viernes, 25 de mayo de 2012

La Década en que la Tierra se Detuvo



La entrada anterior les comentaba sobre el cine de ciencia ficción y terror que floreció en la década de 1950 en los Estados Unidos, y es que ésos eran los años perfectos para que el género prosperara. Pero si la década de los 50's nos dio una marejada de pelis de serie B, con muchos placeres culpables y no pocas joyitas muy rescatables y de alta calidad, ése no fue todo el cine de sci-fi que se produjo en esos años de Guerra Fría, carrera espacial y paranoia anticomunista.

La Era Dorada de la Ciencia Ficción coincide en su mayor parte con esos años. Autores como Isaac Asimov, Ray Bradbury y Arthur C. Clarke (el ABC de la ciencia ficción, literalmente) vieron despuntar sus carreras por esos entonces. El género de ficción científica había dejado atrás los años del pulp (que prefería las aventuras exóticas, el horror sensacionalista y demás) para retomarse a sí mismo como literatura seria. 

Claro que esto no hizo desaparecer la literatura efectista, ni sus equivalentes en cine. Pero en los 50's hubo quien quiso tomarse la ciencia ficción muy en serio, como no se había hecho desde tiempos de Fritz Lang. Yo creo que la buena ciencia ficción no se trata de batallas espaciales ni de "corre que ahí viene el monstruo", sino de esos grandes temas que han preocupado a nuestra especie desde siempre: el bien y el mal, la naturaleza humana, la sociedad, el lugar de la humanidad en el universo, el propósito de todo lo que existe... Pero además, trata de ciencia, y se la toma en serio.

La siguiente lista es de mis Top 6 de las mejores películas de ciencia ficción de los 50's, años de maravillas tecnológicas y miedo a la bomba atómica. Son películas que van más allá del efectismo y el sensacionalismo, que se construyen sobre buenas historias y sólidas actuaciones, y que invitan a la reflexión sobre los temas que más nos inquietan.


#6 CUANDO LOS MUNDOS CHOCAN
(When Worlds Collide, 1951)

Dir: Rudolph Maté
Con: Richard Derr y Barbara Rush



¿De qué va? Un grupo de astrónomos descubre que la estrella Bellus, que vaga por el universo acompañada de su planeta Zyra, está por estrellarse contra la Tierra. La ONU entonces inicia un proyecto para transportar a unos cuantos elegidos al planeta Zyra, para que puedan escapar antes de que la Tierra sea destruida.

¿Por qué es buena? Ésta es una producción de George Pal, quien nos dio varias joyas de la sci-fi. De entrada es una excelente producción, con technicolor y toda la cosa. También tiene unas secuencias de desastres impresionantes. Luego está el gigantesco problema ético que plantea la película y que no es nada fácil resolver: ¿Quién merece sobrevivir? ¿Los gobernantes? ¿Los científicos? ¿Deben llevar a sus familias? ¿Por qué debían tantas personas trabajar en la construcción del cohete si muy pocas iban a poder salvarse? También está por ahí su típico capitalista malvado, un hombre mezquino y avaricioso que financia la construcción de la nave sólo para poder salvarse a sí mismo y parte de sus riquezas. No es una película optimista, pero por tiene un eco religioso sobre la destrucción del mundo corrupto y decadente, y la oportunidad de empezar de nuevo en un paraíso impoluto...


#5 LA GUERRA DE LOS MUNDOS
(War of the Worlds, 1953)

Dir: Byron Haskin
Con: Gene Barry y Ann Robinson




¿De qué va? Unos objetos extraños caen desde el espacio y chocan a las afueras de su típico pueblito americano. Dichos objetos contienen naves marcianas listas para la invasión. Indestructibles, invencibles, irresistibles, en pocos días los ejércitos de la Tierra son derrotados y la civilización humana colapsa.

¿Por qué es buena? Otra obra maestra de George Pal, quien sabía mezclar muy bien el despliegue de efectos especiales que quería ver su público, con una historia sólida, lo que le daría la inmortalidad a sus películas. El diseño de las naves extraterrestres y de los mismos marcianos se volvió clásico. Las secuencias de acción eran de lo más espectacular que había existido. Pero eso no es todo: fuera del hecho de que la hicieron muy gringocentrista, la película es bastante fiel a la obra de HG Wells, en su mensaje desolador. Finalmente, la humanidad no es nada, y puede ser aplastada por una fuerza superior. La civilización colapsa y los seres humanos vuelven a la barbarie, se tornan egoístas y violentos cuando ya no hay esperanza. La película y la novela en la que se basa envían un mensaje de humildad que no podemos ignorar.


#4 CON DESTINO A LA LUNA
(Destination Moon, 1950)

Dir: Irvin Pichel
Con: John Archer, Warner Anderson y Tom Powers



¿De qué va? Un general del ejército está buscando a los mejores científicos e industriales para su proyecto: llevar un cohete tripulado a la Luna. Pero hay que hacerlo rápido, porque los soviéticos también andan en esa carrera, y quien controle el espacio podría atacar desde allí cualquier lugar en la Tierra...

¿Por qué es buena? Ésta es una película de ciencia ficción del más puro estilo: se trata de ciencia. Eso es: sin extraterrestres, sin desastres atómicos, sin robots... Es sólo una cinta que trata de ser lo más realista y apegada a los conocimientos científicos de su época, y que especula sobre futuros avances tecnológicos que  no estaban en realidad tan lejanos. Es una película bastante sobria y seria, que se toma la molestia de explicar a los espectadores algunos detalles técnicos y científicos. Además, esta producción de George Pal es justo la que inicia la década, y así abre el camino a la ciencia ficción de alta calidad. Y si eso no es suficiente, el segmento en el que sale el Pájaro Loco explicando cómo funciona el cohete paga tu boleto.


#3 LA HORA FINAL
(On the Beach, 1959)

Dir: Stanley Kramer
Con: Gregory Peck, Fred Astaire, Anthony Perkins y Ava Gardner



¿De qué va? Una guerra nuclear total estalló entre la URSS y los EUA. La mayor parte de la humanidad está muerta. Los únicos sobrevivientes son los habitantes de Oceanía, que tienen más o menos un año de vida antes de que la contaminación radioactiva los alcance. Gregory Peck interpreta al comandante de un submarino americano; él y su tripulación emprenden un viaje en busca de otros supervivientes.

¿Por qué es buena? Pues si el director y el reparto no los convencieron, no sé qué hago hablando con ustedes. Pero en fin... Esta película reunió a uno de los mejores directores del cine americano, con un reparto de primera. Lo que puedo decir de esta película es que es desgarradoramente triste (nota para los que se alucinaron con Melancolía). Creo que nunca había llorado tanto con una cinta de sci-fi. Los australianos prácticamente están en la playa esperando su muerte a lo largo de la película. Vemos cómo cada personaje lidia con la inevitabilidad de su destino. Uno de los mejores momentos de la película es cuando se ve la ciudad de San Francisco, totalmente deshabitada. Finalmente lo hicimos: destruimos el planeta por una estupidez ideológica. La película perfecta para terminar la década.


#2 PLANETA PROHIBIDO
(Forbidden Planet, 1956)

Dir: Fred M. Wilcox
Con: Leslie Nielsen, Walter Pidgeon, Anne Francies y Robby el Robot




¿De qué va? Está basada en La Tempestad de William Shakespeare. Una nave espacial de la Tierra llega a un planeta que debería estar deshabitado, pero en donde vive el Dr. Morbius con su hija y Robby el Robot. Morbius se había ido a ese planeta para alejarse de la crueldad de los seres humanos, y allí encontró las ruinas de una avanzadísima civilización extraterrestre que se extinguió por razones desconocidas. No obstante, hay una amenaza en el paraíso: un monstruo de naturaleza ignota amenaza la vida de todos los que viven allí.

¿Por qué es buena? Shakespeare. En el espacio. Con robots. ¡¿Qué más quieren?! Ésta es una de las más grandiosas películas de ciencia ficción, no sólo de la década, sino de toda la historia (fácil va al Top 10, como la que sigue). Excelente producción, actuaciones, diseño de arte, música (la primera vez que se compuso una banda sonora exclusivamente con instrumentos musicales electrónicos). Le da un nuevo giro al clásico shakespereano (¿No conocen La Tempestad? ¡Largo de mi pantano!): Morbius es Próspero; Robby es Ariel, un ser creado para ser pefectamente racional y benévolo; el monstruo es Calibán, que representa esa parte salvaje que habita en nosotros. Y ése es el meollo de la película: Morbius se las da de muy racional y civilizado, pero al final aprende que por más que queramos vestirnos con el disfraz de la civilización, por más que queramos negarlo, hay una bestia en cada uno nosotros, un animal salvaje y feroz cuya naturaleza no puede ser contenida. PD: Sí, es Leslie Nielsen.


#1 EL DÍA EN QUE LA TIERRA SE DETUVO
(The Day The Earth Stood Still, 1951)

Dir: Robert Wise
Con: Michael Rennie, Patricia Neal y Gort el Robot



¿De qué va? En plena Guerra Fría y con la URSS y los EUA viendo quién saca el palo más grande, un día aterriza en Washington una nave espacial. Su tripulante, Klatuu, trae un mensaje de las estrellas: la raza humana se está volviendo una amenaza, porque si bien siempre habían sido un montón de simios fratricidas, ahora tienen armas nucleares, y eso no es bueno para el mantenimiento de la paz en la Galaxia. Por lo tanto, deben dejarse tonterías, o de lo contrario los mundos más avanzados les van a hacer entrar en razón, por la fuerza si es necesario. Y para que vean que están hablando en serio: toda la tecnología de la Tierra, todas las máquinas, todos los transportes, todo lo electrónico, deja de funcionar por 24 horas. Y ése fue el día en que la Tierra se detuvo.

¿Por qué es buena? Es una obra maestra. No es de a gratis que la escogí para bautizar esta entrada. Además de las impresionantes escenas en las que vemos a Gort patear traseros es en realidad una cinta en la que lo espectacular importa muy poco. Lo central son las reflexiones a las que mueve, que nos hacen pensar en nuestro lugar en el universo, y que con toda sutileza le dice a las potencias de la Guerra Fría que ya se dejen de mamadas, porque las ideologías y sistemas políticos/económicos vienen y van, pero Tierra sólo hay una. Durante un buen tramo de la cinta, Klatuu se hace pasar por humano y se mezcla con los terrícolas para tratar de entenderlos. Pues si la violencia parece ser la constante de la naturaleza, también hay amor y compasión. Sin ser religiosa en lo absoluto, es una película profundamente espiritual y conmovedora. Es por eso que la considero la mejor película de la década y una de las 10 mejores de ciencia-ficción de todos los tiempos.

Y así terminamos nuestro recorrido. Espero que haya sido de su agrado y les haya despertado el interés por ver estas cintas. Próximo proyecto: las mejores pelis de sci-fi de los 90's.... Pero así como hago las cosas, eso va a salir en un año o dos...

Live long and prosper.

5 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

Por un momento pensé que al final dirías algo como "P.D. Ni de putas pienso hablar del mega churro blasfemo donde sale Keanu Reeves" Más o menos como en esa ya clásica entrada sobre Van Helsing vs Drácula... pero después caí en cuenta que no vendría al caso... Digo, hablamos de películas de los 50's ;)

Saludos..

Ego dijo...

Pfff, ni la vi. Sabía que iba a ser una mierda. Saludos XD

Zer0MX dijo...

Que bueno que no la viste(hablo del "mega churro blasfemo donde sale Keanu Reeves" como dice Sir David), creo que es la única vez que salí del cine con la sensación de haber sido estafado, de verdad, tire mi dinero con esa peli... pero bueno no sabía que había una versión anterior, veré donde puedo conseguirla, ya me despertaste la curiosidad jeje...

Ego dijo...

Si viven en Mérida, voy a pasar ésa y "Planeta Prohibido" en el Cineforo del Centro Cultural José Martí este mes.

Aquiles Brinco dijo...

Si bien "La Guerra de los Mundos" es una película muy gringocentrista, hay que considerar que Occidente en 1953 lo era... Así como el de 1898 también era bastante "británicocentrista". El que los marcianos caigan en lo que era considerado "el centro del mundo" hace que la película sea fiel al mensaje del libro.
Por otra parte, con lo bueno o malo que ello sea, la película es muy hollywoodense. Por ahí pasa el hecho de que su protagonista sea un científico y no un hombre común, que sea acompañado por un personaje femenino (que a diferencia de otras ocasiones, no es nada molesto) y que el cura, que en la obra de Wells pasa una crisis que lo lleva a la locura (si mal no recuerdo), en el film intenta dialogar con los marcianos y muere por ello.
Muy buena tu lista.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails