jueves, 17 de octubre de 2013

Somos Leyenda



Conduces por las calles desiertas de la ciudad después de otra jornada de cumplir tu funesta misión. El sol se oculta detrás de ti; debes volver a casa antes de la oscuridad. Te metes a tu refugio, revisas que todas las ventanas estén tapiadas y te preparas para el asalto. Debes sobrevivir, protegerte y ocultarte de las cosas que merodean durante la noche. Después de todo, eres el último hombre en la tierra. Al día siguiente, reanudas tu trabajo: recorrer la ciudad, encontrar los nidos en los que duermen y darles muerte definitiva. Ésa es tu misión, pues eres el hombre Omega. Pero un día te percatas: ahora las cosas han cambiado, ahora ellos son la mayoría, la normalidad, y tú eres la excepción, el otro, tú eres el monstruo desconocido que se aparece cuando ellos duermen y los mata en sus sueños. Tú eres el ser al que temen y del cual cuentan historias. Y entonces murmuras para ti mismo: "soy leyenda".

Ésa es la idea principal del clásico de terror / ciencia ficción del maestro Richard Matheson Soy leyenda, publicado en 1954. En síntesis: Robert Neville es el último sobreviviente de una plaga que ha acabado con toda la humanidad, hasta donde él sabe. Los que perecen por la enfermedad regresan como muertos vivientes sedientos de sangre, vampiros sin mente que sólo conocen su hambre y deambulan por las noches en busca de víctimas.

Uh, cabe añadir que la plaga vampírica no es la única causante del Apocalipsis. Se menciona una guerra previa, probablemente atómica (para cumplir con uno de los temas predilectos de la sci-fi cincuentera) y esta situación permite que el germen de vampiro (que siempre había existido, lo cual explica las leyendas) se propague libremente.



La novela se ha vuelto un clásico por varios motivos: porque es un hito en la literatura apocalíptica, por la aproximación al viejo tema vampírico desde un paradigma de ciencia ficción, y porque es uno de los antecedentes más directos a la ficción de zombis. En efecto, los vampiros de Matheson tienen mucho de los muertos vivientes de George Romero, quien ha citado abiertamente tanto esta novela como la adaptación fílmica de 1964, como las fuentes de inspiración principales para su propio clásico, La noche de los muertos vivientes (1968).

Pero además de su importancia histórica la novela tiene sus propios méritos literarios. Matheson introduce al lector con maestría en la psique del personaje principal; todo está narrado desde su punto de vista (aunque en tercera persona) lo que nos permite compartir sus sentimientos de soledad, desesperación, miedo, claustrofobia y melancolía. Neville es por momentos verdaderamente patético: a veces se aferra hasta la obsesión con tareas que sabe que no tienen propósito, pero que lo mantienen ocupado, y más al rato pierde toda esperanza, lo manda todo a la mierda y se emborracha hasta quedar inconsciente en charcos de alcohol y autocompasión. Neville ansía la compañía más que ninguna otra cosa, aunque sea la de un perro; tras años sin ver a una mujer viva, sus entrañas lo torturan con deseo sexual, a sabiendas de que afuera hay vampiras lascivas mostrando su piel para atraerlo hacia sus labios y colmillos. En este sentido Soy leyenda es una gran novela sobre la soledad, la soledad más absoluta.

Pero es también, al final de todo, una historia que reflexiona sobre la normalidad y la monstruosidad, sobre el bien y el mal, el yo y el otro (en algún punto de sus delirios, Neville compara a los vampiros con una minoría perseguida). Éstos son conceptos relativos y dependen de lo que la mayoría conciba. En un mundo en el que todos son vampiros, Neville es el monstruo que los depreda mientras duermen y cuyas acciones se juzgan criminales a los ojos de la sociedad de vampiros (resulta que no todos habían perdido sus facultades mentales y estaba reconstruyendo una civilización nocturna). De ahí viene el título: Neville se da cuenta de que él ahora es la criatura aterradora de los mitos, de la que los miembros de la nueva sociedad seguirán murmurando con escalofríos en los siglos venideros. "Soy leyenda", es la última epifanía de esta historia.

Bien, una historia tan llamativa y bien lograda no podía quedarse sin ser adaptada al cine para el gran público. De hecho, ha sido adaptada en tres ocasiones (cuatro, si contamos el fusil de Asylum, I Am Omega). A continuación haremos un recorrido por esta trilogía.

THE LAST MAN ON EARTH
(Italia / EUA 1964)
Dir: Sidney Salkow y Ubaldo Ragona
Con: Vincent Price y Franca Bettoia



No le busquen, ésta es la adaptación más fiel que se ha hecho del libro, y no es de extrañarse ya que es la única cuyo guión fue aprobado por el mismo Richard Matheson. Es una película de bajo presupuesto que se filmó en Italia, con un reparto y equipo italianos, aunque en inglés para poder contar con la siempre maravillosa actuación de Vicent Price.

Aunque con algunos detalles cambiados o suprimidos (por ejemplo, el nombre de Neville es inexplicablemente cambiado a Robert Morgan), la película sigue a la novela paso a paso, con excepción del final. De hecho, mientras en el libro Neville se resigna a su destino, en la película Morgan lucha hasta el último momento. Otro detalle, y que en realidad tiene sentido, es que en esta historia Morgan es un científico, lo que justifica que con sus experimentos encuentre una explicación de la plaga vampírica, en contraste con el Neville literario que es sólo un tipo común y corriente que aprende ciencias leyendo libros de la biblioteca pública durante sus muchas horas libres en el mundo apocalíptico; eso es algo más difícil de tragar. Eso y que la guerra atómica no es mencionada: la plaga aparece sólo de pronto.


Recuerden: en principio es una historia de vampiros.


El Morgan de Vincent Price no llega a ser tan patético y decadente como el Neville literario. Pero Vincent Price es un actor ENORME, y refleja mejor que las otras dos encarnaciones la soledad, melancolía y desesperación que sufre el personaje. Sólo en él se percibe ese sentimiento de no saber ni por qué continúa con vida cuando lo ha perdido todo. Eso sí, el aspecto sexual está por completo ausente de la adaptación.

Quien vea esta cinta se dará cuenta de por qué es considerada un antecedente de las películas de zombis. Los muertos vivientes que gimen y deambulan torpemente por las noches nos recuerdan de inmediato la ficción de zombis que vino después. La imaginería de la ciudad abandonada con sus calles desiertas también fue muy influyente.

Un momento típico de película de zombis


Eso sí, la peli ha envejecido mucho desde entonces: los monstruos son demasiado bobalicones y no asustan para nada, y no logran penetran la vivienda de Morgan con todo y que apenas tiene un tapiado endeble, de modo que parece que en realidad no hay mayor amenaza. Además, la ciudad en la que transcurre es pequeña, más bien suburbana, por lo que el sentimiento apocalíptico no es tan completo. 

Con todo, tiene algunos momentos muy buenos, en especial gracias a la actuación de Vincent Price, la creación de una atmósfera de desolación y ciertas escenas en verdad espeluznantes; en definitiva es mi favorita de las tres.

THE OMEGA MAN
(EUA, 1971)
Dir: Boris Sagal
Con: Charlton Heston, Rosalind Cash y Anthony Zerbe



Es una película muy extraña, que por momentos le tira a churro. Tiene todo el encanto de las películas de ciencia ficción setenteras, con ese ambiente sucio y depresivo, pero al mismo tiempo muy camp (con música funk y toda la cosa), como la posterior Soylent Green, también con Charlton Heston. 

La trama se desvía muuuucho de la obra original. Aquí Robert Neville es un científico militar, lo cual tiene más sentido, pues no sólo investiga científicamente la enfermedad, sino que tiene el entrenamiento para enfrentarse a los monstruos. La plaga en sí, por su parte, es resultado de una guerra bacteriológica entre China y la Unión Soviética y los que sobreviven a ella se transforman en mutantes albinos fotofóbicos fanáticos religiosos anticiencia... Un momento, ¿qué? Ok, entiendo que puedan mutar en albinos fotofóbicos y que pierdan el uso de sus facultades mentales, pero ¿por qué su locura se manifiesta como fanatismo religioso anticiencia? ¿Por qué sólo por el hecho de mutar y volverte loco ya te pasas al equipo de los fanáticos religiosos? Bueno, algún sentido ha de tener, pues la guionista tiene un doctorado en química y ha de saber de lo que habla... supongo...

Mutantes albinos fotofóbicos fanáticos religiosos anticiencia


Bien, pues estos mutantes albinos fotofóbicos fanáticos religiosos salen durante la noche y se dedican a quemar libros y tecnología y anunciar el inicio de una nueva civilización sin ciencia ni tecnología. Vergue, eso sí da miedo, sobre todo porque fuera del hecho de ser fanáticos religiosos anticiencia no son completamente estúpidos, sino que son bastante astutos y pueden planear estratagemas para atrapar a Neville. De hecho, al líder de los mutantes albinos fotofóbicos fanáticos religiosos de repente se le ocurren dos que tres frases para pensarse sobre la humanidad y su dependencia de la tecnología.

De acuerdo, Charlton Heston es uno de los pateatraseros más grandes de la historia del cine y es siempre un deleite verlo en acción. En especial cuando lo vemos disparando contra fanáticos religiosos como el lunático amante de las armas que fue. Y Los Ángeles desierto es una imagen mucho más poderosa que la pequeña ciudad italiana de la cinta anterior. Quizá lo más interesante de la película sea la relación interracial entre Neville y la heroína Linda, que es de raza negra. De hecho, ustedes no lo creerían, pero el que se besaran en pantalla era algo muy incómodo para las buenas consciencias de la era Nixon. Es más, y en palabras de los creadores, la elección de esta heroína responde a la conyuntura de la época, con el ascenso del black power.

Depicted: Black Power

Fuera de eso, la peli es un enorme WTF?. Abandona por completo el punto central de la novela; aquí los malos y los buenos están bien diferenciados: hay que matar a esos pinches mutantes albinos, no hay dudas al respecto, pues ni siquiera se les puede considerar humanos. Neville no se topa con una sociedad de vampiros, sino con un grupo de supervivientes a los que la plaga no ha terminado de infectar porque son jóvenes y resistentes. No se trata de ver las cosas desde otra perspectiva, sino de matar a los malos para que los humanos verdaderos sobrevivan.

Charlton Heston tiene momentos en los que se le bota la canica, pero no refleja ni de lejos el sentimiento de desolación que Vincent Price había logrado a la perfección. No, es Charlton Heston y es un pateatraseros pateando traseros a lo largo de 98 minutos. Y hacia el final de la película, ofrece su sangre como vacuna para salvar a la humanidad en un muy extraño y fuera de lugar paralelismo con Jesucristo. En fin, más una curiosidad o placer culpable que una buena película. Pero me gusta, a quién engaño.

Heston > Jesus


I AM LEGEND
(EUA, 2007)
Dir: Francis Lawrence
Con: Will Smith y Alice Braga



Éste es un buen ejemplo de una película que tenía todo para ser buena y desperdició las oportunidades. Los efectos especiales son mucho mejores que hace 30 años y la inversión en producciones es mucho mayor. Eso permitió a los creadores lograr un par de cosas que los anteriores no habían podido a una escala tan grande: Uno, la ciudad de Nueva York desierta es un espectáculo hermoso y a la vez perturbador. En vez de un Neville que tenga comida enlatada, tenemos a uno que tiene que cultivar sus vegetales y cazar a sus presas de entre la fauna feral. Y es una ciudad que, si bien de día puede verse esplendorosa y hasta paradisiaca por la serenidad durante el día, de noche y en sus rincones más oscuros se convierte en una jungla llena de depredadores.

Lo segundo: los monstruos son mucho más aterradores que en las versiones anteriores. Rápidos, fuertes y astutos (y feos). Los enfrentamientos que Neville tiene son más intensos, con mucha más adrenalina. Y él no está guarecido en una cabañita con las ventanas tapiadas, sino que realmente tiene que acuartelarse en su fortaleza personal. Más aún: tiene que esconderse. Mientras que en el libro y las dos versiones anteriores los vampiros / zombis / mutantes albinos fotofóbicos fanáticos religiosos anticiencia acostumbraban merodear por la casa de Neville / Morgan sabiendo que ni ellos pueden entrar ni él salir, el Neville de Smith tiene que ocultarse antes de la noche, sabiendo que si los monstruos encuentran su "lugar de descanso" lo destruirán sin remedio (lo cual acentúa su condición como el nuevo monstruo de leyenda en un mundo en que los otros son los normales).

¡Waaaaaaaaa!


¿Qué salió mal? Bueno, que es una película de estudio, en la que productores ejecutivos toman decisiones sobre creación artística basándose en estadísticas de lo que vende y lo que no, escogiendo fórmulas seguras antes de innovación o personalidad, olvidando que los grandes éxitos a los que están copiando lo son precisamente porque fueron innovadores y con sello personal. En particular, esta película está tratando de capitalizar (y se nota mucho) en el éxito del renacimiento zombi iniciado por 28 Days Later (2002). 

Así, casi todo el contenido vampírico se deja de lado para hacer "Will Smith contra los zombis de Exterminio". Will Smith no lo hace nada mal. De hecho, lo tengo por uno de esos actores que son muy buenos pero que parecen incapaces de escoger una buena película. Y es que, al igual que Heston, es un pateatraseros y está más encabronado y con ganas de patear traseros que deprimido y angustiado (PD: esa escena de Shrek fue una mamada).

Desolado no se ve...

El tema de la soledad está atenuado para no herir demasiado al público: mientras el Neville literario está enfermo de soledad, a Smith le ponen un perro amigo desde el principio de la película; sí, muere, pero poco después encuentra a humanos normales. En el libro y la primera adaptación, Neville ve morir lentamente a su hija por la plaga y tiene que incinerar su cuerpo; también ve fenecer a su esposa, pero como no se atreve a cremarla, ella regresa como vampizombi y él tiene que darle muerte. Esta versión nos ahorra tales emociones duras de llevar, matando a los dos personajes de zopetón en un bobo accidente.

Finalmente, todo la reflexión sobre la otredad se pierde, ya que, al igual que la versión del 71, esta película establece que los monstruos son malos y Smith el bueno sin lugar a dudas. Lo peor es que originalmente no era así. El final auténtico incluía a Neville dándose cuenta de que ahora él era el monstruo que exterminaba a los otros mientras dormían, y que el líder de los mutantes sólo quería que le devolvieran a su hembra, a la que Neville había abducido para experimentar inmisericordemente con ella. Por desgracia, ese final original fue mostrado a un público prueba y a éste no le gustó. Supongo que porque el público hollywoodense se siente muy incómodo con la idea de que quizá "el otro" no es sólo el malo al que hay que matar a balazos, y prefiere que le pongan las cosas en blanco y negro. Ello hizo que los productores cambiaran el final, en el que hay esperanza para la "humanidad verdadera".


Bien, eso es todo lo que quería compartirles acerca de Soy leyenda y sus adaptaciones. Espero que les haya gustado y despertado el interés por checar este pequeño gran clásico y sus vástagos cinematográficos.

Portada de la edición en español, para que la ubiquen ;)


11 comentarios:

Syous dijo...

Uno de mis libros favoritos sin lugar a dudas, por lo mismo es triste pensar en lo que Del Toro hubiese logrado al dirigir Soy Leyenda.

Practicamente a todas las personas que les he comentado el final del libro les ha agradado mas la idea que el clasico "vamos a curar/salvar a la humanidad".

Saludos

Gary Rivera dijo...

Caray, la verdad que tengo que agradecerte! He visto la película, pero tu has despertado mis ganas de leer el libro! Lo buscare! Muchas gracias! Como siempre muy buena entrada!!

Alexander Strauffon dijo...

Relativamente aceptable, la version con Will Smith. Nada como lo original.

Justo mientras leia este post, veia también en Los Simpsons su parodia zombie con los mutantes con tunica de Omega Man.

Benchox dijo...

Algo murió dentro de mi cuando leí en el libro el trato tan diferente que le da Matheson a la relación con el perro, comparando con la película de Smith. Creo que ese solo paralelismo ilustra todo el tema de la reflexión de la soledad que comentabas.

Alvaro Murga dijo...

Leí el libro y en verdad es sobrecogedor. El sentimiento de soledad solo es bien logrado en la primera película y la versión de Smith padece del mismo defecto de muchas de las cintas contemporáneas de ci-fi: excelente ambientación y efectos pero una debilidad argumental maniqueísta total.
Pero en cuanto al Hombre Omega (y disculpando los defectos de Henston, que se le acentuaron con la edad) yo lo leí en el contexto del racismo y el blaxplotation. Y de como la ciencia buscaba sobrevivir en un mundo de supersticiones. O tal vez solo buscaba encontrarle algún sentido más profundo a una película de pateatraseros.

Maik Civeira dijo...

Sí, creo que el hecho de que los malos sean blancos blancos y fanáticos religiosos, mientras que el bueno sea un científico y la heroina sea negra bien podría no ser casualidad.

beto velez dijo...

Portada de la edición en español jjeejejejejeje a mi me pasaron el libro con un broche y fue impreso en una fotocopiadora gagagagagaga, le voy a pegar la portada pa que se vas chida ggagagaga,

Zer0MX dijo...

No pues buena publicación como siempre, yo leí el libro un par de meses después de ver la película de Smith y enterarme que era adaptación de un libro, igual que tú creo que hubiera sido un final mucho mejor logrado el otro, en el que le regresa la hembra al macho, de hecho si se ve la peli como quedó al final, en donde Smith saca a la hembra del edificio sale el macho, yo en el cine inmediatamente pensé "seguro es su pareja y por eso salió al sol", además la manera en que el "monstruo" asusta a Smith y le pone trampas seguro iba hacia ese final "alterno", lo que hicieron al poner el final que vimos en el cine fue echar todo ese contexto por la borda y poner a un grupo de vampiros-zombie que en palabras de Smith "no saben parar"... En fin... Buena reseña y excelente libro de verdad recomendable, en algún momento leyendo el libro realmente me sentía como neville...

Zer0MX dijo...

No pues buena publicación como siempre, yo leí el libro un par de meses después de ver la película de Smith y enterarme que era adaptación de un libro, igual que tú creo que hubiera sido un final mucho mejor logrado el otro, en el que le regresa la hembra al macho, de hecho si se ve la peli como quedó al final, en donde Smith saca a la hembra del edificio sale el macho, yo en el cine inmediatamente pensé "seguro es su pareja y por eso salió al sol", además la manera en que el "monstruo" asusta a Smith y le pone trampas seguro iba hacia ese final "alterno", lo que hicieron al poner el final que vimos en el cine fue echar todo ese contexto por la borda y poner a un grupo de vampiros-zombie que en palabras de Smith "no saben parar"... En fin... Buena reseña y excelente libro de verdad recomendable, en algún momento leyendo el libro realmente me sentía como neville...

Maik Civeira dijo...

Tienes razón, Zer0MX, se nota que la película iba para ese final, y al cambiarlo sólo deciden ignorarlo todo. Es lo malo de que los productores y no los realizadores tomen las decisiones. Pero les funcionó, pues fue una de las películas más taquilleras del año. La gente es bien mensa :/

Fernando dijo...

Ese alex sabe. jajaja tambien me acorde de los simpson: "amigos de los mutantes como no!"

buena entrada. voy a conseguir el libro.

jajaja fanaticos religiosos anticiencia :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails