sábado, 6 de octubre de 2012

Nadie escuchará tus gritos (Parte II)



Continuemos con nuestro recorrido, iniciado en la entrada anterior, por los capítulos de la saga Alien, una de las más populares e influyentes del cine en las últimas décadas. Ya les comenté cómo los primeros dos filmes me parecen excelentes, cada uno a su manera y con sus particularidades. Ahora tratemos de los dos siguientes y de la precuela que recién se estrenó este año. 

ALIEN 3
(1992)


Dir: David Fincher
Guión: Larry Ferguson
Con: Sigourney Weaver, Charles S. Dutton, Ralph Brown y Lance Henriksen.

Odio esta película. Es la película que más detesto de toda esta maldita saga. Esperen, no se vayan, tengo mis razones. No es que película sea particularmente mala. De hecho, en sí no está nada mal, y en general me gusta mucho casi todo el trabajo de David Fincher. Pero esta cinta me hace enojar sobremanera. ¿Por qué? Pues porque echa a perder las anteriores.

Aliens termina con una pelea climática para salvar las vidas de unos personajes. Alien 3 tiene el descaro de iniciar informándonos que esos personajes con los que nos vinculamos y por los que sufrimos en la película anterior murieron indignamente mientras pasaban los créditos iniciales. Eso es un insulto para el público, es un pintarnos el dedo. El mismo James Cameron dijo que ese recurso había sido obsceno.

Desde ahí empezamos mal. Se nos dice que un huevo de alien se había colado en la nave espacial en la que escaparon nuestros héroes. ¿Ah, sí? ¿Cómo? ¿En qué momento la reina alien se tomó la molestia de colocar un huevo en la cabina? ¿Durante los minutos que pasó escondida en el puto tren de aterrizaje? ¿Y lo hizo sin su ovipositor, el cual se había quitado y dejado en el planeta para ir a agarrarse a madrazos con Ripley? No tiene sentido, es una estupidez y una falta de respeto para el público. Es como es capítulo de Los Simpson en el que Bart le dice a Rafa "Hey, ¿no que habías muerto?" Y él sólo responde "No".

¿Qué salió mal con esta película? Que, a diferencia de las dos anteriores no surgieron de mentes creativas con ganas de contar una historia, sino del deseo inescrupuloso de los estudios de seguir haciendo dinero, a como diera lugar. En mi entrada sobre las trilogías ya había mencionado que para hacer una buena secuela es necesario tener una idea de hacia dónde se quiere expandir la historia, de qué aspectos del universo ficticio se pueden explorar. Cameron tenía esas ideas y por eso nos entregó una secuela maravillosa. Pero en la tercera entrega la única idea era "tenemos que ver cómo podemos seguir vendiendo esta mamada".



De hecho, el origen de Alien 3 es diametralmente opuesto al de las dos anteriores. Aquí los estudios comisionaron a varios guionistas para ver a quién se le ocurría una idea redituable. Al final se hizo un pastiche con tres o cuatro de los guiones propuestos (incluyendo uno de William Gibson y otro de Eric Red). No se partió de una historia para crear una película, sino al revés: ya estaba a punto de comenzar la producción y aún no existía un guión definitivo.

Pero, ¿es mala la película? No, el suspenso funciona muy bien y tiene dos que tres reflexiones más o menos filosóficas que valen la pena, en especial cuando Ripley tiene que enfrentarse al hecho de estar infectada por el monstruo al que tanto teme y odia. Y, por supuesto, es en ésta película en la que aparece la inmortal escena en la que el monstruo casi besa a Rilpley.



Pero es completamente olvidable, innecesaria, intrascendente. No aporta nada nuevo al mito de los xenomorfos, sino que básicamente se repite la situación de la primera película: un grupo de personas está encerrada en un ambiente claustrofóbico con un monstruo que las va eliminando una a una. Eso es todo.

Alien 3 es la película que menos recordaba, a pesar de que también la había visto cuando la pasaban en Canal 5. A un año de haber hecho mi maratón personal, la he vuelto a olvidar. Es una película anodina y ése es un peor pecado que ser una película mala.

ALIEN RESURRECTION
(1997)


Dir: Jean-Pierre Jeunet
Guión: Joss Whedon.
Con: Sigourney Weaver, Winona Ryder, Ron Perlman y Dominique Pinon

Aclaremos un cosa: ésta película es un churro. A diferencia de Alien 3, que es un episodio por lo menos decente, Alien Resurrection es un bodrio hecho y derecho. Ah, pero Resurrection tiene una gran ventaja: es muy divertida. Es una mala película, un típico churro de ciencia ficción noventero, pero por lo menos se ve que los realizadores no se la estaban tomando muy en serio y que decidieron intentar cosas nuevas, aunque fueran completamente ridículas, porque de todos modos la saga ya había sido arruinada por Alien 3, así que ya no había nada que perder.

Si Alien 3 recalentó la situación de la primera película, esta cinta se revuelca en la de la segunda: un grupo de gente armada tiene que escapar de un lugar infestado por monstruos antes de que algo explote. Pero por lo menos a Joss Whedon se le ocurrieron algunas cosas novedosas; estúpidas, cierto, pero originales.



La historia de esta película ocurre 200 años después de la anterior. Y aparentemente en esos 200 años el mundo no ha cambiado mucho, ni en cuanto a tecnología ni en cuanto sociedad... Y si creen que soy muy quisquilloso piensen que hace 200 años Napoleón estaba siendo derrotado en Rusia y que desde ese tiempo muchas cosas han cambiado en nuestro planeta.

En fin, la corporación Weyland-Yutani ya no existe, pero el ejército decide clonar a Ripley para revivir a la reina alien que la había infectado, lo cual tiene tanto sentido como clonar a Bob Marley para revivir a sus piojos. Debido a esto, el clon de Ripley obtiene algunas habilidades de alien (eso está bastante cool) y la reina alien da a luz en engendro medio alien y medio humano, que reconoce a Ripley como su madre (eso está muy extraño, pero también bastante cool), lo cual tiene tanto sentido como que el clon de Bob Marley tuviera poderes de piojo y sus piojos redivivos pudieran cantar reggae. 



Hay dos escenas en particular que me parecen muy bien logradas: cuando Ripley se encuentra con sus propios clones fallidos (uno de los momentos más impactantes y memorables de toda la saga) y cuando tiene que matar a su "hijo" monstruoso en una escena construida con la imaginería de un aborto. También hay una escena bastante chida en la que los aliens nadan.

Y el trasero de Kim Flowers

Por lo demás, la película es sólo ridícula. Los adjetivos anglosajones over the top y cheesy me parecen los más adecuados para describirla. Por momentos uno no sabe si el humor ñoño y la pena ajena son involuntarios o a propósito. Hay una especie de tensión lésbica entre Sigourney Weaver y Winona Ryder que pudo haber sido condenadamente sexy, sino fuera porque Ripley ya no se veía como en las primeras dos películas (o en cualquier otra que haya hecho después, la señora es una MILF y yo no le haría el feo), sino que se veía toda sucia y tosca:



Eso sí, para este momento los xenomorfos habían dejado de ser esa encarnación del miedo para convertirse en accesorios de utilería, tan manidos y gastados como ahora lo están los zombis, por ejemplo. Pero como dije, a diferencia de Alien 3, que es una película monótona y olvidable, Resurrection funciona como pieza de entretenimiento memorable, y eso es siempre mejor. 

PROMETHEUS
(2012)



Dir: Ridley Scott
Guión: Damon Lindelof

Con: Noomi Rapace, Michael Fassbender y Charlize Theron

Creo que esta película y Avatar (Scott y Cameron otra vez, qué curioso) tienen algo en común: ambas han sido sobrevaloradas y menospreciadas y creo que por las mismas razones. Creo que han sido menospreciadas por quienes no quieren ver que en realidad son un par de películas bastante bien hechas que logran su cometido (de hecho, de lo mejor en ciencia ficción que han visto los dosmildieces). Y creo que han sido sobrevaloradas por quienes no se dan cuenta de que en realidad no tienen nada de original.

Me explico. Prometheus es una película que me gustó mucho. La disfruté de principio a fin y me tuvo literalmente a la orilla del asiento, en espera de lo que fuera a suceder. Eso ya de por sí es un logro. Ridley Scott demuestra una vez más ser un maestrazo del suspenso y la acción. Esta cinta recupera el horror cósmico, casi metafísico, de la primera entrega, y sin ser una película basada en alguna de las obras de HP Lovecraft, es un excelente ejemplo de horror lovecraftiano (de hecho, es muy parecida a En las Montañas de la Locura). 

Las actuaciones son excelentes, en especial las de Noomi Rapace y Michael Fassbender. Visualmente es todo un portento: por momentos el público se siente asombrado y por momentos perturbado. La música es magnífica. En general, es la mejor película de la serie desde tiempos de Cameron.



¿Qué es lo que le falla? No tiene nada de original, no aporta nada nuevo. Todos esos elementos de horror cósmico, todas esas implicaciones filosóficas que pudiera tener para impresionar a los incautos, han estado presentes en el cine y la literatura desde hace décadas. ¿Extraterrestres visitaron la tierra en tiempos de las civilizaciones antiguas? Es una idea tan antigua como la novelucha Edison's Conquest of Mars de 1898. ¿Que los extraterrestres nos crearon? Igual, muy trillado. ¿La criatura se enfrenta a su creador y se pregunta cuál es el significado de su existencia? Es un concepto por lo menos tan viejo como Frankenstein, de 1818. Y, triste pero cierto, parece que desde 1979 no ha surgido una nueva idea para los monstruos más que "unas cosas que te meten una cosa para que te salga otra cosa".

Pero bueno, existen nuevas generaciones que no habían estado expuestas a estas ideas, y esta película es una buena forma de introducirlas. El problema real con esta cinta es el guión, de Damon Lindelof, uno de los creadores de Lost. Ok, yo no sé por qué la gente no se ha dado cuenta, pero Lost es una mierda. Es una serie de televisión construida con puro final cliffhanging en la que todo el tiempo te prometían que algo estaba a punto de pasar, pero en realidad nunca pasaba nada. Lost mantenía al público picado poniendo siempre "cosas raras": ahora un telépata, ahora fantasmas, ahora tecnología imposible, ahora viajes en el tiempo, ahora coincidencias improbables... Y los espectadores se quedaban esperando a que algún día sería revelada la explicación que le diera coherencia a todo ello. Pero no la había, porque como los mismos creadores confesaron, sólo se lo estaban sacando todo del culo y no tenían ni puta idea de para dónde debía ir la serie.


Bien, pues todos esos artificios baratos los transporta Lindelof a Prometehus. No hay explicación lógica, no hay coherencia, just keep the weird stuff coming out! Como en Lost, los personajes de esta película no actúan ni reaccionan congruentemente con su personalidad, o su rol, o siquiera como lo haría una persona normal frente a la situación a la que se enfrentan, sino como le conviene a los caprichos del guionista. ¿Un biólogo encuentra a una serpiente espacial y se apresura a mimarla sin saber si es agresiva o venenosa? ¿Dos personajes que no habían hecho nada interesante de pronto deciden sacrificarse por la supervivencia de los demás? ¿Por qué el androide David actúa de la forma en la que lo hace? ¿Cuáles son sus motivaciones? O esta escena:

-¿Oye, güera, quieres coger?
-No.
-¿Eres un robot?
-Hmmm... bueno, está bien, cojamos.

¿Qué onda con eso? O la presencia de Guy Pearce en esta película... ¿Qué sentido tiene? ¿Para qué contratar un actor joven y llenarlo de maquillaje si sólo va a aparecer unos minutos? ¿Por qué era un secreto su presencia en la nave? ¿Por qué se supone que debía ser un giro argumental, de qué forma cambia esta "revelación" nuestro entendimiento de la película? Y así hay muchísimas inconsistencias y cosas que no tienen sentido. 

Como dije en la entrada anterior, parte del encanto y del horror de la primera Alien era que esa nave extraterrestre fuera algo totalmente ajeno y desconocido para la humanidad. Supongo que no es tan terrible que hayan querido explicar su presencia, pero como que sí me arruinaron algo al convertir a esos extraños seres de aspecto perturbador en simples personitas azules con trajes exóticos. Y otra cosa: ese bicho debe tener el ciclo vital más innecesariamente complicado del universo: necesita meterse en un macho humano, para que este macho humano preñe a una hembra, para que esta hembra dé a luz a un calamar del infierno, para que este calamar del infierno se folle a un hombrecito azul, para que este hombrecito azul dé a luz a un alien. Imagínense, si faltara sólo uno de los elementos en la cadena, esta criatura nunca podría reproducirse.

He visto suficiente hentai como para saber hacia dónde va esto...

En fin, tengo muchos problemas con el guión de esta película, si bien me parece que todo lo demás es excelente y, como dije, creo que éste es el mejor capítulo de la saga desde Aliens. Una secuela ya se ha anunciado. Espero que nadie que haya trabajado en Lost esté involucrada en ella.

Bien, hemos llegado al final de nuestro recorrido. Creo que podemos concluir que la serie de Alien definitivamente ha impactado en el cine y en la cultura pop, pero que el manosearla demasiado la ha convertido en sólo otro producto de la mercadotecnia. A veces es mejor dejar las cosas como están. A los que no han visto las dos primeras películas, no puedo recomendarlas lo suficiente. Si les gustan, aviéntense a ver las demás y me dirán si mis críticas son justas. Si ya las vieron, véanlas de nuevo, que seguramente hay cosas nuevas por descubrir. 

Y recuerda: En el espacio nadie escuchará tus gritos.





(PD: ¿Alien vs Depredador? ¿De qué rayos están hablando?)

8 comentarios:

Dib dijo...

La comparación con Bob Marley no tuvo abuela.
Simplemente me partió de risa.

Syous dijo...

Buenas reseñas, ojalá las personas que no hayan visto las primeras dos entradas de la serie se inspiren en rentarlas/comprarlas/descargarlas para conocerlas.

Personalmente vi "El octavo pasajero" con mis tios cuando yo tenia apenas diez años, sobra decir que realmente me asusto.

Sobre Alien vs Predator me enteré del match por el arcade y era encabronadamente divertido y hasta el momento me aviento unos niveles en el emulador

Saludos desde Zacatecas.

Anónimo dijo...

Nunca había pensado que prometheus era como Lost... Con razón no me gustó, se veia muy bonita pero me aburrió a morir.

NeuTrihno dijo...

Muy buenas reseñas. Por cierto, ya viste El Planeta de los Vampiros, que se supone inspiro (al menos en lo visual) a la primer película.

Kelly Key dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kelly Key dijo...

Que buenas entradas; hace unas dos semanas estabamos en blockbuster escogiendo peliculas y el paquete con la saga completa fue una de las opciones pero al final no lo compramos, ahora ya recuerdo porque me gustaban y ahora si lo comprare hehe. De niña me encantaban las peliculas de monstruos, alien, depredador, gremlins, pero mi favorito era alien, por alguna razon los monstruos no me daban miedo sino todo lo contrario, me gustaba fingir que yo era un alien y hasta caminaba como el (segun yo.
No he vuelto a verlas recientemente. Ya grande vi alien resurreccion y alien vs depredador y tambien me gustaron, la verdad no me interesa la trama jaja solo quiero ver a los "monos" pelear y destrozar personas :P, Si fui a ver Prometheus, pero me quede esperando que algo pasara y saliera un enorme alien pero oh! decepcion solo salio un gusano jajjaja, pero me entretuvo. Bueno volveré a verlas y veré si estoy de acuerdo con lo que dices. saludos!

Maik Civeira dijo...

@Syous: Sí, AvP está chido en los cómics y videojuegos, pero tengo entendido que las pelis son basura. No sé, tendré que verlas, supongo...

@NeuTrinho: No he visto esa película. Algo he leído sobre un esqueleto gigante que aparece en ella. Suena muy interesante. La que sí vi fue una llamada IT: THE TERROR FROM BEYOND SPACE, una igualmente cincuentera sobre un extraterrestre que se cuela en una nave espacial y va matando a los tripulantes uno a uno ;)

@Kelly: Me alegra que te hayan gustado las reseñas. A mí sí que me dan miedo los monstruos y las pelis de Alien siempre me causaron pesadillas. ¡Saludos!

Erblast dijo...

Lo que me parece más incongruente es que se hayan quitado los cascos sin tener un mínimo de consciencia sobre las bacteria y otro tipo de microorganismos, y ni se diga del hijo bastardo de Cthulhu... Pero no me quejo, me gustó, y me entretuvo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails