martes, 11 de enero de 2011

Nos vemos en 2010




Pues se acabó un año más de nuestras vidas, y henos aquí, envejeciendo y caminando hacia la entropía... No, eso se oye muy dramático, permítanme empezar de nuevo... ¡Yipi! ¡Ha sido un gran año, amigos! ¿No lo creen? Este año hemos pasado momentos maravillosos en compañía de nuestros seres queridos, rodeados de amor y...

No, lo siento, no puedo hacerlo. No es que las cosas vayan terriblemente mal, pero tampoco es como para saltar de alegría. Excepto claro, por el hecho de que estoy vivo y que mi familia está bien, lo que siempre es algo para agradecer a Ilúvatar.

¿Cómo resumiría el 2010? Fue un año agitado, en constante movimiento, en el que recuerdo no haber estado quieto ni un momento. Hice una gran cantidad de cositas, entre pequeños eventos y fiestecitas, trabajitos y paseítos, todas que me sacaban de la rutina, pero en general pocas cosas dignas de ser recordadas. Sin embargo, creo que lo que definiría 2010 sería el trabajo. 2010 fue un año en el que trabajé mucho, de forma inusitada. Y no me refiero sólo a la chamba, sino a los esfuerzos por mantener bien a mi familia y mi casa, por sacar adelante mi incipiente carrera como escritor, y por no volverme loco. Y por supuesto, la chamba.

No recuerdo un año en el que me haya partido tanto la madre como en el 2010. Todas las actividades de mi vida me exigieron esfuerzos como nunca antes y muchas veces los resultados fueron pocos, difusos y tardaron en llegar. Así que, si tienen algo interesante que hacer, vayan y háganlo, que aquí viene el resumen del año 2010:

Todo comenzó...

El 2010 empezó entre fiestas y convivios una megafiesta organizada por mis papás en su casa, con muchos de mis primos, algunos de ellos que venían de lejos, dio inicio al año. A ello siguió la boda de una querida amiga mía, lo que ameritó un viaje a Tekax, una pequeña ciudad yucateca a la que nunca había ido. Siendo ésta la primer boda en la que hubo mota, pueden estar seguros de que fue muy divertida, además de que conocí gente interesante y buena onda. Por desgracia, no había terminado el año cuando ese asunto del matrimonio de fue al traste. Pero bueno, lo bailado nadie lo quita.

Más fiestas estuvieron por ahí al inicio del año, como el cumpleaños de mi hijo, por lo que todo indicaba que 2010 sería un año muy pachanguero. No estuvo mal a este respecto, por cierto. Además de constantes reunioncitas, algunas fiestas pasarán seguramente a la posteridad, como la Fiesta Espacial, en la que hubo muchas cosas "espaciales" (guiño, guiño) y la Fiesta de Cuartos, en la que mi novia y yo decoramos por completo un cuarto de la vacía casa de Joaquín, y lo hicimos con un estilo tan ecléctico y psicodélico, que toda la fiesta se trasladó a ese lugar. Fueron dos grandes fiestas, súper divertidas.

Si el año empezó con una boda, era justo que terminara con otra. Fueron dos. Se casó mi amigo Mauricio, y su boda fue la más divertida a la que había ido en mucho tiempo. Fue además la boda con la mejor música a la que he ido. También fue muy divertida la boda de Gloria, una amiga de mi novia. Ambas fueron en diciembre y una gran forma de cerrar el año.

Y claro, están las fiestas familiares. Ah... las fiestas familiares... Las detesto. Me aburro como ostra. Y no es que no quiera mucho a mis primos, tíos y demás, pero es que con la mayoría de ellos no tengo ni de qué hablar. Es que quizá soy socialmente inepto e incapaz de hacer small talk. Afortunadamente, mi novia y yo ya acordamos que no nos gustan estas reuniones y que trataremos de evitar las presiones familiares que nos arrastran a ellas.

Oaxaca y Guadalajara

El año estuvo marcado por dos viajes en particular (sin contar un fin de semana en Campeche): Oaxaca y Guadalajara. A Oaxaca fui en mayo, para asistir a un encuentro de escritores. Es un lugar muy particular. Como bien saben, México es un país bastante surrealista, pero hay lugares más surreales que otros... y Oaxaca está cañón. En fin, un buen viaje, en el que reflexioné algunas cosas importantes de la vida.

El de Guadalajara fue distinto. Ocurrió a finales de noviembre. Fuimos mi novia y yo con el objetivo de asistir a la FIL y nos quedamos en casa de nuestros amigos escritores Joaquín y Juan Esteban. Teníamos la idea de que vivían en una constante orgía de sexo y drogas, pero para nuestra sorpresa se habían convertido en un par de tipos muy responsables y trabajadores. Pero aún así, nos la pasamos a todísima madre. Además, en la FIL tuve el inmenso gusto de conocer a Pereque, mucho más joven de lo que me hizo pensar su amplia cultura y la lucidez de sus textos. También fuimos a un parque de diversiones.

Las Siete Formas de Combate



Sin duda el mayor logro del año fue sacar mi libro Las Siete Formas de Combate, que se presentó primero en Oaxaca y luego en Mérida, y debo decir que ha sido un pequeño éxito. Mi segundo libro Poeta que jugó videojuegos también se publicó este año, aunque tengo entendido que éste es no es muy bueno. Va, prometo no volver a escribir poesía...

También terminé de escribir un tercer libro: El horror a través de los siglos, el cual metí a la convocatoria para publicación de obra inédita del Ayuntamiento... y no quedó, desde luego. Resulta que el concurso se declaró "desértico" (así me lo dijeron), pero que siete trabajos fueron preseleccionados y podrían ser publicados si los autores se someten a un taller de seis meses para mejorar sus habilidades. Osea, WTF? "Sólo te voy a publicar si aprendes a escribir como yo digo que se debe escribir", ¿de eso se trata?

No dudo de la probidad del jurado de dicho concurso, pero tampoco dudo de la calidad de mi obra. Cuando supe que las obras preseleccionadas no serían publicadas porque tenían muchos errores de sintaxis y redacción, entendí de qué se trataba el asunto. Ahora bien, mi prosa puede no ser maravillosa, pero estoy seguro de que es correcta. Entonces, no fue el estilo lo que causó el rechazo por parte del jurado, sino el tema: es un libro de cuentos de terror, y como bien saben, ésa no es literatura "seria" que merezca ser tomada en cuenta. Ni pedo, ya resultará cuando el panorama de las letras meridanas cambie y se flexibilice.

Tampoco estuve desocupado en mi actividad como ponente. A lo largo del año leí sendas ponencias sobre Alicia en el País de las Maravillas, Borges y Lovecraft, cómics y Ray Bradbury. Como ven, no me he quedado quieto.

Chambas y chambitas.



Como recordarán, a finales de 2009 el tipo religioso que se volvió loco me corrió de la chamba, y eso me dejó como un desempleado desesperado más en este país en el que "vivimos mejor". A finales de ese mismo año conseguí empleo en una escuela, en la que disfruto mucho trabajar.

A principios de 2010 conseguí trabajo en la que había sido mi primera escuela y en la que detestaba trabajar, y de no ser por la compañía de Raúl y porque la nueva directora era una súper chingona que trataba de sacar lo mejor posible de ese horrible lugar que le había tocado administrar, me habría vuelto loco. Bueno, la culpa no era de la escuela en sí, sino del alumnado mas piojo al que he tenido la pena de instruir. En serio, nunca había conocido a niños tan idiotas. No todos lo eran, sin embargo, había honrosísimas excepciones. Y con el grupo de segundo de prepa, integrado solamente por seis muchachos, me la pasé a toda madre. Hicimos muchas excursiones, vimos películas y tuvimos buenas sesiones de clase.

Por suerte, a mediados de año me dieron trabajo en otra escuela, una secundaria particular bastante fresa. También disfruto mucho trabajar ahí, sobre todo porque tienen un proyecto educativo realmente bueno. Continúo dando clases en la otra prepa, en la que inicié en 2009. Me gustan ambos lugares porque tienen sus características muy particulares que hacen de estar en ellos toda una experiencia.

En la prepa los alumnos son de clase media. No tienen muchos conocimientos... qué digo, por lo general no saben nada... pero son respetuosos, tienen ganas de aprender, saben que es importante esforzarse en clase, conocen de la vida, muchos de ellos trabajan, toman el camión para ir a la escuela y se puede tratar con ellos como con jóvenes adultos. Claro, no falta el que nada más está ahí porque sus papás lo abligan y no más tiene como objetivo en la vida que lo dejen paz para oír reguetón y oler tíner. Nacos pendejos, pues.

En la secundaria los alumnos son muy inteligentes, tienen conocimientos generales y son participativos, aunque en general son inmaduros e irrespetuosos, pero yo los aprecio mucho. Claro, no faltan los que nada más están ahí porque sus papás los obligan, que creen que los maestros son sus empleados y que no más tienen como objetivo en la vida irse todos los fines de semana al antro más caro y jugar golf en el Country Club. Fresas pendejos, pues.

[Ver anecdotario estudiantil 1 y 2]

Pero lo que me encanta de este trabajo es que siento que estoy haciendo algo valioso. Creo que les he "llegado" a algunos de mis alumnos. Los he visto crecer y madurar en el corto lapso de un año y estoy muy orgulloso de ellos. Un saludo a los que leen mi blog.

¿Y la Revolución?

Muchos se quedaron esperando la Revolución que ya tocaba en 2010. Muchos se quedaron decepcionados al respecto. Pero vean lo que está pasando en el país: territorios completos de la nación están fuera del poder del gobierno federal, ya sea por las actividades del narco o de la guerrilla; una organización de izquierda se las arregló para secuestrar al jefe Diego, sacarle una lanota y devolverlo saliendo totalmente impunes: algo se está preparando por ahí; y sobre todo, se está dando la Primera Guerra Cibernética Mundial debido al caso de Julian Assange. Es decir, nuestro país y el mundo están experimentando una serie de procesos, y cuando éstos terminen no volverán a ser los mismos, ya sea para bien o para mal. En otras palabras: la Revolución ya empezó, perras.

En fin...

En fin, 2010 fue un año muy extraño, de crecimiento, trabajo y experimentación. Espero que un mejor año se encuentre al frente. ¡Saludos a todos y buen 2011!

4 comentarios:

Antonio dijo...

Pues muchas felicidades y esperamos que las cosas mejoren siempre.

Danielov dijo...

Sin duda, un año que será un parteaguas para muchas cosas y procesos en todos los ámbitos. Saludos.

Sir David von Templo dijo...

Para muchos el año fue ajetreado. Yo tambien me dedico a dar clases de matemáticas para cubrir deudas (y mi servicio social), y si, la revolución ya comenzó, y los mexinacos ni en cuenta.

Saludos mi Ego.

Pith Zahot, El enemigo público dijo...

Y cuándo vienes a Aguascalientes? Háznoslo saber.

La verdad para mí este año estuvo algo oscuro, pero tuvo sus ratitos de luz. Veamos qué nos trae el 2011, que tampoco espero gran cosa. El desastre empezará dentro de dos años aproximadamente, recuerden mis palabras...¬¬

Saludos Ego, tu siempre admirador...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails