miércoles, 13 de junio de 2012

Televisa, el PRI y la defensa del taladro


¿Conocen la defensa del taladro? Se trata de un ardid retórico en el que una parte acusada utiliza para defenderse usando dos o más (tres, por lo general) argumentos contradictorios entre sí. Obviamente, no los dice el uno detrás del otro, porque se notaría la trampa, sino que los expresa en diferentes momentos de su discurso. La idea es intentar con todos los argumentos posibles "a ver cuál pega" y confundir al que lo oye con una falsa acumulación de pruebas en su favor. Dicha acumulación es falsa porque se los argumentos no sólo no se apoyan entre sí, sino que se contradicen.

Para ponerlo de una forma burda: Juan le presta a Pedro un taladro. Pedro se lo devuelve y entonces Juan acusa a Pedro de devolvérselo dañado. Entonces Pedro usa la triple defensa:

1.- Juan nunca me prestó su taladro.
2.- Pero además, cuando me lo prestó ya estaba roto.
3.- Pero además, cuando se lo devolví estaba en perfecto estado.
(o orden inverso, como quieran)

Claro, en este ejemplo se nota a leguas la trampa, porque la defensa no tiene sentido, pero es sólo para ilustrar lo que los tramposos hacen de forma mucho más sutil y difícil de detectar.




Desde que se habla de la existencia de un pacto millonario entre Televisa y Enrique Peña Nieto, quienes defienden al candidato y/o a la televisora en diferentes medios (desde la prensa hasta las redes sociales) han recurrido a la defensa del taladro, pues utilizan los siguientes argumentos:

El primero, la negación. No hay pacto entre Televisa y Peña Nieto. ¿Cómo pueden decir que una cobertura es favorable o no? No hay estándares para ello, así todo está en la cabeza del acusador.

Segundo: pues si hay pacto entre Televisa y Peña Nieto, tienen derecho de hacerlo, ¿no? O sea, es una empresa privada y tiene derecho a impulsar a los candidatos que quieran y sus periodistas tienen la libertad de expresar su simpatía por el candidato.

Tercero: Además, otros medios y otros periodistas muestran un favoritismo por otros candidatos. ¿Por qué se van contra nosotros y no contra ellos?

Entonces, vemos cómo Televisa ha usado la defensa del taladro:

1.-Nosotros no hacemos eso.
2.-Pero además, sí lo hacemos, pero está bien.
3.-Pero además, está mal, mas los otros también lo hacen.

Y a ver cuál de sus chicles pega.



El PRI y quienes lo defienden en los medios (otra vez, desde la prensa hasta las redes sociales) han recurrido también a la defensa del taladro cuando se trata del asunto más espinoso, la cola más larga para este partido: su negra historia. Para ello, el PRI utiliza tres argumentos:

El Partido Revolucionario Institucional se ha reinventado. Es un partido nuevo, con rostros jóvenes, democrático, que ha dejado atrás los errores del pasado.

Pero además, los gobiernos priistas construyeron en este país instituciones de seguridad social y evitaron que se México cayera en las garras del comunismo o del fascismo, como ocurría en otras naciones de América Latina.

Pero además, Andrés Manuel López Obrador proviene del PRI, y no renunció a él ni con la matanza del 10 de junio, ni con el asesinato de Carlos Madrazo, ni con todas las barbaridades que cometió el PRI en esa época (aunque este tercer argumento me parece que es más esgrimido por panistas que por otros grupos, sí se lo he leído, contradictoriamente, a personas que apoyan a Peña Nieto).




O sea:

1.-El PRI de ahora no es el PRI de antes.
2.-Pero además, el PRI de antes estaba súper bien.
3.-Pero además, el Peje fue parte de ese PRI de antes, que era horrible.

Y a ver cuál de sus chicles pega.

El tercer argumento de cada ejemplo ("Pero además, está mal, mas los otros también lo hacen." / "Pero además, el Peje fue pare de ese PRI de antes, que era horrible".) es, por si fuera poco, una trampa retórica en sí misma, conocida como Tu quoque ("tú también"), en la cual la parte acusada desvía la atención señalando a otra persona que hace lo mismo. Si tiene éxito la artimaña, la discusión se desviará hacia la otra persona, que ahora tendrá que defenderse, y se olvidará el punto importante: que aunque alguien más lo haya hecho, eso no quita que TÚ lo haces, y de todos modos tendrás que responder por ello.

Y eso que ni voy a discutir que The Guardian y WikiLeaks ya demostraron la existencia de ese pacto millonario, ni de si realmente existen otros peridistas favoreciendo a otros candidatos (prácticamente acusan a Carmen Aristegui de estar vendida al Peje), o de qué tanto hay que matizar de la antigua militancia del Peje en el PRI (sólo habían otros dos partidos, el PAN y el Comunista). 

Sólo quería señalar que tanto Televisa como el PRI son bien tramposos con sus argumentaciones de merolico. Por desgracia, en un país tan alejado de la lógica y educado por la manipulación mediática, será difícil para la mayoría caer en la cuenta de que les viendo la cara con argumentos falaces como los aquí expuestos.

5 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

"Defensa del taladro" o en palabras más llanas, el vil cinismo. Muy buen aporte, maestro Maik ;)

Saludos!!

arg dijo...

Los creyentes de AMLO hacen las mismas maromas mentales que los Católicos cuando se toca el tema de los Sacerdotes pederastas.
El PRI de hoy es el mismo PRI del cual AMLO fue dirigente,tan absurdos son quienes afirman que el PRI ha cambiado como quienes afirman que AMLO no es lo mismo que EPN o que Roberto Madrazo, es por eso que quien ayer fue el vocero oficioso del PRI-gobierno (Jacobo Zabludovsky) hoy es uno de los mas entusiastas Jilgueros de AMLO. Insisto no hay peor ciego que el que no quiere ver. Como pueden explicar que AMLO hiciera Senador por Hidalgo a Jose Guadarrama sin importarle que unos años antes el PRD acusara a Jose Guadarrama de asesinar a miembros del PRD? Hoy AMLO hace candidato a Barttlet sin importarle que durante años la Izquierda acusara a Barttlet de operar el fraude mediante el cual se despojo de la Presidencia de la República a Cardenas. Por mas marometas que des y por mas teorías Psicológicas que menciones ahí están los hechos.

arg dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=rdUL2is10Jo&feature=player_embedded

Ego dijo...

@arg: Yo no doy maromas ni soy creyente de AMLO. Como te dije, el propósito de esta entrada no era discutir ese tema, sino poner en evidencia las trampas discursivas que utilizan tanto el PRI como Televisa. Todo lo que dices del Peje es cierto, y como te dije, si llega a ganar, tendrá que responder por eso. Sólo creo que hay que matizar el asunto, porque no es tan simple como decir "AMLO es el PRI". No que el tipo esté impoluto, pues no lo está, pero hay distintos grados en los que un político se mancha las manos.

fre dijo...

Buen ejemplo, una explicación burda pero que lo deja claro.

Al ver el video que colgo Arg, me recordó el noticiero "El mero fondo" (cuando acusan a Homero de Depravado y un peligro para la sociedad); digo, debe de haber mejores videos con declaraciones y contradicciones, que uno editado de forma amarillista.

¿Teorías Psicológicas? ¡Chale!

Y como lo dices "los creyentes de AMLO", solo son una porción de la gente que ya está harta de lo mismo. Existen otros que lo hemos criticado y seguiremos vigilando; sin embargo, su nivel de maldad (e idiotez) está muy por debajo de EPN y compinches.

¿Sabes a quien le sirve el voto nulo? Por eso prefiero arriesgarme con el “peligro para México”

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails