sábado, 20 de agosto de 2011

HARRY POTTER y las vicisitudes del fenómeno de masas




Tutú-turutú-tutútu tutú-turutú-tutú

Greetings, my fellow geeks! La semana pasada vi por fin la más reciente entrega de la saga cinematográfica del maguito con anteojos preferido por todos. Me había tardado en hacerlo porque mi chica quería chutarse las otras siete películas antes de ver ésta. Cuatro años después de haberse publicado la última novela y a una década de que un servidor leyera el primer libro, fui a despedirme de Harry James Potter. Así que a petición de uno de mis más estimados contertulios, aquí les traigo una entrada dedicada a Harry Potter, libros, película, fandom, impacto cultural y demás vicisitudes de ser un fenómeno de masas.

Y como lo que más me gusta hacer en este blog es mentar madres, voy a empezar por abordar las cosas que me cagan de Harry Potter. Me baso para ello tanto en libros como películas, aunque los primeros no los recuerdo con tanto detalle, pues sólo los leí una vez cada uno y conforme fueron saliendo, y ya pasó mucha agua bajo el puente.




Cosa que me caga de Harry Potter No. 3: Harry Potter. ¡Es verdad! Me cae mal. Ok, al principio el niño es carismático y uno simpatiza con él, por eso de que perdió a sus padres y llega a un mundo en el que todo es extraño y desconocido. Pero en realidad es un personaje bastante soso y aburrido. Algunos dicen que se ve a Harry madurar a lo largo de la saga. Un poco, quizá, pero no gran cosa. Desde mi punto de vista se vuelve sólo más bravucón y molesto. El libro quinto, La Orden del Fénix, me gustó porque Harry se comporta como quinceañero pendejo, conforme a la edad que tiene. Pero después el personaje se queda con su pendejez quinceañeril sin crecer de forma alguna.

Hay muchos personajes chingones en el universo de Harry Potter, y el chico de los anteojos no capta mucho mi interés. ¿Saben quién debería ser el verdadero centro de la saga? Hermione Granger. Es por mucho el mejor personaje de esas historias. Es inteligente, fuerte, valiente y una bruja poderosa. Sin ella Harry y Ron estarían perdidos. ¡Me gustaría saber más sobre ella! Sus padres son muggles, ¿cómo se sintieron cuando supieron que Hermione era una bruja? ¿Cómo se sintió ella? ¿Por qué oculta sus inseguridades detrás de su fachada de niña sabelotodo? ¿Era una matada antes de entrar a Hogwarts? ¿Era ya una inadaptada en el mundo muggle? ¿Cómo es su vida cuando no está en Hogwarts? ¡Quiero saber! Pero no, tenemos que enfocarnos en el acartonado Elegido y el talento increíble que tiene para salir bien librado de pura chiripa. Jódete, Potter, de veras.

Me queda el consuelo de pensar que en algún universo paralelo, JK Rowling escribió Hermione Granger y la piedra filosofal.






Cosa que me caga de Harry Potter No. 2: ¿Tenían que ser tantos libros? Los fanáticos me dirán "Goey, es que son siete años en Hogwarts, DUH". Ok, sí, pero ¿tenían que ser siete putos libros? ¿Realmente cada año de escuela en Hogwarts tiene material suficiente para constituir un libro por sí mismo? Al final de El Cáliz de Fuego uno se queda prendido porque imagina que en el siguiente libro la guerra entre Voldemort y los magos buenos empezará con toda su fuerza. ¡Pero no! ¿Qué hace JK Rowling? ¡Hacer tiempo! De verdad, fíjense, en los libros 4, 5 y 6, están compuestos en su mayoría de paja irrelevante, haciendo tiempo en lo que esperamos lo que queremos ver: el enfrentamiento final entre Harry y Voldemort. ¿Por qué? Pues porque mientras más libros saques, más lana ganas, por eso.

Aclaro que los primeros tres libros son los mejores de la serie, con El Prisionero de Azkaban siendo el mejor momento para Harry Potter. Tienen un buen ritmo, la extensión adecuada y además están muy bien escritos. Tomemos el libro cuarto, El Cáliz de Fuego, que tiene la trama más estúpida de toda la saga. Ok, entonces Bartemius Crouch Jr. se disfrazó de Mad-Eye Moody para entrar a Hogwarts; hizo un poderoso hechizo para lograr meter a Harry Potter en el Torneo de los Tres Magos; ayudó a Harry a ganar el Torneo; hechizó la Copa para que cuando Harry la tocara, se teletransportara mágicamente a un cementerio, donde Peter Pettigrew lo esperaba para usar su sangre y revivir a Voldemort...

¿No es una trama estúpida? ¿Necesitaba Crouch meter a Harry al torneo mediante un hechizo que llamaría la atención de todo el mundo y tomarse la molestia de ayudarlo a ganar, arriesgándose a que el chico muriera o simplemente no obtuviera la copa en el momento preciso? ¿No podía sólo dejar que Harry pasara el año como si nada y la noche en que se iba a hacer el ritual hechizar un objeto, tipo un libro, y decirle algo así como "Hey, Harry, ¿puedes pasarme ese libro de ahí?" y puff, mandarlo al cementerio y ahorrarnos como 400 páginas de paja, paja, paja?

Además el Torneo de los Magos es una reverenda estupidez. ¿Meten a tres adolescentes a arriesgar sus vidas para superar retos que no le harán ningún bien a nadie, a cambio de una pinchurrienta copa y la "gloria inmortal"? ¿De veras? ¿Así se ganan los magos la gloria inmortal? ¿No es curando enfermedades, ni corrigiendo injusticias o inventando hechizos que hagan mejores sus vidas? ¿Es mandando a los adolescentes a arriesgar sus vidas por pendejadas? Vaya, no parecen muy listos los magos, si lo más importante de su existencia es un equivalente ñoño del Super Bowl.



Es claro que lo que Rowling pretende es hacer tiempo en lo que sucede lo único importante de ese libro: la resurrección de Voldemort. Es cierto que algunos episodios son muy divertidos y que la personalidad de Harry, así como la relación entre Ron y Hermione, evolucionan un poquito más a lo largo de la novela. ¿Pero era necesario todo un libro, en especial uno tan largo para todo esto?

El siguiente libro es un poco mejor, pues en él pasan más cosas importantes, y Dolores Umbridge es un villano al que todos aman odiar. Pero también es excesivamente largo. Es el más largo de la saga, y la adaptación cinematográfica demuestra que se pueden sacar muchos elementos de esta historia sin que pierda lo esencial.

El sexto libro basa su interés en que se descubre el pasado de Voldemort y se plantean los escenarios y situaciones en los que ocurrirá la historia del séptimo. Pero fuero de ello, está lleno de paja. Además, si se fijan, este libro, al igual que los anteriores tiene la misma estructura:

1.- No pasa nada durante todo el curso.
2.- Al final del año escolar pasa todo.

¿De verdad las cosas siempre se esperan hasta junio para suceder? En el séptimo libro esta estructura cambia. ¡Y ya era hora! En vez de perder el tiempo en Hogwarts, tenemos a Harry, Hermione y Ron corriendo por sus vidas y buscando los horcruxes. Es mucho más interesante, intenso y con un mejor ritmo que los tres libros anteriores (aunque la primera mitad sí se siente un poco lenta).




Cosa que me caga de Harry Potter No. 1: Su pueril intento de ser una obra "adulta". Los fans de Potter alaban que, de forma extraordinaria, la saga fue madurando conforme tanto los personajes y los lectores crecían. Pero no es así. Las novelas de Harry Potter no se vuelven más adultas con cada entrega. Se vuelven más violentas, más melodramáticas y un poquitín más oscuras, pero no realmente adultas. Matar a mucha gente en cada libro no vuelve adulta una obra. Por el contrario, el exceso de violencia (que alcanza niveles absurdamente innecesarios en los últimos libros) es lo que los adolescentes chaquetos creen que es "lo adulto".

Pero fuera de tener a un montón de gente muerta, los libros de Harry Potter tratan pocos temas realmente profundos o complejos, y éstos se plantean mejor en los tres primeros libros que en los siguientes. Así que en realidad los libros no se vuelven más maduros; por el contrario, pierden seriedad y credibilidad.

Éste es un tema un amplio que merece ser abordado con detenimiento. En los últimos libros, Rowling parece desesperada por imprimir un sentido épico, oscuro y maduro a su obra, y para ello su único recurso es matar a todo el mundo. Pero como se plantea el universo de Harry Potter en los primeros libros, éste no estaba preparado para albergar historias demasiado épicas u oscuras.

Veamos, ¿cómo es el universo de Harry Potter en los primeros libros? Tenemos a unos tíos que son tan malos, con un hijo tan malcriado, que son de caricatura; son villanos de Mi pobre angelito. Luego tenemos ranitas de chocolate que saltan de sus cajas, gomitas de todos los sabores, clases de montar escobas, un sombrero que habla y canta, un auto volador, un elfo doméstico, un sauce que boxea, retratos que hablan y se mueven, varitas mágicas y, por si fuera poco, un deporte que se juega en escobas voladoras y cuyas reglas no tienen sentido en lo absoluto. ¿Les parece éste un universo apto para una obra de fantasía épica? ¿Se imaginan a Gandalf el Gris montado en una escoba y blandiendo una varita mientras dice "wingardium leviosa"?

No. Los primeros libros de Harry Potter son libros fantásticos para niños. ¡Y son muy buenos libros! El lector se sumerge en un maravilloso mundo imposible y disfruta de las aventuras y misterios que viven estos maguitos. Pero Rowling quiso hacer el equivalente de convertir a Mary Poppins en El Silmarillion. Aún así, bien podría haber hecho evolucionar estas historias hacia verdadera fantasía heroica; el problema es que lo hizo de la manera equivocada.



Decíamos que Rowling intenta hacer que sus libros sean "adultos" llenándolos de muertes por todas partes. Pero esas muertes no sólo son innecesarias y molestas, sino que están mal escritas, en especial las que ocurren en Las Reliquias de la Muerte. Para empezar, está eso de matar a personajes importantes fuera de escena. Ya que los mate es bastante malo, cuando eran personajes queridos por el público; que los mate sin darles ninguna importancia es una falta de respeto. Mad-Eye Moody, Fred Waesley, Remus Lupin y Tonks... todos mueren fuera de escena y de maneras indignas.

En la fantasía heroica no sucede eso. Cuando un personaje importante muere, lo hace realizando alguna hazaña o siendo vencido por enemigo formidable, y su deceso es honrado con por lo menos unos instantes para que público y personajes puedan sentirse conmovidos. Piensen en las muertes de Boromir o de Théoden en El Señor de los Anillos. Y ciertamente no matas a personajes importantes fuera de escena: eso es simplemente escribir mal. "Ah, por cierto, Aragorn, Gimli y Legolas murieron mientras tú no estabas, Frodo... No sé, les cayó encima una pared o algo así... La verdad nadie estaba prestando atención..." Más de un fan de Potter ha justificado la muerte de Mad-Eye diciendo que, de no haber muerto, habría sido muy fácil para los buenos ganar. ¡A huevo! "No sé qué hacer con este personaje, así que lo mataré fuera de escena". Bien hecho, Rowling, sigue esperando tu Nobel.

Dos muertes me molestan en lo particular por el alto nivel de ridiculez que alcanza Rowling al querer convertir su saga en un drama sórdido: la de Hedwig y la de Dobby. ¿De verdad tenía que matar a la lechuza? ¡Era sólo una mascota! ¡Qué necesidad! Es como si matara a Toto, el perrito de Dorothy, ¡come on! Y luego Dobby, ¿por qué mata a Dobby? Les diré por qué. Porque había metido a sus personajes en un predicamento muy grande y no sabía cómo sacarlos de ahí; echó mano de Dobby, pero después de eso, si Dobby se hubiese quedado con ellos, habrían contado con un aliado muy poderoso y les habría sido muy fácil ganar. Entonces, Rowling usa a Dobby y luego lo desecha como tampón usado, pero no sin dedicarle un momento solemne (que no tuvieron otros personajes mucho más importantes). ¡Es como matar a Jar Jar Binks de una manera horrible, y además de eso, querer que lloremos por él! No es algo que se pueda tomar muy en serio...




Una vez, ante mis quejas sobre las muertes en Las Reliquias de la Muerte, una Potter-fan me dijo "Goeeey, es que así es la guerra". Y sí, es cierto, así es la guerra: las personas más nobles pueden morir de las maneras más indignas o absurdas y los demás no pueden detenerse para hacer homenajes porque tienen que seguir peleando. Pero esto no es Apocalypsis Ahora ni Rescatando al Soldado Ryan. ¡Es Harry fucking Potter! ¡El libro en el que los niños juegan Quidditch y aparece un sombrero que habla! Coño, esto es como mandar a Hugo, Paco y Luis a Vietnam.

No hay que temer hablarle a los niños de asuntos siniestros o hasta complejos. Una obra infantil puede ser muy intensa, muy profunda y con momentos muy oscuros. Piensen en La Historia Sin Fin, de Michael Ende; es un libro fantástico dirigido a niños, pero que habla de cosas muy cabronas y que tienen momentos muy oscuros. El Árbol de las Brujas de Ray Bradbury habla ni más ni menos que de la muerte, y enfrenta a niños (personajes y lectores) a este tema sin condescendencia ni tapujos. Películas como El Cristal Encantado o Leyenda, son infantiles y de fantasía, pero ambas tienen momentos en el que las cosas se ponen muy intensas y hasta pueden ser aterradoras. La película de Las Brujas, es ligeramente menos oscura que el libro y aún así es muy macabra. Todas estas obras, siendo infantiles, alcanzan un grado de complejidad y maestría tales que los adultos pueden disfrutarlas ampliamente. ¡Y lo hacen sin tener que estar matando gente a diestra y siniestra!

De hecho, los primeros tres libros tienen ese perfecto equilibrio entre un mundo fantástico infantil y momentos muy oscuros: En La Piedra Filosofal, todo a partir de la escena en el Bosque Prohibido se pone muy sombrío. En La Cámara Secreta, la parte de las arañas gigantes y la batalla contra el Basilisco y contra Tom Riddley suben mucho de tono la historia. En El Prisionero de Azkaban, que es el mejor de todos, tenemos las profecías macabras, el Grim, el hombre lobo y, sobre todo, a los Dementores, que creo que son lo mejor que pudo haberse inventado Rowling en todos sus libros.




Rowling sufrió depresión y basada en ello creó a los Dementores, estas figuras encapuchadas y negras que literalmente te arrebatan toda la alegría de la vida y te chupan el alma. Los libros subsecuentes tienen un par elementos muy macabros: la ceremonia de resurrección de Voldemort o el mismo concepto de los Horcruxes. Rowling nos da a un supremacista nazi con poderes mágicos y cara de culebra; un poco ridículo, pero que también enseña a los chicos la naturaleza del mal: el odio irracional, la sed de poder, la soberbia, los delirios de superioridad. Y tres -ismos perversos: clasismo, racismo, autoritarismo. Pero compárese esto con la Nada de Michael Ende y van a ver que hay muuuuuucha distancia.

Por eso no puedo dejar de quejarme: Harry Potter era una obra infatil muy, muy buena; Rowling la convirtió en una obra pseudo-adulta (más adolescente que otra cosa) mediocre.



...

"Oye, Ego, un momento. Sabes mucho de Harry Potter para ser alguien que se queja tanto".

¡Tiene usted toda la razón, joven! Y es que la verdad, me gusta mucho Harry Potter. En serio. Incluso los últimos libros, aún estando en desacuerdo con el camino que tomaba Rowling, me atraparon hasta que los terminé de leer. Fuera de las muertes innecesarias, me gustó mucho el último libro, y me emocioné con la última película (aunque la Batalla de Hogwarts se quedó corta). Y ése es quizá el mayor atributo de esta escritora: sabe crear mundos en los que te pierdes e historias que quieres leer desde el principio hasta el final. Es cierto que Rowling le fusiló casi todo a todo el mundo. Pero lo hizo muy bien.




Las películas están muy bien hechas: llevan a la pantalla lo que muchos imaginábamos al leer los libros. Tienen un reparto extraordinario: casi todos los actores ingleses importantes están en alguna de las películas. John Williams compuso un tema musical icónico (otro más de su carrera), que quedará relacionado con Harry Potter por siempre.

Harry Potter hizo que leer fuera cool otra vez. Convirtió la lectura en fenómeno de masas e hizo leer a muchos niños. Es cierto que la mayoría de esos niños no pasaron de leer ficción juvenil fantástica, pero algunos fueron madurando hacia mejores lecturas. Por primera vez, el lanzamiento de un libro se convirtió en algo tan glamuroso y popular como el estreno de una película. ¿Qué otro escritor ha logrado eso?

Empecé a leer Harry Potter y a ver las películas en 2000. Pasé 6 años de mi vida esperando el siguiente libro y 10 esperando la siguiente película. ¿Y saben qué? Me gustó. Lo disfruté mucho. Me emocioné, me conmoví, me encariñé con los personajes, soñé. Estos libros me ayudaban a relajarme y pasármela bien cuando quería descansar de la literatura "seria" mientras estudiaba la carrera, y la verdad no puedo pensar en otro libro de puro entretenimiento que haya disfrutado tanto.

Me siento contento de haber sido parte de la generación Harry Potter, y no puedo ni imaginar qué fenómeno literario o cinematográfico pueda tener el mismo encanto que esta saga. Con El Señor de los Anillos terminado en 2003 y Star Wars terminado en 2005, ya sólo me quedaba Harry Potter. ¿Qué haré con mi vida ahora? Amo muchos libros y muchas películas, y sin duda amaré muchas más en el futuro, con seguridad mejores que esas tres sagas que he mencionado; pero siento que ya nunca volveré a sentir esa emoción y ansiedad tan particular mientras espero "el próximo libro de...", o "la próxima película de...". Existen algunos libros que me han gustado tanto que sé que voy a leer y releer varias veces a lo largo de mi vida. Pero si pudiera volver a leer una serie de libros por primera vez, sin saber qué va a pasar ni qué esperar, serían los libros de Harry Potter.




En fin, después de todo este despotrique, y después de haber visto la última película, sólo quiero decirle algo a esa madre soltera que hace años, en medio de la miseria, se las arregló para encontrar un tiempo e inventar para sus hijos una maravillosa historia sobre un niño elegido y una escuela de magia:

GRACIAS

18 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

No se por donde empezar... Primero que nada: Gracias hermano, por ese genial análisis, la neta yo estoy muy wey para hacer un análisis de las cosas que me gustan.

Ambos estamos de acuerdo en muchas cosas, por ejemplo, en la cosa que más nos caga de Harry Potter N° 1 (guiño guiño). Es que es la neta. Al principio Harry es un buen protagonista. Vive con unos tios ojetes, y tiene que aprender sobre un mundo que desconoce por completo y al cual pertenece...

De hecho Hermione siempre fue mi personaje favorito. Hay tantas cosas que saber de su historia. ¿Cómo fue su primer encuentro con el mundo mágico? ¿Cuándo fue su primer estallido involuntario de su magia?

Ella siempre ha sido un personaje mucho más interesante que el mismo Harry. Es más, si ella no fuera tan insegura, ella hubiera sido la más chingona en Defensa contra las Artes Oscuras. Harry solo hacía su Patronus por puro pinche ímpetu, por que era incapaz de pensar racionalmente. Al final terminó siendo a grandes rasgos igualito a su papá: pendenciero y fanfarrón.

De Ron Weasley, pues cumple bien con su función de sidekick. Aunque en las películas es por mucho, más desagradable (De hecho mi tocayo David Moreno una vez dijo: "¿Pues que le vió Hermione a ese gañan?")

Pero puesto a que Rowling ya se intoxicó con el aroma de los billetes verdes, aún podemos esperar a que aborde (de forma artística e inteligente, espero) la historia de Hermione. ¿Has escuchado de Pottermore?

Saludos hermano, y gracias...

Sir David von Templo dijo...

Por cierto ¿Soy el único que notó que el símbolo de las Deathly Hallows es la versión del mundo potteriano de la suástica nazi? Es decir, dos símbolo que eran muy antiguos, con connotaciones positivas (el símbolo de los Dethly Hallows representaba la muerte como algo intrínseco del ser, mientras que la suástica en el Tibet representaba la completitud del ser humano), que fueron usados por dos líderes supremacistas ojetes (Grindenwald y Hitler), y que eso hizó que en la actualidad ambos símbolos tuvieran connotaciones negativas.

NayoBlogger dijo...

EGO! excelente analisis!!!!
y es cierto, Harry Potter es mi serie favorita, yo creci con harry potter, asi como muchos dicen que crecieron con toy story.
Si bien no son los libros mejor escritos del mundo, los amo.

Rochy dijo...

Me encanta tu análisis! Yo también encontré Harry Potter como distracción de la escuela, como por el 2002. También me gusta mucho Hermione (una de las partes que me parecen más tristes es cuando le quita la memoria a sus padres), y estoy de acuerdo con la mayoría de tus puntos, tanto buenos como malos.
Pero no soy letrada en literatura, y eso de que la historia "madura" no sé si sea muy cierto, pero, por ejemplo, mientras que en el libro 1, es obvio quienes son los "buenos" y quienes son los "malos", para el libro 4 aparecen otro tipo de personajes: los que buscan el dinero como la periodista, pero que pueden convertirse en aliados, los ignorantes como el ministro de magia (que en el libro 5 me recuerda a Felipe Calderón y su negación con "vamos ganando la guerra"). Se me hace menos simple y más "realista", dentro del su mundo de fantasía.
Qué opinas, por ejemplo del movimiento de liberación de los elfos? Aunque no habla mucho al respecto, para mí es interesante ver como son los mismos elfos los que se resisten a ser liberados (me recuerda muchos movimientos sociales, en especial el de liberación de la mujer), y entonces no es tan claro si se les hace bien o mal al tratar de darles derechos.
Tienes razón en que el villano no es tan oscuro como la nada de Michael Ende, pero pensando en los males reales -evitables- de la humanidad, creo que la acción de los nazis en Europa siempre será vista como mucho peor que nuestra falta de creatividad o las leyes de la entropía (aunque, si bien nos va y no nos auto destruimos o entramos a una guerra galáctica, al final son éstas las que van a acabar con nostoros) :p.

sudmex dijo...

Yo no he disfrutado con Harry Potter, me asusté cuando escuché platicar a dos pubertas acerca del primer libro y una dijo "Lo leí y no le entendí nada".

Pero ya con lo que escribiste se me fue el miedo.

Si me dan paperas, voy a leer todos los libros juntos.

Ego dijo...

Gracias a todos por su comentarios!

@ROchy: ¡Tienes razón! Había olvidado algunos de esos detalles que mencionas. La verdad, disfruté mucho con Harry Potter, y es cierto que tiene elemenos muy chingones e interesantes.

El problema es que Rowling no logra conjugar esos elementos de forma coherente. Es decir, sí de pronto mete cosas muy chidas, como lo que mencionas de los elfos domésticos o el de hacer a los villanos realistas, pero el escenario que creó no chambea para ello. Como que quiso hacer al mismo tiempo fantasía para niños, aventura juvenil, épica heroica, drama de adolescentes y comentario social, pero no todo cuajó bien al final.

Enrique Arias Valencia dijo...

Una excelente y demoledora crítica, que sin embargo no te impide valorar el impresionante aporte de una figura representativa de la cultura pop. El disfrute que te brinda Potter es parte de tu formación, y sabes reconocerlo.

Por otra parte, destacas excelente el que éste sea el primer libro con fans irredentos, que esperaban ansiosos la aparición de cada volumen, algo nunca antes visto en el universo editorial, y con la competencia digital acechando. Realmente maravilloso post.

Un abrazo

Anónimo dijo...

jajaja que magia para escribir !!
me he reido un monton con su analisis... pero lo que mas me gusto fue como al final le aceptas su genio y su coraje.

gracias por este momento !
saludos

Anónimo dijo...

Qué te puedo decir, me encante Harry Potter y para hablar de todo ello necesitarías muchas más líneas, pero muy bien hecho y yo también agradezco el haber formado parte de esta generación :D

Anónimo dijo...

Hola, hoy por primera vez me di a la tarea de leer un chingo de entradas de el blog, ya había leído una o dos, pero nada más. Cuando vi "harry potter" dije "ay, a ver!" me parece muy interesante la manera en que planteaste esos detalles de coherencia en j.k. rowling, que si bien, no es una escritora de pies a cabeza, como mencionaste, para haber sido una madre soltera, a la señora muchas gracias.
La crítica sobre la saga es algo que jamás había pensado tolerar, amo a hp con ese amor con el que se ama a una primera novia, y terminan y muchos años después le seguirás defendiendo en diálogos y discusiones imaginarias. Sin embargo, al leer la manera en que planteas estos aspectos, absorví ese buen pedo crítico :)
Al final, simplemente me hiciste llorar!
Realmente harry potter está sumergido en un contexto subjetivo que sólo es ligeramente comprendido por la complejidad de la mente humana propia (la de j.k. en este caso) sin embargo, la utilización de metáforas y esos sistemas de comunicación tan exquisitos que posee, son algo muy valioso que destaca de muchas otras historias. :)

Maik Civeira dijo...

Sin duda Harry Potter ha dejado una huella permanente, y ninguna saga de literatura juvenil de ésas que ahora salen por docenas, le ha llegado ni de lejos, en calidad o en lo entrañable que es la saga de HP :) Saludos, y gracias por tus comentarios.

Anónimo dijo...

@ego sum, soy un gran fan de tu blog. Lamento escribir el comentario tan tarde. Realmente estoy de acuerdo contigo en muchos aspectos (puede que se deba a que soy un chico de 13 años muy nerd) y como todo nerd me gustaría mucho ver un post dedicado a una saga incluso mejor que harry potter: los juegos del hambre (hunger games). Estoy seguro de que muchos ya te habrán hecho ésta petición, y eso es porque es una obra maestra. Supongo que ya habrás leído éstos libros y si no, recomiendo corregir ese error mortal.

Nozomi Batsukaru dijo...

Mucho gusto, llegué a tu blog por un artículo de HGWells y no recorriéndolo aparecí por aquí. Sé que es tarde y por la hora me da mucha pereza leer los comentarios de los demás, tal vez alguien te diga lo mismo que yo, pero de todas formas quisiera plantear mi punto de vista si estás de acuerdo.

Coincido en muchos aspectos que mencionaste, realmente es verdad que el objetivo de la obra se fue desvirtuando totalmente.

Sin embargo, creo que los últimos libros tienen bastante material el cual tal vez la gente no sabe apreciar porque se queda más con el recuerdo visual de las películas que con el libro en sí. Pienso que las películas dirigidas por David Yates (o sea, las últimas 4), son mediocres. Realmente no supo rescatar los puntos fuertes de la historia. Con La Orden del Fénix no estuvo tan mal, pero en El Príncipe Mestizo la cagó como el mejor, el libro del Príncipe Mestizo, es una historia re interesante, se develan muchos misterios, se empieza a notar la relevancia de ciertos personajes, muere Dumbledore, por dios. Y aún así, la película pasó de eso a ser un romance adolescente nada más.
No sólo agregó situaciones que no sucedieron (como situaciones entre Ron y Hermione), sino que la trama principal la dejó de lado completamente. Inicia la película tratando de seguir la trama, toda la historia del libro y del Príncipe Mestizo, pero en cierto momento de pronto es como si se olvidara por completo ese tema. Se dedican al romance adolescente, hasta cierto momento del climax en que Harry le pregunta Snape: "Entonces tu eras...?" y Snape responde "Sí, soy yo..."
Yo no entiendo, si uno no leyó el libro no puede entender una mierda de lo que está pasando ahí. Qué pasa con la explicación de los horrocruxes? Tampoco le dan importancia, muestran flashes y no explican nada. Y que onda con la muerte de Dumbledore? Qué pasa con la dedicación que le puso Rowling a esa escena, qué ocurre con el Sepulcro Blanco, y el final..., lamentable. Es la película que más me disgusta.

Acercándonos al final, ya en la última película, habías hablado de las muertes a diestra y siniestra que hizo Rowling a último momento, pero que no tuvieron realmente su momento. Que yo recuerde, en el libro relata de forma bastante detallada y emotiva cómo iban cayendo los personajes... lo que no pasó en la película. No sólo no mostraron cómo y cuándo murieron ,porque murieron fuera de escena, sino que los mostraron unos segundos, sin siquiera mencionarlos, de forma que alguien que no leyó el libro realmente no se entera quienes están ahí.
Después la muerte de Voldemort fue lamentable.

Y finalmente el Epílogo.
Creo que Rowling, quería matar a Harry Potter, pero quería quedar bien con los fans, y lo revivió.
Y aparte, le agregó el epílogo.
Que cosa que detesté. No quería que se muriera Harry, por la empatía que había creado con el personaje, pero realmente la historia hubiera ganado mucho más valor de haber sido de esa manera.
Y el epílogo fue totalmente forzado e innecesario.

Bueno, me pregunto si compartes alguno de esos puntos de vista.

Me gustó mucho tu artículo de todas formas. Y también considero el Prisionero de Azkabán como el mejor libro.

Maik Civeira dijo...

Hola, Nazumi: gracias por tus comentarios. Sí, de EL PRÍNCIPE MESTIZO lo más interesante es la vida de Voldemort y es lo que menos sale en la película. Un desperdicio.

En cuanto a lo de las muertes indignas, recuerdo que así estaban en el libro. De repente alguien decía "Ay, ya se murió Ojoloco", y recuerdo que eso me molestaba mucho mientras leía... :/

DRMD431LU dijo...

a mi me caga en todo! :v XD

Anónimo dijo...

Henry.

Un libro con una tematica similar a HP pero a mi gusto esta mejor trabajado (aunque no sea para niños) es el de El Nombre del viento y el Temor de un Hombre sabio de Patrick Rootfus, de verdad te los recomiendo

Zer0MX dijo...

Genial análisis, coincido contigo como ya lo apuntaste y reafirmaron otros, hay un grave problema en el desarrollo desde el cuarto libro, otra cosa que noté, o eso me pareció notar, igual ha pasado algo de tiempo desde que acabé de leer toda la saga, es que del cuarto en adelante, se hicieron en libros muy largos porque describe demasiado, recuerdo que había partes que se me hacían eternas y aburridas porque eran situaciones como: "Harry y Ron estaban en el comedor- cómo te va Harry?- dijo Ron mientras le echaba limón a sus cacahuates que había comprado hace unos 20 minutos - Bien y tú?- le contestó mientras tomaba una tostada de la mesa y se disponía a ponerle mantequilla blablabla bla bla bla..." al final que eran cosas que no aportaban nada y daba lo mismo que si no lo hubiera escrito, en fin, como dije, aún así, quitando detalles de esos, puedes seguirle la historia.
Por otra parte, las pelis, bueno, disfrute mucho la primera y la segunda, de la tercera en adelante perdí bastante la fe en ellas, porque la verdad coincido contigo, el libro del prisionero de Azkaban es muy chingon y al igual que en el 5 dejaron de lado detalles interesantes por poner a Harry todo el tiempo en pantalla, en fin, podría hacer un despotrique completo en esta sección también todo el día, pero bueno, al igual que muchos aun con todos sus defectos, la verdad si lo disfrute mucho y te quería decir que si nos vamos q magos y escuelas de.magia de corte épico, están los libros de terramar, alguna vez has leído alguno de ellos? Son bastante buenos de verdad que los recomiendo

Maik Civeira dijo...

Gracias por la recomendación, Henry.

Zer0MX: Gracias por leer y por tus comentarios. Tengo a Ursula K Leguin como asignatura pendiente. Espero poder leerla pronto. Saludos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails