miércoles, 10 de abril de 2013

Hay que estar más informados y menos opinionados



En el último episodio de ese inmenso clásico literario que es Los viajes de Gulliver, nuestro desventurado protagonista es abandonado en una isla, la cual está habitada por los Houyhnhnms, una raza de caballos inteligentes cuya armónica sociedad sirve de pretexto para que el autor Jonathan Swift exponga algunas de sus ideas utópicas. En fin, para no quemarles este gran libro (que deberían leer, ¿eh?) sólo quiero contarles una cosa. Gulliver nos informa que los Houyhnhnms desconocenel concepto de "opinión", y que en cambio sólo tienen lo que se sabe, lo que no se sabe y lo que se puede inferir mediante la recta razón.

¡Oh, quién fuera tan racional y sensato como esos nobles equinos! Bien, creo que los humanos no podemos dejar de tener opiniones, pues hay muchas cosas que no sabemos, o que sabemos a medias, y tenemos que completar esos datos con las ideas que nos parecen las más probables o acertadas. Sin embargo, a menudo cometemos el error de confundir opiniones con certezas. Muy seguido basamos nuestras opiniones en nuestros deseos, temores, simpatías, antipatías, creencias, ideología y demás. Eso es muy natural, pues padecemos de algo llamado "sesgo de confirmación", que nos hace aferrarnos a la información que favorece nuestras creencias, e ignorar aquélla que las contradice. Pero las cosas pueden ponerse un poco catastróficas si partimos sólo de nuestras opiniones y nos aferramos a ellas como si fueran verdades absolutas, cuando en realidad no sabemos lo que pasa.

Va un ejemplo sencillo. Michael Jackson (o Gloria Trevi, para el caso es lo mismo) es acusado de abuso sexual de menores. Todo el mundo tuvo una opinión al respecto. ¿Y en qué se basaban esas opiniones? Muy sencillo: en lo mucho que nos gustara, disgustara o fuera indiferente la música de Michael Jackson (o Gloria Trevi). Si uno era fan acérrimo de Michael Jackson (o de Gloria Trevi), estaría absolutamente seguro de su inocencia. Y claro, la forma en la que los medios manejaron la noticia tuvo mucho que ver para influir en quienes no eran fans (en el caso de Gloria Trevi, los medios explotaron de una manera vergonzosa y mórbida su caída, manipularon la opinión pública hacia su condena y luego vendieron su redención como si nada, puaj).




Pero si somos sólo decentemente racionales no podemos menos que admitir que, aunque bien podemos tener nuestras opiniones y expresar "lo que nos late", en realidad no sabemos si Michael Jackson (o Gloria Trevi) es inocente o culpable, y que ciertamente "es que amo su música, goe, soy su fans desde la infancia!!!" no es un argumento que pueda inclinar la balanza. La culpabilidad o inocencia de Michael Jackson cae en el terreno de lo que NO SABEMOS, y un mínimo de honestidad intelectual exige que lo admitamos.

Bien, eso de formular una opinión y luego convencerse de que es una certeza es un fenómeno bastante común en las redes sociales, y en temas más trascendentes que Michael Jackson, en particular sobre política, que siempre enciende los ánimos y provoca las reacciones más viscerales y volátiles, en especial en nuestro querido país de simios fanáticos.

Veamos un ejemplo que se ha vuelto señero por lo absurdo del asunto: el de los perros del Cerro de la Estrella. A principios de 2013 se difundió la noticia de que habían sido encontrados los cadáveres de algunas personas que aparentemente habían sido atacada por perros ferales en el Cerro de la Estrella, Delegación Iztapalapa, Ciudad de México. Las autoridades capitalinas pasaron a capturar perros callejeros para hacerles pruebas y determinar si habían consumido la carne de las víctimas.

Pero, ¡oh catástrofe! En cuanto llegó a las redes sociales se convirtió en un escándalo. Muchas personas estaban indignadísimas por el trato que recibían los "perros políticos" y clamaban por su liberación, como si fueran víctimas de algún abuso. Gente de todo el país estaba segura de que los perros eran inocentes, y de que todo era parte de un complot del gobierno para inculparlos.



¿Por qué creo que éste fue un caso de mucha opinión y poca información? Porque, si somos sinceros, hemos de admitir que NO PODÍAMOS SABER si realmente fueron perros los que ocasionaron las muertes de esas personas. Claro, hay algunos datos que nos generan dudas razonables, como que los familiares de las víctimas no creían la versión de los perros (aunque eso es,¡ay!, sólo una opinión más), que los vecinos del lugar nunca antes hubiesen sabido de ataques de perros en las cercanías, o que las víctimas aparentemente no tenían nada que hacer por ahí.

Pero también había algunos datos que fortalecían la hipótesis de que había habido un ataque de perros, porque las heridas de las víctimas correspondían con lo que se sabe que es el comportamiento de perros ferales. Teniendo estos datos en consideración, lo correcto sería admitir NO LO SÉ, pero a muchas personas eso no les es nada fácil.

Mucha gente de Internet estaba segurísima de que los perros eran inocentes. ¿Por qué? No es broma, los argumentos en defensa de los perros eran del tipo "¡Míralos, es obvio que son inocentes!" (ya saben, tipo abogado de la tele "miren a mi cliente, vean su carita de inocencia") o "los perros son buenos por naturaleza, no son depredadores" (mentira: son carnívoros cazadores que descienden de los lobos y sin cuidado humano regresan a sus instintos salvajes).

La esquizofrenia por los perros alcanzó niveles ridículos. Sin tener en cuenta que las autoridades sólo capturaban a los perros para hacerles análisis y que, de resultar "inocentes", serían llevados a albergues, la gente voluble en las redes acusaba al gobierno capitalino de querer perjudicar a los perros por motivos oscuros, para proteger a los verdaderos perpretadores o para hacer un abrigo de pieles, qué sé yo.


Miguel Ángel Mancera, según la visión del #YoSoyCan26


El término "perros políticos" fue el colmo de la ridiculez y hasta una afrenta contra los verdaderos presos políticos. Un preso político es un individuo que, sin haber violado ninguna ley ni cometido delito alguno, es apresado por cuestiones políticas. Incluso en el caso de que los perros no fueran los verdaderos asesinos, detrás de su captura sólo habría incompetencia, no motivos políticos. Además, de todos modos es labor de las autoridades capturar a los perros callejeros y llevarlos a albergues, justo como lo estaban haciendo. ¿Qué esperaban los que exigían su liberación? ¿Que los soltaran en las calles donde estarían en peligro constante y con el riesgo de propagar enfermedades?

Pero independientemente de esto, está claro que en este asunto hay dos opciones: o los perros mataron a las personas, o no lo hicieron ellos (ésta incluye cualquier otra hipótesis que a usted se le ocurra). Así que los que defendían la inocencia de los canes (¿por qué a los hípsters les ha dado por llamarlos "peludos"?) bien podían estar en lo cierto. Pero ése no es el punto, el punto es que defendían su postura como si fuera una certeza absoluta con base en argumentos insuficientes, o de plano por completo errados, verbi gratia:

Amo a los perros.
Odio al gobierno.
Luego, los perros son inocentes y el gobierno trama algo.

Y no, no estoy afirmando que los chuchos fueran inocentes o culpables del crimen que se les imputaba, estoy diciendo que NO LO SÉ, PERO USTEDES TAMPOCO. Y no lo sé por la misma razón que ustedes no lo saben: porque no existen elementos suficientes para tomar una decisión.

Veamos otro ejemplo, la pelea de box en la que un tal Márquez derrotó a un tal Pacquiao. A mí los deportes me vienen valiendo madres, así que no sabía nada del tema hasta que se volvió un escándalo en las redes porque el pugilista victorioso manifestó su preferencia por el PRI y por Peña Nieto.

¡Santa Macarena! En seguida, la gente que odia a Peña Nieto empezó a hablar de complós, de que la pelea estaba comprada por el PRI para manipular a la opinión pública, etcétera, etcétera. ¿Y que argumentos había para sostener esta opinión? Pos estos:

El PRI es corrupto.
Este atleta ganó una pelea y le va al PRI.
Por lo tanto, la pelea estaba arreglada.



¡Joder! ¡Como si fuera tan difícil imaginar que una persona puede al mismo tiempo ganar una pelea de box e irle al PRI! Sobre todo teniendo en cuenta que la gente ignorante tiende a votar por el PRI y que los atletas profesionales nunca se han caracterizado por su acervo cultural (en especial alguien que se dedica a recibir golpes en la cabeza).

¡Pero noooo! Si el Márquez es priista de seguro la pelea estaba comprada. Y no es que dijeran "me late que" o "se me hace que", como sería honesto decir para alguien que estuviera expresando una simple opinión: lo sostenían como si fuera una certeza, como si estuvieran segurísimos del fraude, como si hubieran visto con sus propios ojos a Peña darle una bolsa de dinero a Márquez, a Pacquiao, al réferi y a quién chingados fuera necesario, porque yo no entiendo ese mundillo del box. Vaya, que hasta leí en las redes argumentos tipo "Pues yo no sé de box, pero ese gancho al hígado se vio medio raro".

Y ojo: no estoy diciendo que la pelea estuviera o no arreglada. Estoy diciendo que NO LO SÉ Y USTEDES TAMPOCO, porque no disponemos de los elementos suficientes para inclinarse en favor de una opinión o la otra.

Vamos por otro caso, esta vez de mayor relevancia: el de Florence Cassez. Cuando fue liberada y devuelta a su país de origen salieron varios artículos sobre ella. De los artículos que no eran escritos por blogueros mentando madres con toda la fuerza de su hígado (como suele hacer su seguro servidor), sino análisis hechos por profesionales y expertos en cuestiones jurídicas y políticas (y éste es, a mi gusto, el mejor de todos), se infería lo mismo: no hay elementos suficientes para saber si mademoiselle Cassez era inocente o culpable, porque la estupidez, corrupción e incompetencia de las autoridades mexicanas habían creado un revoltijo jurídico de proporciones kafkianas.



Ah, pero en las redes sociales la gente ya se manifestaba en contra de la malvada extranjera que había venido a depredar a los mexicanos y ahora se salía con la suya. Al igual que los analistas, los opinionistas de Internet carecían de elementos suficientes para decir con certeza si la señora es inocente o culpable, pero eso les valió madres, pues convirtieron en certeza incuestionable lo que eran simples opiniones basadas en simpatías políticas (la izquierda mexicana y en particular el lopezobradorismo se adhirieron a la causa anti-Cassez) y hasta llegaron a expresarse en contra de toda la nación francesa, en un alarde de chauvinismo ridículo al estilo freedom fries gringas.

Visión mexicana de este asunto


Y para que vean que en todos lados se cuecen habas, los franceses tampoco tenían ni puta idea de si Cassez era inocente o culpable, pero bastaba con saber que una feme fatale guapa y francesa estaba en las garras de los mexicanos salvajes y bárbaros, y ello bastaba para que estuvieran seguros de su inocencia y Sarkozy pudiera venderles la historia de que había que rescatar a esta bella dama de la situación tipo Expreso de media noche en la que se encontraba. (Es curioso cómo en el primer mundo el chauvinismo y la xenofobia son cosa de las derechas, mientras que en Latinoamérica sucede justo lo contrario...)

Visión francesa de este asunto


De nuevo: no estoy diciendo que Cassez fuera inocente o culpable. Estoy diciendo que NO LO SÉ Y USTEDES TAMPOCO.

Un ejemplo más: el alcoholismo de Calderón. Cuando salió la noticia de que se rumoraba que el ahora expresidente era un teporochito, muchos se lo creyeron más allá de toda duda, incluso cuando lo único que había era un rumor. ¿Cuál fue el raciocinio?

Me caga Calderón.
Por lo tanto lo creo poseedor de todos los defectos del mundo.
Por lo tanto es alcohólico.

Nada más, ninguna otra razón para creer en el alcoholismo de Calderón, pero pregúntenle a cualquier chairo de Internet y le dirá que ésa es una verdad científica tan sólida como la gravedad (cuando en realidad hasta parecer ser que hasta el vatito que inició el rumor lo desmintió). Y ojo, que no estoy defendiendo a Calderón; creo que es un pelele, mocho, estrecho de criterios y que la cagó tan grande con su manejo de la guerra contra el narco que propició el regreso del PRI y nunca lo perdonaré por eso. Pero en cuanto a si es o no un alcohólico, NO LO SÉ Y USTEDES TAMPOCO.



¡Y cómo olvidar uno de los asuntos que generó más debates acalorados, el de los disturbios del 1 de diciembre, de los que traté ampliamente en esta entrada. En este caso, los que odian al Peje estaban segurísimos de que el Peje y sus seguidores habían sido los perpretadores de la destrucción, y los que odian a Peña estaban convencidísimos de que todo había sido un montaje orquestado por Peña. ¡Y cuidado que se te fuera a ocurrir decir algo como "hey, pero en realidad no podemos estar seguros", porque como los fanáticos están segurísimos de sus creencias y aborrecen que se les ponga en duda, y se te tiraban encima como mono rabioso o como argentino al que le hubieras dicho que no existe Maradona.

Desde luego, no existían entonces (ni ahora) elementos suficientes para decir con certeza qué diablos pasó ahí, pero los opinionistas de las redes convirtieron sus opiniones subjetivas, basadas en simpatías y antipatías políticas, en dogmas de fe imposibles de cuestionar. Y es que a fin de cuentas los peñabots y los pejezombis tienen las mismas estructuras mentales dogmáticas e intransigentes y casi en lo único en que de distinguen es en el ídolo al que han decidido adorar.



Este tipo de "debates" o polémicas se dan gracias a esa gente de Internet que se suma a cualquier "causa justa" que se ponga de moda, sin averiguar ni de qué se trata, pero con vehemencia y energía tales que parecería que están defendiendo a su propia madre, aunque, como he repetido cual perico, no tengan la información necesaria para pontificar con la seguridad con que lo hacen (y, debo decirlo con todas sus letras, son en la mayoría de los casos gente que se identifica con la izquierda, aunque panistas y priistas también hacen lo suyo).

Sucede en las redes sociales que este tipo de personas "¡causa justa, mataré por ella!" no leen ni comparten mucha información. Leen y comparten memes, caricaturas o fotitos con dos que tres párrafos (sin confirmar fuentes), pero rara vez comparten artículos informativos de fuentes fidedignas que puedan ilustrarnos al respecto. Lo que sucede es que un artículo por lo general invita a la reflexión y al debate, mientras que las fotitos de Internet sólo refuerzan cómodamente las opiniones previamente aceptadas como verdades.

Así, aparte de los casos en que no se puede comprobar qué opinión está en lo cierto, hay otros en los que sí se podría, si las personas se tomaran la molestia de averiguar y confirmar en fuentes serias y fidedignas, y no sólo repitieran acríticamente noticias y declaraciones porque éstas se ajustan a sus ideas preconcebidas.

¿Recuerdan esa foto en la que AMLO supuestamente se negaba a darle la mano a un vendedor ambulante, dejándolo como un snob que menosprecia al pueblo? Los derechistas se creyeron a pies juntillas que era verdad. ¿Por qué? Pos porque odio al Peje, por eso. No se enteraron (ni se quisieron enterar, porque habría ido en contra de su opinión formada a priori), de que esa foto era sólo la primera de una serie que terminaba con AMLO dándole un fraternal (y populista) abrazo al vendedor.



¿O qué tal aquella otra foto en la que unos agentes del FBI supuestamente habían decomisado  unas boletas electorales falsas que se utilizarían en el fraude que estaba a punto de perpetrar Peña Nieto? En la foto sólo veíamos a unas personas con chamarras del FBI cargando cajas, y un texto que la acompañaba explicaba lo que supuestamente era. Eso fue suficiente para muchas personas ¿por qué? Pues porque me caga Peña Nieto y lo creo capaz de cualquier mal, por eso. Pues resulta que esa foto era de un asunto que no tenía nada que ver con nada.



Y esto es importante de decir y quizá le duela y saque de onda a muchos. Así que agárrense para una revelación tipo "la tierra es redonda". ¿Listos? Lléguenle:

LA IZQUIERDA TAMBIÉN DESINFORMA

Yep, así como lo leyeron. Cierto que la izquierda mexicana carece de un cómodo contubernio con poderosas cadenas de TV que difundan noticias sesgadas, como el del que goza el PRI (y, durante 12 años, el PAN). Pero en cambio tiene a tipines maliciosos, de ésos que creen como Martín Lutero que una mentira dicha en nombre del Bien es justificable, elaborando noticias falsas, y un montón de personas dispuestas a compartirlas sin averiguar si es cierto, porque se ajustan de maravilla a sus opiniones sobre a quién se debe odiar y a quién se debe admirar (la derecha también hace esto, desde luego, pero la izquierda predomina en las redes sociales y por eso le funciona mejor).

Pasando a otros temas, decía yo que hasta en el primer mundo tienen sus bemoles y qué mejor que un caso internacional para ejemplificarlo: el de Amina, la activista tunecina que se desnudó como forma de protestar contra las rígidas normas sociales sexistas imperantes en el mundo árabe y que por ello se ganó el que un clérigo loco llamara a los "fieles verdaderos" a lapidarla. 



Bien, como es costumbre, muchos liberales en Occidente sólo leyeron algún encabezado, o el breve texto que acompañaba las imágenes de esta chica sin sostén, y asumieron muchas cosas erróneas, en particular que era el gobierno tunecino quien había condenado a Amina a ser lapidada. No sabían que Túnez es un país con un importante componente laicista, no un Estado islámico, y que por lo tanto esa interpretación de los hechos tenía que ser falsa. Lo que estaban pidiendo los activistas informados era que el gobierno tunecino asegurara a Amina de posibles ataques por parte de fundamentalistas. 

Pero en Occidente existe mucha ignorancia respecto a los países musulmanes (yo mismo no sabía nada de Túnez hasta que empecé a seguir las noticias de este país, pues fue allí donde se inició la Primavera Árabe), y se figuran que por el sólo hecho de serlo, son todos iguales al Afganistán de los talibanes y que tratan a sus mujeres como ganado, y así muchas personas sólo pensaron "hey, aquí hay una causa justa, lucharé por ella hasta que pase de moda", sin averiguar bien de lo que se trataba.



En fin, las moralejas de este larguísimo debraye son:

1.- No debemos tomar por cierto cualquier cosa que se presente como noticia sólo porque corresponde con nuestras opiniones previas.

2.- Antes de opinar debemos informarnos bien del asunto, no quedarnos con lo primero que escuchamos o leemos en las redes sociales.

3.- Si no existen elementos suficientes para hacer una opinión informada y razonada, lo mejor es admitir ignorancia.

Empecé esta entrada con un ejemplo de la alta literatura. Aquí les va otro:



En un capítulo de Seinfield, Elaine tiene una discusión bastante acalorada con un restaurantero porque ella está a favor del aborto y él se opone vehementemente a esta medida. Más tarde en ese mismo episodio, Elaine conoce a un chico guapo y empieza a salir con él. Cuando le comenta a Jerry que "ellos tienen tanto en común", nuestro héroe, con sus malicia habitual, le pregunta:

-¿Ah, sí? ¿Y cuál es su posición respecto al aborto?
-¿Qué?
-¿Que cuál es su posición respecto al aborto?
-Ah, bueno... Pues estoy segura de que él es pro-choice.
-¿Ah sí? ¿Cómo lo sabes?
-Pues... ¡Es que es tan guapo!

Piensen en eso, ¿sí?

13 comentarios:

Manzanita Grunge dijo...

Pues con lo de Amina y Túnez es más o menos así: casi todos los países árabes son laicos, incluyendo a los de mayoría musulmana; excepto el grupo de los saudíes. Pero bueno, el problema es que existe la sharia o ley musulmana y que no sólo es practicada por los fundamentalistas, sino por muchísimos musulmanes.
Cómo dices el gobierno no la condenó, pero su vida a partir del momento en que se manifestó con el pecho descubierto, jamás estará segura.
Por lo demás, es claro que muchas veces no tenemos la información necesaria para llegar a la verdad, aunque dudando es como se empieza a gestar todo.

Emilie dijo...

Debo decir que me encantó tu post, aunque admito que leí el 50% (hablando de ser honestos) ya que era muy largo. Igual el cierre está muy bueno y la conclusión perfectamente adecuada para estos tiempos que corren donde está lleno de opinólogos debido al exceso de "información". Saludos!!

prufrock jerusalem dijo...

Buen tema y buena ejecución, pero concuerdo con Emilie que te excediste. Se diluye un poco la fuerza del punto a ilustrar por algunos ejemplos redundantes. Considero la entrada ganaría omitiendo o reduciendo los párrafos dedicados a Marquez, Cassez (aunque este ejemplo es del humor más logrado), Calderón y el abrazo de AMLO al vendedor.

O como dice el lugar común "a veces menos es más".

AAntonioRG dijo...

Quiero pensar que Don Ego deliberadamente dejo algunas cosas sueltas para ver si ponemos atención al leer,por ejemplo: " teniendo en cuenta que la gente ignorante tiende a votar por el PRI" No se si existe algún estudio serio que demuestre que la gente ignorante tiende a votar por el PRI,los Estados del País con mayor retraso educativo son Guerrero,Oaxaca y Chiapas. Guerrero y Oaxaca no los gobierna el PRI,Chiapas desde hace unos meses es gobernado por el PRI pero los 2 sexenios pasados fue gobernado por una coalición de partidos de la que el PRI no formo parte. Supongo que Ego hizo esta afirmación como ejemplo de lo que es una opinión sin información.Recuerdo que lo de #Yosoycan26 empezó en Twitter como una parodia del movimiento #yosoy132 y en unas horas paso de ser algo divertido a ser algo vergonzoso.Saludos.

AAntonioRG dijo...

Perdón olvide comentar que quizá la simpatía del Boxeador Marquez para con el PRI es mas ambición que ignorancia. http://deportes.univision.com/boxeo/article/2012-02-09/juan-manuel-marquez-se-presentara

Maik Civeira dijo...

"El voto por el izquierdista, según este estudio, registró una correlación positiva con el nivel educativo de los votantes: a más educación, mayor porcentaje de sufragios recibidos por el abanderado de la alianza Movimiento Progresista.

AMLO obtuvo una ventaja de 10 puntos sobre Peña Nieto entre los electores con educación superior, sólo 4 puntos entre los que cuentan con educación media, y una desventaja de 22 puntos entre los que sólo terminaron la educación básica."

http://www.adnpolitico.com/encuestas/2012/07/02/quien-voto-por-pena-nieto-quien-por-lopez-obrador

Maik Civeira dijo...

@Manzanita: Yep, es lo que yo decía.

@Emilie y prufrock: Gracias por sus comentarios. Pues sí, tienen razón, como decía Lope de Vega, si mal no recuerdo "Lo bueno, si breve, dos veces bueno", pero resulta que a veces traigo muchas cosas en la mollera y si no las saco se me quedan dando vueltas y no me dejan en paz. :P Tiendo a ser luengo en mis escritos, ni pez...

¡Gracias a todos por sus comentarios!

AAntonioRG dijo...

Los resultados de UNA encuesta de salida son fáciles de manipular y muy difíciles de corroborar,los resultados de las mediciones nacionales e internacionales de los niveles educativos son difíciles de manipular y fáciles de corroborar especialmente para los profesionales de la educación.Revisando a ojo de pájaro los resultados electorales y comparándolos con los niveles educativos es fácil darnos cuenta que la población mas ignorante en México no vota por el PRI al menos en los últimos 12 años;por el contrario los partidos de Izquierda son los mas favorecidos en los estados mas atrasados en cuanto a nivel educativo se refiere.Este no es el tema del post pero fue derivado casi por fuerza.

Alexander Strauffon dijo...

Y a veces quienes se tienen a sí mismos por intelectuales, o por defensores de una causa justa (las feministas iracundas, por ejemplo) dan por sentado que el otro está equivocado, ya que lo que ellos defienden o lo que les gusta es universalmente aceptado, mejor, y por tanto, descalifica aquello que no está dentro de ello. (Ej, "yo soy feminista bien cabrona, asi que todo libro, musica, broma, forma de hablar, etc. tuya que no sea como la mía, es SEXISTA y MACHISTA, por lo tanto. Así me paso con una chica de blogger con quien hasta hace poco hablaba.)

Me encantó el comentario que te dejaron aquí, que vino a ilustrar perfectamente el motivo de tu post. Dice mas o menos así: "admito que leí el 50% de tu post, ya que era muy largo". Y aún con eso, no se detuvo en dejar aquí su opinión sin haber examinado el material expuesto en su totalidad.

barimonos dijo...

Los partidos políticos en campaña crean discursos y publicidad que apela a las emociones de las personas, no a su intelecto.

Esa realidad por sí misma nos otorga una duda razonable de que el apoyo a un partido (y su voto, consecuentemente) sea una decisión basada en la preparación académica de cada individuo.

Sin embargo la campaña del PRI, estuvo salpicada con strippers, edecanes, tarjetitas de regalo, tortas y una primera dama de telenovela. Esos no son recursos que un votante interesado en el progreso del país valore en una campaña política. Pero eso no se puede demostrar con números, y por lo tanto para muchos podría carecer de valor.

Anónimo dijo...

Me hubiera gustado ver mas ejemplos de aquellos en los que la izquierda desinforma. El caso de la tunecina no aplica porque se trata de un hecho internacional. Respecto a este mismo punto de la izquierda desinformante y ya que tocaste el tema del alcoholismo de Calderón, hubieras mencionado a la gurú de los izquierdosos, Carmen Aristegui, que basandose en este rumor casi le cuesta la chamba.

Respecto a que mencionas que la xenofobia en el primer mundo es de derechas y en el tercero es de izquierdas, El texto de Enrique Krauze en letras libres "Racismos convergentes" ejemplifica un punto similar, donde menciona que el antisionismo en latinoamerica que tradicionalmente había sido de derechas, ahora lo han tomado como bandera los grupos de izquierda basandose en el analisis simploncito:

1-Los israelitas son judios
2-Israel ataca a los pobres palestinos (Hipsters izquierdosos de café coyoacanesco en FB y Twitter buscando "causas justas" en 3...2...1....)
3-Estados Unidos apoya a Israel
4-El PAN y el PRI apoyan a Estados Unidos
5-Me cagan el PAN y el PRI
6-Me cagan los judíos.

Matías Ezequiel Lima dijo...

Primera vez que visito el blog y concuerdo con la mayoría de las cosas, una lastima que el común de la gente simplemente opine sin ningún fundamento, solamente porque opinar es gratis.
Y esto es un problema global (en su mayor parte latino), soy argentino y todos los ejemplos referidos a política encajan perfectamente.

Un saludo, no soy de visitar muchos blogs pero por acá me voy a pasar seguido.

Matías Ezequiel Lima dijo...

Primera vez que visito el blog y concuerdo con la mayoría de las cosas, una lastima que el común de la gente simplemente opine sin ningún fundamento, solamente porque opinar es gratis.
Y esto es un problema global (en su mayor parte latino), soy argentino y todos los ejemplos referidos a política encajan perfectamente.

Un saludo, no soy de visitar muchos blogs pero por acá me voy a pasar seguido.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails