martes, 8 de febrero de 2011

Rosa y azul

Los niños son fuertes y rudos. Las niñas son amables y delicadas. Los niños son revoltosos y sucios. La niñas son limpias y ordenadas. Los niños juegan fútbol. Las niñas juegan muñecas. Los niños visten de azul. Las niñas visten de rosa.



No estoy diciendo nada nuevo. Mujeres y varones crecimos con un montón de estereotipos de género bastante estúpidos que en muchas ocasiones nos confundían la vida. [Cuando era niño no podía comer piña, porque "piña para la niña"... y por más que me gustaba esa fruta debía ocultarlo... ignoren esto]. Sucede no sólo con niños y niñas, sino con hombres y mujeres; aunque por supuesto el estereotipo va más allá de "los hombres van al trabajo y las mujeres cuidan a los niños" y se convierte en "los hombres son unos cerdos insensibles y las mujeres son unas frívolas cabeza hueca".

Estos estereotipos se inculcan en las casas y se fomentan en los medios de comunicación. Basta ver programas como "The Man Show": los hombres deben ser borrachos, sucios y morbosos; [y si somos delicados y finitos, mamá y papá no dejarán de tratar de "corregirnos"... ups, traumas de la infancia, olviden eso] o programas como "Girls of the Playboy Mansion": las mujeres deben ser veleidosas, tontas y bonitas. O fíjense en esa marca de zapatos, "Coqueta y audaz". ¿Por qué no puede ser coqueto el niño? ¿Por qué no puede ser audaz la niña?




Todo esto lo sabemos muy bien y se ha repetido hasta el cansancio, y a estas alturas ya deben estar rodando los ojos. Hay también otros estereotipos, por ejemplo sobre cómo se supone que son los niños inteligentes y cómo son las niñas rudas [podemos ser geeks y tener vida sexual, maldita sea... ¡ups! Más traumas de adolescencia]. Pero hoy además quiero hablarles de otro estereotipo: el de gay. Sí, jóvenes, así como desde hace mucho la cultura mediática plantea a mujeres y varones heterosexuales los modelos de cómo hay que ser según el sexo, de la misma forma se mama sobre cómo debe ser un homosexual.

¿No me creen? Veamos: parecería que los gays en realidad ya tienen más aceptación en nuestra sociedad, y una prueba de ello sería su presencia en los medios de comunicación. Aparecen en series de TV, realities, telenovelas y demás. Pero ¿cómo son? ¿Qué nos dicen los medios sobre cómo debe ser un gay? Muy sencillo: un homosexual debe ser una persona fatua y frívola, excéntrica y escandalosa, que sólo piense en ropa y zapatos, que sólo se pueda dedicar al diseño de modas, decoración de interiores o peinados, que sea un poquitín perra y que además no pueda ocupar un rol mayor al de "comic relief", especialmente como mejor amigo de la heroína.

O sea, WTF? ¿Es que acaso nos plantean estos tontos programas un hombre homosexual no puede ser inteligente, pofundo, modesto, amable, rudo, parco, serio o formal? Y si a esas vamos, ¿acaso no hay heterosexuales que sean fatuos, frívolos, manipuladores y culeros? [¿Y no habemos heterosexuales a los que nos gustan los gatos y le tenemos asco a las cucarachas? ¿Por qué tienen que joder a un niño por eso...? Oh, no vayamos ahí].

No, no parece que haya aceptación, porque no quieren admitir que, como todos los seres humanos, una persona homosexual puede tener cualquiera de entre la vasta diversidad de rasgos de carácter; entonces los quieren reducir a "stock characters", a personajes tipo. A lo que voy es que, sin importar el sexo biológico, la identidad de género o la orientación sexual, un ser humano puede tener cualquier personalidad. Puede ser listo o tonto, amable o pedante, refinado o tosco, modesto o pretencioso, introvertido o extrovertido, cortés o vulgar (y en muchos grados y variables).

[Y si usted ve que su hijo varón es delicado y finito, y no le gusta el futbol ni la rudeza, no vaya a ponerse a querer vigilar, controlar y castigar su forma de expresarse, o sus gestos o sus gustos, y menos a hacerlo mediante regaños, humillaciones y tortura psicológica, con esa idea de corregirlo, que de entrada no por no ser un macho de rancho significa que es gay, y para continuar ser gay no tiene nada de malo... ¡¿Por qué, mamá, por qué?!]

Estos estereotipos siempre confunden, sobre todo a los niños y adolescentes, que están formando apenas su identidad. Así, un jovencito que se acepte gay, quizá piense que no tiene más opción que comportarse como una nena mimada y escandalosa, así como antes un niño que se descubría ser listo y de inclinaciones intelectuales, no veía más opción que convertirse en nerd de caricatura [yo no tenía por qué hacerlo; ¡maldita seas, revista Eres! Niños...!]. Creo que estas ideas tan estúpidas pueden incluso causar daño emocional a quienes tratan de salirse de estereotipo.

Esta entrada va dirigida sobre todo a los jóvenes que están en el difícil proceso de forjar su personalidad. Escuchen lo que les dice este heterosexual que llora en las películas, que odia la cerveza y el futbol, al que le gustan los conejitos y la música de ABBA: no importa si eres hombre o mujer, hetero, bi, homo, trans o cualquier otro prefijo griego, no tienes que seguir ningún estereotipo, ninguna regla está escrita sobre qué personalidad debas tener, nada dicta lo que te debe gustar: tú puedes ser como tú quieras.




Excepto los ninjas, ellos son putos.


13 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

Sublime mi estimado. Ahí te van algunas breves.

a)La revista Eres Niños apesta. No hace poco (unos 8 años) fui un niño inseguro que llegó a comprar varios números de esa revistita. Y si, nomáss fomenta esos estereotipos, ¿pero que podiamos esperar? Cuado esa revista salió fué en aquella epoca previa a la que la revista Eres fuera una revista del corazón como la Tú y similares. Fué en esa época en la que la Eres era algo así como una extensión del Telehit. Algo así, como "Manual para pendejos para parecer menos pendejos".

b)De los estereotípos se ha venido hablando hasta el cansancio. Desde psicologos serios hasta los padres de familia, pasando por esos pedagogos políticamente correctos. Pero en el caso de los pedagogos políticamente correctos, no se vea realmente que se combata a estos estereotipos (Quiza porque son, precisamente, políticamente correctos). Y los libros de autoayuda, principalmente los de Carlos Cuautémoc Sánchez, solo ayudan a propiciarlos. Por no decir de la novela esa pendeja de la Rosa de Guadalupe, la cual me tengo que chutar en cada comida porque escogemos democráticamente (al estilo PRI) que ver.

c)Los ninjas son putos, y no puedo entender como es que hay tantos otakus, y gente en general, que moja las bragas con el pinche Naruto. Existen cientos de ánimes que son mejores en muchos sentidos (comedia más inteligente, situaciones reales tratadas desde un enfoque novedoso, batallas más dinámicas, efectos mejor realizados, personajes más entrañables, etc, etc, etc). Pero bueno, supongo que el anime no es para todos.

4) No mames, casi casi tenemos los mismos gustos y disgustos... Esta loco.

Saludos

ATILIN dijo...

¡Abajo con todo tipo de estereotipos!

Ambriel dijo...

Y los bisexuales? jaja
Muy cierto lo de los estereotipos, en mi caso, cualquiera diría que soy heterosexual, cuando en realidad mis preferencias no van por ese camino :)
Solo las personas mas cercanas a mi lo saben y cuando se los conté siempre me dijeron lo mismo, "¿En serio?, Pero ni pareces" jajaja
Creo que todos ellos esperan el típico estereotipo :P

Pancho "el autor" dijo...

Eso lo veo mucho en mi escuela, como buena institución del opus dei deben inculcar los valores verdaderos:

-Las niñas deben quedarse en casa y cuidar a los niños.
-El hombre trabajará y se casará bien, con una mujer que se quede en casa a cuidar a los niños.
-El hombre debe ser listo y la mujer solo debe saber cómo tener hijos y cómo cuidarlos.

Bueno ya me harte de recordar a esa bola de cabrones, los odio y los desprecio, también creen que si no eres católico fundamentalista como ellos no puedes ser una persona inteligente

"¿Cómo alguien que vive en el error puede ser tan inteligente como dices?" No recuerdo si hablaba de Carl Sagan o de alguien más pero eso fue lo que me dijeron ¬¬

alida corey dijo...

Eso sucede Sir David von Templo por creer en un sistema tan ridículamente ineficiente como lo es la democracia.

La Diabla dijo...

Yo recuerdo mucho que tenia unos vecinos con dos hijos, el papa era super loco y cuando otras personas les regalaban juguetes a sus hijos que tuvieran una pequeña cantidad de color rosa o morado u ositos de peluche o cualquier cosa que se viera un poquitito tierna nos lo regalaban a mis hermanas y a mi, fue asi como tuvimos unas metralletas de plastico que lanzaban pelotas, pistolas de agua y camioncitos en tan satanizados colores.

A mi la verdad nunca me gusto el rosa y es que de niña siempre quise ser "direfente" y desde el kinder decia que me gustaba el azul para crear controversias.

Pero ultimamente los hombres se han revelado y ya usan camisas color rosa pastel, bufandas color rosa pastel y hasta calzones rosa pastel, no es por estereotipo pero un hombre con camisa rosa me parece ridiculo o quiza si es por estereotipo, no se.

Recorde una vez que un chico guapo y fresa se me acerco en una fiesta y se mostraba muy interesado en mi, el problema era que el wey pensaba que por mi forma de vestir yo era una dominatrix sadomasoquista experta en sexo hard core y pus la verdad es que yo estuve bien idiota en esos aspectos por mas tiempo del que me atrevo a declarar.

Este tema es larguisimo.

Alex dijo...

Me encanta cuando lees un blog, y te identificas con los posts y dices wey no mames este cabrón es como yo! Y quisieras hablar con gente así y así todo el pedo hasta que regresas al, ya sabes, mundo real. (insertar AQUÍ meme de Forever Alone).
Y los ninjas podránser muy putos, pero están buenos.

Danielov dijo...

Genial, es excelente que estés posteando tan seguido.

Por eso me quiere mi mujer: por chillar viendo películas, tener peluches y aún así sr hetero, jajaja.

Saludos.

Anónimo dijo...

Si de esterotipos sexistas se trata, que decir acerca de las caracterizaciones de la mujer creadas por el cine mexicano en su "época de oro˝; que si no era una "santa abnegada" (ya sea como esposa, madre o hija) era una "perdida" que de todas maneras terminaba sufriendo por querer salirse del huacal de su rol social "natural˝.

Anónimo dijo...

Fijate que algunos estereotipos son buenos en un sentido practico. Conozco en los barrios bajos muchas mujeres que se han salvado de una madrina de su esposo porque "las mujeres no se les pega ni con el pétalo de una rosa"

¿Y porqué habrían de querer pegarles en un principio? ¿Y de donde salen las mujeres golpeadas? ¿Cómo surgen los barrios bajos? Carajo, el mundo está mal. Solo digo que son prácticos los estereotipos buenos.

Pablo Cabañas dijo...

Pues es cierto y desde hace rato llegué a la misma conclusión: qué importa la pinche etiquetación que limita con creces la personalidad, lo importante es sentirnos cómodo con nosotros mismos y honestos ante los demás.

PD: me hizo el día la última afirmación "Los ninjas son putos", ¡JÁ!

Bruxcat dijo...

"Excepto los ninjas..." ¡BWAHAHAHA! \(^O^)/

¡Muy buen post!

Pith Zahot, El enemigo público dijo...

A mí me gusta el futbol, femenil...¬¬ eso cuenta?

Yo me he vestido de rosa y nadie puede culparme, no veo...

Lloré con tu post. Saludos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails