lunes, 23 de abril de 2012

Walt Disney



Es el Mes del Niño, y la mayoría de ustedes, quiéranlo o no, a menos que sus padres fueran activistas comunistas que se quedaron en los 60 y sólo los dejaban ver caricaturas soviéticas, lo más probable es que hayan crecido viendo películas animadas de Disney, "Los Clásicos", que les dicen. Así que este mes quiero hablar de Walt Disney y su trabajo de animación.

Pero antes, hay algo que debemos sacarnos del sistema:



En esta ocasión, nuestro amigo el chairo de Bully Magnets tiene toda la razón. Sí, Walt Disney era un racista de derechas; sí, en su obra se pueden detectar los peores antivalores y formas de discriminación, y sí, The Walt Disney Company es como Monsanto pero con orejas de ratón. Pero dejemos eso de lado por hoy, sólo en nombre de la nostalgia y quedémonos con la animación de Disney y lo que podemos rescatar de ella. 

Y la verdad es que a pesar de todo, adoro las películas de Disney. Creo que Walter Elias Disney (1901-1966) era un maldito genio y que hizo algunas obras maestras de la cinematografía mundial. ¿Ah? ¿Dudáis acaso de mis aseveraciones? Va, pues...

Quizá lo que ustedes tienen en mente son, sobre todo, las princesitas Disney. Oh sí, esas historias de muchachitas estúpidamente bonachonas y de príncipes estúpidamente galantes y de villanos malos que son malos sólo porque son malos. Historias que enseñan a las niñas a ser superficiales y a quedarse esperando que llegue su príncipe azul para poder vivir felices por siempre en un palacio y mamadas por el estilo. 

Pero aquí vale la pena hacer una aclaración: a Walt Disney no le interesaba hacer películas de princesas. "¡Cómo!", dirán, "¡Pero si la mayoría de las películas de Disney son de princesas!". No, señores, no es así. Miren, Blancanieves fue el primer largometraje de Disney y se estrenó en 1938. La siguiente película de Disney que involucraba alguna princesita es Cenicienta, de 1950; la siguiente y última, es La Bella Durmiente, de 1959. O sea, Walter sólo produjo TRES películas de princesitas en 28 años de carrera.

Yuck!

Los estudios prosiguieron con la producción fílmica por décadas, pero no habría otra película de princesas sino hasta 1989: La Sirenita, estrenada 23 años después de la muerte de Walter. Vinieron más princesas con La Bella y la Bestia (1991), y Aladín (1992). Luego vinieron las princesas "étnicas" que no pegaron muy bien en y a las que no se les ve mucho en forma de pseudo-barbies: Pocahontas (1995) y Mulán (1998).

El mundo se olvidó de las princesas, hasta que alguien tuvo la brillante idea de comercializar parafernalia con su imagen, lo cual se vendió estúpidamente bien. Por ello, los estudios decidieron regresar a la fórmula con  La Princesa y el Sapo (2009) y Enredados (2010), cada una más olvidable que la anterior. 

Es cierto, las princesas Disney nos invaden en toda clase de productos imaginables y son una fuente de riquezas colosales para Disney; después de Mickey Mouse y sus amigos, las princesas deben ser su ícono más reconocido. Pero en cuanto a la historia de sus largometrajes animados, las princesas no han sido protagónicas. Walt Disney, e incluso sus herededos, han tratado de experimentar, a veces de forma muy arriesgada. ¿Por qué vuelven siempre a las princesas? Pues porque eso vende, mierda.

Sólo esto me faltaba...


O sea, quítense la imagen de Walt Disney (o sus achichincles) como un Lex Luthor (o sus esbirros) que conspira en las sombras, frotándose las manos y diciendo "Y ahora con mi siguiente producción, haré que todas las niñas quieran ser princesas en vez de perseguir la realización personal. MUAJAJAJAJAJA." No, es sólo que se dieron cuenta de que las princesas venden más que otra cosa, y como son un montón de putas unos empresarios muy astutos, ofrecieron lo que pidió el público. El hecho de que "princesas" no blancas, muy fuertes y poco glamurosas como Pocahontas o Mulán no hayan tenido éxito, no habla mal de Walt Disney, sino de esta puta sociedad.

De veras que soy incapaz de comprender la falta de popularidad de Pocahontas...

Abro paréntesis para decir que lo mismo se aplica con el racismo de Disney. No es que él estuviera pensando "Voy a hacer que la sociedad odie a los negros. MUAJAJAJAJAJAJA" Es que ésos eran los valores de la época, que la mayoría de su público compartía. Disney no hizo a nadie racista, la gente de su tiempo ya lo era, chingaos. Y en su momento, a nadie le pareció mal cosas como éstas:


¡Jajajajaja! ¡Pinches negros!

En ese entonces, hasta el maltrato animal era material de comedia. No habría que juzgar sólo a Disney sino a la sociedad de su tiempo, o hasta verlo desde el lado optimista y pensar cuánto hemos avanzado que ahora este tipo de expresiones serían condenadas por la mayoría (o por lo menos en Twitter).

Entonces, si a Walter no le interesaban las princesas, ¿qué tanto hizo entre la producción de Blancanieves y la de la Cenicienta? Mucho, pero la mayoría se ha olvidado por completo. Verán, Walter Disney era un visionario. Muchos de sus proyectos, incluyendo el de hacer largometrajes animados y parques de diversiones temáticos, eran vistos por sus contemporáneos como locuras descabelladas que seguramente llevarían a la ruina al animador. En la mayoría de las ocasiones Disney tuvo razón y ahora debe estar en algún lugar del Infierno pintándole el dedo a sus adversarios. En otras ocasiones sus proyectos estuvieron muy avanzados para su tiempo y nadie los entendió (como en el caso de Fantasia o Epcot Center)

Walter Disney no quería hacer Blancanieves. Su primera película iba a ser sobre un clásico de la literatura que él amaba: una de sus más grandes ambiciones era hacer una adaptación de Alicia en el País de las Maravillas. Pero por asuntos de dineros, y porque las técnicas de animación no estaban todavía muy bien desarrolladas, prefirió hacer un proyecto más modesto, y de ahí salieron la princesita y sus siete enanos.

Y aquí hay otra cosa que debo decirles: Blancanieves podrá ser una película ñoña, con una historia ñoña, una protagonista ñoña y siete patiños ñoños... ¡pero la animación es una joya! La importancia histórica de Blancanieves es comparable con la de Ciudadano Kane. Es en serio, en esta película Disney sentó las bases de la narrativa en animación, de la misma manera en la que DW Griffith y Orson Welles sentaron las bases de la narrativa cinematográfica. TODA la animación posterior, oriental y occidental parte de Disney, lo quieran reconocer o no. Sí, eso incluye a los genios Ozamu Tezuka y a Hayao Miyazaki... ¡OJO! No estoy diciendo que todos le copien a Disney, o que no haya habido nada nuevo desde Disney, o que Disney haya sido el mejor, sólo que él sentó unas bases a partir de las cuales se ha trabajado en animación a lo largo de la historia. ¿No me creen? Vean esto:



David Lynch, muérete de envidia


La anterior es una de las secuencias mejor logradas y más importantes de la historia del cine. Y no lo digo yo, sino realizadores como Sergei Einsestein y Charles Chaplin, y estudiosos como Umberto Eco.

Walter, sin embargo, tenía en mente usar su genio para cosas más intensas. Así, nos dio Pinocho en 1940, y a finales de ese mismo año, su obra maestra Fantasía. Ahora bien, esto es lo que quiero que ustedes entiendan: Fantasía era el sueño de Walt Disney, la obra que había querido realizar toda su vida. De haber sido por él, nos habría entregado más películas así y menos princesas cabeza hueca. De hecho, la idea de Disney no era sólo musicalizar grandes piezas de música sinfónica, sino añadir un nuevo segmento cada año. Pero Disney no sólo era un genio del arte, sino un hombre de negocios muy brillante (y con muchas ganas de hacerse rico), así que cuando Fantasía fue un fracaso en taquilla, probó con otras cosas.




Ahora, imaginen un universo paralelo en el que hubo más de esto y menos Bíbidi Bábidi Boo...


Aún así, entre 1940 y 1950, Disney se resistió a regresar con las princesas. Sus siguientes largometrajes fueron Dumbo (1941) y Bambi (1942). Ambas están basadas en sendos libros de los que nadie ha oído hablar, lo que da cuenta del conocimiento que Disney tenía sobre la literatura mundial, y Bambi es el antecedente de películas animadas rompe madres sobre lo jodida que es la vida de los animalitos, como Watership Down y The Plague Dogs (o de los libros en que se basaron, o de ambos, o qué sé yo).

¿Y después? Una sucesión de películas por completo olvidables, que apenas le dejaban a Disney dinero para seguir comiendo:

En serio, ¿qué son estas madres?

Seguro han visto segmentos de estas cintas como cortometrajes en la tele o en compilaciones en video, pero dudo que supieran que formaban parte de largometrajes completos y dudo más todavía que alguna vez los hayan visto como tales (quizá Los Tres Caballeros). De todas formas, les dejo aquí un clip titulado "All The Cats Join In" de la película Make Mine Music (1946). Si son tan amables como para ignorar el contenido sexista, verán que es una joya olvidada de la animación:



¡No pensé que los 40's hubieran sido tan sexys!


En 1950 Disney cedió a la tentación e hizo Cenicienta. De nuevo, historia ñoña, protagonista ñoña, patiños ñoños, canciones ñoñas... aunque la animación es brillante en algunos momentos. La forma en la que animaron a la Madrastra no tiene, valga la expresión, madre: la convierten en un gran villano sólo con el manejo de las sombras y las expresiones. Desde luego, la película fue un rotundo éxito.

Esto le permitió a Disney realizar su sueño dorado: Alicia en el País de las Maravillas (1951), de la que hablaré con más detenimiento en otra entrada. Le siguieron otros clásicos, Peter Pan (1953), La Dama y el Vagabundo (1955), La Bella Durmiente (1959), La Noche de las Narices Frías (¿por qué le pusieron ese título en español? Suena como a película de George Romero... Ah, sí el año: 1961) y, finalmente El Libro de la Selva (1967). Después... Walter Disney se murió (y no, su cabeza no está en un centro criogénico, ésas son leyendas urbanas).

Los estudios experimentaron una era de oscuridad y películas olvidables (aunque algunas de ellas merecerían más atención de la que han tenido...), de la que sólo saldrían hasta 1989 con La Sirenita, que traería otra era de esplender, conocida como el Renacimiento Disney, hasta que de nuevo caerían en decadencia a principios del siglo XXI. En serio, creo que Disney no hizo una buena película en la primera década de este siglo, aparte de Lilo y Stitch (más de ella en otra entrada), de 2002, y si no fuera por Pixar, ya se habrían podido retirar a producir sólo pendejadas taquilleras como Piratas del Caribe, Príncipe de Persia, Tesoro Nacional y demás...

(Aunque si de verdad quisieran hacerse ricos, deberían poner a sus animadores a aplicar la Regla 34 y vender porno de alta calidad, que tiene mucha demanda por ahí. Fuck yeah!).

Disney en su Valhalla personal


En la próxima entrada empezaré hablaré un poco de lo que fue de los Estudios Disney sin su creador, para después pasar a hacer un Top 10 (Parte I y Parte II) de las mejores pelis de Disney, y espero entonces convencerlos de que era, como dije al principio, un maldito genio.

13 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

Leyéndote, se entiende en verdad a Disney. La neta crecí con él (supongo que porque mis padres eran, mejor dicho, son todavía fans de Disney) y pues a pesar de todo su contenido ideológico, expurgarlo de la Historia de la Animación sería casi-casi como un crimen.

Saludos.

B dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
B dijo...

Yo soy fan super fan de Pocahontas... y el Rey Leon. Ahí se dan su tirito.

¿Y ya viste The Rite of Spring con Post de Björk pacheco? No te lo puedes perder. Solo saltate "It's oh so quite" y queda increíble.

Sir David von Templo dijo...

Pocahontas y Mulan ("chicas así no se dan en todas las dinastías") son las únicas princesas Disney que me gustan. Diría Lisa Simpson que sus acciones son empoderamiento. Y como bien dices, el hecho de que no hayan gustado en taquilla deja muy mal parada a la sociedad contemporanea del Occidente.

No veo que nada detenga a Disney de hacer fan service, ellos le llevan vendiendo sexo a las niñas por años (los Jonas brothers, Zac Efron, etc, etc.) Pero con su background les sería arriesgado explotar ese nicho del mercado... Que bueno ¿Cuantos chamacos no se la han de jalar ahorita con la Selena Gomez?

Otras películas rescatables del Disney son "El rey león",

La Diabla dijo...

Oh! Yo adoro este tema, de hecho tenia la idea de hacer un post pero nunca lo he terminado. He pasado toda mi vida pendiente de lo que produce Disney.

Tengo tanto que decir al respecto, por ejemplo, yo tengo la barbie Jazmine, la barbie Pocahontas, la barbie Esmeralda (mi hermana le corto la cabeza) y la barbie Mulan (mi hermana le corto la cabeza), porque coincidentemente de que son las menos populares tambien son las mas audaces, las que tuvieron una historia mas interesante en la pelicula y el mas importante, las que no obtuvieron el titulo oficial de princesas por casarse con un wey rico, jazmine es el caso contrario, ella ya tenia el titulo de princesa por ser hija del sultan y decide casarse con alguien de “la prole” y esto no la hizo mas rica ni mejor, al contrario la gente podria pensar que que pedo que es un mensaje negativo a las niñas, ademas de todo esto, no son populares porque no eran tiernas ni abnegadas.

Jazmine por ejemplo era una chamaca caprichosa hipster que lo unico que queria era la libertad que quiere cualquier adolescente de salir a divertirse y darse sus besos con chicos malos, y el encanto del enamoramiento en esta pelicula es que no fue a primera vista, si no que el wey realmente se lo gano con la galanteria y mas que nada seduciendola con lo que ella queria o mas bien con lo que ambos querian pero de manera diferente: Libertad para echar dermadre. Esta pelicula es toda una oda a la rebeldia, los caprichos y arrebatos de adolescencia.

La de pocahontas me encaaaanta todo ese tema del amor y la fraternidad con la naturaleza a parte creo que fue de los primeros finals shokeantes de disney donde los protagonistas no viven felices para siempre, no maaaanches, donde se queda ahi parada despidiendose de el porque cada quien pertenece a un lugar diferente y ninguno va a cambiar por el otro, eso me encanto, me marco, fue una perspectiva tan realista de las dificultades del amor verdadero.

La pelicula de el jorobado de notredame es otro peliculon que fue bien ignorado porque no estaba apto para los niños, creeme que desde niña me parecio super loco ese tema principal que le quisieron dar su maquilladita con otros factores de patiños y tonterias, pero lo principal en esta pelicula es el religioso que se enamora de la gitana y quiere ocltarlo y engañarse a si mismo diciendo que esta embrujado por ella y buscandola para matarla y asi aplacar su calentura, la escena donde esta en unsalon gigante y se imagina que la gitana danza en el fuego y lo besa esta IN CRE I BLE.

Bueno ya, no te digo mas porque me extiendo demasiado pero te queria dar mi opinion como mujer sobre este fenomeno brutal de las princesas que las que se comercializan son por lo general 4: cenicienta, la bellla durmiente, la bella de la bestia y blanca nieves, me niego a pensar que esto es con toda la intencion de formar niñasque su ideal sea en primer lugar la piel blnaca, la busqueda de la riqueza y poder solo por medio del matrimonio.

Ay me encanta el tema, si quieres ayuda para el proximo post me dices!

Ego dijo...

@Diabla!!! Gracias por tu comentario. Sabes que te puedes mega explayar en este espacio que es tuyo. XD

Yo tengo mis opiniones sobre las princesas: comparto tu admiración por Jazmine, pero tanto Pocahontas como El Jorobado se me hacen películas que "pudieron haber sido". O sea, se ve que había artistas en DIsney con ganas de hacer cosas muy arriesgadas y chingonas, pero que alguien arriba les decía "mmmm, no, pónganle gárgolas, referencias pop forzadas y canciones estúpidas".

La canción de Frollo no tiene madre.

¿Qué te parece si hacemos nuestros Top 10 de forma paralela cada quien por su lado y luego los comparamos?

Sir David von Templo dijo...

Apoyó la moción del Top Ten... Y perdonen por mi comentario anterior... que se fue incompleto. Me falto mencionar el Jorobado, que bien mencionó Diabla, La Dama y el Vagabundo... Y creo que ya...

Sigo pensando que Disney tiene que explotar más el nicho de mercado masculino (en el sentido del fan service)...

Saludos

La Diabla dijo...

Va, como para cuando lo publicarias?

Sombrerudo dijo...

Hace poco redescubrí disney...

Carajo, eso suena muy hipster. Bueno, hace poco vi el jorobado. ¡Deidad de película! La historia no es muy buena, ni los personajes tampoco, pero la critica que hace de la religion y la sociedad en general, es una de las mejores que se pueda encontrar en caricaturas para niños. Ni qué decir de la muerte de Frolo citando un fragmento de la Biblia.

Sí, sí, fue después de la muerte de Disney. Pero incluye xenofobia e intento de genocidio, !y deformidades horrendas! ¡Y bailarinas exóticas!

Georgells dijo...

Hola Ego!

Es refrescante siempre leer una perspectiva distinta. Y tu rescate (así como la crítica objetiva) de Disney es espectacular.

Coincido contigo en lo de su genialidad, su adelanto a la época y en la estúpidez y malevolencia de los ejecutivos actuales de Disney. Literalmente, de no ser por Pixar, su generación de contenidos habría sucumbido, pero la culpa fue mucho de los herederos de Disney y de Katzemberg (que junto con Spielberg y Geffen, fundó Dreamworks), por su desmedida ambición, avaricia, absurdo deseo de control y un largo etc...

Quizá su mayor genialidad haya sido entender que no basta con narrar una buena historia, sino en la oportunidad de crear una realidad con ella: la película, el parque de diversiones, la "parafernalia" circundante... Todo eso ayudaba a meter al espectador en el mundo imaginario de la historia. La traía a la vida...

Lo de las princesas es, como bien dices, más culpa de muchas madres, que a fuerza querían vestir de rositas a sus hijas. Las niñas no son tontas y ya muchas se han ido resistiendo a esos estereotipos burdos. (Una vez escuché a una niña preguntar a su papá por qué la sección de juguetes de la tienda, parecía un aparador de Peptobismol, con obvia referencia al exceso de rositas - y princesas - expuestos).

Por eso han comenzado a tratar de presentar protagonistas mujeres distintas. Pocahontas y Mulan no han despegado, quizá por que no iban apuntadas al segmento correcto. Y "Enredados", a diferencia tuya, me parece un gran avance, pues la protagonista no es ni tonta, ni débil, ni pasiva. Por fin es alguien que toma en sus manos su destino... (Ahí los ineptos son los padres de la adolescente, pero eso era predecible...)

En fin, que siempre es una delicia leerle y comentar. Un abrazo!

G.

Alexander Strauffon dijo...

Soy fan de las caricaturas del pato Donald. Mis favoritas son "Donald Duck and the Gorilla" y "Duck Pimples".

En cuanto a peliculas, mi favorita de Disney es El Caldero Magico.

Ego dijo...

Me estoy retrasando con esto del Top 10, porque hay varias películas que quería revisitar, de enetrada el Jorobado, que recuerdo como un intento fallido, pero que todos dicen que es muy buena.

Acabo de ver "El Caldero Mágico", la película más olvidada de Disney. La animación y el arte son excelentes, pero la historia no tiene sentido, los personajes son planos y la narrativa es muy desigual. :/ Es una joya por lo rara que es...

Tiffa dijo...

Pues aunque no me guste, también es un tema muy querido ya que crecí mamando (las historias, vamos, las historias) de Disney, y aunque ahora de adulta,creo que sí refuerzan paradigmas draconianos del hombre y la mujer... pues crecimos con ellos.

El caso del jorobado es interesante porque la protagonista del libro es precisamente Esmeralda y Quasimodo viene a ser un secundario... y que termina "bien" porque es para niños...

No estoy totalmente de acuerdo con que hizo en el inter películas mediocres, hay una película corta de Navidad, la del burrito "Pequeño", y otra de Sleepy Hollow, que fue traducida acá en México por el inolvidable Tin tán. Eran también de mis favoritas.

Y las más olvidadas, Taram y el Caldero mágico, el zorro y el sabueso, Bernardo y bianca I Y II, Policías y Ratones... si no mal recuerdo, fue con La Sirenita con quien se levantaron,,,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails