martes, 11 de junio de 2013

Naturaleza y maldad humana





Los animales no viven "en armonía con la naturaleza". Depredan y se reproducen cuanto pueden, inconscientes del impacto que su existencia pueda tener en el medio ambiente. La razón por la cual los animales no se convierten en plagas y destruyen sus propios ecosistemas es que éstos han evolucionado a la par de aquéllos y por lo tanto tienen diversas formas de mantener sus números dentro de cierto equilibrio.

El problema con los seres humanos es que, gracias a sus capacidades cognitivas, han superado todos los mecanismos por medio de los cuales la naturaleza mantenía sus números equilibrados: no tiene prácticamente depredadores, ha descubierto la cura a muchas de sus enfermedades y ha ingeniado formas de producir alimentos para una población siempre creciente. Lógicamente, su huella sobre el mundo ya se empieza a sentir.

Eso mismo sucede cuando especies invasivas son introducidas en ambientes extraños en los que no tienen depredadores ni competidores: se convierten en plaga. Eso sucedió con los conejos en Australia, o las serpientes en la isla de Guam; se reprodujeron incontrolablemente y causaron estragos en el ecosistema. En ningún momento los conejos en Australia se detuvieron a pensar "caray, quizá no deberíamos multiplicarnos ni comer tanto, porque dañaremos a la Madre Naturaleza". Sólo siguen su instinto de reproducirse y depredar.

No es que el ser humano sea más malvado que otros animales. No es el único animal que hace guerras (primates, suricatos), o que explota y esclaviza a otros (algunas especies de hormigas), ni el único con un concepto de propiedad (los chimpancés poseen objetos; muchos animales son ferozmente territoriales), o que practica infanticidio (leones, primates), ni el único que mata por placer (delfines). Pero sí es el único animal que se plantea si hacer todo eso está bien. 

De hecho, es el único que adquiere consciencia de su lugar en la naturaleza y le da un valor moral a su conservación. Es el único animal que se dice "Caray, deberíamos reducir nuestra tasa de natalidad", "Chispas, deberíamos usar menos recursos" o "Cáspita, deberíamos tratar humanamente a los otros animales". Es el único animal que se siente culpable por sus acciones, el único que predica un odio hacia sí mismo...

Algunos, por lo menos. Muchos otros siguen obedeciendo su instinto de reproducirse y depredar, inconscientes de su impacto en el mundo que los rodea, igualito que los conejos de Australia. Nuestro problema no es que seamos muy humanos; nuestro problema es que seguimos siendo muy animales.

7 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

Corto pero atinado. Y pos sí, debemos estar más conscientes de nuestra existencia y cómo eso afecta a las demás especies.

Gary Rivera dijo...

Me ha gustado mucho!!
Somos unos depredadores! y lo peor de todo es que no nos damos cuenta que estamos acabando con nosotros mismos.

Mau dijo...

Wow estabuenisimo este tema ego, ¿sabes de literatura que hable mas al respecto.? Proncipalmente me interesa el aspecto filosofico del tema, ya que si bien es verdad que el hombre es un factor de enorme cqmbio en el ambiente en que vive, tambien pues hay que ver que el himbre y su inteligencia (hasta donde sabemos) es precisamente resultado de la evolucion, y por lo tanto es parte de la naturaleza, (la cual por cierto no guarda ese equilibrio del que hablas, es decir a corto poazo si, pero en el largo plazo es mas bien una cosa dinamica que no para de modificarse y cambiar hasta q el mundo se acabe o se vuelva inhabitable) entonces lo que el hombre produce y modifica en el medio ambiente es tambien una cosa natural yo creo, y es ahi donde entra mi pregunta existencial de borrachera, debe el hombre continuar su paso hacia la perfeccion en la ciancia y la tecnologia? Entre mas avanza mas trasgrede y mofifica la "naturaleza" a su alrededor pero no puede regresar voluntariamente a un estado donde no lo haga, porque simplemente eso seria ponerse en. Riesgo como especie, y a nivel individual es una decision que nadie tomaria, me refiero a el no uso de tecnologia y volver a vivir en cavernas y cazar sin armas y vivir de recolectar, o sea seria un suicidio pues, y aun asi modificariamos aunque mucho menos nustro medio ambiente, o debemos seguir adelante y chinguesumadre lo que se nos ponga enfrente ( como sociedad) hasta llegar a un punto de control tan preciso que logremos vivir una onda de nirvana y mantener el ambiente sin cambios? Chale esta muy mal redactada mi pregunta sorry pero esqueneste tema se me hace apasionante y lleno de sntimientos encontrados y contraintuitivos, me encantaria leer a alguien inteligente que haya puesto ceso en esto. Porque uno como quiera pero las creaturas. Jaja

Alvaro Murga dijo...

Muy buen analisis Ego. Algo en lo que concuerdo. La naturaleza no es esa hada benefica que muchos tratan de vender como una nenefactora tolerante y benevola. La verdadera naturaleza es amoral e inmisericorde. Los niños con sindrome de down, con miembros amputados, con problemas de tolerancia a la lactosa no tendrian ni una oportunidad (ni la tuvieron, en nuestros antepasados digo) en ambientes más salvajes. El hombre sigue sometido a su dominio pero tienen conciencia de su rol en el mundo. Y eso es parte de su esquizofrenia. Seguimos siendo animales, pero los más efectivos a la hora de adaptarnos a nuevos entornos y a pesar de lo más que parecieran ir las cosas, creo que seremos capaces de alcanzar nuevos niveles y nuestros descendientes post-humanos (porque tal como la evolución lo dicta, todas las especies terminan por desaparecer) floreceran en nuevos habitats más alla del planeta llamado Tierra.

Mau dijo...

A lo mejor no quedo muy clara mi pregunta, o sera que no te interesó responderla?... bueno va de nuez:
sobre el tema del papel del hombre en el mundo y su huella en éste, habrá supongo literatura de gente inteligente debrayando al respecto, me podrias recomendar algo para estar mas informado y o conciente de ideologias y posturas? Gracias! Neta q me interesa un buen!

Maik Civeira dijo...

@Mau: Hey, disculpa, no había visto tu pregunta. Caray, no te podría señalar UNA obra en particular que aborde este tema,mporque más bien fui haciéndome mis ideas a partir de una multitud de lecturas. "El mono desnudo" es un buen lugar para empezar, teniendo en cuenta que muchos de sus postulados están superados, "Darwin's Dangerous Idea" trata sobre las implicaciones filosóficas de la evolución, quizá se acerca más a lo que tú buscas. Massimo Pigliucci es filósofo de la ciencia, y empezó como biólogo evolucionista; tiene un blog muy bueno llamado Rationally Speaking. En lo personal, pienso que vivimos en una época en la que se pondrá a prueba nuestra inteligencia: estamos detruyendo al mundo por codicia y egoísmo, si logramos dominar estos impulsos, nuestra ciencia y tecnología pueden encontrar la solución (no se trataría de abandonarlas) y si sobrevivimos a esta prueba, incluso nos servirían para importar la vida a planetas deshabitados.

Francisco Jose Peredo Noguez dijo...

Nuestro problema es que esto no es verdad "El problema con los seres humanos es que, gracias a sus capacidades cognitivas, han superado todos los mecanismos por medio de los cuales la naturaleza mantenía sus números equilibrados: no tiene prácticamente depredadores, ha descubierto la cura a muchas de sus enfermedades y ha ingeniado formas de producir alimentos para una población siempre creciente."

Y lo vamos a aprender por las malas http://en.m.wikipedia.org/wiki/The_Limits_to_Growth

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails