está espantosamente mal distribuida, así que si ellos se imaginan que en esa época estarían vestidos de frac con chistera y conduciendo un Ford por la Alameda, permítanme que los señale y me ría.

Pero... por otro lado, el progreso que trajo en Porfiriato sí fue muy bueno. No me contradigo. Quiero decir que en esa época, después de un siglo de guerras, Díaz fue el único que tuvo la fortaleza para decir "ya déjense de mamadas" y ponerse a impulsar el desarrollo económico del país. Eso, claro, no quita todas las injusticias y barbaridades que se vivían en la época, y que han sido registradas por el periodista John Kenneth Turner en su clásico obligado México Bárbaro (aunque Díaz no inventó las haciendas ni su brutal sistema de explotación; éstas existían desde la Colonia). Pero quizás (sólo quizás) el camino que tomó Díaz era el más viable para lograr la pacificación y el desarrollo del país EN SU MOMENTO. Veamos, Marx dice (ojo, no soy marxista) que es necesario que la burguesía cree la infraestructura que generará la riqueza, para que después el proletariado tome esa misma infraestructura y se haga el reparto de esa misma riqueza. O sea, era necesario que Díaz pusiera orden, para que la clase burguesa mexicana creciera y se desarrollara la infrastructura que produjo la riqueza material que caracterizó su gobierno. De igual forma (y esto es el meollo del asunto) era necesaria la Revolución para tomar esa infraestructura y repartir esa riqueza (que si la Revolución no funcionó, es harina de otro costal).

Una cosa más de don Porfirio que se merece mi respeto: La Revolución empezó en 1910; para 1911 Díaz dejó el poder, porque tuvo la decencia de hacerse a un lado antes que ver a su patria enfrascada en una lucha fraticida como las que él había vivido durante el siglo XIX. La lucha, sin embargo, continuó hasta 1920. ¿Por qué? Porque la Revolución se volvió una maldita lucha fraticida y eso ya no fue culpa de don Porfirio.

En conclusión, Porfirio Díaz es una figura fascinante, que merece ser estudiada a fondo, libre de prejuicios y de idolatrías. ¿Quieren regresar los restos de don Porfirio a México? Vale, se merece aunque sea descansar en su patria. Lo peligroso es vendernos la idea de que lo que México necesita es un gobierno como el de Díaz, porque de ello sólo podrían venir dos cosas: o se jode la mayoría para mantener a unos sinvergüenzas, como en el Porfiriato, o se emputa la mayoría y sale a machetear a esos sinvergüenzas, como ocurrió en la Revolución.

FIN

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails