lunes, 28 de febrero de 2011

¡Revolución, iméciles, revolución!


Como bien lo dice Fritz el Gato, está pasando, señores, ya es un hecho.

Fuimos educados para pensar en el mundo árabe como una tierra de loquitos que golpean a sus mujeres y se hacen estallar matando a muchos inocentes en nombre de Alá. Olvidamos que los árabes son la gran cultura que nos dio Las Mil y Una Noches, el álgebra y la alquimia; los genios de Avicena y Averróez, y la valentía y nobleza de Saladino. Como le dijera el Príncipe Faysal a TE Lawrence, "Granada ya tenía iluminación pública cuando Londres era una aldea". ¿Quién diría que la que podría ser la gran revolución social de nuestros tiempos vendría de allá?

He estado tratando de averiguar lo más posible al respecto de los sucesos que están tomando lugar en el Norte de África y en Medio Oriente. ¿Qué está pasando? ¿Cuáles son las causas? ¿Cuáles podrían ser las consecuencias? He resumido un poco la información que estado averiguando, pero la verdad es que les recomiendo checar los links. Tómense su tiempo.

Túnez, el detonante



Túnez es es el país en el que todo empezó. Había estado gobernado por el dictador Zine El Abidine Ben Alí desde 1987. El gobierno era corrupto y represor, la riqueza estaba en manos de unas pocas familias oligarcas y un tratado de libre comercio con la Unión Europea estaba arruinando la economía de los tunecinos. No había empleos ni buenas expectativas para la juventud tunecina y la clase media se encontraba amenazada.

Las manifestaciones iniciaron cuando un vendedor callejero, Mohamed Bouazizi, se inmoló para demostrar lo desesperante de su situación. Ello llevó a las protestas masivas en contra del régimen de Ben Alí, cuyas fuerzas públicas reprimieron brutalmente a los manifestantes, dejando un saldo de 200 muertos. Eso no detuvo al pueblo tunecino, que enardecido, continuó la lucha y logró expulsar al dictador.

Túnez no se ha detenido. La juventud de este país está consciente de que no hay revolución simplemente cambiando al que se sienta en el trono. A pesar de ya no tener cobertura mediática, las manifestaciones continúan, para exigir las reformas que le den a este pueblo una calidad de vida digna. [Ver más aquí]

Egipto, la inspiración

El éxito de la Revolución Tunecina inspiró a los egipcios a emprender la lucha contra su dictador Hosni Mubarak, que había estado dirigiendo la nación desde 1981. La atención internacional se volcó sobre el país del Nilo, y la Internet jugó un papel preponderante, sobre todo las redes sociales Facebook y Twitter. Mubarak fue derrocado, pero la revolución continúa, pues los manifestantes exigen que el gobierno sea depurado de la clase política que lo sumió en la crisis.



Libia, la insurrección

Alentados por Túnez y Egipto, empezó la Revolución Libia en contra del dictador Muamar Al-Gaddafi. Éste no esperó a verse en la misma situación que sus contrapartes tunecina y egipcia y de inmediato empezó a reprimir a los manifestantes, sin temor de usar la fuerza letal, incluso llegando a bombardearlos desde aeronaves de guerra [Ver aquí]. Ello provocó que las manifestaciones se tornaran en una verdadera insurrección. Mientras escribo estas líneas, los rebeldes han capturado más ciudades de las que el dictador controla. El final es sólo cuestión de tiempo. [Más info aquí]



Además...

Argelia, Beréin, Marruecos, Líbano, Jordania, Yemén, Omán, Arabia Saudita, Irak e Irán han tenido manifestaciones en las últimas semanas, si es que no las están teniendo ahorita. [Ver aquí] Por si fuera poco, hubo protestas relacionadas en Albania, y los chinos aprovecharon la coyuntura para exigir apertura democrática en su país; ambos movimientos fueron brutalmente reprimidos. [Click aquí] Y no podemos dejar de decir que ya han iniciado tumultos en el África Subsahariana [Click aquí]

¿Por qué?

Durante años, Europa y Estados Unidos han considerado a los países árabes como un asunto de seguridad, nada más. Ellos tienen petróleo, desempleados y religiosos orates, piensa Occidente, por lo que lo único que hay que hacer con ellos es sacarles el petróleo, acabar con sus religiosos orates y asegurarse de que los desempleados no vayan a afear al Primer Mundo. Por ello, Europa y EUA apoyaron a las dictaduras árabes durante años. Pero no contaban con que el pueblo árabe también anhela la libertad y una vida digna para sus ciudadanos.

Europa y EUA impusieron el modelo neoliberal en estos países, lo que llevó a la crisis, la reducción de la clase media, el desempleo, etc. Pero al mismo tiempo, la juventud árabe pudo estar en contacto con las ideas de democracia y libertad. Todo esto se sumó en una ecuación que Occidente no pudo predecir y ahora está pasando lo que está pasando.

Además, la locura anti-terrorista post 9/11 de EUA, impuso a los gobiernos árabes que implementaran medidas represivas que violaban los derechos humanos y restringían las libertades civiles. Ello se sumó al descontento y fue una causa importante del desencadenamiento de estas revoluciones. [Click aquí]




Internet

L
a egipcia ha sido llamada la Primera Revolución de Twitter. Esto sólo unos meses después de que se diera la Primera Guerra Cibernética Mundial por causa de WikiLeaks. Internet ha sido una herramienta clave para la aceleración y el triunfo de esta revoluciones. Si usted quiere hacerla guerrilla en estos días, vuélvase hacker. El cyberactivismo es lo de hoy. Quisiera haber estudiado informática. Internet es un medio más igualitario que cualquier otro, casi anarquista. De allí que estas revoluciones árabes tengan la cualidad de ser alzamientos populares con una organización horizontal, sin necesidad de líderes carismáticos ni caudillos que luego, como nos ha enseñado la historia, puedan volverse dictadores. [Ver aquí]



¿Qué sigue?


Algunos analistas ven en estos movimientos una manifestación de la crisis del capitalismo, [Aquí, por ejemplo] mientras que otros anhelan que la revolución social se extenderá por todo el mundo, en una nueva edición de los movimientos de 1968. [Click aquí] Por lo pronto, una manifestación sindical en EUA recibió palabras de aliento de manifestantes egipcios. [Ver más aquí]. Otros opinan que el advenimiento de la democracia (elecciones libres y eso) no será suficiente sino se derriba el sistema socioeconómico imperante [Aquí] Lo que es seguro es que, cuando baje la marea, esa región, y quizá el mundo, no volverán a ser los mismos.

viernes, 25 de febrero de 2011

...Es verbo, no sustantivo.


Esta semana empecé a trabajar con una nueva generación de alumnos de Etimologías. Hace ya un par de generaciones me di cuenta de que los alumnos llegaban a primero de preparatoria sin saber la diferencia entre un sustantivo, un adjetivo, un verbo y un adverbio. Ahora bien, yo creo que el estudio de las etimologías, aunque valioso, es secundario si el alumno no sabe cosas básicas de ortografía y gramática. Así que desde entonces he estado desarrollando estrategias para enseñarles.

Uno pensaría que enseñarles la diferencia entre las diferentes categorías gramaticales sería muy fácil. Pero no es así. He pasado horas explicándoles, poniéndoles ejemplos y haciendo diversos ejercicios, y aún así, en las generaciones anteriores que he tenido, al final del curso la mayoría se va sin entender el asunto. ¿Por qué? Bueno, pues porque cuando llegan a primero de prepa su capacidad de abstracción, de inducción, de reconocimiento de patrones, de memorización y generalización de reglas está atrofiada de tal forma que es casi imposible hacer que aprendan más que de memoria datos muy concretos. Es decir, pueden llegar a memorizar que tal palabra es un sustantivo, pero no puede entender el porqué, ni pueden aplicar ese conocimiento a otras palabras, a menos que se les vaya diciendo una por una qué es qué.

Espero que a esta nueva generación le vaya mejor. Por lo pronto, el martes jugamos un clásico ¡Basta! Sólo que en vez de las categorías clásicas, las columnas eran Sustantivo (nombre propio), Sustantivo (nombre común), Adjetivo, Verbo y Adverbio. A continuación, algunas de sus respuestas:

NOMBRE PROPIO:

Narrador.

NOMBRE COMÚN:

(Suelen creer que "nombre propio" se refiere a nombres rimbombantes y "nombre común" a los que son más usuales; aún después de haberles explicado muchas veces y darles ejemplos, vuelven a caer en el mismo error. Es muy difícil quitarles ideas fijas)

Hector

Moria

Mario

Zam

Zoñando

Isra

Incepto

Incauto

Nadar

Nintendo

Limpiar

Luchar

ADJETIVO:

Hablo

Marcare

Mordiendo

Zorrear

Zoñando

Isla

Nada

Jugando

Nadando

Luchando

Limpiando

Liberando

VERBO:

Intenzo

ADVERBIO:

Marcado

Maldad

Matando

Zapateado

Zorreandamente

Zorrudamente

Jaladamente

Islando

Jugadamente

Jugantemente


Ello sin contar que la mayoría puso palabras como Zorra, Zorrear, Joto, Jodido, Joder, Jodidamente, Maricón, Mariconear, Mariconamente y así...

Y por cierto, señores, sí, Jesús es sustantivo. Esa mamada que dicen por ahí es un juego de palabras bastante ñoño.

lunes, 21 de febrero de 2011

La naturaleza de la locura


"Al fin entiendo la naturaleza de su locura". Con esas palabras, el actor Werner Krauss (o más bien, el tipín que escribía los intertítulos), daba por finalizada la gran obra maestra del expresionismo alemán El Gabinete del Dr. Caligari. Hoy parto de esta frase para hacerles una serie de recomendaciones cinematográficas. Todo comenzó después de que vi El Cisne Negro el sábado pasado. Ello me inspiró a hacerles esta lista de películas que abordan el tema de la locura.




Según tengo entendido, esta palabra ("locura") carece de rigor científico, pero no puede negarse su poder en el imaginario colectivo. Por ello les recomiendo estas películas de locura, como para que se hagan un ciclo de cine en sus casas y reflexionen sobre los trastornos mentales, desde la depresión hasta la psicosis homicida. Si no son esquizofrénicos, y no se comieron un ácido, seguro las disfrutarán:


1.- El Gabinete del Dr. Caligari (Das Cabinet des Dr. Caligari, Alemania, 1920; Dir. Robert Wiene): Esta joya del cine mudo relata una bizarra historia de locura y homicidios. Se inserta en la estética del expresionismo alemán, por lo que vemos actuaciones grandilocuentes y una fotografía que rebosa de belleza extravagante. Lo que más llama la atención es, sin embargo, su diseño de producción: un mundo de ángulos agudos y líneas torcidas que reflejan la psique atormentada de los personajes. El final, sin arruinárselos, sigue siendo controvertido: ¿quién realmente está loco?

2.- El Ocaso de una Estrella (Sunset Boulevard, EUA, 1950; Dir. Billy Wilder): ¿Hasta dónde es capaz de llegar una persona por sus obsesiones? Sumergida en la nostalgia por las glorias del pasado y viviendo de ilusiones, una vieja actriz (la gran Gloria Swanson) se pasa la existencia recluída y solitaria en su mansión en Sunset Boulevard. De pronto entra en su vida Joe, un joven guionista que se convierte a la vez en su prisionero y su carcelero. Poco a poco va descendiendo hasta la locura absoluta, llegando a tomar por cierto lo que sólo existe en su mente.

3.- Psicosis (Psycho, EUA, 1960; Dir. Alfred Hitchcock): ¿Qué se puede decir de esta genial obra del maestro Hitchcock? Una serie de asesinatos se comete en los alrededores del Motel Bates, donde el misterioso y patético Norman (un genial Anthony Perkins) vive con su decrépita madre. La relación enfermiza de Bates con su madre, la locura de la que ambos parecen ser partícipes y la perturbadora revelación final, han hecho de esta cinta un clásico obligado. La escena de la ducha está considerada uno de los mejores momentos en la historia del cine.

4.- ¿Qué pasó con Baby Jane? (What Ever Happened to Baby Jane?, EUA, 1962; Dir. Robert Aldrich): Dos hermanas, antaño actrices famosas, viven solas y amargadas desde el trágico accidente que dejó a una de ellas lisiada. ¿Qué sucede con la mente de Baby Jane, la hermana menor? La vemos pasar de la amargura a la desesperación y finalmente a una manía que la lleva a encerrar y torturar a su hermana; todo por no aceptar la pérdida de un pasado que de cualquier forma no fue como ella lo recordaba.

5.- Repulsión (Repulsion, Reino Unido, 1965; Dir. Roman Polanski): La joven y hermosa Carol, interpretada por Catherine Deneuve, se comporta de forma extraña. Huye de los hombres y le tiene una aversión patológica al sexo. Por si fuera poco, sufre de espantosas alucinaciones que la acosan a diario. ¿Cuál es la causa de su trastorno y hasta dónde llegará? Prepárense para un muy mal viaje a la psique de esta mujer.

6.- Atrapado sin salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest, EUA, 1975; Dir. Milos Forman): Jack Nicholson interpreta a un criminal que, para burlar la ley, finje demencia. Lo que no sabe es que lo que lo espera en una clínica mental es una verdadera pesadilla, pues este lugar deja ver que no son solamente los internos los que están locos, sino que la misma sociedad crea y reproduce muchas formas de locura, incluso más dañinas que las de aquéllos detrás de las rejas.

7.- El Silencio de los Inocentes (Silence of the Lambs, EUA, 1995; Dir. Jonathan Demme): ¿Qué decir de esta otra joya del género? La agente del FBI Clarice Starling (Jodie Foster) sigue la pista de un asesino que desholla a sus víctimas. Para ello, recurre a la ayuda de otro asesino psicópata, el brillante psiquiatra Hannibal Lecter (Anthony Hopkins). Grandes actuaciones, un excelente guión y un brillante análisis de la mente humana, hacen de esta película una de ésas que deben de verse muchas veces.

8.- Inocencia Interrumpida (Girl, interrupted, EUA, 1999; Dir. James Mangold): Esta película nos da un vistazo a los problemas mentales que está propenso a sufrir cualquier persona. Winona Ryder interpreta a una joven que se interna en un hospital psiquiátrico tras haber intentado suicidarse. Allí conoce a otra joven, interpretada por Angelina Jolie, también muy trastornada, pero con una personalidad tan imponente, que nadie puede evitar seguirla. Esta película no es sólo un análisis de las neurosis cotidianas, sino una búsqueda esperanzada de la cordura en un mundo caótico y alienado.

9.- La Pianista (La Pianiste, Francia, 2001; Dir. Michael Haneke): Cuenta la vida en apariencia insulsa, pero internamente muy intensa, de una maestra de piano, que trata de mantenerse cuerda entre su represión sexual, su falta de autoestima, los celos, sus secretos deseos de ser maltratada y violada, su obsesión por un chico de 17 años (su alumno) y la enfermiza relación que sostiene con su propia madre (que tampoco es un ejemplo de cordura). Basada en la novela de la premio Nobel Elfriede Jelinek.

10.- Spider (Spider, Reino Unido, 2002; Dir. David Cronemberg): Después de pasar muchos años en un asilo, un hombre (interpretado por Ralph Fiennes), regresa a su barrio natal y se hospeda en una residencia para pacientes con problemas mentales en rehabilitación. De vuelta en sus lugares habituales, el protagonista revive dolorosos recuerdos, que incluyen la muerte de su madre en condicones extrañas. Poco a poco, nos vamos dando cuenta de que hay una gran diferencia entre lo que es la realidad y lo que "Spider" cree que lo es.

11.- El Maquinista (The Machinist, España-EUA, 2004; Dir. Brad Anderson): Algo está carcomiendo a Trevor (Christian Bale), que le impide dormir y comportarse normalmente. Siente que todos lo persiguen y que es víctima de un complot en su contra. Las cosas parecen mejorar cuando conoce a María, una mesera de la que se enamora. Pero los trastornos de Trevor ponen en peligro ésta y todas sus relaciones humanas, especialmente cuando nuestro protagonista empieza a confundir la realidad con las ilusiones.

12.- El Cisne Negro (Black Swan, EUA, 2011; Dir. Darren Aronofsky): Nina (Natalie Portman) es una talentosísima, pero atribulada ballerina. Atormentada por su madre, despreciada por sus compañeras, abusada por su director, Nina sufre de una depresión crónica que poco a poco la va transportando hacia la esquizofrenia. Una cinta de terror psicológico que no se pueden perder.

Si alguno de ustedes se atreve a chutarse todas estas películas en un mes o menos, que me avise, a ver cómo queda su salud mental después de eso. ¡Muchos saludos y ahí se ven!

PD: Recomiendo enérgicamente NO ver estas películas en estados alterados de consciencia. No nos hacemos responsables por daños o perjuicios.

viernes, 11 de febrero de 2011

Voltaire



Hola, amigos, hoy voy a presentarles a Voltaire. Pero no a François-Marie Auret, filósofo francés de la Ilustración, sino a Aurelio Voltaire Hernández. Este tipo es músico y comiquero, nacido en la Habana, Cuba, en 1967. También ha sido animador en stop-motion y es profesor de la School of Visual Arts en Nueva York, ciudad de su residencia. Usa el nombre de Voltaire porque, según sus palabras, el filósofo francés "vio entre las hipocresías de la humanidad y las comentó en forma de sátira".

Como músico se inserta en el género del Dark Cabaret, aunque con un estilo muy particular. Sus temas son de lo más variado, aunque se centra sobre todo en lo satírico y el humor negro. Chequen este video:



O qué tal esta canción, con un ritmo como de tango y una letra súper chingona. Es de su álbum, The Deil's Bris:


"I do it all because I'm evil / And I do it all for free / Your tears are all the pay I'll ever need"




De ese mismo álbum les quiero recomendar The Man Upstairs, en la que el artista se queja de unos orates que viven en los departamentos de arriba y abajo:

He's off his medication / and he starts screaming, /"Virgin Mary, you fucking alien!"





La canción que inicia el álbum es un homenaje a los exnovios siniestros y acosadores de todo el mundo. Es lo que voy a hacer si un día mi chica me deja ¬¬

I'll pile high to the sky bodies of my ex lover's lovers


Pero también está esta rola con un ritmo más rockero. Forma parte del álbum de compilación Where's Neil When You Need Him? (un álbum homenaje a Neil Gaiman) y fue hecha en colaboración con la banda The Oddz.


"This is Goodbye / Goodbye / Cruel World"



Ahora, que si quieren una rola con letra excéntrica, chequen ésta de su álbum Boo-Hoo que narra una pelea de cantina entre piratas y vampiros. Hay otra versión, parte del Sondtrack de Crepúsculo, en el que no son piratas, sino hombres-lobo, pero como todo lo que toca esa saga, ésa versión no es tan buena como la original.

"Fangs were flying, capes were torn / Hell hath no fury like a Vampire scorned"



Una de sus canciones más populares, del mismo álbum, es BRAINS! sobre un extraterrestre que come cerebros, y que apareció en un capítulo de Las sombrías aventuras de Billy y Mandy (en el que también aparece un Voltaire versión caricatura). Tiene un ritmo de swing de los 40 muy sabrosón.

"And if at first they think it's strange, / They won't think twice / If they don't have a brain!"


Por último, los dejo con una rola de su álbum To the Bottom of the Sea; es una deliciosa sátira social y una respuesta a por qué todas sus canciones son tan ácidas y macabras.

The world is full of idiots / so how could it be wrong? /
singing death death devil devil devil evil evil songs




Órale, pos espero que les haya gustado este genial músico; ojalá se animen a conseguir sus discos.

martes, 8 de febrero de 2011

Rosa y azul

Los niños son fuertes y rudos. Las niñas son amables y delicadas. Los niños son revoltosos y sucios. La niñas son limpias y ordenadas. Los niños juegan fútbol. Las niñas juegan muñecas. Los niños visten de azul. Las niñas visten de rosa.



No estoy diciendo nada nuevo. Mujeres y varones crecimos con un montón de estereotipos de género bastante estúpidos que en muchas ocasiones nos confundían la vida. [Cuando era niño no podía comer piña, porque "piña para la niña"... y por más que me gustaba esa fruta debía ocultarlo... ignoren esto]. Sucede no sólo con niños y niñas, sino con hombres y mujeres; aunque por supuesto el estereotipo va más allá de "los hombres van al trabajo y las mujeres cuidan a los niños" y se convierte en "los hombres son unos cerdos insensibles y las mujeres son unas frívolas cabeza hueca".

Estos estereotipos se inculcan en las casas y se fomentan en los medios de comunicación. Basta ver programas como "The Man Show": los hombres deben ser borrachos, sucios y morbosos; [y si somos delicados y finitos, mamá y papá no dejarán de tratar de "corregirnos"... ups, traumas de la infancia, olviden eso] o programas como "Girls of the Playboy Mansion": las mujeres deben ser veleidosas, tontas y bonitas. O fíjense en esa marca de zapatos, "Coqueta y audaz". ¿Por qué no puede ser coqueto el niño? ¿Por qué no puede ser audaz la niña?




Todo esto lo sabemos muy bien y se ha repetido hasta el cansancio, y a estas alturas ya deben estar rodando los ojos. Hay también otros estereotipos, por ejemplo sobre cómo se supone que son los niños inteligentes y cómo son las niñas rudas [podemos ser geeks y tener vida sexual, maldita sea... ¡ups! Más traumas de adolescencia]. Pero hoy además quiero hablarles de otro estereotipo: el de gay. Sí, jóvenes, así como desde hace mucho la cultura mediática plantea a mujeres y varones heterosexuales los modelos de cómo hay que ser según el sexo, de la misma forma se mama sobre cómo debe ser un homosexual.

¿No me creen? Veamos: parecería que los gays en realidad ya tienen más aceptación en nuestra sociedad, y una prueba de ello sería su presencia en los medios de comunicación. Aparecen en series de TV, realities, telenovelas y demás. Pero ¿cómo son? ¿Qué nos dicen los medios sobre cómo debe ser un gay? Muy sencillo: un homosexual debe ser una persona fatua y frívola, excéntrica y escandalosa, que sólo piense en ropa y zapatos, que sólo se pueda dedicar al diseño de modas, decoración de interiores o peinados, que sea un poquitín perra y que además no pueda ocupar un rol mayor al de "comic relief", especialmente como mejor amigo de la heroína.

O sea, WTF? ¿Es que acaso nos plantean estos tontos programas un hombre homosexual no puede ser inteligente, pofundo, modesto, amable, rudo, parco, serio o formal? Y si a esas vamos, ¿acaso no hay heterosexuales que sean fatuos, frívolos, manipuladores y culeros? [¿Y no habemos heterosexuales a los que nos gustan los gatos y le tenemos asco a las cucarachas? ¿Por qué tienen que joder a un niño por eso...? Oh, no vayamos ahí].

No, no parece que haya aceptación, porque no quieren admitir que, como todos los seres humanos, una persona homosexual puede tener cualquiera de entre la vasta diversidad de rasgos de carácter; entonces los quieren reducir a "stock characters", a personajes tipo. A lo que voy es que, sin importar el sexo biológico, la identidad de género o la orientación sexual, un ser humano puede tener cualquier personalidad. Puede ser listo o tonto, amable o pedante, refinado o tosco, modesto o pretencioso, introvertido o extrovertido, cortés o vulgar (y en muchos grados y variables).

[Y si usted ve que su hijo varón es delicado y finito, y no le gusta el futbol ni la rudeza, no vaya a ponerse a querer vigilar, controlar y castigar su forma de expresarse, o sus gestos o sus gustos, y menos a hacerlo mediante regaños, humillaciones y tortura psicológica, con esa idea de corregirlo, que de entrada no por no ser un macho de rancho significa que es gay, y para continuar ser gay no tiene nada de malo... ¡¿Por qué, mamá, por qué?!]

Estos estereotipos siempre confunden, sobre todo a los niños y adolescentes, que están formando apenas su identidad. Así, un jovencito que se acepte gay, quizá piense que no tiene más opción que comportarse como una nena mimada y escandalosa, así como antes un niño que se descubría ser listo y de inclinaciones intelectuales, no veía más opción que convertirse en nerd de caricatura [yo no tenía por qué hacerlo; ¡maldita seas, revista Eres! Niños...!]. Creo que estas ideas tan estúpidas pueden incluso causar daño emocional a quienes tratan de salirse de estereotipo.

Esta entrada va dirigida sobre todo a los jóvenes que están en el difícil proceso de forjar su personalidad. Escuchen lo que les dice este heterosexual que llora en las películas, que odia la cerveza y el futbol, al que le gustan los conejitos y la música de ABBA: no importa si eres hombre o mujer, hetero, bi, homo, trans o cualquier otro prefijo griego, no tienes que seguir ningún estereotipo, ninguna regla está escrita sobre qué personalidad debas tener, nada dicta lo que te debe gustar: tú puedes ser como tú quieras.




Excepto los ninjas, ellos son putos.


viernes, 4 de febrero de 2011

Un Oscuro Cabaret



¿Conocen el género musical llamado Dark Cabaret? Es una interesantísima tendencia que quiere retomar la estética de los Cabarets de los años 20 y 30, mezclándola con la música punk y gótica. Pero el Cabaret que retoma este género no es el glamuroso, sino el decadente, el burlesco, el Vaudeville. Uno puede detectar tangos y jazz en los tonos de esta música, que además suele incluir letras un poco macabras, que hablan de muerte, soledad o distintas formas de trastornos mentales.

Este género se volvió sumamente popular a raíz del lanzamiento del álbum de antología A Dark Cabaret (2005), que lanzó a la fama a algunos de los artistas más representativos. De estos, quizá el grupo que mejor encarna la estética del género son The Dresden Dolls:



Pero también podemos encontar a artistas como Jill Tracey, con un sonido más jazzeado. ¡Pasemos la maligna noche juntos!


Pero también tenemos un sonido muy interesante con ThouShaltNot. Chequen esta enorme canción, que empieza como una balada típica de Cabaret de la era mafiosa, pero va in crescendo, in crescendo, hasta que al final es como un orgasmo autodestructivo:


Sí, lástima que ThouShaltNot luego se dio a la música electrónica... En fin, no sólo lo que apareció en el mencionado álbum es Dark Cabaret; el género tiene muchos exponentes, como Kanon Wakeshima, Rasputina, Emilie Autumn, Stolen Babies y Tiger Lillies. De Emilie Autumn, una cantautora que deja testimonio de su trastorno bipolar en sus canciones, les quiero presentar esta rola:



Vamos a lo que sigue, que no todo es inglés. Tenemos también a la cantante y cellista Kanon Wakeshima, cuyo tema Still Doll es famoso por haber aparecido en el anime Vampire Knight.



Se ha dicho que en realidad el género no es tal, sino que es una invención de las disqueras para etiquetar los álbumes y venderlos a un mercado específico, (aunque bien se podría decir eso de casi cualquier género). De ahí que diversas bandas sean etiquetadas bajo Dark Cabaret, pero que tengan un sonido muy diferente a otros ejemplos del género. Éstos son Stolen Babies, con un ritmo más cercano al punk, pero aún con un airecillo que los vincula con las otras bandas:



Y dejamos para el final a los exponentes más extraños, así como unos de los más antiguos: Tiger Lillies. Se formaron a finales de los 80, su sonido recuerda a una extraña polka, su vocalista tiene un amenazador falsete que perfeccionó cuando vivía en un cuarto arriba de un prostíbulo, y los temas tienen que ver con blasfemia, prostitución y conductas sexuales anormales. Son un grupo muy difícil de digerir, pero tienen un álbum muy chingón compuesto en colaboración con Alexander Hacke: Mountains of Madness, inspirado en la obra de Lovecraft.



¿Qué les parece? El género no es muy extenso, pero tiene algunos ejemplos muy chidos que vale la pena revisar. En fin, espero que hayan disfrutado estas canciones y que se haya despertado su curiosidad. ¡Saludos!


Post dedicado a La Diabla, amante de la música chida y rara. ¡Que todo esté bien!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails