jueves, 21 de mayo de 2015

El culo de la Mujer Araña (Parte I)




Oh, rayos. Me he estado haciendo pato con esta entrada durante algo así como dos años, pero ya no puedo seguir callándome. Éste es un tema que tiene encendida la nerdósfera desde hace tiempo y ahora parece más ruidoso y candente que nunca. Tan candente como el culo de Spider-Woman. Je.

No, en realidad éste es un asunto que he estado pensando y masticando desde hace mucho porque, aunque usted no lo crea, yo no escribo nomás lo que me viene a la mente conforme me va chorreando de los dedos, sino que le echo coco con mucha anticipación porque soy de ésos que piensan despacio. Muy despacio.

Precisamente es pensar despacio lo que se necesita en estos casos de guerra cultural. Para los recién llegados a Internet, “guerra cultural” quiere decir “mucha gente mentándose la madre en Twitter”. Así que vamos a tratar de llegar a conclusiones bien razonadas. O racionalizadas, que para eso sí soy bueno.

El tema de esta entrada es, pues, el sexismo en los cómics de superhéroes. Me voy a enfocar en las representaciones gráficas de los personajes femeninos, ya sean heroínas, villanas o civiles, y voy a tocar sólo muy tangencialmente la construcción de esos personajes desde el punto de vista de la narrativa, porque ésa es harina de otro costal.

La pregunta es ¿la representación de los personajes femeninos es sexista? Y la respuesta rápida, en mi opinión, es SÍ. Pero ésa es una respuesta poco interesante que va a dejar todo mundo jalándose las medias. Sí, creo que hay mucho sexismo en el diseño de personajes femeninos; no, no creo que suceda en todos los casos por parte de todos los artistas, pero sí creo que es un fenómeno lo suficientemente generalizado como para que valga la pena abordarlo.

Es que me parece bastante claro que cuando se diseña un personaje femenino, tanto en su apariencia, en sus atuendos y en las poses que adopta en las viñetas, la directriz que guía a muchos artistas es hacerla ver sexi. También creo que en ese afán se deja en segundo plano valores artísticos como la proporción, la perspectiva y la anatomía; peor aún, se traiciona la coherencia con el personaje mismo, su personalidad y sus motivaciones, y los requerimientos de la historia que se está contando. Es decir, se sexualiza exageradamente a los personajes femeninos, de una forma que no se aplica a los masculinos, y esto se hace para brindar un eye candy, taco de ojo o fanservice a un público de varones heterosexuales. No estoy, por ahora, condenando ni defendiendo esta costumbre, sólo estoy señalando que existe.

Esto no es una conclusión a priori, sino el resultado de mucho pensar, mucho leer cómics y mucha chaqueta mental. Pero para probar mi punto, acompáñenme en un recorrido por (maravillosas) imágenes de tetas y culos ceñidos en espándex.

Hay que empezar hablando de la apariencia física de los personajes y de sus atuendos. Las críticas feministas arguyen que es sexista representar mujeres con proporciones imposiblemente perfectas (desde el punto de vista del canon de belleza occidental) en trajes ajustados que prácticamente es como si tuvieran el cuerpo desnudo pero pintado de colores. Los defensores del cómic dicen que los personajes masculinos también son representados así. Ambos tienen un punto, pero creo que los comiqueros se niegan a ver algo importante.

Miren, el traje de superhéroes, imposiblemente ajustado, es una convención del género que se remonta hasta sus orígenes y una tradición que difícilmente podría ser cambiada (y no tiene por qué). El objetivo era que los personajes (como los artistas del circo o los gimnastas) pudieran lucir su musculatura y el poder de su cuerpo en movimiento. Personajes masculinos y femeninos son diseñados con estos atuendos por igual, así que me parece que aquí no hay sexismo por el uso del traje ajustado en sí. Sin embargo, hay diferencias importantes a la hora de diseñar los atuendos de hombres y mujeres.

Si tanto héroes como heroínas usaran trajes espándex de cuerpo completo que permitan admirar su anatomía, en efecto no habría sexismo. Pero resulta que muy a menudo los disfraces de los personajes femeninos tienen grandes escotes, piernas descubiertas, faldas muy cortas o calzones chiquititos, chiquitititos. Y es que si uno puede aceptar que los justicieros superpoderosos usen trajes ajustados porque ya nos acostumbramos a la idea, es muy difícil justificar el porqué una heroína escogería un atuendo en el que está mostrando todo el tiempo media teta (menos el pezón, que ahí sí opera la censura), o que deja ver la línea del traje de baño muy bien depilada, sino es que de plano se le mete el calzón entre las nalgas.

Estos diseños no responden a las necesidades de los personajes, a las actividades que realizan o a las circunstancias de la historia, sino que están ahí para hacerlas ver sensuales y complacer al público masculino heterosexual. Por otro lado, los personajes masculinos no son tratados de esa manera.

Miren estos ejemplos. Las Zafiros Estelares son grosso modo las equivalentes femeninas de los Linternas Verdes: guerreras espaciales con gemas que les otorgan poderes fantásticos. Vean cómo se visten unas y otros:



O el clásico traje de Power Girl, creado por el artista Wally Wood, quien también es famoso por sus cómics porno, y que lo hizo deliberadamente probando qué tanto le dejaría la censura mostrar las bubis de la heroína:



¿O cómo se explicaría, dentro de la coherencia interna del cómic, que Catwoman y Black Cat salgan a saltar por las cornisas con esos escotes?



¿O que la hechiera Zatanna se vista prácticamente como conejita Playboy?



¿O estos trajes de Maxima, Starfire y Sue Storm?[1]



¿O que Lois Lane salga a hacer reportajes vestida así?



“Oye, Ego, un momento. ¿No se supone que las feministas luchan por el derecho a vestirse como quieran, incluso con ropa muy reveladora, sin que nadie las juzgue por eso?” Sí, es cierto. Pero vean las ilustraciones anteriores: estos personajes no usan tales atuendos porque les sean cómodos o prácticos, ni porque estén manifestando que ellas tienen el poder sobre su sexualidad. El móvil del arista es hacer eye candy. Es cierto que personajes como Starfire o Psylocke son mujeres muy sensuales y sexualmente abiertas y que eso es parte importante de sus personalidades; también es cierto que las Zafiros Estelares tienen poder del amor y la seducción[2]. Pero ¡vamos! Seamos honestos, sabemos realmente que lo que pasa aquí en la mayoría de los casos es que un dibujante varón y heterosexual diseñó estos atuendos así para hacer puro taco de ojo. Sería deshonesto y obtuso negarlo.

Es difícil justificar que el traje de la Mujer Maravilla incluya un calzoncito con estrellas y creo que sólo la costumbre hace que no se le pueda cambiar (piensen en las décadas que tomó quitarle a Superman la trusa roja). Pero si es problemático que una princesa amazona griega use lencería con bandera de Estados Unidos, es más difícil aceptar que vista una prenda que se le estuviera metiendo entre las nalgas todo el tiempo. En años recientes, el calzón de la Mujer Maravilla se ha reducido de tamaño, dejando cada vez menos a la imaginación:




Eso no es cosa de todos los dibujantes, cabe aclarar. Muchos, como el actual Cliff Chiang dibujan a Diana con mucha dignidad. También el traje que ostenta Gal Gadot en la próxima película tiene mucho más sentido: se ve como lo que usaría una princesa guerrera (está muy parecido al de Xena), aunque la nerdósfera ha despotricado mucho al respecto.

Puede verse guapa y a la vez fuerte y poderosa


Desviándonos del género de superhéroes, pero siguiendo en los cómics y sobre la misma línea, no podría dejar de mencionar otro cliché clásico de la fantasía heroica: los armaduras-bikini. A menudo se representa a una mujer guerrera, como una elfa o una bárbara, usando una armadura que sólo le cubre lo absolutamente necesario para que el cómic (o videojuego) no sea material exclusivo para adultos. Este atuendo carece de sentido desde el punto de vista de la historia y el personaje y se hace, una vez más, para darle a los fans un eye candy.




Por ahora no vamos a discutir si esto es válido o no, si es una terrible afrenta contra la dignidad de las mujeres o si va a traernos el apocalipsis: basta con reconocer que con estos trajes lo que se busca es que los personajes femeninos se vean sexis, mientras que este criterio mismo rara vez se aplica a los masculinos. Es un criterio sexista, pues.

Hablando de cuerpos imposiblemente perfectos, que son otra convención del género de superhéroes, es cierto que mientras las mujeres son diseñadas con grandes senos y caderas pronunciadas, los hombres son representados con músculos enorme y muy marcados. Me parece que hay menos objeciones en esto que en lo de los trajes; después de todo, el arte siempre ha buscado representar la belleza ideal, según los cánones de cada época y cultura. Pero esto no quiere decir que haya un trato igualitario en los cómics de superhéroes; en realidad, lo que sucede es que los personajes masculinos son diseñados para verse poderosos, chingones, madreadores; los personajes femeninos, a su vez, son diseñados para verse chenchuales.

“Oye, Ego, pero siendo fuertes y poderosos es que los personajes masculinos se ven sexis”, y es verdad, hasta cierto punto. Pero sucede que detrás de la creación de chicos y chicas está la perspectiva exclusiva del varón heterosexual. Al momento de crear a un personaje masculino, nuestro artista de cómic no está pensando en lo que le parecería sensual a una chica, sino en lo que le va a parecer cool a sí mismo. El héroe es diseñado como lo que el varón heterosexual quisiera ser, y la heroína es diseñada como lo que al varón heterosexual le gustaría tener. Esta tira cómica lo expresa elocuentemente:



Miren estos dibujos de la serie Marvel vs DC, obra de Claudio Castellini. Superman y Hulk son moles de músculos (ni siquiera sé si todos ésos existen en el cuerpo humano), pero Catwoman y Elektra son tetas y culos ambulantes.





“Oye, Ego, pero el arte siempre ha estilizado el cuerpo humano; no tiene por qué realista ni anatómicamente exacto.” Es cierto, pero la licencia artística que se toman aquí tiene propósitos diferentes en el caso de hombres y en el de las mujeres: en el primero se exagera para hacer ver al personaje más poderoso; en el segundo, para hacerlo ver más sensual. La anatomía masculina está tan desproporcionada como la femenina, pero ambas sirven a complacer las fantasías de un público de varones heterosexuales: sus fantasías de poder y sus fantasías eróticas.

Para ser justos, estas viñetas provienen de los 90, una época en la que las proporciones exageradas estaban muy de moda. Ahora la tendencia es que los personajes masculinos se parezcan más a lo que le gusta a las chicas: carilindos y más del tipo “delgado-pero-musculoso” que del tipo “chuarcheneguer”.



Como les he dicho antes, la cultura pop será sexista, pero de verdad que en los últimos años ha evolucionado para serlo cada vez menos. Aún así persisten muchas diferencias en la forma de dibujar a personajes femeninos y masculinos. Piensen: si los artistas de cómic tuvieran en mente hacer hombres que resultaran sexis a las mujeres no se verían como masas hipermusculosas y desproporcionadas, sino como modelos de Hugo Boss. Y si quisieran dibujar mujeres guerreras de forma realista, se verían como Brienne de Tarth.

En un mundo al revés, los cómics tendrían más personajes así


Por ejemplo, está el hecho de que los hombres tienen derecho a no ser hermosos, pero las mujeres no. ¿No me creen? Chequen la galería de villanos de cualquier superhéroe. Sí, hay uno que otro galán y muchos tienen un aspecto bastante normal, pero otros tantos son adefesios que dan miedo. Por otro lado, las villanas suelen estar bien mamis; incluso su buenez suele ser parte de su malignidad.[3] Para muestra, un botón. Veamos la galería de villanos de Batman, los cuatro principales contra las cuatra principalas:






De los hombres, el único que, ya no digamos es guapo, sino que no es un puto engendro, es el Acertijo. En cambio de las mujeres todas tienen figuras esculturales. Súmenle a eso que dos de ellas son intereses románticos del héroe, una más tiene el poder maligno de la seducción[4] y la otra es el objeto de abuso físico y emocional de un payaso psicópata. Si eso no les parece desigual y sexista, debe ser porque se están tapando los ojos y diciendo “no veo nada, soy de palo”.

Es tradicional en nuestra cultura (mucho antes y mucho más allá del pop) relacionar la malignidad con la fealdad y las malformaciones físicas, pero parece que las villanas del cómic están exentas de este cliché. Piensen en villanas o antiheroínas como Mystique, Emma Frost, Cheetah, Giganta, Chessire, Silver Banshee, Livewire, Mercy y Hope, Scandal, Circe, Enchantress, Elektra, White Rabbit (tanto la de Spider-Man como la de Batman), seguidas de un larguísimo etcétera. Sí, claro, hay algunas que son realmente espantosas como Abuelita Buena, Mad Harriet, Stompa, Furia, Orca y… ya no me viene ninguna otra a la mente.

O sea, vean la composición de los equipos de “linternas malos”, los Sinestro Corps y los Red Lanterns. Vean cómo se ha diseñado a estos a veces villanos y a veces antihéroes, y noten las diferencias entre los hombres y las mujeres:



Prácticamente todos los personajes masculinos son unos monstruos horribles (Sinestro es el único que parece persona). De los Sinestro Corps hay una monstruo femenino; las otras dos están súper buenas, con todo y que una de ellas no tiene labios; de los Red Lanterns la única mujer es un bomboncito. ¿Ven a lo que me refiero?

Pero la cosa no se queda sólo en los villanos. Aunque los héroes tienden mucho menos a la deformidad, hay varios que tienen una apariencia, digamos, inusual.

No precisamente modelos de Hugo Boss...


En cambio las heroínas no tienen derecho a ser feas, ni siquiera si son mutantes, robots, o miembros de razas extraterrestres. Miren no más la diferencia entre Hulk y She-Hulk.



Ahora, honestamente, ¿creen que Hulk está diseñado con el mismo criterio que She-Hulk? ¿Qué ambos están igualmente sexualizados, que ambos han sido creados para lucir atractivos al sexo opuesto?

Esto no sucede solamente con los héroes y villanos, sino que los civiles son víctimas del mismo cliché. Durante años el profesor Emil Hamilton fue el mentor científico de Superman y su aliado cuando necesitaba consejos o entender asuntos cientificosos. Pero en los Nuevos 52, el buen profesor fue sustituido por una mujer, la Doctora Veritas. Pues qué bueno que aparezca una mujer de ciencia en los cómics, pero vean las diferencias:



Incluso cuando un personaje femenino es creado para no verse muy guapa que digamos (por feas, gordas o viejas), eso cambia tarde o temprano. Miren a Marrow, a Amanda Waller o a Madame Web. Del lado izquierdo, cómo fueron introducidos estos personajes; del derecho, como quedaron después de un extreme make-over.



Sería injusto acusar a los artistas del cómic de ser unos machistas que sólo valoran a las mujeres por su atractivo físico. Tal conclusión no puede extraerse solamente de observar su obra. Lo que sí parece es que piensan que no vale la pena tener a un personaje femenino a menos que sea sexualmente atractivo, mientras que tal criterio no aplica para los masculinos. Digan lo que digan, lo cierto es que no se trata igual a las mujeres que a los hombres.

Un aspecto en el que esto queda muy claro es en el diseño de los culos. Las mujeres SIEMPRE tienen culos redondos, pachoncitos y notorios, incluso cuando están en poses en las que sus glúteos no deberían abultarse tanto. Pero a los hombres muy rara vez les pintan culos apetitosos, a pesar de que son una de las partes de nuestra anatomía en la que más se fijan las mujeres.[5]

Es decir, vean el culo de Spider-Man, uno de los personajes que, por las posturas arácnidas que suele adoptar, deja con frecuencia las nalgas al aire:




Como ven, el culo de Spidey es apenas notorio, y más bien flacucho y huesudo, a pesar de que nuestro amigable vecino trepamuros luce muy bien el resto de sus músculos. Por cierto, lo irónico es que obtuve esta imagen de un post en el que el autor lo usaba como prueba de que el sexismo en los cómics no existe porque tanto héroes como heroínas muestran el trasero. Es frustrante toparme con estos hinchas del tebeo, tan ciegos a diferencias importantes. Lo que nos lleva una vez más la Spider-Woman que nos dibujó Milo Manara y que da título a este post:


Milo Manara es un artista erótico (uno excelente, además), así que naturalmente hizo un dibujo erótico, y como tal es muy bueno. El problema del dibujo de Manara es que es un ejemplar caso del criterio con el que se dibuja a las mujeres en los cómics. No sólo es que Spider-Woman esté buenísima, sino que su pose está pensada para que pueda lucir toda su buenez. Miren, aquí tengo otra estupenda pieza de Manara, parte de un cómic francamente erótico, hecho con la intención de que su personaje luciera sensual:



¿No ven el parecido en pose, proporciones, en las intenciones mismas del dibujo? De nuevo, el arte erótico de Manara es maravilloso, pero ése es precisamente el punto: que escogieron para la portada del cómic de una superheroína un dibujo erótico. La de Spider-Woman no es la pose de una guerrera que está a punto de entrar al combate, sino la de una chica pin-up luciéndose para su público. Vean las siguientes fotografías; no se puede menos que admitir que hay una diferencia importante entre la postura de una modelo y la de una atleta.




En los cómics de superhéroes los personajes femeninos son muy a menudo retratados siguiendo el modelo de la imagen de arriba. El objetivo de colocarlas en esas posturas no es que se vean fuertes y poderosas, sino como taco de ojo… quizá incluso todo a la vez, pero privilegiando el taco de ojo. Y para ello, muchas veces las ponen en poses que serían incómodas e imprácticas, cuando no son de plano anatómicamente imposibles; definitivamente son posiciones que una heroína o villana no adoptaría y mucho menos en el momento de una pelea.



Hay que admirar la creatividad de los artistas de cómic, que se las arreglan para colocar a las heroínas en poses en las que se pueden apreciar a la vez los culos y las tetas. Como en el caso de Psylocke:



En casos ya extremos podemos ver a las heroínas en poses e imaginerías directamente sacadas del porno. Por Darkseid, vean esta portada de Heroes fo Hire, totalmente un momento hentai. Y esta portada de Catwoman, en la que parece que Batman le está dando "sexo sorpresa". Cthulhu sabe que no tengo nada en contra del porno per se, así que no discuto eso: me basta con que vean cómo a los personajes femeninos se les pone una carga sexual exagerada.

He visto suficiente hentai como para saber de dónde viene esto

A los hombres, en cambio, no suelen ponerlos en posturas que sirvan para que se vean sexis. Se podrán ver atractivos en todo su poder y esplendor, pero su objetivo no es servir como eye candy.




Digo, ¿cuándo fue la última vez que vieron a Batman, Thor o el Capitán América posando así?



Hasta que no veamos a los héroes y villanos dibujados como los chicos de aquí arriba, no se podrá decir que se trata igual a los personajes femeninos que a los masculinos. Por eso me exasperan tiras como ésta:



Esto es hilarante viniendo de un cómic que se trata de un muchacho flaquito y nerdoso que vive con dos chicas exageradamente voluptuosas. No es que eso haga inválido su argumento (su argumento es tonto por otras razones), sino que es un ejemplo de la ceguera que aqueja a los hombres comiqueros de hueso colorado. Living with Hipstergirl and Gamergirl es una tira divertidísima, pero es al fin y al cabo una fantasía masculina (a mí me encantaría vivir con estas dos nenorras) y tan es así que la página oficial tiene su sección NSFW. Y tanto el autor de estas viñetas como muchísimos fanboys comiqueros parecen estar ciegos a que los cómics de superhéroes también se guían por fantasías masculinas. Vamos, sólo miren esa misma tira en la que el autor hace justo lo que dice que no es cierto que pase en los cómics: vean cómo dibuja al hombre y cómo a la mujer.

Cierro con el más reciente ejemplo descarado de esta tendencia. En un cómic de Superman que compré hace un par de meses se introduce a una nueva raza extraterrestre. Primero aparece un hombre, y más tarde, una mujer. Miren cómo presentan a cada uno en todo su esplendor:


Casi podríamos ir tachando una checklist: Hay un dimorfismo sexual extremo, check. El hombre es una masa de músculos, check. La mujer es esbelta y curvilínea, check. El hombre está cubierto con una armadura de la cabeza a los pies, check. La mujer trae una armadura-bikini, check. El hombre está en una pose que demuestra fuerza y poder, check. La mujer parece estar desfilando por una pasarela, check. Ahora, después de todo lo que hemos visto y leído, ¿pueden negar sinceramente que la hipersexualización de los personajes femeninos en los cómics de superhéroes es una cosa real?

Eso a lo que se reduce toda esta exposición: las mujeres en los cómics están sexualizadas de maneras en las que, ni de lejos, se aplican a los hombres. Me gustaría que todos los fans del cómic hiciéramos un ejercicio de honestidad y admitiéramos que a los personajes femeninos no se les trata igual que a los masculinos, que en el diseño de su apariencia, sus atuendos y sus poses la directriz es hacerlas sexis a los ojos de varones heterosexuales, muchas veces sacrificando detalles como proporción, perspectiva, anatomía o, peor aún, coherencia con el personaje y la historia.

Pero a fin de cuentas ¿qué tan malo es todo esto? ¿Es de verdad una forma horrenda de misoginia? ¿Es el causante de la inequidad de género en los círculos geeks? ¿Es realmente como para rasgarse las vestiduras? ¿Amerita que nos saquemos los ojos y aplastemos los cráneos los unos a los otros?¿Vale la pena tanto mame?

Primero hay que dejar en claro que esto no es misoginia violenta, ni mucho menos, sino mero heteroandrocentrismo[6]: yo, artista varón heterosexual dibujo cosas que me parecen sexis para el disfrute de otros varones heterosexuales. Es decir, se trata de fanboys haciendo fan service. Y no podemos acusar a los artistas ni a los lectores de cómic de ser unos cerdos misóginos, de violentar a las mujeres o de promover su objetificación basándonos sólo en sus dibujos.

También es importante aclarar que aunque este fenómeno es muy frecuente no es absoluto. No todos los personajes femeninos tienen atuendos de teiboleras, ni todos los dibujantes las ponen en poses forzadas por el puro afán de lucir sus culos y sus tetas. Muchos artistas tratan a los dos géneros con bastante parejura. Y claro, hay personajes, situaciones y tramas en las que la cachondez está más o menos justificada.

Decir que esto "es malo porque es sexista" sería tan simplón y perezoso como argumentar que algo “es malo porque es pecado”; o sea, realmente no nos aclara por qué esto que pasa es negativo, qué daño se hace contra quién y por qué deberíamos cambiarlo (si es que). Hace falta un análisis sensato, explorando los diferentes argumentos y puntos de vista, todo lo cual haremos en la próxima entrada.


En el ínter, los dejo con una imagen del tipo que veríamos más seguido si de verdad hubiera parejura:




CONTINUARÁ



[1] Ya sé que todos estos personajes han usado trajes que no son del tipo “injustificablemente cachondo”. Recuerden que no estoy diciendo que todos los cómics sean así todo el tiempo, sólo que esto pasa con mucha frecuencia.
[2] Además, eso de que una mujer tenga “el poder de la seducción” es también una fantasía / pesadilla masculina. Y algo bastante sexista.
[3] Es el complejo del súcubo. Juro que un día escribiré al respecto.
[4] Explota el miedo que tenemos los hombres a que las mujeres usen su sexualidad (y el hecho de que cuando vemos tetas se nos apaga el cerebro) para destruirnos. El súcubo, les digo.
[5] Razón por la cual yo me esfuerzo haciendo sentadillas.
[6] Acabo de inventarme esa palabra. Heteroandrocentrismo = androcentrismo + heterocentrismo. Ya con esto me gano el título de teórico del mame, ¿no?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno. Al comienzo no deje de pensar en tocarias en al gun punto a Stripperella... seguro tendras chance en la segunda parte...

Anónimo dijo...

Revisa las variantes de octubre de Ant Lucia. Son un verdadero Eye Candy para la femina hetero.

Zer0MX dijo...

Interesante entrada, justo en esas cosas había pensado hace poco cuando vi la peli de la paradoja de Flash pensaba "chale que en la Atlántida las mujeres andan casi desnudas todo el día?" pero pues ya, es de las cosas de la lógica que decido ignorar cuando veo cosas sobre superheroes, digo ya de por si, los superheroes no son tan lógicos, pero bueno, yo pienso que la cosa tampoco es para rasgarse las vestiduras o para decir que los cómics sean sexistas en un sentido realmente dañino, lo digo porque hay ridículos que dicen que promueven la misoginia y demás, yo lo veo de la siguiente manera, además de lo que habías mencionado sobre que es todo al gusto de los dibujantes, también los cómics son cosas que hasta hace algunos años tenían un público casi exclusivamente masculino, por lo que obviamente querrán sacar algo atractivo a su público, es como la vez que colocaste la pregunta en facebook (que nos dejaste colgados además) que si alguien está codificando a las mujeres por buscar y disfrutar viendo imagenes sexys, por otra parte, dibujantes femeninas en el mundo de los cómics, la verdad yo no conozco muchas, la búsqueda de igualdad de géneros es algo relativamente nuevo en la historia moderna por lo que aun falta que el medio se adapte, ya está empezando, hay varias viñetas como la que pusiste de superman circulando por ahí, igual a varios personajes femeninos se les representa con más dignidad, pero como dije, apenas se está dando, a lo que voy, si, hay que reconocer las cosas como son, pero tampoco cayendo en la radicalización, por eso me agradan tus análisis, en fin, ya me explaye mucho así que aquí lo corto y a esperar la próxima entrada

Alvaro Murga dijo...

Lo admito Ego, el comics de superheroes es sexista. Y lo es porque al principio la mayoria de su publico objetivo eran adolescentes y niños y en algun momemnto estos niños/adolescentes crecieron y no dejaron de consumirlo. El porcentaje de mujeres que leen comics (de superheroes) era bajo pero con el paso de los años como han aumentado, las nuevas lectoras quieren más paridad. En desmedro del publico masculino, biologicamente más inclinado por el estimulo visual que la mujer.
Uno podría responder que esto igual se ve en otros medios, pero al reves. Hay que comparar por ejemplo las portadas de las novelas románticas de supermercado, cuyo publico es mayoritariamente femenino y que son un eye candy para las lectoras, las que protagonizaba Fabio. Pero claro, como ya mencioné, las mujeres son menos dado a lo visual y como somos seres diferentes, lo que uno como hombre puede encontrar atractivo, a ellas les parece deegradante.
Supongo que es parte de la evolución, las circunstancias han cambiado. Adaptate o muere decia Darwin. Y eso esta haciendo el mercado, adaptandose a la nueva generación de lectoras.


Maik Civeira dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Todo eso que están diciendo ya lo había pensado ;) y es parte de lo que hablaremos en nuestro próximo capítulo.

Sombrerudo dijo...

¡Genial entrada! La verdad nunca lo había pensado bien porque no me gustan mucho los comics. Eso sí, tanto en comics, películas, anime y demás, me CAGA que las mujeres estén semidesnudas: no por pudor ni igualdad, sino que traicionan la puta trama.

Estaría genial que hablaras de lo que pasa con otros medios, como la famosa imagen que compara a Barbie con He Man, seguro la has visto.

También tengo rato esperando que hables de los SJW (social justice warriors) que son más izquierdistas que marx y engels teniendo sexo genderfluid. Para muestra, este artículo, excelente desde el punto de vista académico, pero cuyo punto "el matrimonio gay no es progresivo porque el matrimonio es un concepto capitalista monogamonormativo" me parece... válido, pero risible el decir que el matrimonio gay no es de izquierdas...
http://www.organizingupgrade.com/index.php/modules-menu/beyond-capitalism/item/1002-marriage-will-never-set-us-free

@Alvaro Murga: jajaja, fíjate que no habían hecho clic ambos eventos en mi mente: el sexismo androcéntrico comiquero y el ginocéntrico en los libros, hasta que lo tú lo mencionaste. Me molesta mucho ir a librerías y encontrar tanto producto para aloescentes post-twilight. Me pregunto si las mujeres se sienten igual con el comic.

Ojalá haya comics con hombres tan sexys como en el yaoi, pero preferiría que ambos, hombres y mujeres sexys, tuvieran un CONTEXTO QUE LOS JUSTIFIQUE Y UNA PUTA TRAMA.

Las únicas dibujantes de comic que me vienen a la mente son las CLAMP, pero es manga y no comic occidental.

Anónimo dijo...

Hola! muy interesante tu entrada y bueno si tienes razón con todos tus puntos, y que bueno que el articulo no se fue por el lado feminazi, aunque me entro la duda, bueno una idea aunque no muy profunda , es que en las fiestas de disfraces realmente todas las chicas no hacen otra cosa mas que disfrazarse de los mini atuendos de las chicas del comics, (si me explico vdd) pero creo que esto es también parte de la hipersexualisación de las imágenes en general, al final terminas sintiendo que es como debe ser y como se debe ser! que es lo malo y ya sabemos todas las consecuencias que trae el seguir un canon de belleza(?!) irreal.

Por otro lado creo que si se le ha dado un twist un poquito sexual a los chicos, si no solo busca imágenes mas recientes del traje (bodypaint?!) de Ciclope en toda la serie de Xmen VS Avenger, inclusive hay demasiados acercamientos a su buen y firme trasero..en si su traje negro y su mascara va muy ligado al sado, aunque igual eso nadie lo note, seria bueno hacer un análisis como todas estas imágenes nos bombardean, las consumimos pero no sabemos como nos impactan, me refiero en el mundo nerd y hacia donde lo quieren llevar los autores o mas bien las mentes maquiavelicas detrás de ellos (inserte risa diabólica).
Saludos!

Anónimo dijo...

solo un detalle , a manara se lo conoce en todo el mundo , sus historietas estan en muchisimos idiomas , a spider woman no la conocen mas que los " comiqueros " que leen superheroes .....

martincx dijo...

Buen artículo. Una sola acotación Ego, los enlaces de as notas a pie de página necesitan corrección.

rodrigo madera pool dijo...

Excelente articulo Ego con ejemplos claros, contundentes y que no tiran al feminazismo. Por cierto, seria interesante que hiciera sun analisis de la serie de HBO Game of Thrones de la que enpleaste a la doncela de Tarth como ejemplo, pues al leer este articulo y ver a dicha mujer guerrera no pude evitar pensar en que en realidad esta chica es de la spocas (si no la unica) mujer protagonista que no ha sido hiper sexualizada en la serie (especialmente en esta temporada), pues si bien es cierto que el ambiente medieval se presta al machismo creo que aun así se ha estado explotando en demasia el fanservice en la la serie incluso siendo de la HBO al grado de desdibujar y descontexttualizar personajes. Saludos.

Dany Sagols dijo...

Clap Clap clap clap...

Complejo del súcubo... Eso es épico...

felicidades maestro... Gran entrada y muy bien explicada sin tonos de apoyar corrientes intelectualoides machistas o "hembristas". (Y)

Anónimo dijo...

Este vídeo (en inglés) tal vez pueda servir como comentario al respecto de este artículo:

https://www.youtube.com/watch?v=CB6TiRJNI-Q

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails