lunes, 27 de enero de 2014

Sobre comernos a los animalitos



El otro día compartí en mi página de Facebook una imagen y una nota sobre la supermodelo brasileña que amamanta a los terneros. Por cuestiones bien extrañas, terminé sosteniendo una discusión con un vegano animalista. Este debate se prolongó más allá de lo que el sentido común, la cortesía y civilidad me demandaban, y con la intención de redondearlo, escribí un último comentario que resumía mis puntos de vista y posturas. A continuación les dejo una versión corregida y aumentada de lo último que contesté, por si alguno de ustedes tenía la curiosidad de saber cuál es mi posición con respecto al veganismo, el vegetarianismo y el animalismo, y por qué (con enlaces a fuentes fidedignas de información científica).

Estúpido y sensual ternero


ESTOY DE ACUERDO con que hoy en día comemos más carne y productos de origen animal de lo que es necesario y conveniente. Digo esto basándome en lo que se sabe científicamente: que un sexto de nuestra alimentación diaria sea de alimentos de origen animal, incluyendo lácteos y huevo, es suficiente (aquí), pero muchos de nosotros comemos mucho más que eso. Creo que, aquellos que podemos darnos el lujo de hacerlo, bien podríamos consumir menos productos de origen animal; seria mejor para nuestra salud. Pero también pienso que pedirle a una familia pobre, que de por sí padece insuficiencia nutricional, que rechace comer carne cuando tiene la oportunidad, sería una culerez. 



ESTOY DE ACUERDO con que la producción industrial de productos de origen animal es actualmente una cosa abominable, que implica el uso de muchísimos recursos y genera serios problemas medioambientles (aquí). Eso sin mencionar las condiciones crueles en las que malviven los animales atrapados por la industria. Podríamos consumir menos productos animales, sería bueno para el medio ambiente y para nuestra conciencia.

NO ACEPTO argumentos como que "el ser humano es vegetariano por naturaleza" o que comer cualquier producto de origen animal, de cualquier forma y en cualquier cantidad es dañino y causa todos los males de salud del ser humano. No los acepto porque contradicen todo lo que sabemos sobre evolución y fisiología humana (aquí, aquí y aquí). No los acepto porque tratándose de temas de alimentación y salud humana no valen el razonamiento discursivo ni las analogías, (del tipo "no es natural" o "somos los únicos animales que") sino los estudios sobre lo que se consume y cómo eso afecta al organismo. Finalmente no los acepto porque no están respaldados por el consenso científico, sino sólo por medios ya a priori afiliados al veganismo, que tienen la misma credibilidad que homeopatiaparatodos.org hablando de medicina o laverdadsobrelosovnis.net hablando de ufología; es decir son creencias irracionales sin fundamento que se escudan en teorías de la conspiración para justificar por qué la ciencia no los apoya: "lo que pasa es que todos los científicos del mundo están controlados por los gobiernos y las corporaciones; pero nuestros investigadores independientes te revelarán la verdad que todos quieren ocultar".




ESTOY DE ACUERDO en minimizar en la medida de lo posible el sufrimiento de los animales, por empatía y por dignidad. Puesto que son seres capaces de sentir dolor y satisfacción, deberíamos procurar, dentro de los límites de lo sensato, que padezcan menos dolor y puedan encontrar satisfacción. Creo que no se les debe maltratar innecesariamente, ni por entretenimiento, ni por deporte, ni por razones superfluas como la moda o la experimentación de cosméticos.


ESTOY CONVENCIDO de que el bienestar humano está por encima del de los otros animales, porque el ser humano es el único animal que razona, que protege a los miembros débiles de su sociedad, que produce ciencia, arte y filosofía, que encuentra curas para sus enfermedades, que tiene nociones de moral y que intenta comprender y practicar lo que llama "el bien" (pero no es el único que hace guerras, mata por diversión, comete infanticidios, ejerce violencia sexual y destruye su propio hábitat), y si eso no vale, por puro instinto de conservación, porque es la especie a la pertenezco y con la que tengo que vivir en sociedad. 


Y basándome en ese principio, y como ya establecimos que el consumo de productos animales con moderación es conveniente para para la salud humana (ver los enlaces que ya puse), matar animales para comerlos me parece legítimo. También me parece legítimo matar plagas como ratas, mosquitos, moscas y cucarachas que puedan traer enfermedades a mi hogar; lombrices, piojos y otros parásitos que afectan mi salud; langostas u otros bichos que puedan comerse nuestras cosechas, o termitas que puedan comerse mis libros. De igual forma, me parece legítimo experimentar con animales para encontrar las curas a padecimientos humanos, siempre y cuando no se les haga sufrir a los animales más de lo estrictamente necesario.

Aunque, por lo general, cuando la gente habla de "derechos de los animales" se refiere a vertebrados grande y bonitos. Los ácaros y las pulgas también son animales.


NO COMPARTO, debido a lo anterior, la idea de que los derechos de los animales están al mismo nivel que los derechos humanos, de que matar a una vaca sea igual que matar a un ser humano. Considero que matar a una foca bebé para quitarle su piel está muy mal, pero no es lo mismo que matar a un bebé humano. Comparar la ganadería industrial con atrocidades como la esclavitud de los afroamericanos o el holocausto nazi me parece un monstruosidad y una falta de respeto para las víctimas de esos crímenes (aunque algunas personas usan analogías así para ilustrar su punto, sabiendo que son exageradas y sin creer que son crímenes equiparables). Creo que quien no ve las diferencias entre la dignidad humana y la de los animales (o quien no ve diferencias entre los mismos animales, cómo un perro es diferente a una rata, o un delfín a un mero, por ejemplo) tiene problemas psicológicos o una inteligencia limitada, pero ésa es mi percepción personal y subjetiva.

RESPETO a, incluso simpatizo con, las personas que han decidido llevar un estilo de vida vegetariano o vegano. La mayoría de los conozco son buenas personas, convencidas de que hacen lo correcto (y admiro su congruencia por ello), además de que siempre se puede llegar a varios puntos de acuerdo con ellos, y se puede convivir pacífica y amistosamente. También respeto su derecho a difundir sus puntos de vista y a tratar de persuadir a otros para unirse a ellos, aunque no me parezca bien cuando usan argumentos pseudocientíficos.

Ningún texto sobre amor por los animales está completo sin una referencia al mito de Leda y el Cisne que se la folló


NO TOLERO, ni tengo por qué hacerlo, a quienes se dedican a acosar a las demás personas, ejercen violencia de cualquier tipo, y satanizan a los que no comparten sus posturas. No son diferentes de fundamentalistas religiosos como los anti-aborto, que llaman "asesinas" y "putas" a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo, y llegan hasta justificar y avalar la violencia contra médicos y actos de terrorismo contra personas e instituciones. Es decir, son fanáticos que creen que sus alucinaciones sin fundamento son La Verdad, que eso justifica cualquier medio para sus fines, y que los que no creen en esa verdad son pecadores impuros que merecen arder en el infierno. Así, cualquiera que esté de acuerdo con lo dicho por el ex-miembro de PETA y actual miembro de ADAPTT, Gary Yourofski, sobre que deberían meter a las personas a vivir como las vacas para que vean lo que se siente, que a las mujeres que usan pieles de animales deberían violarlas brutalmente hasta dejarles cicatrices, y que violencia es lo único que merecen los malvados carnívoros, me parece un psicópata oligofrénico a quien se le debería vigilar con cuidado para encerrarlo en un manicomio al primer comportamiento amenazante que demuestre, porque ésa es gente peligrosa.

Tipo así.


Finalmente, para acabar esta perorata, les voy a confesar que en mi adolescencia fui vegetariano (ovolacto), pero también creía en los ovnis, así que no es gran cosa. En fin, era yo un pubescente vegetariano cuando estrenaron este ya clásico capítulo de "Los Simpson": "Lisa la vegetariana" En ese entonces yo, obviamente, simpatizaba con la postura de Lisa. Con el tiempo, fui entendiendo la lección que le quiere dar Apu (él, totalmente vegano), acerca de respetar a las demás personas. No les vendría mal verlo otra vez.


7 comentarios:

Reinhardt Langerhans dijo...

Bless this guy, bless his post!

Btw, esto os puede servir, buen hombre c:

http://esmateria.com/2014/01/14/el-cruel-asesinato-que-desato-la-primera-guerra-entre-primates-no-humanos-de-la-historia/

Reinhardt Langerhans dijo...

Bless this guy, bless his post!

Btw, esto os puede servir, buen hombre c:

http://esmateria.com/2014/01/14/el-cruel-asesinato-que-desato-la-primera-guerra-entre-primates-no-humanos-de-la-historia/

Alexander Strauffon dijo...

Como una vez dije: los veganos son los Testigos de Jehová de la comida. Y si bien fue entretenido en el pasado discutir con ese tipo de gente, ya no lo es más. O por lo menos, no tanto.

PDI-PROYECTOS BLOG1 dijo...

Se respeta a la persona, pero no a sus ideas equivocadas. Hay que decirlo claro y fuerte: la lucha en el terreno de la nutrición es la de lograr una oportunidad equiparable para todos los seres humanos de nutrirse de la mejor manera posible, utilizando los recursos disponibles y a su alcance. Con ese objetivo hasta se ha desarrollado un elemento gráfico, el cual sigue dos esquemas populares: la pirámide o el plato de la buena nutrición. Hay variantes regionales en donde se suman ejemplos específicos de los alimentos disponibles en localizaciones específicas para las cuales se desarrolla el auxiliar. También debe considerarse el tipo de actividad desarrollada, no es igual un oficinista a un deportista profesional, la edad y otros factores, como por ejemplo efectos adversos de algunos alimentos por razones médicas.

Caetano dijo...

Alexander Strauffon, cuando fue la ultima vez que un vegano vino a tocar a tu puerta?
Cuando fue la ultima vez que viste publicidad promoviendo el consumo de algún producto animal?
Cuando fue la ultima vez que viste publicidad promoviendo el consumo de algún vegetal, una fruta, un grano o una nuez?

Empleando las respuestas a estas pregunta, que tipo de dieta seria a la que mas estaríamos obligados debido a indoctrinacion masiva e invasiva?

Usando tu lógica me permito decir que los no veganos son como los católicos de la comida.

prufrock jerusalem dijo...

"La mayoría de los conozco son buenas personas, convencidas de que hacen lo correcto (y admiro su congruencia por ello)".

De toda tu argumentación, sólo con esta parte no concuerdo. Esas personas pueden ser tan vegetarianas como quieran, pero si creen que su alimentación no afecta a ningún otro animal, o practican una ignorancia voluntaria que raya en el pensamiento mágico, o son hipócritas detentanto un doble estándar. En todo terreno de cultivo muren miles de animales por las máquinas de cosecha. Me gusta cómo lo plantea Maddox http://www.thebestpageintheuniverse.net/c.cgi?u=grill

Es defendible su derecho a llevar la dieta que prefieran, pero si creen que están cuidando a Pachamama/ Gaia/ la madre tierra por no comer carne animal, se están engañando y/o tratan de engañar a otros.

MetriEnLaInternet dijo...

"Creo que no se les debe maltratar innecesariamente, ni por entretenimiento, ni por deporte, ni por razones superfluas como la moda o la experimentación de cosméticos."

Pues decidir que es lo superfluo siempre es lo que termina armando el desmadre. Hay un circulo del infierno donde eternamente se debate el valor/horror de las corridas de toros y no le deseo ese destino a nadie. (Eso no quita que probablemente sí leería una entrada futura sobre el tema si alguna vez te animas.)

En lo personal, siempre me causa conflicto ver una línea en la que debemos restringir algo por vacío o inútil. Por ejemplo, me gusta la taxidermia pero no es ni útil ni una bella arte, por lo que definitivamente a muchas personas les parece una barbaridad y les emociona que desaparezca la práctica. Pero luego hay gente influyente que decidió que el tiburón de Damien Hirst cambió el mundo del arte y quieren que lo repita.

No digo que para mí todo el arte tenga el mismo valor, pero no me deja del todo tranquilo cuando se le restringe al otro su propio arte. Creo que es fácil pensar en algún caso de bellas piezas perdidas por falta de reconocimiento de A hacia B (pues por paganos, por malgustosos, por criticones, etc.), y A en ocasiones no se percata de ser A.

El punto es que estoy seguro de que muchos diseñadores de modas te debatirían la banalidad de su trabajo, así como cualquier otra persona que utilice animales por cualquier otra razón. Por eso nunca se nos acaba ese debate y tenemos que terminar absoluteando entre "que nadie toque a los animalitos" o "que todos toquen cuantos animalitos quieran".

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails