miércoles, 18 de julio de 2012

¿Quihúbole con el 2012, las profecías mayas y el fin del mundo?





Vaya, llevo la mitad del año queriendo hacer esta entrada, pero por culpa de la coyuntura política que vive nuestro país no había podido. Bien, vamos al grano: como ustedes sabrán si leen cadenas de Internet, siguen publicaciones de dudosa calidad, o simplemente han estado viendo televisión (desde Discovery Channel hasta su estación hermana History Channel, que en realidad son la misma mierda), los Antiguos Mayas (así, con mayúsculas) predijeron que un ciclo en la historia del mundo o del universo terminaría este 2012, y que eso significaría un gran cambio, que podría ser el despertar de la consciencia o el fin del mundo, según su estado de ánimo.

Muy bien, señores, pos les tengo una información muy importante que ustedes deben conocer. Es algo que probablemente los chocará y dejarán sin aliento. ¿Listos? Va:

NO EXISTEN TALES PROFECÍAS MAYAS

Sip, eso es todo. No existen las profecías. Los mayas nunca predijeron lo que muchos medios, muchas páginas de Internet y muchos políticos pendejos han estado repitiendo a lo estúpido desde hace algunos de años. Quienquiera que lo haya dicho (ahora vamos a eso) no fueron los Antiguos Mayas. No hay profecías. Punto.

Ahora bien, me parece un poco triste llegar al punto en el que tenga que decirles que no hay profecías mayas, cuando lo que debería decirles es algo como esto:

LAS PROFECÍAS SON SUPERSTICIONES, NADIE TIENE EL PODER DE ADIVINAR EL FUTURO, ASÍ SEAN MAYAS, AZTECAS, GRIEGOS, CHINOS, HINDÚES, EWOKS O LO QUE SEA...

Pero la creencia en las profecías parece estar muy arraigada en nuestra cultura pop contemporánea (mucha gente cree que los desvaríos delirantes de Nostradamus son profecías que realmente se cumplieron), además no es políticamente correcto decir que una civilización precolombina no tenía superpoderes, y uno puede enfrentarse a reacciones como ésta:

El chairo es traído a ustedes por cortesía de Bully Magnets

Así que, para calmar los ánimos de aquéllos que pudieran creer en los poderes proféticos de los mayas, les reitero que ellos nunca hicieron tal profecía. ¿De dónde salió, entonces? ¿Por qué se le ha atribuido a los mayas?

Antes de pasar a estos asuntos, a manera de introducción, hagamos una reflexión sobre el tiempo. ¿Cómo medimos el tiempo? Mediante sucesos: definimos los periodos de tiempo con base en lo que se tarda en ocurrir un suceso. Por ejemplo, ¿cómo medimos el día? Por la rotación de la Tierra sobre su propio eje, y que nosotros percibimos como la salida y puesta del sol. Es decir, lo único que tenemos para definir el tiempo son las cosas que suceden.

Como en el caso de los ciclos día y noche, la mayoría de las culturas del mundo se ha basado en fenómenos de tipo astronómico para medir el tiempo. Los meses se dividieron según las estaciones de la luna; los años, según el tiempo en que el sol volvía a salir por el mismo punto en el horizonte y las constelaciones nocturnas daban un ciclo completo por la bóveda celeste (hoy sabemos que es la Tierra la que gira alrededor del sol, obviamente). 

¿Por qué los fenómenos astronómicos? Bueno, porque son los más confiables y regulares, a diferencia de, por ejemplo, el clima. Para las civilizaciones antiguas el registro del tiempo fue muy importante, porque se vinculaba directamente con la agricultura: hay que saber cuándo sembrar y cuándo cosechar cada cosa. De ahí que muchos de los grandes monumentos arquitectónicos de la antigüedad tuvieran también funciones astronómicas:

El Templo de Kukulkán y Stonehenge tienen en común que son maravillas del ingenio humano, que poseen funciones astronómicas y calendáricas, y que son grandes atractivos turísticos visitados anualmente por gente ignorante que va en busca de algo que no tiene nada que ver con la cosmovisión de las civilizaciones que los construyeron: cargarse de "energía positiva".


Claro que nuestros calendarios civiles han modificado nuestra percepción del tiempo y hemos olvidado su relación con la astronomía, además de que nos hemos vuelto incapaces de identificar constelaciones o cuerpos celestes para saber dónde y cuándo diablos estamos. Pero el caso es que ahí está esa relación.

Ahora bien, los mayas, que eran unos chingonsísimos para las matemáticas y la astronomía (ni quien lo discuta) tenían no solamente el ciclo de un día, un mes, o un año, sino que en su calendario de Cuenta Larga (tenían el de cuenta corta para propósitos más prácticos y que terminaba cada 52 años) tiene otros ciclos más largos, como el b'ak'tun, de 394 años, y un ciclo de 13 b'ak'tunes, o 5126 años. Ahora nos estamos acercando al final de ese ciclo de 13 b'ak'tunes. Inició en el año 3114 a.C. y terminará este 2012 (hagan las cuentas). ¿Tienen estos ciclos algún referente astronómico? No que se haya determinado: ningún fenómeno astronómico importante ocurrió en 3114 a.C. que vaya repetirse ahora. Quizá estos ciclos tienen como base la misma numerología maya (el 13 era un número sagrado). Comparemos: el año tiene un referente astronómico objetivo (la Tierra gira alrededor del sol), pero agrupar los años en décadas, siglos y milenios no lo tiene, sólo responde a nuestro sistema de numeración decimal. 


Éste no es el "calendario maya", es la Piedra del Sol de los aztecas, que representa al dios Huitzilopochtli. Si una publicación dice que es maya o que es un calendario, ya saben que está hecha por idiotas y que no deben creerles nada.


Aquí una verdadera inscripción maya, con la explicación de cómo funcionan las fechas en el calendario de cuenta larga.


¿Eso es todo? Sí, eso es todo por parte de los mayas. No hay anuncios del fin del mundo, y del inicio de una nueva era, sólo el final de un ciclo y el comienzo de otro. Ah, pero este cambio de ciclo debe ser por algo, ¿no? Igual y sí, ¿pero qué significa? Piensen: ¿la salida y al puesta del sol significan algo? Es decir, ¿cambia radicalmente nuestra vida entre las 11:59 del martes y las 00:01 del miércoles? Claro que hacemos nuestras actividades diarias de acuerdo a los ciclos de día y de noche, pero ¿cada día nuevo es una nueva era?

¿Qué hay de cada mes? Los ciclos de la luna afectan a las mareas y hacen que salgan los hombres-lobo, pero fuera de eso ¿cambian nuestras vidas cada luna llena? ¿Hay revoluciones o cataclismos cada cuarto menguante? Ni hablar de los años: la Tierra completa una vuelta alrededor del sol y nosotros hacemos los mismos propósitos, pero volvemos a ser los mismos patanes en febrero, y la humanidad sigue siendo igual de mierdera. ¿Siglos? ¿Milenios? A nosotros nos tocó un cambio de ambos y no pasó nada. Más cambió el mundo en 1991 con la caída de la URSS o en 2001 con los ataques al World Trade Center. Los cambios históricos se dan por procesos, de los que sucesos espectaculares suelen ser sólo momentos catalizadores y es cierto que llaman mucho la atención, pero no lo son todo y ciertamente no respetan fechas.

Además, aunque el movimiento de traslación alrededor de la Tierra es un hecho objetivo, el punto a partir del cual empezamos a contar no lo es. Podríamos empezar y acabar nuestros años con el solsticio de verano o el equinoccio de primavera. Podríamos empezar con el 1 de marzo o el 1 de julio en vez del 1 de enero. Si los finales y principios de nuestros años son completamente arbitrarios, ¿por qué habrían de tener un significado más allá de lo meramente cultural?

Entonces, por lo que sabemos, para los Antiguos Mayas no había nada de especial con el final del ciclo de 13 b'ak'tunes, por lo menos no más del significado religioso y cultural que pudiera tener como cambio de ciclo. Como nosotros, que hacemos fiestas de año nuevo y vamos a misa, sabiendo que al volver, la pobreza, el crimen y Peña Nieto seguirán ahí.


Ahora bien, éste sí es un buen Calendario Maya...


Entonces, ¿de dónde salieron las siete profecías mayas, el fin del mundo, la llegada de los extraterrestres, el choque con Nibiru y demás rarezas que suenan por la red? Bien, para comprenderlo tenemos que viajar a una época de oscuridad, violencia e ignorancia conocida como ¡los ochentas!

En 1987 el mexicano-estadounidense era doctor... en historia del arte, lo cual, según él, le daba  la autoridad para decir que toda la ciencia, la Ilustración, el racionalismo y demás avances del conocimiento humano eran armas de opresión que impiden entender el mundo a través de "otras formas de conocimiento" como el misticismo y la intuición. Argüelles acusaba a la ciencia oficial de ocultar fenómenos inexplicables en términos racionales como: ovnis, sucesos paranormales y la cara de Marte. 

Además, sostenía que los mayas habían desarrollado un sistema de pensamiento más avanzado que nuestra noción de ciencia (creí que estaba en contra de que había sistemas más avanzados que otros, porque eso sería positivismo científico, pero bueno...) debido a... adivinen... vamos... ¡Eso! ¡Los mayas provenían de otro planeta! Según Argüelles, al final del calendario de Cuenta Larga la Tierra pasaría por un rayo cósmico y así iniciaría una nueva era galáctica. Esto fue publicado en su libro El factor maya.

Para poner en duda las afirmaciones de Argüelles basta el hecho de que no se basan en absolutamente nada más que sus propias chaquetas mentales. Para poner en duda su cordura, basta con saber que en 1993 afirmó que sus afirmaciones era confirmadas por el espíritu del Rey Pakal, con quien contactó a través de una piedra mágica. No se preocupen, luego Argüelles reveló que en realidad no estaba en contacto psíquico con Pakal: él ERA la reencarnación del antiguo rey de Palenque (Argüelles nació en 1939, y eso significa que en los 60's tenía la edad suficiente como para estar ácido 24/7, pero ésa es sólo nuestra hipótesis).

Con ustedes, la reencarnación del Rey Pakal y culpable de este desmadrito


Sus ideas se popularizaron rápidamente entre la gente New Age; ya saben, esa gente que mezcla arbitrariamente elementos de diferentes culturas, mitologías, religiones y supersticiones, sin importarles que sean contradictorias y excluyentes entre sí. Así, muchos "líderes espirituales" han podido hacer su agosto, recibiendo generosas donaciones de sus seguidores, y profetizando diversos sucesos, a cual más disparatado.

¿Qué hay de algunos personajes de etnia maya entre los seguidores de movimientos de este tipo? Sí, los hay. Como Hunbatz Men, quien afirma que los mayas provenían de Egipto vía la Atlántida, y Quetza Sha, quien asegura que los mayas llegaron del espacio exterior y luego desaparecieron para siempre sin dejar rastro (debe ser que no se enteró de los mayas que vivían en México y Centroamérica a la llegada de los españoles, o de los mayas actuales, que descienden de ellos). En fin, estos individuos sostienen ideas estrafalarías que contradicen no sólo el conocimiento adquirido a través de la arqueología, la historiografía y la etnografía, sino las mismas tradiciones de los mayas actuales.

¡Ah, pero si ellos pertenecen a la etnia maya es porque saben mejor las cosas que esos malditos occidentales con su ciencia de mentes cerradas, ¿no? No. Es como pensar que un mexicano por el solo hecho de ser mexicano cualquier cosa que se le ocurra decir sobre la historia de México está bien (y sabemos que los mexicanos son harto ignorantes de su propia historia). Y el hecho de que sean de raza maya no significa que no puedan ser fraudulentos, o ignorantes, o locos marihuanos, o simplemente estar equivocados.



Más importante aún, individuos (e incluso algunas comunidades mayas) no se habían unido a este tipo de creencias esotéricas sino hasta después de haber tenido contacto con grupos de New Age que se fueron a vivir entre ellos y predicarles sus mamadas.

Abriendo paréntesis, esto me recuerda una anécdota curiosa. Por razones que no viene al caso comentar, una vez llegué a trabajar para un gringo nuevoerero que quería que tradujera para él unas entrevistas que le habían hecho a un chamán maya muy poderoso y sabio. En una ocasión el entrevistador le preguntó al chamán que qué sabía acerca de las cofradías, una institución colonial introducida por los españoles. El chamán respondió que lo único que sabía sobre los españoles es que habían venido cuando la "guerra de la casta" para destruir las imágenes de las iglesias porque a ellos no les gustaba la religión católica. O sea, según el sabio y poderoso chamán maya, los españoles habían llegado a mediados del siglo XIX a tratar de quitarle a los mayas su religión original, que era la católica. Okey...



Lo que me recuerda otra anécdota curiosa. En algún momento también trabajé como redactor de una revista turística y en una ocasión mi editor (que no era nada tonto, pero sí bastante pillo) dejó en una nota sobre el 2012 una frase que decía "esta profecía, que tiene en jaque a los científicos..." Le dije que no inventara, que ningún científico se anda preocupando por estas insensateces. Me dijo que él bien lo sabía, pero que este tipo de cosas vendían y que al fin y al cabo no éramos la revista Science.

Menciono esto último para mostrar cómo los medios de comunicación mediocres y mezquinos publicarán cualquier pendejada que les pueda hacer vender más números, aunque ni ellos mismos crean en eso. En cuanto a lo de "tener en jaque a los científicos", pues es otra estupidez. Los estudiosos de las diversas ciencias, desde los arqueólogos que estudian la antigua cultura maya, hasta los astrónomos que estudian el universo, se preocupan tanto por las "profecías mayas" como por la existencia de Santa Claus. No hay científicos discutiendo, temiendo o teorizando sobre el 2012; las "teorías" que circulan en los medios nacen de las chaquetas mentales de grupos nuevoereros y reproducen entre sí (lo que sí hay son científicos sociales intrigados con este fenómeno de paranoia colectiva y estudiando cómo es que podemos ser tan estúpidos).

Y hablando de blancos insulsos del primer mundo en busca de significado para sus vidas vacías, aquí en Yucatán está la famosa ciudad fortificada de Las Águilas, un complejo de búnkers preparados para resistir contra el fin del mundo. Fue construido por millonarios europeos que esperan refugiarse aquí (porque al ser tierra maya, será inmune al fin del mundo profetizado por los mayas... tiene sentido). Lo indignante del asunto no es sólo que un montón de gente de primer mundo con acceso a cuantiosos recursos económicos, y por ende a educación de primera calidad, crea en estas jaladas. Lo indignante es que usen todo ese poder económico no para ayudar a los demás o para apoyar a desarrollar las curas de enfermedades, sino para un proyecto por completo descabellado y egoísta, para salvarse ellos solitos (porque ellos merecen sobrevivir al fin del mundo, porque son ricos, ¿eh?) de un peligro imaginario.

Este videojuego parece ser una fuente muy confiable....


Entonces, recapitulando:

  • En diciembre de 2012 termina un ciclo temporal del calendario de Cuenta Larga de los antiguos mayas, y empieza uno nuevo. Fuera de esto, los mayas nunca hicieron predicciones al respecto ni hicieron insinuación alguna de qué podíamos esperar de esta fecha.
  • Las Siete Profecías que circulan por Internet en las redes sociales, vía correo electrónico y demás son totalmente falsas. No existen tales profecías, los mayas nunca las hicieron y no se encuentran como inscripciones en ningún sitio arqueológico. Quién sabe quién las formuló, pero de cualquier forma su contenido corresponde con ideas New Age, no de la cosmovisión maya. Sir David von Templo hace un muy buen análisis de cada una en esta entrada.
  • Anuncios de tormentas solares apocalípticas, cambios en los polos magnéticos de la Tierra, alineaciones con el centro de la galaxia y demás acontecimientos no tienen fundamento alguno. Cuando mucho, se basan en fenómenos astronómicos que ocurren con relativa frecuencia, pero no a nivel apocalíptico, y sin relación con estas fechas o con los mayas.
  • No existe tal planeta Nibiru: la única base de su existencia es una mujer que dice estar en contacto vía psíquica con los extraterrestres de Zeta Reticuli. Toda la demás (des)información al respecto es generada en Internet por gente que bebe su mierda unas de las otras. De hecho, al principio ni se relacionaba lo de Nibiru con lo del 2012 maya, pero ya ven cómo los nuevoereros hacen sus frankensteins ideológicos con creencias que sacan de cualquier parte.
  • El fin de los tiempos se ha estado prediciendo desde que el mundo es mundo. A mí me ha tocado vivirlo en 1987, en el 2000, en 2003, en 2006 y en 2011 según diversas profecías que tuvieron más o menos popularidad en sus respectivos momentos. A juzgar por el historial de éxito de las profecías, creo que estaremos muy seguros para la cena de Navidad.
Bien, ahora ya lo saben: no hay de qué preocuparse. Salgan y disfruten sus vidas. Admiren a los mayas, fueron y son una gran cultura, con una historia fascinante y tradiciones bellísimas. Fueron, además unos maestrazos para la ciencia (ciencia de verdad, no mamadas esotéricas). Y ya para finalizar los dejo reflexionando con una cita de Eurípides:



20 comentarios:

Gin Hindew 110 dijo...

¡Ja! la antigua sbiduria ya se habia adelantado con sus construcciones de salvacion

http://pildoritadelafelicidadladob.blogspot.mx/2012/07/en-busca-de-el-arca-perdida.html

yo alden dijo...

zeta riticuki es el planeta donde aterriza la nave interplatanaria de la película alien de ridley scott

Zer0MX dijo...

Completamente de acuerdo contigo... desde que el mundo es mundo se ha presagiado el fin de los tiempos... por ejemplo, simplemente el año pasado "el mundo se acabo como 4 o 5 veces creo" asi que, podemos estar seguros que nada pasará en diciembre... el problema es que hay mucha ignorancia y desinformación circulando por ahí... el mes pasado un profe de inglés sacó algo del tema de la fecha "2012" que decía algo así "¿como es que los mayas que no tenían conocimiento ni avances como los de hoy, conocían tanto del universo?", es decir (además del hecho de que no conoce sobre los mayas mas que lo que se dice en "difícil de creer" por ejemplo) asumía que por el hecho de que no contaran con satélites ni telescopios en órbita en ese tiempo, era imposible poder observar y estudiar los cuerpos celestes... Es decir, la única explicación lógica es que los extraterrestres tuvieron que "darles" ese conocimiento, las pseudociencias como la ufología han contribuido mucho en este desmadre también... pero bueno, excelente entrada y ojalá mucha gente logre leerla...

Pablo Cabañas dijo...

Un punto muy chistoso de los creyentes del "Apocalipsis Maya" es que por congruencia, deberían aceptar la "creación" del Mundo en el 3114 a.C., digo, ¿no? :P

La Diabla dijo...

Yo creo que el saber que el final de los tiempos se acerca le da un toque romantico y decadente a nuestra aburrida existencia, no sé, me interesa mucho esa paranoía colectiva, yo creo que es el sentirse parte de algo, de "no me voy a morir solo, sino que nos morimos todos y todos nos preocupamos juntos" y yo pienso que morirse juntos setia too mainstream! jaja. La verdad dijiste cosas que no sabía o que no había consideraro y aunque realmente no creía que se fuera a acabar el mundo pues es bueno saberlo porque mi hermana de 9 a;os esta muy alarmada al respecto.

Oye, pero cuentame como estuvo eso de que te rega;aron en el feis.

Mariana dijo...

con tantas teorías, predicciones y fechas del "fin" del mundo ya hubiéramos desaparecido desde cuando...

Ego dijo...

@Diabla: Uy, pos que puse contenido inadecuado: ya sabes, un par de caricaturas eroticonas de ésas que me gustan. Me banearon por 24 hrs y me advirtieron que no lo hiciera de nuevo, así que borré cualquier material peligroso. Pero luego me agarraron por unas imágenes artísticas que había puesto y me banearon por otrs 3 días. Pinche Facebook (-.-)

Sir David von Templo dijo...

Me recordaste un texto que publiqué hace un tiempo...

http://sirdavidvontemplo.blogspot.mx/2011/06/disertacion-sobre-las-profecias-mayas-y.html

Como comentario que nada tiene que ver, la carta de Yu-Gi-Oh que aparece en la entrada es con la que siempre gano a la hora de jugar :D

Saludos.

Kelly Key dijo...

Ciudad fortificada de las Aguilas? no por favor!! en verdad me da demasiada risa, no pense que alguien se tomara esas cosas enserio, a lo mucho es un buen tema so pretexto de organizar un fiestoooon!!

Anónimo dijo...

mientes!!!!
los ewoks predijeron la llegada de c3po

Anónimo dijo...

Un detalle en el título (Qhihúbole con .. ), por un momento creí que Yordi Rosado te había asesorado.

Alejandro dijo...

¿Qué onda? Eso que mencionas acerca de extranjeros que han convivido con comunidades mayas y les han lavado el coco, fíjate que una vez ví un documental hecho por chavitos de una comisaría mayahablante, cuyo objetivo (de los productores) era darles la cámara a los niños y dejar que ellos solos filmen lo que les llame la atención, pero bueno, para no aburrirte más, dentro del documental los niños hablan con dos alemanas que vivían con ellos.
La neta no me gusta etiquetar a la gente, pero te lo juro, chavitas como de 20 años con toda la vestimenta y la pinta estereotípica de los hippies sesenteros y todos nos preguntábamos ¿qué demonios hacen en una comunidad donde no se habla español y ni servicios básicos tiene la pobre gente?
Hasta hoy me lo pregunto...
A propósito, las alemanas no eran las productoras del documental, porque éste era una colaboración del Indemaya con no sé si Conaculta o el Inba, no recuerdo.

Ego dijo...

Sí, jajaja. Ay con esos primermundistas en busca de la espiritualidad... :/

Civi88 dijo...

tonces.. ¿no habrán zombies? :<

martincx dijo...

Jajaja, lo más gracioso es que esos primermundistas en busca de espiritualidad se burlan de los cristianos y van a caer en mamadas más locas.

Martín Sobrino dijo...

Hola Ego
Ese Hun Batz Men es un charlatán de lo peor, yo lo conocí en Dzibilchaltún mientras oficiaba una ceremonia de no sé qué mamada con unos gringos, todos vestidos de blanco y con cinta roja en la chola. Y les decía que el color de la piel no importaba para ser maya, en fin.
Algo que hay que decir es que muchas veces (tanto en códices como en inscripciones y hasta en los Chilam Balam) es que los escribanos hacían coincidir un acontecimiento astronómico con uno político o religioso (hacían chafa pues) como una forma de legitimación.
Lo que sí, yo diría, con respecto a la primera anécdota que cuentas, es que habría que analizarla de otra manera pues, no sé si el huey que hizo la entrevista pensaba que el señor debía de saber sobre cofradías o qué pero, parece que pusiste este ejemplo como muestra de que efectivamente no por ser miembro de una cultura hay que saber todo sobre ella. Ya lo decía Otto Scuman “si todos supiéramos todo sobre nuestra cultura no harían falta médicos, abogados, etc. Pero por la respuesta que dio, o sea que, “lo único que sabía sobre los españoles es que habían venido cuando la "guerra de la casta" para destruir las imágenes de las iglesias porque a ellos no les gustaba la religión católica” yo diría que estás pasando por alto algunas cosas.
Cuando la gente me pregunta si había relación entre los mayas y los egipcios por lo de las pirámides, yo le digo que sí la hay, porque claro que la hay, y es, lo que diría cualquier arqueólogo, que transculturalmente “a problemas similares soluciones similares”, como lo que muy bien acabas de exponer con respecto a la medición del tiempo. Y luego les digo, de otra manera s sería como pensar que el sombrero fue inventado en un único lugar y luego difundido al resto del mundo. Obviamente no fue así pues el sombrero responde a la necesidad de cubrirse del sol. Pero yo diría que lo que no hay que perder de vista es que ese sombrero será hecho de manera particular en cada cultura y que tal vez adquiera nuevas funciones y significados no sólo de cultura a cultura sino en una misma a través del tiempo.

Martín Sobrino dijo...

Hago esta analogía porque a mí me parece que es universal la construcción del relato histórico pero lo que no puedes esperar es que en todas las sociedades que integran las diversas culturas se tengan los mismos géneros discursivos y/o literarios (en lo único en lo que el chairo tiene razón es en que los mayas pueden tener formas de conocimiento que los occidentales no tienen, aunque él llega a esa conclusión por razones equivocadas, lo que el chairo no entiende es que tampoco significa que sean mejores, sólo son diferentes. Por eso, en primer lugar, consideremos, de manera básica, dos culturas actuales/modernas del estado de Yucatán, que son la maya y la no maya. Para no hacer largo el choro puedes checar aquí http://www.mayas.uady.mx/articulos/socializacion.html las diferencias existentes en el proceso de socialización infantil en una cultura como la nuestra (o sea tuya y mía) y la maya. Paralelamente podríamos hablar entonces de los géneros discursivos. En la cultura maya yucateca actual no parece existir algo como un texto histórico, ahí lo que se tiene son diferentes categorías de habla que se explican muy bien en el artículo “Rasgos interactivos en las narraciones del maya yucateco” de Allan F. Burns. Lo que yo quiero apuntar es que hay una categoría que ellos llaman úuchben tsikbal (antiguas conversaciones, porque además se llama tsikbal ‘conversación’ a todo tipo de relato, debido a que la narración es dialógica y así como se debe tener la habilidad de narrar también se debe tener la habilidad de interactuar con el emisor (de eso trata el artículo) Entonces, dentro de estas antiguas conversaciones, existen mitos de origen histórico relacionados con la conquista y/o la guerra de castas.

Martín Sobrino dijo...

Me parece entonces que el señor entrevistado sí estaba relatando algo que pare él era verdadero, parecía ser un relato histórico auténtico. No habría diferencia si hubiera contestado que los españoles eran los que llegaron en el siglo VI a conquistar y evangelizar las nuevas tierras descubiertas. El relato tiene un significado y una función dentro de la cultura. Por ejemplo, en mi propia experiencia, en Cacalchén, de donde es la esposa de mi padre, lo más antiguo que se recuerda (en estas úuchben tzicbal digamos, no en lo que se enseña en la escuela) es la época de las haciendas henequeneras y en ese contexto la palabra “español” se refiere a los hacendados. De hecho igual le llaman ruinas a los cascos de las haciendas que a las ruinas de Aké. El término “español” tiene muchos sentidos, no tiene el mismo cuando se contextualiza en la conquista, en la colonia, o en diversos momentos del siglo XIX, por ejemplo. Incluso en maya, la palabra con la que actualmente te denominarían a ti (sólo para indicar que no perteneces a la etnia), que es dzul, ha tenido una evolución semántica como ‘extranjero’ → ‘dueño, señor’ → ‘persona que no es maya pero que no es wach, rico’. O sea que imagínate lo que habrá pasado por la cabeza del entrevistado al escuchar la palabra español.
Eso me lleva al siguiente punto. No importa si es de manera oral o escrita, la historia es una construcción. Tomé, por ejemplo, esto del link de Wikipedia que pones sobre la guerra de castas:

“Al terminar la guerra de la independencia en 1821, en Yucatán no se dieron las expulsiones de peninsulares que existieron en otros lados, al menos no fueron masivas y permaneció en la península buena parte de la población española. Por otro lado, aunque la población criolla, no siempre simpatizaba con los españoles, tampoco era solidaria con el resto de los habitantes peninsulares, los mestizos y los indígenas.”

Existen teorías de la historia, que se resumen en un libro que me recomendó mi esposa, Elegía criolla de Tomás Pérez-Vejo, que hablan de cómo se nos ha enseñado el discurso patriótico de los criollos luchando contra los españoles y demuestran que no existía una identidad “criolla” como tal pues en todo el territorio gobernado por la monarquía católica de España se consideraba español a todo aquel que no fuera indio, negro o casta. De hecho para 1808 no se hablaba de Independencia, la Constitución de Cádiz se hizo para que en ausencia del Rey la soberanía recayera, temporalmente, en el Pueblo, Hidalgo nunca habla de crear una nación mexicana, él gritaba ¡Viva Fernando Séptimo! quien era prisionero de Napoleón. El momento de Independencia en sí, es otro pedo. Pero, a nosotros se nos enseña que Hidalgo es el padre de la Patria y que empezó el movimiento independentista. Una vez consumada la Independencia se comienza a crear un concepto de Nación, tanto en México como en España, (y en Yucatán también, al Independizarse antes que el Virreinato de la Nueva España comienza este proceso de manera separada al resto de lo que hoy es México). Esto es un ejemplo, de cómo NO se nos enseña la historia de México sino más bien un discurso de identidad nacional.
Entonces, una cosa es que ese gringo newagero le diera estatus de “sabio y poderoso chamán maya” a lo que yo creo pudo haber sido un jmeen, y otra es que él mismo se creyera tal estatus. Por su respuesta yo diría que se trataba de una auténtica ‘conversación antigua’ (especialmente sobre la guerra de castas les recomiendo Cristo indígena rey nativo de Victoria Bricker). De esta manera, el que “los españoles habían llegado a mediados del siglo XIX a tratar de quitarle a los mayas su religión original, que era la católica” a mí me suena como un dato valioso de la comunidad de la que fuera el señor.
Como siempre, me disculpo por agandayar tanto espacio, pero a veces siento la necesidad de comentar. Muchos saludos.

JOSE andres R.C. dijo...

yo creo que no a de pasar nada de eso se los aseguro. si abra fin del mundo pero no ahora

ChinoX dijo...

"I can't imagine why you wouldn't
Welcome any change, my friend." - Tool - Aenima.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails