viernes, 8 de abril de 2011

Noticias de la Primavera Árabe y WikiLeaks

SOBRE LA REVOLUCIÓN ÁRABE



Bien, hace algún tiempo que no posteaba noticias sobre la Primavera Árabe, como ahora se le llama. En realidad, la situación ha cambiado poco en estas últimas semanas. Gaddafi sigue en el poder, los rebeldes siguen en pie y la OTAN continúa haciendo ataques menores a objetivos militares del régimen.

El problema es que ya han ocurrido por lo menos dos ataques por parte de la OTAN en contra de los mismos a los que se supone que deben proteger. Rebeldes libios han sido heridos o asesinados por "fuego amigo" de la OTAN [ver aquí]. Pero ni disparando a diestra y siniestra logran las fuerzas internacionales darle el golpe final a Gaddafi, y ya se maneja la posibilidad de que ni con los bombardeos se pueda hacer caer el régimen. Como es impensable para los intereses de EUA que Gaddafi permanezca en el poder, no se puede descartar la posibilidad de que la OTAN aumente sus esfuerzos para hacer caer al dictador libio, incluso mediante el despliegue de fuerzas de tierra.

En el presente escenario geopolítico, parece inaugurarse una era de multipolaridad, en oposición al mundo unipolar de la post Guerra Fría. Y mientras EUA confiesa que está en una situación estancada en Libia, Turquía, país que casi desde el principio se manifestó en contra de la intervención militar occidental, y con la intención de colocarse como una fuerza de importancia en el nuevo orden mundial, anunció que está desarrollando un plan para encontrar una salida a la situación en Libia [ver aquí].

Por si fuera poco, cables diplomáticos secretos publicados por WikiLeaks revelaron la verdadera actitud de EUA ante Gaddafi unos meses antes del inicio de las revueltas: según palabras de dignatarios gringos, Gaddafi era todo un demócrata progresista y un aliado confiable que hacía maravillas por su país y de quien sólo se podían esperar buenas noticias. Una vez más, esto demuestra no sólo que EUA no está tras la revuelta libia, sino que no la vio venir, y de último momento trató de aprovecharse de ella, de forma muy torpe, por cierto [ver aquí].

En la región del Golfo Pérsico, por otro lado, parece que la situación se avecina a un momento crucial en su crisis, en particular en Yemen, el país más pobre del Mundo Árabe. El presidente yemení, Ali Abdullah Saleh, pierde apoyo a cada momento que pasa, y las demás naciones del Golfo ya están proponiendo negociaciones para hacer efectiva la salida del dictador, lo que lo convertiría en el tercero en caer desde que se inició la Primavera Árabe [ver aquí].

Sin embargo, cables sacados a la luz por WikiLeaks, han revelado que a revuelta yemení estaba siendo planeada desde tiempo atrás. ¿Por quién? Sorpresivamente, no por Estados Unidos, sino por un rico empresario y líder de un partido de oposición llamado Hamid Al-Ahmar. De hecho, Al-Ahmar, dos años atrás, se había reunido con oficiales del ejército estadounidense para compartir con ellos su plan para derrocar al régimen. Sin embargo, como revelan dichos cables, los EUA desdeñaron a Al-Ahmar considerando que su plan no tendría éxito y que no valía la pena hacer el esfuerzo de apoyarlo. Una vez más queda demostrada la falta de visión del Imperio Americano sobre lo que estaba por pasar en el Medio Oriente, ya que ahora mismo los planes de Al-Ahmar se están dando casi tal cual los expuso en dichos cables secretos, sin duda aprovechando la coyuntura de las revoluciones árabes. El objetivo de Al-Ahmar es convertirse en el nuevo presidente de Yemen... esperemos que la revolución popular yemení tome su popio rumbo y no se deje manipular por este señor [ver más aquí].

En Baréin, la crisis continúa también, y amenaza con convertirse en una guerra internacional. Como ya se había dicho en este blog, Arabia Saudita, aliada incondicional de Estados Unidos, ha apoyado la dictadura de Baréin desde el principio de las revueltas e incluso ha enviado fuerzas militares al pequeño país del Golfo. Pero además, los gobiernos de Arabia Saudita y Estados Unidos han acusado a Irán (enemigo de ambos) de fomentar la inestabilidad en Baréin, mediante el apoyo a los rebeldes. En efecto, en Irán hay quienes consideran que las revueltas árabes son, o terminarán siendo, revoluciones islámicas, y por ello tienen todo el apoyo de la teocracia persa... excepto la misma revolución que está pujando por convertirse realidad en Irán, donde el gobierno fundamentalista aplasta a quienes se manifiestan por reformas democráticas [ver aquí].

SOBRE EL CASO WIKILEAKS


Mientras WikiLeaks sigue haciendo su trabajo, revelando información sobre lo que corporaciones y Estados quieren mantener en secreto, la furia (ardidez, como decimos en México) del Imperio busca, no a quien se la hizo, sino quien se la pague. El gobierno de EUA ordenó a Twitter pasarles toda la información de los que siguen a WikiLeaks mediante tal red social (ojo, chavos). Claro que no se van a tomar la molestia de ir a hostigar a cada uno de los 600 mil nerds que siguen a WikiLeaks, pero entre los nombres que aparecieron gracias al torzón de Twitter está el de Jacob Appelbaum. Appelbaum es un joven de 28 años que labora en la Universidad de Wasington como investigador. Es también el experto en seguridad y anonimato de WikiLeaks.

Desde que se reveló su conexión con WikiLeaks, Appelbaum ha sido víctima de acoso por parte de autoridades estadounidenses, especialmente en estaciones de autobús y aeropuertos (debido a sus actividades, viaja constantemente), en donde ha sido repetidamente sometido a interrogatorios y humillaciones, que incluyen exponerlo desnudo ante los guardias y negarle el derecho a usar el baño. Además, en ninguna ocasión se le han explicado las razones de su detención, ni se le ha permitido hacer llamadas o contactar a sus abogados.

Appelbaum tiene todo para temer, pues mientras Julian Assange permanece en arresto domiciliario esperando su extradición a Suecia, y Bradley Manning es torturado sistemáticamente por el ejército estadounidense, políticos gringos no quitan el dedo del renglón y exigen que WikiLeaks sea considerada una organización terrorista internacional, para que así todos los que colaboren con ella puedan ser detenidos. [todo sobre Appelbaum aquí]. La pregunta ahora es: ¿Éstas son acciones que Estados Unidos puede darse el lujo de cometer? ¿O son sólo patadas de ahogado en un desesperado intento por detener lo inevitable?

Ahora bien, si ustedes quieren poner su granito de arena en estos sucesos que están cambiando al mundo, no dejen de firmar la petición para que termine de inmediato la tortura en contra de Bradley Manning. Gente de todo el mundo está firmando estas peticiones, en lo que se está gestando como lo que podría ser la primera revolución social a escala global. Puedes firmar la petición, organizada por la organización no internacional Avaaz, aquí.

Por último, les dejo esta entrevista hecha a PJ Crowley, antiguo portavoz del Departamento de Estado, quien renunció después de emitir duras críticas contra el Pentágono por el trato que está recibiendo Bradley Manning. En la entrevista habla de éste y otros temas, incluyendo la situación en Libia y en general la situación de la Primavera Árabe:

PJ Crowley and the Pentagon - Riz Khan - Al Jazeera English

2 comentarios:

Anónimo dijo...

chingón

Sombrerudo dijo...

¡Ah! primavera de Praga y socialismo con rostro humano. Ahora, la primavera Árabe qué nos trae ¿la democracia con rostro humano? ¿Una democracia participitavia que no degenere en oclorocracia, en el gobierno de la masa estúpida? Sepa

El mundo cambia, es cierto, y muerto el estigma de la guerra fría, lo interesante será ver como vive el mundo capitalista una era para la que no estaba diseñado: para servir al pueblo.

No se pierda del gran desenlace de su novela favorita: la superestructura del mundo occidental. Stay tunned en su kiosko más cercano.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails