lunes, 23 de mayo de 2011

¡Revolución, gilipollas, revolución!



Una canción del satírico Javier Krahe sobre las mentiras y promesas incumplidas de los políticos españoles. ¡Olé!


¿Pero qué puñetas pasa, tío?


Ciertamente estamos viviendo tiempos muy interesantes, para bien o para mal. Sin duda, cuando baje la marea del entusiasmo y la rebeldía juvenil (y no tal juvenil) nos encontraremos con que el mundo ya es otro.

A la sacudida mundial causada por WikiLeaks y las Revoluciones Árabes (eventos estrechamente relacionados entre sí), se ha sumado el movimiento Democracia Real Ya!, iniciado en España el pasado domingo 15 de mayo, y que también ha sido llamado Movimiento 15-M (de mayo), y el movimiento de los Indignados.



Como dijo Jack el Destripador y el vocalista de Estopa, vayamos por partes. Éstos son los hechos: El domingo 15 de mayo, miles de personas en 50 ciudades españolas salieron a las calles para manifestarse en contra... ¿de qué? Pues de un montón de cosas: el desempleo, la crisis económica, la globalización, la falta de oportunidades para los jóvenes y (tal cual ellos lo perciben) el hecho de que la clase política no representa ya a la ciudadanía española y que los canales establecidos por la democracia electorera no son suficientes para garantizar el verdadero gobierno del pueblo.

La coyuntura eran las elecciones municipales que se realizarían en España en domingo 22 de mayo, por lo que el movimiento tenía exactamente 7 días para hacer historia. Y el sitio simbólico es la histórica Puerta del Sol en Madrid, donde se encuentra el Kilómetro Cero de las carreteras españolas, es decir, el corazón misno de país.

Más de 200 pequeñas organizaciones, que habían estado durante un tiempo cada una luchando desde diferentes plataformas, se unieron al llamamiento hecho por una joven organización, Democracia Real Ya! El movimiento se caracteriza por encontrarse al margen de partidos políticos y sindicatos, pues pretende ser "verdaderamente ciudadano". Además, según sus mismos miembros, se han inspirado en las Revoluciones Árabes que ocurren ahora mismo, así como en las protestas que vio Grecia en 2008 y 2010-2011. [Más info de todo lo anterior, aquí]


Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School y uno de los más destacados activistas de 'No les Votes', dijo "No hay alternativa, esto tiene que tener una continuación”, asegura. “Los partidos se han convertido en grandes empresas ineficientes y enormemente corruptas y la ciudadanía ya es consciente de esto y les ha dicho: 'No nos representáis". Ahora, continúa, no hay vuelta atrás. “En los países árabes se canalizó contra los Gobiernos porque quien ejerce el poder no lo hace legítimamente, pero aquí tiene la situación de la gota malaya”.

El movimiento está vinculado a las acciones de WikiLeaks y recibe apoyo del grupo anarquista-hacker-geek internacional Anonymous, que ha apoyado con su campaña V de Votaciones. Y por supuesto, los medios de comunicación modernos han jugado un papel fundamental.



Pero no solamente estudiantes, jóvenes y ninis forman parte del movimiento. Personas de todas las edades y familias enteras han salido a "tomar las calles" para demostrar su indignación. Y el movimiento tuvo su "prueba de fuego" el miércoles 18 de mayo, cuando la Junta Electoral de Madrid prohibió las protestas en vista de las elecciones. ¿Se retirarían los "indignados" frente a la amenaza de la autoridad? ¡Ni por pienso! Las manifestaciones y protestas continuaron, y más de 4 mil de los que exigen democracia real, pero ya, acamparon en la plaza a pesar de lo que ordenaba la autoridad, y amenazaron con consignas como "No nos movemos" y "Yes, we camp!". [Más información aquí]

Jesús tiene 71 años y es jubilado. Acude a la Puerta del Sol con una barra de pan y una tortilla precocinada, "lo que me permite mi pensión". "Les apoyo totalmente y hacen bien en protestar porque hay libertad. En mi época al que protestaba le daban palos", asegura.


Para el día 20, los manifestantes anunciaron que resistirían de forma pacífica a cualquier intento de desalojo. La protestas incluyeron una irrupción a una sucursal del Banco de Valencia, para exigir que la banca deje de controlar la vida política de los países. Para entonces ya había algunos detenidos, pero la mayoría fueron liberados poco después. [Leed aquí]
Lo confirman fuentes de la plataforma, y lo admite, sin dar nombres, Pablo Gallego, uno de los fundadores de la iniciativa, auténtico germen del 15-M. "Todos los políticos se nos están acercando, lógicamente para intentar atraernos hacia ellos, pero hemos rechazado todo lo que proponen. Además, Democracia Real Ya no tiene ningún papel en las protestas, más allá de cada miembro a título personal. Lo que está pasando pertenece al pueblo, a la gente".


Según lo dicen los miembros del movimiento, Democracia Real Ya!, había dejado de convocar a protestas para el 20 de mayo. La gente se enteraba del campamento por diversos canales y asistía por su propia inciativa. La consigna era la misma: mantenerse al margen de los partidos políticos que ya no los representaban. [Más aquí]

El movimiento tardó un poco en trascender fronteras. De verdad, los medios convencionales parecen un poco rebasados por la agitación que sacude al mundo, y siempre parecen llegar tarde. Pero llegaron. En Londres, se convocó a protestas frente a la embajada española en esa ciudad. Los medios franceses finalmente se encargaron de cubrir el asunto. Medios anglosajones internacionales no han dudado en mostrar su simpatía. Incluso la arábiga Al Jazeera está siguiendo de cerca los acontecimientos, que relaciona con los tumultos que ocurren en el Medio Oriente y funge como plataforma para que los españoles indignados griten: ¡No somos mercancía!



En Valencia, los indignados de la Plaza del Ayuntamiento están invitando a acudir a las urnas con camisetas del movimiento 15-M bajo el lema: "Nuestros sueños no acaban en sus urnas. 15-M".

El campamento en la Puerta del Sol y las diversas manifestaciones en las ciudades españolas cumplieron su propósito de permanecer hasta el 22 de mayo, día en que se llevaron a cabo las elecciones. ¿Resultados? Los miembros del movimiento no han querido valorar los resultados de las elecciones, porque, para ellos, éstas no tienen ningún valor. Irónicamente, el movimiento repercutió en las urnas: el PSOE fue duramente castigado, pero el PP no se fue precisamente victorioso. De hecho, el voto nulo se convirtió en la cuarta fuerza electoral de España. [Checad estos datos] Nada mal, y todavía falta. A las 11:59 de la noche, acordaron guardar un minuto de silencio para demostrar la unidad del movimiento... y la demostraron. Miles de personas siguieron en las plazas de las ciudades españolas para exigir Democracia Real. Y aún más, anunciaron que el movimiento continuaría por una semana más. [Más info aquí].

¡Indignaos, coño!

Pero, ¿cuáles son los ideales, las causas, los objetivos, las estrategias y propuestas de este movimiento? Es decir, es muy fácil indginarse, pero es muy difícil proponer socluciones para la situación que nos indigna, y es más difícil llevarlas a cabo. Está claro que el panorama global es bastante desolador y que estar inconforme al respecto es de lo más natural. Pero indignarse en sí no resuelve nada. ¿Está este movimiento completamente vacío?

La época de las “dos Españas” ha quedado atrás, hoy los jóvenes tomamos la plaza para luchar por lo que nos pertenece, que no es nada más y nada menos que la capacidad de decidir nuestro futuro más allá de depositar una papeleta en una urna. Desde hoy debemos de luchar por encontrar un consenso de toda la ciudadanía para que cada persona se sienta identificada con lo iniciado el 15M, y así poder avanzar al unísono hacia un futuro mejor…

No sin cierta ambigüedad, los seguidores del movimiento 15-M quieren acabar con la corrupción, y exigen que el voto sea respetado por los políticos, quienes obedecen los intereses de las grandes corporaciones y las instituciones financieras internacionales (FMI y BM). El movimiento llama a cerrar filas y lograr las reformas que España necesita para que el sistema electoral y partidista se convierta en un sistema verdaderamente democrático. Sus seguidores sueñan con el '68 y están dispuestos a luchar para que no se convierta en un '36. [Una breve exposición de su ideario, aquí].

El movimiento ha sido objeto de muchas críticas. Se dice que se trata de una expresión de hartazgo, pero que no propone nada en realidad. Ciertamente, el manifiesto que se puede leer en el enlace anterior no se es muy específico en cuanto a estrategias, y parece sólo una colección de buenos deseos.



Lo cierto es que hablar de Revolución Española es una exageración. Se trata de una serie de protestas que llevan una semana y que, hasta ahora, no han logrado gran cosa. Además, este tipo de protestas son de lo más común en las sociedades democráticas (por más imperfectas que sean).

Pero hay que tener en cuenta que no se trata de un movimiento aislado. Se pueden rastrear sus antecedentes en eventos como la Batalla de Seattle, el Foro Social Europeo y el Foro Social Mundial, las protestas contra la invasión norteamericana a Irak en 2003, el movimiento altermundista, la oleada documentales socialmente comprometidos y el efuerzo por distribuirlos, y una gran cantidad de movimientos de mayor o menor envergadura que pretenden analizar y transformar el mundo contemporáneo. No se puede dejar de recordar a las Revoluciones Árabes, y antes de ellas, a las revueltas en Grecia (ya mencionadas) y, sobre todo, a la primera revolución exitosa de este siglo: la de Islandia. Yo me inclino por dar al movimiento español el beneficio de la duda, pues quizá alcance pronto la madurez, como muchos otros, y, más importante aún, influya en movimientos reformistas y revolucionarios en Europa y otros lugares del mundo.


Por supuesto, en nuestro país, el ala más reaccionaria de la intelectualidad no se ha hecho esperar para emitir su opinión al respecto de estos asuntos. Félix Romeo, de esa plataforma del hipsterismo ideológico llamada Letras Libres, acusa al movimiento de ser no sólo vacío, sino antidemocrático. Después de reducir a una agencia noticiosa internacional seria como es la BBC a una cadena que "entiende el mundo como si fuera uno de sus documentales de animales", el autor hace un raciocinio muy interesante como ejercicio de prueba para cualquier estudiante de lógica de bachillerato:

1.- Los "indignados" españoles son como los del Mayo del '68.
2.- Muchos en el Mayo del '68 portaban efigies de Mao Zedong y Pol Pot.
3.- Mao Zedong y Pol Pot eran tiranos antidemocráticos.
4.- Luego, el Mayo del '68 era un movimiento antidemocrático.
5.- Ergo, el movimiento español actual es antidemocrático.

Según este señor, el verdadero movimiento revolucionario ocurría en Praga, donde se luchaba contra los tanques soviéticos (y no contra las macanas de la policía francesa, o contra las pistolas de los grupos paramilitares al servicio del gobierno mexicano) y el comunismo, el cual, como todos sabemos, no es de Diosito.


Piensan que la democracia tiene que desarrollarse fuera de los cauces habituales (partidos, elecciones, parlamentos…) y funcionar según sus propias reglas.

El señor Romeo esgrime este otro argumento para demostrar la naturaleza antidemocrática del movimiento. Sin embargo, este señor no se da cuenta de que su concepción de democracia se encuentra reducida a lo electoral.

No sé como están las cosas en España, pero si están como en México (y, según he leído, parecen estarlo muy parecidas, diferentes más en grado que en escencia) los partidos han coptado la vida política del país y nada puede moverse fuera de sus filas. Se ha establecido una clase política que se rota en los puestos de poder, y esta clase política sólo se representa a sí misma y a los poderes fácticos (corporaciones, medios de comunicación, instituciones financieras internacioles, etc.) En teoría, cualquier persona puede acceder al mundo de la política, pero en la realidad, sólo puede hacerlo si se integra a la dinámica de la clase política y su ascenso se logra mediante chanchullos, lamidas de botas y la aceptación incondicional del proyecto de quienes ya ostentan el poder. En otras palabras, los cauces habituales de la participación democrática (partidos, elecciones, parlamentos...) resultan insuficientes para garantizar el verdadero gobierno de la ciudadanía.

Finalmente, este señor ataca a los "lemas vacíos" del movimiento, como "Menos policía, más filosofía". Desde luego, una consigna no dice nada en sí misma, y desde la óptica simplista del señor Romeo, consignas como "La imaginación al poder", "Tierra y libertad" o "Libertad, igualdad y fraternidad" no significan nada por sí mismas... a menos que se tome la molestia de conocer y analizar la complejidad de las ideas que hay detrás de ellas [ver libelo aquí].

No valdría la pena hablar de los balbuceos snobs de Letras Libres, si no fueran eco de las opiniones de muchas personas con acceso a diversas plataformas de comunicación. Opiniones más o menos así he leído muchas en estos días, incluyendo las de los que piensan que el movimiento Democracia Real Ya! es poco menos que un intento de establecer una dictadura estalinista. Por desgracia, en México los intelectuales de derecha (si me preguntan, eso es una contradicción de términos) suelen escribir con más lucidez y sobriedad, apelando a los datos duros, que los "líderes de opinión" de izquierda, que se dan más a lo visceral, cuando no de plano a lo netamente supersticioso.

Se ha repetido que mientras los jóvenes de Arabia arriegan su vida por el derecho a votar, los muchachitos mimados de España llaman a anular el voto. Es fácil responder a esta objeción: los árabes luchan por tener democracia; los españoles luchan por perfeccionar su democracia. Dado que los seres humanos no son perfectos, no es posible construir una sociedad perfecta. No obstante, cada generación tiene la oportunidad y el deber de mejorar la sociedad en la que vive. Los españoles están aprovechando la oportunidad y tiene la intención de cumplir con su deber.

Finalmente, y para demostrar que los ideales del movimiento español no están "vacíos", les dejo el panfleto que está causando conmoción en Europa y que es la fuente del nombre que ha recibido el movimiento: ¡Indignaos! Fue escrito por Stéphen Hessel. ¿Quién es este señor? Fue miembro de la Résistance Française durante la Segunda Guerra Mundial, sobrevivió a los campos de concentración nazis, participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fue discípulo de Jean-Paul Sartre y del Walter Benjamin, y embajador de Francia ante la ONU... en fin, una persona que vivió en carne propia los momentos decisivos de la historia del siglo XX y que a sus 93 años de edad, le grita a la juventud: ¡Indígnate!



La «obra exhorta a los jóvenes a indignarse, dice que todo buen ciudadano debe indignarse actualmente porque el mundo va mal, gobernado por unos poderes financieros que lo acaparan todo». Explica que, aunque «nos jugábamos la vida», en su época, lo tenían más fácil por tener adversarios más definidos: Hitler y Stalin. Sin embargo, «... los jóvenes de ahora se juegan la libertad y los valores más importantes de la humanidad»

Este panfleto podría convertirse en uno de los textos más influyentes de la historia contemporánea, de aquéllos que causan revuelo inmediato y consecuencias duraderas, como el Manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels, o el Yo Acuso de Emile Zolá. Y ha sido el que inspiró al movimiento español. ¿Cómo, entonces, puede hablarse de vacuidad? Podéis leer el texto completo aquí.



Sí, señores. Estamos viviendo tiempos muy interesantes...

4 comentarios:

Pancho "el autor" dijo...

Viva la libertad.

Sé que es un movimiento de lo más noble y admirable, pero me pongo a pensar ¿en verdad de qué va a servir? Creo que lo mejor que podría suceder es que tal movimiento sensibilice un poco a los partidos mayoritarios [que tristemente son los que van a ganas :/] y con ello se cumplan en cierta medida las propuestas del movimiento.

http://yonotengotuenti.blogspot.com

Ese blog es de una estudiante de periodismo, vive en Madrid y lo actualiza con noticias que se viven desde adentro del movimiento, puede interesarte.

Saludos

Sir David von Templo dijo...

¡Que raro encontrar esnobismo en Letras Libres! Repito lo que dije en el Facebook ¿Que podemos esperar de una revista que deja publicar al sangrón de Enrique Krauze?

Aurore Dupin dijo...

Por supuesto que se entiende mejor a la especie humana a través del comportamiento de otras especies: seguimos siendo animalitos de madre naturaleza y padre tiempo, como los pitufos.

Los fanatismos -de cualquier índole- ahorran glucosa en el metabolismo cerebral, por el maniqueísmo puro y duro: aún los "sesudos" análisis de letras "libres" dejan claro eso; no es extraño en absoluto que la misma cantaleta de "es que sólo protestan pero no dan propuestas resolutivas" la hayan aplicado a otro movimiento civil "No más sangre".

¿Conoces Itinerario, de Octavio Paz? Es una recopilación de textos variopintos. "Entre doctas tinieblas" sobre la revuelta española y la crítica a los comunistas stalinistas, "El sendero de los solitarios" sobre la vorágine desencadenada por la segunda guerra mundial y la guerra fría; y "las dos caras de la revuelta" donde analiza la revolución como tal.

Antonio dijo...

Habría que explicarle al de Letras libres lo que es una falacia non-sequitur.

Lo que ocurre en España me recuerda un poco el movimiento que se dio en México hace dos años por el "voto nulo", con la diferencia de que los españoles sí están dispuestos a mancharse la camisa blanca.

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails