martes, 20 de marzo de 2012

La Gente Bonita

Tercero de prepa fue un año muy intenso en el que sucedieron muchas cosas: me rompieron el corazón repetidamente, tuve crisis existencial tras crisis existencial, me acerqué al cine como nunca antes, salí del anonimato para convertirme en un friki de los que sacan de onda, gané tres trofeos en la feria de la cultura, escribí mis primeros poemas y... este cómic:

"La Gente Bonita" fue el proyecto de un servidor y de Jorge Luis, uno de mis mejores amigos, quien con su genial estilo de dibujo le dio vida a mis ideas (y de hecho las amplió). El cómic era una sátira del submundo que es una escuela privada en Mérida, en especial una crítica de los bonitos, los populares, los fresitas, desde el punto de vista de los freaks, los raros, los desadaptados...

Los personajes principales eran Patty y Alan, una típica pareja de novios "bien"; Yordi, un nerdsito buena onda, y Chucho, un friki completamente desquiciado que estaba desesperadamente enamorado de Patty. También hacía su aparición el maestro Alcharmut, basado en un maestro libanés que teníamos y que se encargaba de la clase de formación católica, o algo así, y era el director de MEGA, uno de esos grupos apostólicos típicos de escuela privada (al que Patty y Alan pertenecen, desde luego).

Burlándonos de los grupos apostólicos. El cartón es bastante claro.

Ya saben cómo es eso: muchos valores, mucha religión y mucho amor, pero en cuanto uno de los dos se da la espalda...

Aquí con los verdaderos valores de la Gente Bonita.

Una sátira de las cartas en cadena, que por alguna razón, los apostólicos tomaban como parábolas de vida.

El cómic fue polémico desde el principio y despertó la furia de  los que eran objeto de burla. Ellos hicieron a su vez otro cómic bastante simplón titulado "La gente feíta" en el que Jorge y yo éramos objeto de burla. Respondimos con esta tira.

Lo admito, me lo fusilé de "Los Simpson"

Que el Islam fuera la religión verdadera de Alcharmut era un chiste recurrente. Por lo demás, aquí nos burlamos de una anécdota local que no viene al caso.

Sí, en ese tiempo así hablaban las adolescentes.

Pegábamos las tiras en tres lugares: el pasillo central, el salón de Sociales y el de Biológicas. Esta tira, en la que nos burlábamos de la iglesia visitada por la Gente Bonita causó indignación tal que el director de la escuela la rompió personalmente y nos prohibió seguir. Nosotros continuamos clandestinamente.


La última.


Algunas de las tiras originales se perdieron (esto sucedió hace más de 10 años), y es una lástima, pues me habría gustado compartirlas con ustedes. Mientras, les dejo éstas para que se diviertan. Saludos y hasta la próxima.

5 comentarios:

Pancho dijo...

La neta te entiendo, mi caso fue muy parecido...

La última tiene un Minotauro del Dungeons & Dragons!! ¿Lo juegas?

Ego dijo...

Jugué un poco, durante un tiempo, pero nunca vi al minotauro. Mi amigo Jorge sí era todo un gamer, así que supongo que lo sacó de por ahí.

Sir David von Templo dijo...

Yo hice algo parecido en secundaria... Solo digamos que de esa situación surgió el pseudonimo de "Sir David von Templo"

Saludos.

Anónimo dijo...

rasu? GAME? jajaja

Maik Civeira dijo...

rasu. GAME.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails