martes, 2 de junio de 2015

¿Votar o no votar?



Nunca había estado tan desorientado sobre qué hacer con mi voto como en estas elecciones de 2015. Sé que quiero que el PRI no siga consolidando su poder, pero también sé que eso es muy difícil de lograr y además las alternativas o no son viables o no son atractivas (o ambas). El PAN se suicidó como partido en el poder, y Calderón en su estúpida guerra contra el narco y en su estúpida paranoia anti-Peje prácticamente le regresó la presidencia al PRI. Entre la obstinación de López Obrador y el deterioro de credibilidad y calidad moral del PRD, la izquierda se encuentra fragmentada, con sus figuras señeras jalando cada quien por su lado. El cisma de la izquierda y la baja popularidad de Morena en las encuestas demuestra también que, si fuimos muchos los que votamos por López Obrador en una o ambas elecciones presidenciales, los incondicionales del Peje, los que lo seguirán to whatever end, son más bien pocos.

En 2009 fui del 5.4 % de la población que anuló su voto. Para mí era una forma de protesta en contra de los partidos políticos, que no representan a la ciudadanía sino a sí mismos. Además, en ese entonces era más joven e ingenuo (pero menos guapo) y creía que el voto nulo tendría consecuencias favorables inmediatas para el desarrollo de la democracia en este país. Me imaginaba que si los partidos veían que muchos votantes habían anulado, en las siguientes elecciones se esforzarían para ganárselos. Pero pos no, la clase política sigue viviendo en un universo paralelo.

Defiendo el voto nulo como una expresión de protesta completamente válida, y me parecen chocantes quienes desde una pretendida superioridad moral atacan a los que han elegido esta opción. Además, los que pregonan contra el voto nulo suelen ser miembros o seguidores de la izquierda partidista, que no sé por qué creen que si no fuéramos a anular nuestro voto, los elegiríamos a ellos. Siguen con un discurso de "¡si no votan por nosotros, la mafia del poder ganará!", que es realmente depender en el hecho de que son los menos malos. Pero, ¿qué creen? Eso ya no es suficiente, van a tener que hacer algo mejor si quieren merecer mi voto.

Pero la sola expresión de inconformidad me parece a estas alturas insuficiente, sobre todo porque al poder le es muy fácil ignorarla. El voto nulo no tiene valor jurídico. Se cuenta no más como estadística y no incide en el reparto de prebendas y beneficios para los partidos políticos. Digamos que tenemos 1,000 votos, ¿ok? De ésos, se anulan 54. Cuando se haga el conteo para ver qué partidos mantendrán su registro, cuántos plurinominales le tocan a cada quien y cuál es el presupuesto que se les asignará en el futuro inmediato, no se tendrán en cuenta los 54 votos nulos, sino que se considerarán los otros 946 como el 100% de los votos válidos. Un partido de ésos chiquitos y parasitarios que sólo hubiera obtenido 29 votos aún mantendría su registro, porque sólo necesitan el 3% de los votos válidos.

Entonces el voto nulo podrá ser una expresión muy legítima de descontento, pero hoy por hoy como estrategia me parece insuficiente. ¿Qué nos queda? Pues para mí, estrategia es la palabra clave, por lo que yo pienso seguir una triple.

Bien, sepan ustedes que odio al PRI con la fuerza de diez mil soles. Esto porque no lo considero simplemente un partido político con cuyas prácticas e ideologías yo estoy en desacuerdo: el PRI es una organización criminal. De modo que en los casos en los que haya una oposición al PRI que tenga alguna posibilidad de ganar, yo votaré por esa opción. No porque los otros partidos sean menos malos, sino porque por lo menos le quitaría una plaza al PRI.

Sin embargo, hay muchos otros casos en los que la oposición no tiene oportunidad alguna de ganar. Y es que sus partidos lo han hecho muy mal también, han demostrado las mismas prácticas de corrupción y la misma ineptitud para gobernar. No se merecen mi voto, y no quiero que puedan contarlo entre los suyos.



Pero estas elecciones hay una nueva opción: las candidaturas independientes. Éstas representan el principal riesgo para la partidocracia. Si le doy mi voto a un candidato independiente, mi voto contará como parte del total de votos válidos; si el candidato no gana, ningún partido político contabilizará ese voto a la hora de pedir presupuestos o colocar plurinominales. Si de 1,000 votos 54 se van al candidato independiente, los demás partidos tendrán que repartirse el otro 94.6%. El partiducho parasitario que sólo obtuviera 29 votos perdería su registro, y a mí me parece muy bien que nos deshagamos de esas lacras.

Pero ¿y si gana el candidato independiente? Ése sí que sería un gran golpe a la partidocracia, incluso si el candidato es una inepto o proviene del mismo partido en el poder, como el fantoche de El Bronco en Nuevo León. Lo que importa no es el candidato en sí, sino el hecho mismo de que triunfe una candidatura independiente, porque esto podría abrir nuevas posibilidades para las siguientes elecciones, en especial la de 2018. ¿Se imaginan candidatos independientes compitiendo para la presidencia?

En España acaba de ocurrir un fenómeno sin precedentes Tras décadas de bipartidismo, nuevos partidos de origen ciudadano se han colado a posiciones de poder. No sé mucho sobre Podemos más que lo que he leído de fuentes españolas; tengo entendido que entre sus defectos tiene muchos problemas para demostrar coherencia ideológica, que ha protagonizado escándalos de corrupción y que en general le tira al ala chairo-mamerta de la izquierda. Pero más importante que el partido Podemos en sí resulta la experiencia de que un movimiento emanado de la ciudadanía y la protesta social ha llevado a candidaturas y puestos de elección popular a personas ajenas a la clase política, y ahora se encuentra en la posición de negociar con los dos partidos grandulones (PP y PSOE). ¿Podemos esperar un futuro así para México? No veo por qué no.

Ahora bien, en los casos en los que no exista una oposición real al poder, ni una candidatura independiente, sí pienso anular mi voto. Quiero, en esos casos sí, sumarme a la protesta de quienes están hasta la madre del quehacer de los partidos políticos. En 2009 no vimos beneficios inmediatos, pero el voto nulo sirvió para presionar al gobierno y finalmente llevar a cabo reformas electorales que empiezan a empoderar a la ciudadanía, tales como la consulta ciudadana y los mismos candidatos independientes. Existe un movimiento muy fuerte que quiere darle valor jurídico al voto nulo, de forma que se cuente como parte del 100% de los votos, y esto sólo se logrará si se demuestra un fuerte descontento.

Además de lo anterior añado que, como he dicho con anterioridad, votar no es la única forma de participación ciudadana, ni de lograr el cambio social; es más, ni siquiera es necesaria si no te parece. Los políticos quisieran que sólo fuéramos eso: gente buena que vota y se va, y por eso quieren hacernos creer que si no votamos no tenemos derecho a exigirle al gobierno y que en el voto termina nuestra participación en la política. Pero ello es falso, el no votar no te obliga a aceptar calladamente las pendejadas del gobierno, ni votar es lo único que puedes hacer para cambiar el país.





Me abstengo de opinar sobre el boicoteo a las elecciones. De entrada, donde yo vivo no existe tal opción. Las personas que viven en los estados donde se promueve tomar casillas e impedir el proceso electoral se encuentran en situaciones de violencia e ingobernabilidad tan difíciles, que sería soberbio de mi parte presumir de entenderlas y opinar al respecto.

En síntesis, mi estrategia triple para estas elecciones consiste en lo siguiente: donde haya una oposición real y factible al PRI, votar por ella; donde haya una candidatura independiente, votar por ella; donde no haya ninguna de estas dos opciones, mandarlos a todos a la verga y anular mi voto.

Espero que ustedes encuentren valiosa esta propuesta. Sé que debí escribir sobre el tema mucho antes, y no a menos de una semana de las elecciones, en vez de perder el tiempo con tanta cosa sobre cultura pop, pero es que de verdad no sabía ni qué hacer. Así de mal están las cosas.

[Si quieres saber cómo voté al final, lee la siguiente entrada]

Y ahora, para echar coco y formarse opinión:

Candidatos independientes, opción al hartazgo
Total, no hay bronca ¿o sí?
Adiós al modelo político de Kang y Kodos
Anular es votar
Anular o votar, he ahí el dilema
La realidad del voto nulo
Voto nulo, ¿a quién beneficia?
La abstención electoral favorecerá al PRI
¿De dónde salen los anulistas?
El voto nulo no beneficia al PRI
Voto nulo en México, el debate y sus propuestas
Votar por el PRI
Sentido contrario: El PRI no aprendió nada

12 comentarios:

Anónimo dijo...

esta interesante eso de votar por algun independiente para efectos de lo que mencionas pero me sigue pareciendo muy insuficiente, yo tambien soy de merida y no voy a votar por nadie pporque todos son lo mismo.
en cuanto a podemos he estado siguiendo el movimiento politico en españa desde hace tiempo y lamento decirte que no son ciudadanos hasrtos del sistema y bla bla, son un movimiento que se ha ido gestando poco desde hace algunos años con una muy buena estrategia para hacerse del hartazgo que ocasiono la crisis española y la ineptitud de rajoy y del psoe pero no son ciudadanos "libres" son gente de la universidad complutense de ciancias politicas que ha sido financiada por venezuela (no digo que eso sea malo o bueno y que venezuela es el infierno y bla bla, solo que eso es asi) para llegar a estas alturas con una estructura fuerte y hacerse del poder. y en cuando a Ciudadanos el otro partido politico emergente tambien sus bemoles de reciclaje de politicos venidos a menos en los partidos grandes pero su gran cualidad para mi es que ser un partido antiindependentista en barcelona y sobrevivir debe ser muy complicado. aun asi definitivamente haber roto ese bipartidismo en españa es algo valioso pero a diferencia tuya yo no creo que eso pueda pasar en mexico ya que la cultura democratica es diferente, e ironicamente ahi deberiamos tener ventaja nosotros porque vivimos en una "democracia" desde hace mas tiempo que ellos pero no es asi. Solo como muestra observa si algun candidato en españa tuvo la osadia de acusar de fraude en alguna eleccion, de cualquier partido, no hay. Aceptaron los resultados todos, ademas esta que el movimiento electoral es diferente porque no llega a gobernar siempre el que ha obtenido mas votos ya que si el que gana no obtiene la mayoria absoluta los otros partidos que perdieron se pueden unir y hacer la mayoria entre eloos y poner a quien gobernara, tal es el caso en madrid que gano el pp pero no va a gobernar porque solo estuvo un escaño arriba y lo mas seguro es que gobierne podemos y en barcelona igual, aunque podemos gano las eleccioes sin mayoria absoluta gobernara porque los votos restantes se pulverizaron entre varios partidos y se puede asociar con algunos para gobernar, la democracia española aunque hablen en castellano es mas europea que latinoamericana por obvias razones lamentablemente no hay por donde compararnos con ellos a pesar de todo sus defectos, por ejemplo desde hace un año todos saben quienes seran los candidatos a presidente de españa en las elecciones de noviembre por el pp sera rajoy, por psoe pedro sanches, por podemos iglesias, por ciudadanos rivera, por IU garzon, etc.
creo que hay un error en tu ultimo parrafo y te falta un NO porque afirmas algo que en el contexto qe pones parece mas que lo estas negando.

Saludos y buena entrada como siempre

Antonio dijo...

Según el video you tube que enlazas, anular no tiene efecto sobre las prerrogativas de los partidos pero sí sobre el conteo para conservar el registro de los partidos pequeños.

Osan Gamer dijo...

En Mexico no existe la figura del Voto en Blanco?? Acá en Colombia existen las 2 figuras, el voto nulo (cuando se marca más de una opción en lo que llamamos tarjeton electoral) y el Voto en Blanco (una opción especial del mismo tarjeton que se marca si no le gusta ninguno de los candidatos), ese voto en blanco cuenta para el total de votos y por lo menos una vez en un pueblito perdido el voto en blanco ganó las elecciones de alcalde y tuvieron que volver a convocar elecciones con nuevos candidatos.

Antonio dijo...

Ego, me quedé pensando en tu postura. Yo en lo personal he argumentado contra el voto nulo en 2009 y en 2012:

http://loszombisdecarthago.blogspot.mx/2011/12/anular-el-voto-voto-en-blanco.html

Sin embargo, mi crítica es al voto nulo como sistema y no como la decisión personal que tú manejas. Me refiero a que no le veo ningún fin práctico a anular como protesta: los partidos fuertes no se ven afectados por la anulación y para que realmente se sintiera tendríamos que alcanzar porcentajes del orden del 50% o del 60%. A este respecto tengo un comentario en cuanto al único punto en el que tu post defiende el voto nulo como sistema:

"En 2009 no vimos beneficios inmediatos, pero el voto nulo sirvió para presionar al gobierno y finalmente llevar a cabo reformas electorales que empiezan a empoderar a la ciudadanía, tales como la consulta ciudadana y los mismos candidatos independientes."

¿Qué te hace pensar que los resultados del voto nulo 2009 fueron la causa de las reformas electorales que mencionas?

Veo el fantasma de un non sequitur pero es pregunta. Si tienes referencias o documentos voy a darte la razón.

Un abrazo.

Juan Carlos Bujanda dijo...

Antonio:

Yo concuerdo con Ego acerca de los beneficios prácticos de anular en masa y argumentado, no todos pretendemos afectar a los partidos fuertes, en mi caso prefiero afectar a los pequeños.

No he podido accesar a la información del INE acerca de como se cuenta el voto anulado para las prerrogativas de los partidos, Dresser dice una cosa y Duque otra.

Ni Ego ni nadie te podrá presentar documentos o evidencias de que los resultados de los anulistas hayan sido causa de las reformas electrorales, esto porque las reformas son causadas por multifactores, pero entre estos factores se encuentra la presion mediática de muchos anulistas, entre los que esta la misma Dresser.

Mi postura, mencionada en mi reciente entrada en Sentido Común es precisamente esta, que si bien la anulación silenciosa no tiene un resultado practico o legal inmediato, su divulgación y argumentación si lo puede tener en un futuro cercano, lo tuvo en el 2012 como menciona Dresser en su vídeo.

Toda forma de protesta tiene consecuencias, no siempre beneficiosas claro esta, pero no pasan desapercibidas del todo.

Saludos

Sombrerudo dijo...

Para antonio:


"los anulistas se marcaron un éxito debido a que, posterior a las elecciones de 2009, el entonces presidente Felipe Calderón llamó a una mesa de diálogo con los líderes del movimiento anulista para recoger sus inquietudes y elaborar una agenda sobre los puntos más importantes que promovían. Luego, se unieron al diálogo con el -también entonces- IFE para los esbozos de lo que sería la reforma electoral de 2014. "

fuente: http://hipertextual.com/2015/06/voto-nulo-en-mexico


Carlos Angeles dijo...

Buena entrada, me aclaras algunas cosas. Al igual que tu no tenía ni puta idea de que hacer con mi voto, al menos ya tengo una idea.

Te tomo una imagen prestada para mi perfil en esta temporada.

Maik Civeira dijo...

Anónimo: Gracias por la valiosa información que compartes sobre Podemos (y por el tip del "no" que me faltó).

Antonio: pues ya te pasaron una fuente. En el video "Anular es votar" Dennisse Dresser dice eso mismo, que el voto nulo permitió que Calderón tomara el movimiento anulista en serio y se sentara a la mesa de discusiones.

Osan: Ojalá pronto podamos ver algo así en México.

Antonio dijo...

Sombrerudo: ya vi la referencia y a partir de ahí encontré más datos sobre las reuniones en 2009 entre los promotores del anulismo y el IFE. Gracias. Para mi esto es suficiente para dar por válido el punto.

Antonio dijo...

Juan Carlos: Gusto en volver a intercambiar contigo ¿Por qué tanta agresividad? ¡Si sólo soy yo! No espero un acta certificada. Con lo que pasó el sombrerudo tengo. Estoy de acuerdo contigo en casi todo pero comparto la postura de Maik en cuanto al razonar el voto, apoyar a los independientes donde los haya y anular cuando todos sean malos.

Juan Carlos Bujanda dijo...

Jajajaja, nada de agresividad mi estimado Antonio, como ya casi no escribo (mas bien no publico lo que escribo), quiero sacar todo en un solo comentario.

En realidad yo también concuerdo con Ego y cambio un poco mi postura, vale la pena apoyar a los independientes, si los conoces y son buenos.

En mi distrito no vale la pena hacerlo.

Un abrazo

Cara Herbal Sembuhkan Gagal Ginjal dijo...

Comience su vez utilice sabiamente hoy. Tiempo Krn que utilice hoy determinará su logro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails