jueves, 16 de mayo de 2013

Ideología y política en Star Wars, Parte III: El Imperio




Mis jóvenes padawans, ya me tardé mucho con esta tercera (y, me temo, no será la última) entrega de esta serie. Ahora trataremos de un tema muy importante para la comprensión del universo Star Wars. La Trilogía Original tiene mucho menos contenido político que las precuelas. Son incluso bastante más ingenuas, en el sentido de que está clarísimo quiénes son los buenos y quiénes son los malos. En las precuelas (Universo Expandido incluido), tenemos la gradual transición de una democracia hacia una tiranía; en cambio, en las originales tenemos un enfrentamiento directo entre buenos y malos que tratan de vencerse mutuamente mediante el uso de la fuerza militar.

Al iniciar el Episodio IV han pasado 19 años desde el establecimiento del Imperio, y no sabemos mucho de él, excepto que es cruel y despiadado para perseguir a sus enemigos y algunos detalles sobre su estructura que mencionan los personajes en conversaciones. El resto del tiempo sólo vemos el enfrentamiento entre Imperio y Alianza Rebelde.

Pero eso no significa que la Trilogía Original carezca de contenido de político. De hecho, en el Episodio IV hay un par de conversaciones importantes para nuestro estudio. Por supuesto, también se puede inferir mucho sobre lo que no se dice directamente. Así que vámonos directo con el análisis.

EL IMPERIO GALÁCTICO
Una tiranía fascista



La caída de la República significó el ascenso del Imperio. ¿En qué se diferenciaba éste de la República? Bien, en principio, el Imperio tenía poder absoluto, pues había eliminado a todos sus competidores. El Ejército y la Flota imperiales eran las fuerzas militares más poderosas de la Galaxia. Además, el Senado Imperial carecía de poder real. El Emperador gobernaba por decreto, sin oposición y sin rendir cuentas a nadie. Bajo el Imperio, la economía quedó bajo control directo del Estado, que también controlaba las comunicaciones y los transportes. Las artes estaban sometidas a la censura. El poder había quedado casi absolutamente centralizado.

Que el Imperio está inspirado directamente en los regímenes fascistas es algo bastante obvio. Se nota incluso en el atuendo y la actitud de los oficiales imperiales, que recuerdan de inmediato a los nazis, los vilanos por excelencia del siglo XX (pero si algo hay que reconocerle a los fascistas es que tienen un sentido fabuloso de la moda...). Pero es la militarización del Imperio su principal característica fascistoide. En efecto, en la Trilogía Original, del Imperio sólo conocemos a su clase militar. Ya en Episodio III Palpatine comenzaba a designar gobernadores militares para cada sistema estelar, y Padmé protestaba por esta acción que claramente iba en pos de disminuir el poder de los representantes electos democráticamente.


En Episodio IV se menciona que por fin el Emperador se había decidido a disolver el Senado. Uno de los oficiales exclama con preocupación: "¡¿Cómo controlará el Emperador a la burocracia!?", lo que nos deja ver que ésa era prácticamente la única función del Senado. Grand Moff Tarkin, uno de los más altos oficiales del Imperio (y uno de los villanos más interesantes de Star Wars) explica que ahora "Los gobernadores militares tendrán control directo de sus sistemas". Por fin, el poder estaba totalmente en la clase militar, que dependía directamente del Emperador.

Aún sin poder estar en todas partes al mismo tiempo, las fuerzas armadas mantenían el orden con demostraciones de poder cuyo objetivo es sembrar miedo y evitar la disidencia. La Estrella de la Muerte, con la capacidad para destruir un planeta entero en cuestión de segundos, era la máxima expresión de esta política de terror. Una vez que la Estrella de la Muerte estuvo lista, el Senado era innecesario. Tarkin explica "El miedo mantendrá a los sistemas a raya. El miedo a esta estación espacial".



El paralelismo de la Alemania Nazi con el Imperio queda más claro todavía si vemos su composición racial. La República era claramente plural y diversa. La Confederación era básicamente alienígena. La Alianza Rebelde, en Episodio IV, aparece humana y masculina (y aún así, una de sus principales líderes es una mujer: Leia), pero en Episodio VI (quizá porque ya había más presupuesto) se muestra que también está compuesta por razas no humanas y mujeres (otra de sus principales líderes es Mon Mothma), y esto se confirma en el Universo Expandido; es decir, la Rebelión es también plural y diversa.

El Imperio, en cambio, es fundamentalmente humano, masculino y caucásico (si no contamos a los clones, que son mandalorianos de piel morena). Es más, en el Universo Expandido y las Enciclopedias de Star Wars se dice explícitamente que la política de Palpatine era claramente pro-humana en detrimento de las otras razas (uso "raza" en el sentido que se le da al interno de este universo ficticio, no en algún sentido antropológico actual) y que incluso difundía la versión de que los humanos habían surgido en el planeta capital Coruscant y de ahí se habían dispersado por toda la Galaxia, como una forma de justificar la hegemonía humana en el nuevo orden imperial. Caray, ya sólo faltan campos de exterminio para que el paralelismo con la Alemania Nazi sea completo.

(El casco de Darth Vader puede recordar a un casco nazi, pero en realidad está basado en un yelmo de samurái.)



El orden, la paz y la seguridad eran las justificaciones del Imperio. Ya lo decía el mismo Palpatine, mientras era aclamado al ascender como Emperador: "Para mantener protegida a esta sociedad". Ese orden, por supuesto, viene a costa de la libertad, y bajo la condición de someterse a un poder arbitrario y despótico. El Imperio implica renunciar a la libertad a cambio de la seguridad, pero esa seguridad es discrecional por parte del poder, que en cualquier momento puede cometer cualquier clase de abusos que beneficien a los que forman parte de su estructura. A cambio de la paz, un súbdito de la tiranía debe no solamente renunciar a la libertad, sino aceptar la posibilidad de que los que ostentan el poder lo ejerzan en su contra por las razones que sean, o incluso sin ellas.



No obstante, el Imperio no solamente está formado por militares ambiciosos que busca poder y privilegios. Muchos son los que están convencidos de que el Imperio, sus ideales y su forma de gobernar son las correctas. La obsesión por el orden está en la base de dicha convicción, como se ve en algunas obras del Universo Expandido: para los fieles, el Imperio representa ese orden que surgió de entre las cenizas de la Guerra de los Clones y que salvó a la Galaxia del caos que era la República. La Rebelión es vista como una fuerza anárquica que sólo va a lograr destruir ese orden a duras fuerzas conquistado. Ese tipo de lógica (imponer el orden, salvar del caos), es típica del discurso de quienes justifican los despotismos y sus acciones de represión brutal contra toda forma de disidencia.



Anakin Skywalker, quien como Darth Vader se convertiría en uno de los hombres más poderosos del Imperio (sólo el Emperador estaba por encima de él, y parece que sólo Tarkin estaba a su nivel), ya había expresado sus opiniones políticas en Episodio II, cuando le dice a Padmé que lo que hace falta es un hombre sabio y fuerte que obligue a los políticos a hacer lo correcto. La diversidad lleva al conflicto, la homogeneidad es la clave para la paz. El compromiso de Vader con el orden y la paz incluso parece ir más allá de su lealtad con el Emperador, como se ve cuando le propone a Luke unirse a él para terminar con "este absurdo conflicto" y "restaurar la paz en la Galaxia" (en Episodio V).

Los componentes del Imperio son homogéneos y anónimos. De los guerrilleros rebeldes vemos siempre sus rostros, incluso cuando están pilotando, y en varias ocasiones escuchamos sus nombres. Las tropas imperiales están formadas principalmente por clones, e incluso de los Stormtroopers que no lo eran, nunca vemos sus caras. Ni siquiera se permiten tener nombres propios: se refieren a ellos como números. El Imperio les ha arrebatado su individualidad, y los reduce a su capacidad de combate y de cumplir órdenes. El ejemplo más monstruoso de esto es cuando los clones aplican la Orden 66, asesinando sin pensarlo a los Jedi junto a los que habían combatido. "Las órdenes no se cuestionan" le dice uno de los clones a un niño que presencia la ejecución de los Jedi en uno de los cómics de Clone Wars.



El mismo Lucas mencionó que a propósito quería mostrar que el Imperio funcionaba como una gran maquinaria, fría e inhumana, en contraste con la Rebelión e incluso con R2-D2 y C-3PO, que siendo máquinas son mucho más humanos. Esto me recuerda directamente a aquel discurso de Chaplin en El Gran Dictador, cuando habla de "Los hombres mecánicos, con mentes mecánicas y corazones mecánicos". Chaplin habla de la Alemania Nazi, pero se aplica, y no es casualidad, al Imperio Galáctico.

La Federación de Comercio, por cierto, tenía características similares, sólo que en su caso, sus tropas eran literalmente máquinas, como si Lucas quisiera decirnos que esa mecanización inhumana son rasgos presentes tanto en la dictadura como en el mundo de las corporaciones (yo, por lo menos, lo creo). Ya que mencionamos a la Federación, muchos fans se quejaron desde el principio que el villano de Episodio I haya sido ésta, que no es nada comparada con el Imperio. Ciertamente así es, pero la razón es precisamente que si bien Monsanto puede parecer un villanazo en nuestros días, no es nada comparado con la Wehrmacht.ç


Pero si para los ideólogos del Imperio esa paz y ese orden son el bien supremo, por encima de la libertad individual y el respeto a lo que nosotros llamaríamos "derechos humanos", y algunas obras del Universo Expandido proporcionan un interesante punto de vista, desde la "perspectiva imperial", está más allá de toda duda que las fuerzas del Imperio son, literalmente, los malos película. Sin importar si desde el punto de vista de los fieles al Imperio ellos están luchando por el bien supremo, en los Episodios canónicos y en el Universo Expandido se deja clarísimo que el Imperio, sus acciones y su mismo sistema de valores son esencialmente malignos.

Lucas nos lo deja bien claro: ese trueque de la libertad a cambio del orden, esa mecanización y pérdida de la individualidad, ese despotismo que usa del poder sin restricciones, ese desdén hacia la vida de los demás, esa búsqueda egoísta del poder son contra lo que debemos luchar. Y si la tiranía se construyó poco a poco y mediante cambios graduales, está claro que sólo puede derribarse de forma violenta. Para destruir al Imperio, hace falta una Alianza Rebelde.


8 comentarios:

Gary Rivera dijo...

pues si, hay mas cosas politicas para analizar en los tres primeros episodios, sin embargo tu analisis me gusta! ya quiero leer la 4ta parte!

Alvaro Murga dijo...

Me asustaste muchacho. Lo primero que leí al principio fue "Y esta será la última". Por un momento creí que lo dejabas hasta aquí. Me habrías decepcionado mucho.
En efecto coincidimos aqui con el rol y deshumanización de las fuerzas armadas, que ya discutimos antes.
Y en efecto, el orden perfecto tiene un costo demasiado alto para el individuo. Y quienes están dispuestos a pagarlo, lo hacen a sabiendas que otros pagaran ese precio. Y tal actitud antihumana no tiene ninguna justificación.

Anónimo dijo...

Haz leido Fundacion de Isaac Asimov, lei que Star Wars se basa en este libro (aun no lo he leido), ¿Que sbes tu acerca de esto?

Maik Civeira dijo...

Hey, gracias por los comentarios. Sí, leí la serie de FUNDACIÓN. Es muy, muy buena y te recomiendo leerla. Tiene algunas similitudes con el mundo de Star Wars (hay un Imperio, viajes por el hiperespacio...), pero son circunstanciales., temas típicos de la sci-fi. Star Wars no se basó en Fundación, ni siquiera se parecen las historias.

Master of Doom dijo...

Excelente post camarada. Solo que hay un gazapo en la siguiente frase "En las precuelas (Universo Expandido incluido), tenemos la gradual transición de una democracia hacia una tiranía; en cambio, en las precuelas tenemos un enfrentamiento directo entre buenos y malos que tratan de vencerse mutuamente mediante el uso de la fuerza militar." Supongo que en realidad debe ir escrito despues del punto y coma " en cambio, en las secuelas tenemos un .."
Saludos camarada

Moisés dijo...

"Ni siquiera se permiten tener nombres propios: se refieren a ellos como números."



"Otra impresión errónea bastante común es que los números despersonalizan o que, de un modo u otro, disminuyen la individualidad. Naturalmente, hay algo de legítimo en esa preocupación por lo que pueda implicar la reducción de fenómenos complejos a simples escalas numéricas o a la estadística. Ni los términos matemáticos vistosos, ni las grandes cantidades de correlaciones estadísticas, ni los largos listados de ordenador bastan por sí solos para entender una situación, a pesar de lo que pretendan los sociólogos. Reducir la complejidad de la inteligencia o la economía a una escala numérica, ya sea ésta el CI o el PNB, es una miopía, en el mejor de los casos, y muchas veces, simplemente ridículo.
Una vez aclarado esto, la objeción a que, en determinadas situaciones (seguridad social, tarjetas de crédito, etc.), le identifiquen a uno con un simple número parece una tontería. En tales contextos un número refuerza la individualidad; no hay dos personas con el mismo número en la tarjeta de crédito, por ejemplo, mientras que muchas tienen nombres iguales, rasgos de personalidad parecidos o perfiles socioeconómicos semejantes. (Yo mismo uso mi segundo nombre John Allen Paulos para que la gente no me confunda con el Papa.)"

John Allen Paulos,
El hombre anumérico.

Maik Civeira dijo...

Moi: Hombre, sí, pero una cosa es tener una clave numérica de identificación para propósitos administrativos, y otra es que los troopers no tengan más que un número de serie, como si dedroides se tratara. Por eso ellos mismos se ponían nombres, muchas veces como juegos de palabras relacionados con sus números de serie, pues hasta ellos anhelaban una individualidad.

Anónimo dijo...

Ha estado bien el post pero a mi el despliegue militar que tiene el imperio galactico me gusta y la verdad es que despues de lo devastada que quedó la galaxia despues de la carnicería que hizo la Confederacion de sistemas independientes los planetas buscaban seguridad y palpatine se lo prometio y los senadores la gran mayoria estuvieron de acuerdo,todos le dieron su apoyo por decirlo asi.En cuanto a que esclavizaban a los alienigenas esta justificado por que como bien has dicho la confederacion eran alienigenas que querian manejar la galaxia y es su forma de castigo.Pero no hay que comparar con alemania nazi ni nada de eso por que es ficcion.Si has leido el universo expandido en lo que sucede despues nunca desaparece,sino que se forma el rematente imperial y firma un tratado de paz con la nueva republica(anterior alianza rebelde),si quieres que te explique mas cosas dimelo y valoro el esfuerzo que has hecho en el post,esta muy bien

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails