viernes, 14 de agosto de 2015

Derechairos, derechairos everywhere!


Cortesía de Pablo Cabañas


Saludos, habitantes del tercer mundo. Este día voy a abordar un tema que me han estado pidiendo desde hace tiempo: los derechairos. Para entender de qué va la cosa, lo primero que tenemos que aclarar es el uso del término "chairo", que es el original y dio lugar a su contraparte. 

En corto "chairo" es un insulto dirigido hacia personas de izquierda, y como todos los insultos no es posible definirlo con exactitud. En lo personal, yo lo uso para referirme al izquierdista estúpido, que es irracional, dogmático, maniqueo, magufo, conspiranoico, incapaz de autocrítica, que tiene más opiniones que conocimientos y que sostiene toda clase posturas incompatibles sin que la disonancia cognitiva sea un problema. Bueno, el derechairo viene a ser más o menos lo mismo, pero de derechas.

Los chairos ya llevan bastante tiempo siendo el foco de la burla generalizada. Es bueno que las actitudes chairescas sean puestas bajo la lupa para que se vea lo ridículas que son, con la esperanza de que las personas las eviten. Pero a mí me parece que el chairismo es tan obviamente absurdo que burlarse de él no tiene gran mérito. Por otro lado, el humor sobre derechairos es escaso, y como está hecho por chairos, bastante malo, poco creativo y realizado con la bilis fúrica que los caracteriza. Hace falta exponer a los derechairos y ése es el propósito de esta entrada.

"Chiste" de derechairo hecho por un chairo. Terrible.

Es imposible clasificar a las personas sin caer en la caricatura, pero a veces la caricatura es útil para detectar actitudes absurdas y ridículas. Así que esta entrada es en principio una caricaturización no tanto de las personas como de actitudes. De hecho, una persona puede ser completamente lúcida sobre la mayoría de las cuestiones, pero tener ciertas posturas chairas o derechairas muy específicas. Tengan eso en cuenta.

Claro, para un derechairo todo izquierdista es un chairo, y para un chairo todo derechista es un derechairo, y para desgracia de la inteligencia humana, gran parte de las discusiones e Internet se dan entre chairos y derechairos tirándose caca de mono unos a otros. Lo primero es reconocer que no toda persona de derechas es un derechairo. Como izquierdista, obviamente estoy en desacuerdo con las posturas de derechas, pero sé que no todo derechista es estúpido. Javier Corral es un político de derechas, pero un tipo bastante respetable; Enrique Krauze está en el lado liberal de la derecha, pero sigue siendo un intelectual relevante, a quien es constructivo leer incluso cuando no se está de acuerdo. 

Una de las características más sobresalientes de los derechairos es que su principal virtud consiste en no ser chairo. Se ocupan sobre todo de burlarse de los chairos (que, como dije, no tiene gran mérito), o de lo que ellos consideran que es chairez (o sea, cualquier cosa de izquierda). Así, sus publicaciones en línea son del tenor "Miren a esos chairos, son tan pendejos, ajiú, ajiú, ajiú", para que sus correligionarios aplaudan y compartan borreguilmente pensando "Ay, qué inteligente soy porque no soy chairo, ajiú, ajiú, ajiú" (léanlo con voz de Tribilín). Y es que así como el chairo tiende a creerse moralmente superior, el derechairo piensa que es intelectualmente superior.  

Por eso generalmente no recurren a argumentaciones sino a burlas y sarcasmo, sino que adoptan una actitud de "Je, je, je, pinche chairo. Soy demasiado inteligente para tomarte en serio". De ahí que crean que pueden refutar cada postura de izquierda con un chiste, meme, fábula o frase 'ingeniosa' y además creerse muy chingones mientras lo hacen. Cuando argumentan, lo hacen con las patas y metiendo muchas falacias por todas partes, de las que ellos mismos ni se dan cuenta ni pueden entender por qué están mal.



Más que un defensor vehemente de los ideales de derecha, los derechairos suelen ser acerbos quejicas de la izquierda, de la que tienen una noción caricaturazada y simplona, y tienden a atacar con todas sus fuerzas a hombres de paja. No reconocen la existencia de las muchas y muy variadas formas del pensamiento izquierdista, y tienden a imaginar tonterías como que ser izquierda quiere decir repartir todos los bienes y riquezas por igual entre todos. De vez en cuando dirá alguna burrada de analfabeta histórico tipo "los nazis eran de izquierda, porque nazi significa nacional socialista".

En sus defensas del capitalismo (cuando se toman la molestia) suelen cometer la trampa de usar dos definiciones distintas del término, una más amplia y otra más estrecha. Así, si a ti te gusta tener tus propias posesiones y usar dinero para vender y comprar, pues según el derechairo ¡ya te chingaste!, porque ya con eso tienes que aceptar todo el capitalismo actual con lo que viene, incluyendo monopolios, lobbies corporativos, actividades industriales sin regular, desigualdad social y económica, destrucción del medio ambiente y demás... como si no hubiera existido dinero, comercio y propiedades en ningún otro sistema social en la historia de la humanidad, o como si el mismo capitalismo no se presentara en muy diversas formas en la actualidad. Una de sus frases favoritas para responder a quien critica los modelos económicos actuales es "¿Ah sí? ¿Y entonces por qué todos huyen de los países comunistas hacia los capitalistas, eh? ¿A ver, por qué?"

El derechairo cree que el sistema ya es justo en sí mismo, que los pobres son pobres porque quieren y lo merecen porque no trabajan duro. Si es rico o hijo de ricos, siente que se lo merece con la misma convicción religiosa que los creyentes en el derecho divino de los reyes o en el karma. Si está medio jodido, culpa de su jodidez a otros más jodidos que él: desempleados, becarios, pobres, migrantes, obreros, etc. Los odia porque no trabajan duro, sino que esperan que el gobierno les dé todo, y por eso él, que sí trabaja, no prospera. Mientras este derechairo rabia contra los chairos, los dueños de su compañía se hacen ricos, le pagan poco y reciben exenciones fiscales.



Los derechairos le tienen terror al socialismo, aunque no saben bien de qué se trata, y se imaginan que la amenaza roja está a la vuelta de la esquina, a punto de conquistar el mundo y traer la ruina al país. Detrás de toda figura política o movimiento de izquierda se figuran las malvadas intenciones de Hugo Chávez, Fidel Castro o el Peje, que quieren convertir al país en una distopía comunista, lo cual incluye quitarle sus cosas a la gente bien para dársela a los pobres.

Otra característica de los derechairos es recurrir al argumento de "¡los oprimidos somos nosotros!". Así, podremos ver cómo algunos dicen que los empresarios ricos, o los blancos, o los hombres heterosexuales, o los religiosos devotos son los realmente perseguidos y satanizados por esta sociedad cruel. 

Una forma rápida de identificar a los derechairos en los Internetz es durante momentos álgidos de la política nacional o internacional. Por ejemplo, si hay una situación grave respecto a los derechos humanos, digamos la desaparición de 43 estudiantes, o el asesinato de activistas y periodistas, el dechairo brillará en las redes sociales por hacer caso omiso a estos sucesos y centrarse en hacer burla de los "chairos pendejos que se preocupan por eso". En particular les encabronan las marchas, manifestaciones y protestas, y suelen decir mamadotas tipo "Pues sí, eso de que el gobierno mande a matar gente está mal, pero bloquear la calle también es violencia y es igualmente malo". Digo, no es que uno tenga que estar de acuerdo con la forma en la que manifestantes y activistas reaccionan ante estas situaciones, pero el derechairo se enfoca exclusivamente en ello, como si las pendejadas de los chairos fueran más preocupantes que los asesinatos o las violaciones a derechos humanos.



Los derechairos son menos conspicuos que los chairos y generan menos desaprobación y hostilidad entre la mayoría de incautos que no se enteran de nada. Esto debe a que los chairos se encuentran en rebeldía contra 'el sistema' (sea lo que sea), y por lo tanto se la pasan señalando todo lo que está mal en lo que la mayoría de las personas entienden como normalidad. Y es que la mayoría de las personas ni se rebela contra esa normalidad ni invierte muchas ecuaciones en justificarla o defenderla, sino que se deja llevar por ella como por pura inercia. Los derechairos, en cambio, defienden esa normalidad, o por lo menos atacan a quienes la atacan, y por eso no sobresalen tanto. 

Además, las supersticiones exóticas de los chairos (new age y así) sacan mucho de onda porque suenan estrambóticas, pero las supersticiones de los derechairos (las religiones organizadas o las pseudofilosofías) son vistas como creencias normales y hasta respetables, aunque sea igual de absurdo que te puedan alinear los chakras con reiki o que un señor célibe pueda convertir el pan en la carne de Cristo. Dicho de otra forma, los chairos llaman más la atención porque sus estupideces son contracorriente, mientras que las estupideces de los derechairos son básicamente compatibles, si no de plano compartidas, por la estupidez mainstream de la sociedad.

No todos los derechairos son iguales, por supuesto, de modo que aquí les va un catálogo para que aprendan a identificarlos. Las categorías a veces se intersecan, a veces son mutuamente excluyentes. Tengan en cuenta que son generalizaciones sin pretensión académica y que sirven más para describir actitudes que personas. También aclaro que el propósito de esta entrada no es refutar ideas derechairas, sino hacer una taxonomía y reírme un ratito.


El mocho: El tipo básico de derechairo es el religioso que se volvió loco, por lo general católico, pero a menudo cristiano protestante. Lo importante es que 1) su guía moral es un libro que escribieron unos pastores de cabras que vivieron en el desierto hace 3,000 años, y 2) que está ahí para imponerle sus valores a todos los demás. Y si no crees en la Biblia, te recitará versos de la Biblia para que creas en la Biblia. Es el principal opositor a que se dé educación sexual en las escuelas públicas, y a que se legalice el aborto, el matrimonio igualitario o la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Considera que hay un malvado 'lobby gay' que tiene oscuros intereses para destruir a la familia y aúlla con desconsuelo cada vez que ve cómo la modernidad le ha lavado el cerebro a los jóvenes y que "¡se han perdido los valores!". Obviamente, vota por el PAN. Si es de alguna secta protestante, es probable que también sea un creacionista. Alucina que los religiosos devotos son perseguidos hoy en día peor que en tiempos de Nerón. Posdata: Existen pocas cosas tan involuntariamente cómicas como que un tipo religioso te diga que eres un borrego.



El godínez: No exactamente un derechairo, ya que no es un defensor de los valores de la derecha, sino un férreo opositor del chairismo. Es el principal vocero del mantra "¡que se pongan a trabajar!". Odia a los chairos por no aceptar una respetable vida como gris oficinista y por estorbar la calle con sus plantoes y marchas ("¡que se pongan a trabajar!"). Suele carecer de intereses más allá de la chamba, el futbol, películas de Adam Sandler y otras formas bajas de entretenimiento (y saben exactamente qué es lo que debería hacer el director técnico de la selección); jamás se podría charlar con esta persona sobre cosas que no puedan comprarse, comerse, follarse o que no den risa, como la ciencia, el arte o la filosofía. Si llega a saber que ocupas tu tiempo con alguna de estas cosas pensará que eres un ocioso o que no tienes nada útil que hacer ("¡que se pongan a trabajar!"). Sus temas de política son bastante provincianos y se reducen a especular quién va a quedar en cada puesto, pero tanto así como a debatir de ideas políticas no llega. Sus publicaciones en línea incluyen mucho "¡Actitud positiva!", "El cambio está en uno" y "¡Que se pongan a trabajar!".



El criptonazi: Es un güey que dice que Hitler era un gran estadista, pero no es nazi. Cree que Alemania no fue el país agresor en la Segunda Guerra Mundial, sino que sólo se estaba defendiendo de los pérfidos Churchill y Stalin, pero no es nazi. Tal vez no niega tal cual que el Holocausto haya ocurrido, sólo dice que resulta muy sospechosas las historias al respecto, pero no es nazi. Dice que Hitler ha sido muy mal tratado por la 'historia oficial' y trata de educarnos a todos con historias de ciencia ficción (a las que llama con el eufemismo de 'revisionismo histórico') sobre universos paralelos en el que los del Eje eran los buenos, pero no es nazi. Dice que una persona objetiva tiene que admitir que existen diferencias biológicas (como la inteligencia) entre las razas humanas, pero no es nazi. Acusa que actualmente la raza blanca (de la que se siente parte porque es un mexicano de ojos claros) es perseguida, satanizada y obligada a avergonzarse de sí misma, pero no es nazi. Realmente cree que los judíos controlan el mundo, e impulsan los movimientos feministas, socialistas, antirracistas y LGBT, pero no es nazi. En fin, que es un puto nazi, pero no tiene los huevos para decir "soy un puto nazi". Si sabe leer, su libro de cabecera es Derrota mundial.



El übermensch: Es un pendejo que leyó a Nietszche y desde entonces sueña con ser conquistador de naciones. Eso de la civilización se le hace demasiado complicado, y añora una era en la que los fuertes, valientes y virtuosos dominaban a los demás con la fuerza de su voluntad. Cree que la vida es un conflicto constante, una lucha a sangre y fuego en la que sólo los más fuertes sobreviven. Obviamente, él cree que es uno de los fuertes. Rechaza la racionalidad, prefiriendo la voluntad y el instinto animal, y piensa que eso de la moralidad son maricadas diseñadas para mantener oprimidos a los superhombres como él. Eso justifica toda clase de violencia, abuso y opresión: si los oprimidos no saben defenderse, pues es su puto pedo. A menudo termina convirtiéndose en criptonazi, aunque hay una extraña versión de übermensch que se dice de izquierdas, con toda la misma caterva de mamadas, pero en chairo.



El libertariasno: Es el derechairo más moderno; socialmente liberal, está a favor del matrimonio gay, el aborto, la legalización de las drogas y demás puterías porque cree en el sabio principio de que cada quien es libre hacer de su culo un papalote. El problema es que está medio atarantado y cree que la libertad de una persona para fumarse lo que quiera está al mismo nivel, y por tanto debe ser igualmente defendida, que la libertad de las corporaciones para pagar salarios de miseria, destruir ecosistemas y sobornar políticos. En pocas palabras, ama con toda su alma el capitalismo de libre mercado. Todos los problemas se resolverían si dejaran a las empresas a ser libres; sin cobrarles impuestos ni regularlas con leyes ambientales, salarios mínimos o derechos laborales. El Estado de bienestar es para él un arma del estatismo que pone a los países a la orilla de convertirse en Stalinlandia, y por eso está en contra de que cualquier cosa sea pública, todo debe ser privado: la educación, la salud, la seguridad, los parques, los bosques, el sol... En lo único que debería gastar el gobierno es en granaderos que repriman a los chairos.



Seguidor fiel de la pseudocientífica Escuela de Austria, tiene fe en que las sabias leyes del mercado eliminarán a las empresas corruptas, y si a la gente no le gusta que una compañía contamine o explote a sus trabajadores, pues es libre de no comprar sus productos o servicios. Los pobres son pobres porque quieren, y lo único que necesitan es que les dejen ser libres para trabajar duro y prosperar; y si no lo logran, pues ni modos, no lo merecen, que así funciona el darwinismo social. Niega el calentamiento global porque la libre actividad empresarial es incapaz de provocar algo malo. Cuando todo sea propiedad de alguien y todo sea objeto de libre competencia, se resolverán los problemas de la humanidad, habrá prosperidad para todos los que la merezcan, y juntos de la mano caminaremos hacia el arcoíris. Rechaza el socialismo porque es utópico.



El randroide: Es la digievolución de un libertariasno que se activa por la radiación que emiten los libros de Ayn Rand, que es para sus seguidores lo que L. Ron Hubbard a los creyentes de la cientología: fantoches que nadie toma en serio como escritores o pensadores, excepto los miembros de su delirante secta. Un randroide cree básicamente lo mismo que un libertariasno pero aderezado con ideología para ardidos. Es especialmente popular con perdedores solitarios porque les revela que en realidad ellos son mejores que todos los demás y que lo pasa es que la sociedad mediocre y envidiosa los reprime. Una de sus creencias básicas es que cada individuo triunfa o fracasa por sí mismo y que las condiciones sociales no tienen nada que ver, con lo que niega todo lo que hemos aprendido por la sociología en el último medio siglo. Todos los colectivismos son malignos, y le gustaría abolir al Estado, pero no más que acabe su carrera en la universidad pública local. Considera que los empresarios multimillonarios (que se han hecho a sí mismos y sin ayuda de nadie, claro) son la clase más perseguida en este mundo, satanizados por una sociedad envidiosa que necesita y se beneficia de ellos, pero que les tiene rencor. Nada más inmoral y perverso que cobrarle impuestos a los triunfadores para repartirlo entre los parásitos que no lo merecen.  Cree que la felicidad no es para todos, sino para quienes luchan por ella, pues si cualquiera pudiera alcanzarla se devaluaría como tu prima la piruja. Podemos poner al randoide junto al übermensch entre los seguidores de pseudofilosofías que sólo son justificaciones racionalizadas para los hijos de puta.



El hateo vriyante / el hecéctico: Es un tipo de derechairo especialmente molesto, porque se cree bien inteligente y racionalote, y se congratula por haber alcanzado el gran logro intelectual de no creer en cosas que no existen. Leyó algún libro de Carl Sagan o alguna columna de Richard Dawkins y ya por eso se siente pensador crítico. Como buen derechairo, su principal ocupación es burlarse de los magufos que creen en cosas sobrenaturales. ¡Pero ojo! nunca comparte ni divulga información que pueda educar al público y refutar las maguferías, sino que sólo se limita a burlarse y jactarse de "¡Qué inteligente soy porque no soy magufo, ajiú, ajiú, ajiú!". El verdadero peligro es que, como se cree muy racional, alucina que sus propias posturas ideológicas tienen la validez y objetividad que hechos científicos establecidos, y por lo tanto se figura que las posturas de la izquierda, como feminismo, indigenismo, anticolonialismo o ambientalismo, están en el mismo lugar que la astrología, ufología, acuputura u homepatía. Por supuesto, para sostenerlo nunca da argumentos, sólo se burla y es sarcástico siguiendo el método derechairo que ya hemos visto. Algunos hateos vriyantes sienten particular fobia hacia el islam, y consideran que todos los musulmanes son locos bombarderos suicidas follacabras que "¡nos destruirán a todos!", razón por la cual suelen hacer más alharaca por un decapitado en Siria que por un periodista asesinado en México. Por razones obvias, se opone al mocho y suele ser un libertariasno. También hay versiones correspondientes en la izquierda, pero ésa es harina de otro costal.





El hispanista: Un tipo particular de revisionista histórico, que está por revelarte la verdad verdadera que te ocultan los libros de la SEP y este maldito gobierno liberal. Básicamente, rechaza la simplonería maniquea del discurso histórico oficial y la sustituye por su propia simplonería maniquea. O sea, te dice que la historia de Méjico fue exactamente al revés, que Iturbide, Santa Anna Maximiliano y Porfirio Díaz eran los buenos, y que Hidalgo, Juárez y los revolucionarios eran los malos. Sobre todo, quiere reivindicar a España, que la Conquista de Méjico fue lo mejor que le pasó a estas tierras y que la Colonia fue una época dorada, y se lamenta de que nuestras raíces hispánicas no sean tan celebradas como las indígenas (Corte a: indígenas viviendo en la actualidad en la pobreza y siendo discriminados por su lengua, cultura y aspecto. Corte de regreso al set). Suele ser un mocho del tipo católico guadalupano y hasta llega a insinuar que lo que Méjico necesita es una monarquía encabezada por los descendientes de Agustín de Iturbide. Es en pinches serio.



El machirrín: Es el derechairo masculino que se siente amenazado por el avance de las feminazis. Considera que todas las feministas son feminazis y que el feminazismo es la peor amenaza al mundo civilizado, por lo que se la pasa publicando en su contra. Los hay de dos tipos básicos:

+A: Es el machirrín conservador, ya sea en su variante de mocho o de criptonazi. Es el que rechaza todos los avances del feminismo desde las sufragistas hasta hoy, que eso de buscar la igualdad es patológico, que sólo destruye a la sociedad y hace infelices a hombres y mujeres por igual. Cree que el feminismo ha arruinado la vida de las mujeres, al quitarles su papel como cariñosas y atentas cuidadoras y apapachadoras, ya que por eso los hombres ahora las consideran sólo para el sepso. Porque, a huevo, una mujer sólo puede ser apreciada como mamá-esposa o como amante-puta, y si pierde una sólo le queda la otra, y además su felicidad depende de cómo los hombres la valoran.



+B: Es el machirrín liberal, que suele ser libertariasno y hateo vriyante. Está a favor de la igualdad entre sexos y de la libertad de las mujeres, pero no es feminista, es sólo que comparte los valores de cualquier persona decente. Ignora con alegría que si ésos llegaron a ser valores de cualquier persona decente fue precisamente gracias al feminismo, pero en fin... Considera que la igualdad ya se logró, que si las mujeres ya votan, trabajan, estudian y tienen sus pertenencias, ¿qué más chingados quieren? (Corte a: casos en los que las autoridades minimizan denuncian de violación, casos de slut shaming contra jovencitas, casos de mujeres que siguen siendo golpeadas por sus maridos, pero no pueden dejarlos porque no son económicamente autosuficientes. Corte de regreso al set). En un clásico movimiento derechairo de "¡los oprimidos somos nosotros!", le encanta espulgar cerecitas y hablar de situaciones en las que los hombres están en desventaja. Puede ser que opte por el término "masculinismo", que es al machismo lo mismo que el "racialismo" al racismo. Teme sinceramente que las feminazis vengan con sus axilas peludas y sus calzones bañados en sangre menstrual a quitarle sus cómics de Batichica.




Bien, creo que eso cubre lo básico. Por supuesto, habrá otras actitudes derechairescas que se me habrán escapad, pero con eso tenemos por el momento. Creo que para evitar caer en el chairismo y el derechairismo lo que una persona debe hacer es informarse y aprender a pensar críticamente (y aún así es difícil), conocer que el mundo es muy complejo y que las formas de pensar son muy diversas. 

25 comentarios:

TORK dijo...

Me gustó mucho la entrada y hay bastante que comentar.

Primero que nada, soy enemigo del término «chairo» y de sus mil y una derivaciones estúpidas, lo que incluye justamente el término «derechairo». Considero que es uno de esos términos cuyo solo uso exhibe la vena derechista o conservadora de quien lo escupe, igual que «libertinaje» y otros.

Sobre esta taxonomía: básicamente se habla de derechistas de caricatura, los cuales están muy bien descritos en esta entrada. Sin embargo, si su cualidad principal es su oposición, en mayor o menor medida, al chairismo (¡asco de palabra¡), y si por eso se les llama «derechairos» (¡otro asco de palabra¡), hay algunos de los tipos aquí mencionados que no entran en esa clasificación:

—El mocho. No creo que entre porque, si bien es derechista, no necesariamente se opone a la izquierda como tal, de hecho su enemigo natural (tú mismo lo dijiste) es el hateo vriyante.

—El hateo vriyante. El espectro ateo es bastante amplio, lo suficiente como para ver que en esa diversidad hay muchos, comenzando por Nava (el hateo vriyante originario) que son, en efecto, magufos, indigenistas, anticolonialistas que apedrean las estatuas de Colón (WTF) o ambientalistas grinpisseros.

—Los machirrines. El conservador por la misma razón que el mocho, y el liberal porque hay una proporción relativamente equilibrada entre quienes sostienen ideas de derecha y los que las rechazan abiertamente.

Los que si entran en el cuadro sin sombra de duda (y que son caras de un mismo prisma) son los godínez, los libertariasnos (término que, dicho sea de paso, yo acuñé ─no pude evitarlo─) y los randroides, que a veces las tres características se juntan en una sola persona. Son los que usan el término «chairo» sin pudor ni recato; son los que dicen que no existe el neoliberalismo. Cito el comentario textual de uno de esos entes:

«Y dale con "neoliberalismo", eso no existe; y lo que hace la troika y la eurozona no es capitalismo. Se llevan a cabo acciones capitalistas... a pesar de las políticas de la eurozona, no gracias a ellas; si algo trae Europa desde hace tiempo es un "amorío" con el socialismo, y ahí vienen Italia, Francia y España para poner más ejemplos. El uso de neoliberalismo es como hablar de "alopatía" en medicina, es decir, solo funcionan éstos términos usados en conjunto con conceptos magufos y chairos como la homeopatía o el populismo».

Son los que, sea en serio o sea por joder, cada 11 de septiembre «celebran» la derrota de Salvador Allende y el ascenso al poder del tocayo Pinochet; son los que mandan felicitaciones el 4 de julio, aunque lo único que tengan de gringos sean los aparatos que usan. Son los que aprenden «historia» con los «desmitificadores» hispanistas, creyendo ser pensadores no alineados sólo porque contradicen la versión de la SEP.

Gran entrada.

Pablo Cabañas dijo...

Es cierto sobre su definición, cada quién le da lo que es a su parecer (para mí, el chairo es un imbécil intolerante y fanático, sea de izquierda o de derecha, aunque dado que la palabreja se usa indistintivamente a cualquier de izquierda casi no lo uso para evitar malos entendidos).

Sobre el tipo "hispanista", es hasta hilarante su "razonamiento": parte de la idea de la SEP puras mentiras ha enseñado a los pobres niños del país, y todo por culpa de los gobiernos herederos del "vendepatrias" de Juárez y de los "bandoleros" revolucionarios, pero ¡sorpresa! resulta ser de los primeros en defender al gobierno en turno (EPN, Fox, Salinas, etc.) frente a las críticas de ciertos sectores sociales, olvidándose que los gobernantes que tanto defienden son los jefes de los titulares de la SEP, a quien tanto les da escozor.

PD: No pus que chido dibujo que encabeza el post :P
Saludos.

Unknown dijo...

A los derechairos ececticos les encanta compartir articulos de González de Alba y caricaturas de Paco Calderón como el ejemplo de la postura política "racional".

Anónimo dijo...

Jajajaja buen post, es jodido definirse como que tipo "derechairo" es uno aquí en el paraiso socialista llamado Ecuador. (Corte: En momentos que hay un revuelo por manifestaciones y una posible erupción volcánica, se habla de heridos y presos por parte de los manifestantes y donde una periodista extranjera la van a deportar por motivos que nadie entiende. Fin del corte.) Creo que me cae el libertariasno pero sin tanta "libertad"; eso sí, estoy rodeado por hateos vriyantez jajajaja

Dr. Ratonovich dijo...

Bueno el post, creo que es el primer intento que veo por clasificar taxonómicamente a los derechairos.

A propósito de que los derechairos llaman menos la atención por tener opiniones más cercanas al común denominador, ¿será por eso que no hay una imagen icónica del derechairo? Lo digo porque no puedo pensar en un equivalente derchista al meme del chairo.

Ahora que todo esto puede ser resultado de una investigación deficiente en los internets. Mea culpa.

Anónimo dijo...

Menos mal que no se quería caer en el chairismo. Ni imaginarnos el nivel que se hubiera alcanzado de querer hacerlos.

Anónimo dijo...

Siento que te basaste en estos bloggers

http://guffo.blogspot.mx/2011/06/las-altruistas-que-piden-fiado.html

http://alexanderstrauffon.blogspot.mx/2015/06/call-of-strauffon-gay-rights-warfare.html

http://www.falsoprofeta.org/2014/01/viviendo-bajo-el-tercer-reich-feminazi.html

Está bien, me gusta tu estilo, pero me parece que más bien hiciste una lista de "gente que no es tan de izquierdas como mi hermosa persona". Parece que lo único que tienen en común es que alguna vez han estado en desacuerdo con TU definición de izquierda.

Maik Civeira dijo...

Hola, a todos, gracias por sus comentarios. En especial a Tork, por tomarse la molestia de escribir tanto. Y pues sí, vale la pena recordar que como dije desde el principio, son generalidades y caricaturizaciones, no análisis de pretención científica; y además se aplica más a ciertas actitudes que a personas en sí. Y pues también, que no todo derechista es derechairo, que no todo religioso es un mocho fanático, que no todo libertario es un libertariasno, y así...

Al último anónimo: Pues no, no me basé en esos bloggers. Puede ser que la entrada sea una de "gente que me cae mal", pero también le he dedicado bastantes críticas a la izquierda y los izquierdosos, con el afán de señalar las actitudes chairescas. No sé a que te refieres con MI definición de izquierda...

Anónimo dijo...

Que es una izquierda muy gringa. Son los yakis los que ponen a los neonazis en la derecha, cuando en hispanoamérica están en la izquierda. No toda la izquierda es antisemita, pero de los que hay bajo su definición cripto, la mayoría son de izquierda. Ej. "váyanse asquerosos judíos banqueros". Justo usted tiene una entrada explicando el fenómeno de la xenofobia en países del tercermundo.

"Considera que la igualdad ya se logró, que si las mujeres ya votan, trabajan, estudian y tienen sus pertenencias, ¿qué más chingados quieren? (Corte a: casos en los que las autoridades minimizan denuncian de violación, casos de slut shaming contra jovencitas, casos de mujeres que siguen siendo golpeadas por sus maridos, pero no pueden dejarlos porque no son económicamente autosuficientes. Corte de regreso al set)."

Me pregunto, según su hermosa persona, cómo se puede criticar al feminismo. El feminismo occidental anglosajón no es lo mismo que el feminismo en hispanoamérica. Unas hacen marchas contra el slut shamming, y otras buscan que resolución a los feminicidios, como el reciente caso que usted reportó.

En sintesis: que al defender el feminismo en todos los frentes, y explicar, como dijo en otra entrada, que la xenofobia es justificable siempre que se haga al más fuerte; es decir, endorsa el extremismo de las minorías, por minorías.

El antisemitismo o la apatía de la población pueda sentir al slut shamming es lamentable, pero no conlleva ipso facto que sean de derecha. Si acaso, gente que a usted no le agrada; pero de izquierda, lo que se dice izquierda, si son muchos ¿eh?

Por eso le digo que su definición
"Ah, ¿no defendés la mismas causas que yo? Entonces vos no sos de izquierda!"

Maik Civeira dijo...

Pérese un momento, licenciado, hay que aclarar algunas cosas. Los nazis, neonazis y criptonazis SON derecha, aquí y en China, y no es cuestión cultural ni geográfica ni lo digo no más porque así me guste. Existen izquierdistas con sentimientos antisemitas, eso sí. Existen también izquierditas que te dicen "che, si los nazis ni eran tan malos, lo que pasa es que los gringos...". Esto se debe a que están idiotas, a que en su afán de odiar a los yankis terminan haciendo apologías de los nazis, a confundir la crítica al gobierno de Israel con odio por el pueblo judío y demás. Esto es porque la izquierda también está llena de gente pendeja que no sabe de lo que habla (vea mi definición de chairo al principio de esta entrada). Eso no quita que el nazismo sea, como tal, una ideología de derechas.

El feminismo, o más bien, los feminismos, como todo sistema de pensamiento, son susceptibles a las críticas. Hay posturas feministas extremas, incoherentes o de plano estúpidas. Eso sucede en todas las ideologías: siempre va a encontrar corrientes, posturas e individuos sensatos, así como completos orates, o gente que sea muy lúcida en unos temas, pero tenga ideas muy estrafalarias sobre otros. Obviamente, las feministas de primer mundo tendrán otras metas inmediatas que las de tercer mundo, y no se combatirán los mismos problemas en un bachillerato de clase media que en un barrio bravo. Idealmente, lo que se busca al fin y al cabo es la igualdad entre géneros y la liberación de la mujer.

Tiene usted problemas de comprensión lectora. No defiendo todas las formas de feminismo. He intentado señalar y criticar las posturas más ilógicas en mis entradas sobre cultura pop y género. Viera usted que eso me lleva a discusiones con amigas feministas que quisieran que yo lo aceptara todo tal cual... En mi entrada sobre conservadurismos advertí que toda xenofobia es irracional, nunca dije que es justificable si se le hace al más fuerte, dije que hay que entender de dónde viene, y porqué entonces suele formar parte de discursos izquierdistas. En ningún momento dije que se justificaba y naturalmente no creo que se pueda justificar.

No, tener esas actitudes no hacen a una persona ser de derecha o de izquierda. En efecto, clasificar a la gente como tal o cual siempre es muy difícil. Por eso advertí en esta misma entrada que se aplica más a actitudes que a personas, y que debe tomarse como una caricatura, no un intento de clasificación sociológica, ni siquiera una refutación.

¿Mi definición? Dejo como muestra las entradas en las que critico las posturas y actitudes en las que caen a menudo las personas de izquierda. Puedo criticar a un izquierdista confundido o atarantado y no por eso negar que sea izquierdista.

zet1 dijo...

Y habría que agregar al seudo escéptico de derecha (que dice ser de izquierda) que se cree chingon diciendo a los otros "magufos" y usa viñetas o hace uso excesivo de falacias para creerse intelectual y moralmente superior a los además.

zet1 dijo...

Si usas el término alopatía éste no deja de ser inútil para describir solo a cierto espectro de tratamientos anti. Para cualquiera que tenga la mínima idea de historia de la medicina alopatía no es sinónimo de cirugía ni de otros tratamientos que no actúan como anti.
Ya de plano decir que hablar de homeopatía es cosa de "chairos" o "magufos" solo descalifica a quien lo emplea. No sé porque tienen que meter a la homeopatía en una discusión que francamente no tiene que ver.

Maik Civeira dijo...

zet1: La homeopatía es una pseudociencia y no hay vuelta de hoja. Estudios y metaestudios han demostrado que no tiene mayor efecto que el placebo, amén de que se basa en principios que contradicen lo que sabemos de química. Eso lo clasifica dentro de la magufería.

Decir que soy "de derecha" porque critico y me burlo de las incongruencias de otros izquierdistas es tan de chairo de libro de texto que sólo puedo rodar los ojos; a tales maniqueísmos simplistas de "si me criticas debe ser porque estás con el enemigo" le he dedicado sus buenas entradas al respecto.

A sus comentarios en mi entrada sobre links y escepticismo ya ni le respondo, porque usted solito hizo el ridículo. Sólo añado que se ve que ni entiende lo que lee: no digo que se tire a la basura lo que no cuadra con el sentido común o parezca extraordinario (mucho del conocimiento científico es antiintuitivo, como la física cuántica), aconsejo al lector casual de Internet que cuando se tope con algo que contradiga los conocimientos consensados o que se salga de su sentido común, investigue un poco más allá y no se deje llevar por el primer encabezado sensacionalista.

Maik Civeira dijo...

zet1: La homeopatía es una pseudociencia y no hay vuelta de hoja. Estudios y metaestudios han demostrado que no tiene mayor efecto que el placebo, amén de que se basa en principios que contradicen lo que sabemos de química. Eso lo clasifica dentro de la magufería.

Decir que soy "de derecha" porque critico y me burlo de las incongruencias de otros izquierdistas es tan de chairo de libro de texto que sólo puedo rodar los ojos; a tales maniqueísmos simplistas de "si me criticas debe ser porque estás con el enemigo" le he dedicado sus buenas entradas al respecto.

A sus comentarios en mi entrada sobre links y escepticismo ya ni le respondo, porque usted solito hizo el ridículo. Sólo añado que se ve que ni entiende lo que lee: no digo que se tire a la basura lo que no cuadra con el sentido común o parezca extraordinario (mucho del conocimiento científico es antiintuitivo, como la física cuántica), aconsejo al lector casual de Internet que cuando se tope con algo que contradiga los conocimientos consensados o que se salga de su sentido común, investigue un poco más allá y no se deje llevar por el primer encabezado sensacionalista.

zet1 dijo...

Admito que hice el ridículo en tu otra entrada por confundir las discusiones, espero no volverlo a hacer y mis mas sinceras disculpas. Sin embargo no estoy de acuerdo con tu punto y no estás predicando con el ejemplo del que dicen en el post.

He tenido discusiones con varios de los que se dicen críticos de la homeopatía y ninguno me ha demostrado que la homeopatía sea una falsa ciencia. Ellos apelan a distintos criterios de demarcación y fallan estrepitosamente en entenderlos o si los entienden quieren forzar la realidad para que cuadre en sus esquemas. A lo sumo debo mencionar que el esquema más elaborado es el de Mario Bunge porque es multicriterial y cuando se aplica la homeopatía resulta que su decálogo deja a ésta como ciencia. Otra cosa es que Bunge niegue los hechos.
No solo eso, sino que tampoco nadie me ha demostrado que la homeopatía contradiga lo que sabemos de química. Qué contradice la ley de acción de masas? Pues es irrelevante en las ultra diluciones porque ahí entran otros aspectos relacionados a la física. Y no estoy hablando de esoterismo sino de conceptos físicos. Creo que no te has dado una vuelta por los experimentos hechos en varios países donde se demuestra que la "magufa" memoria del agua es cierta bajo determinadas condiciones. Y en esos trabajos se aplica la metodología científica son problema y puede ser falseada completamente para los fans de Popper.
Otra cosa y sin afán de ofender, has leído los ensayos clínicos, revisiones clínicas y meta análisis o solamente escribes por escribir?
Lo que deberías recomendar es que tus propios comentarios y "criticas" sean por igual criticadas y no pasadas como verdades porque acabas nacido exactamente lo mismo de aquellos a los que críticas.
Informarte un poco cuesta pero vale la pena:


Acá tienes el ultimo meta análisis general que prueba si la hipótesis placebo se sostiene o no. Considera que incluso algunos de los ensayos de alta calidad siguieron demostrando efecto, magia? Magufada? Tan vez pero ahí tienes los resultados:

http://www.systematicreviewsjournal.com/content/3/1/142

Y para los interesados en el aspecto físico de la mal llamada memoria del agua. Toma nota que no son noticias ni de la BBC ni de RT noticias ni mucho menos de blogs de divulgación hezeptika. Son artículo revisados por pares, fuentes primarias que en la UNAM a algunos les da escozor y ni siquiera se toman la molestia en revisarlos solo atacarlos.


http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167732215303585

http://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/15368378.2015.1036070

http://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/15368378.2015.1036070


Digo que el seudo escepticismo que profesas es de ultra derecha. Cualquiera que se meta en na historia del CISCOP sabe que esa organización es exactamente la misma que tradujo la palabra quackery a "mágico" por medio de Xoan Carreira. Y es la mismita que se dice profesar el socialismo libertario (incluso tenían antecedente editando Living Marxismo) pero no duda en hacerle publicidad a lo que dictan empresas monopólicas. Decir "magufo esto" "magufo lo otro" es tan vacío como decir que esto no me gusta y lo critico por que me da la gana sin saber.

Maik Civeira dijo...

De acuerdo, acepto sus disculpas y aprecio que cambie su tono beligerante por disposición al diálogo. Sobre la homeopatía:

No corresponde a los escéticos demostrar que la homeopatía es una falsa ciencia; le corresponde a sus defensores demostrar que funciona. Lo que los estudios científicos han hecho es establecer una y otra vez que por más que se analice, la homeopatía no da pruebas de que funcione en lo absoluto.

Ahora veamos los enlaces que usted comparte. El primero dice "The low or unclear overall quality of the evidence prompts caution in interpreting the findings. New high-quality RCT research is necessary to enable more decisive interpretation." Y como dice más arriba, sólo TRES de las pruebas que se hicieron podían ser considerada confiables. O sea, que los resultados no son concluyentes y los mismos que los realizaron advierten no extraer conclusiones.

El segundo dice: "The results indicate that even in extreme dilutions the molecules of sulphur may be present in these homoeopathic formulations." O sea, la única conclusión es que, aún después de muchas disoluciones, ES POSIBLE que haya moléculas de sulfuro en fórmulas homeopáticas. No concluye que dichas fórmulas sean efectivas para el tratamiento que se indica, ni que el agua "recuerde" gracias a la física cuántica o lo que sea, las características del sulfuro. Es sólo que es posible que después de tanta disolución se cuele una que otra molécula.

El tercero lo compartió dos veces: Admito que interpretar estos resultados va mucho más allá de mis conocimientos y por lo tanto no puedo saber ni qué significan. Necesitaría de la guía de un físico, químico o por lo menos un divulgador profesional.

Aún así, suponiendo que de verdad soy un necio que se niega a reconocer la abrumadora evidencia a favor de la homeopatía, no veo cómo eso me hace de derecha, mucho menos de ultra derecha (no veo que el rechazo a la homeopatía sea una parte fundamental de las ideologías fascistoides). Tampoco veo el sentido de todo el párrafo que sigue, argumentado con base en puras falacias de asociación. Lo único que veo es la vieja actitud maniquea y simplona de decir que "si no es MI izquierda es, no sólo derecha, sino ultraderecha".

zet1 dijo...

El meta análisis por supuesto advierte limitaciones. Ahí lo que se hizo es saber si la hipótesis placebo se sostiene o no. Si bien la mayoría de estudios son en general de baja calidad caes en el mismo error que otros "escépticos": 1) Que los autores hablan de una calidad general, eso no implica que no existan estudios de alta calidad. 2) Que entre los estudios de baja calidad incluye aquellos estudios con resultados desfavorables, por lo tanto quien afirma que la homeopatía no ha demostrado eficacia y usa la tesis del placebo tiene que liar con el hecho de que su oposición se basa en ensayos de baja calidad por regla de tres entonces tampoco podría concluirse su no efectividad. 3) Que la calidad de varios ensayos clínicos de homeopatía irónicamente son de mejor calidad que los de medicina convencional. 4) Que pese a las limitaciones en ensayos de alta calidad sigue habiendo un efecto superior al placebo no inferior a otros tratamientos convencionales.


Del segundo enlace veo que no leíste mas que el resumen. El articulo se refiere a que en el grupo testigo (homeopatico) existen diferencias físicas atribuibles a la estructura del agua, por eso hablan de que ahí puede quedar una especie de impronta del soluto y a eso se refieren. Es absurdo que le pidas a un articulo de físico química que te hable de la eficacia para eso están los estudios clínicos.

El tercer artículo confirma el segundo solo que ahí se les llaman de otra manera. Básicamente se usaron técnicas analíticas distintas y sustancias variadas, pero el mismo método de dilución y agitación en serie. Los resultados? Que hay formación de estructuras mano métricas.


zet1 dijo...

Te suena "magufo"? Curiosamente para rechazar la homeopatía usas exactamente el mismo discurso calcado de divulgadores como Martín Bonfil o Miguel Ángel Mendez Rojas. Discurso calcado del CSICOP. Y CSICOP es una organización que se hizo pasar de izquierda pero que en la práctica es de ultra derecha. Ya si tú no sigues todo lo que ellos dicen ok no lo vuelvo a mencionar.

Respecto a que puse el mismo enlace dos veces debí poner este:

http://www.tandfonline.com/toc/iebm20/current#/doi/full/10.3109/15368378.2015.1036072

Es una replicación independiente de uno de los trabajos de Jacques Benveniste. El trabajo se realizó en tres laboratorios independientes y usando una codificación a doble ciego.

Otros experimentos que llegan prácticamente a lo mismo son estos:


http://www.scientific.net/AMM.607.61

http://link.springer.com/article/10.1007/s40031-013-0035-2

http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10953-007-9215-5

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/01448765.2014.960451

http://www.homeopathyjournal.net/article/S1475-4916(15)00062-4/fulltext

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306452213007094

http://www.homeopathyjournal.net/article/S1475-4916(13)00002-7/abstract

Y lo anterior es coherente con las predicciones teoricas:

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/qua.22140/abstract

Maik Civeira dijo...

Hmmm, no. Ahora tú estás interpretando las cosas como a ti te da la gana; el mismo metanálisis dice que los resultados no son concluyentes. Tú sales con "pero lo que realmente quiso decir", es muy mañoso. No le pido pruebas de eficacia médica a un artículo de físicoquímica, digo que no lo puedes presentar como prueba de que la homeopatía funciona.

Otra vez la falacia de asociación "tus argumentos son parecidos a los de gente mala, ¡debes ser malo!". Es muy burdo.

Ahora, te voy a decir lo que una videobloguera le dijo a los creacionistas: ¿Por qué me estás discutiendo a mí? ¿Por qué estás tratando de convencerme a mí? Yo no soy científico, ni estoy calificado para entender papers científicos avanzados. Si estás tan seguro de tu postura, llévala a instituciones científicas, a universidades, a publicaciones divulgativas serias. Si tienes la razón, tarde o temprano saldrá a la luz y se impondrá, y entonces quizá se pueda explicar y convencer a los legos como yo.

Anónimo dijo...

La escuela de Viena, seudocientífica? Popper? Vaya, verdad que la escuela de Frankfurt era un reducto del positivismo!

Maik Civeira dijo...

Creo que estás confundiendo el Círculo de Viena con la Escuela de Austria; ésta claro que es pseudocientífica. La de Frankfurt también lo era, pero es mame de izquierdas, así que no lo incluí. Aquí explicaciones de por qué ambas son tonterías:

http://elescepticodejalisco.blogspot.mx/2014/03/mis-tonterias-favoritas-de-las.html

zet1 dijo...

¿Y qué es concluyente?

El meta análisis refuta la hipótesis nula de que no habría ni un sólo estudio de calidad que supere al placebo. Es todo. En pocas palabras ese estudio ed irrelevante para saber si funciona para X, Y o Z enfermedad. Sólo indica que considerando la literatura seleccionada encontraron que un pequeño grupo de estudios superó al placebo. Es falsar la hipótesis nula del placebo a mayor nivel.

No escribí que seas malo, no asumo eso. El hecho es que tus argumentos son esencialmente los mismos. Lo que puede explicarse por crédulo o por mera difusión y aceptación acrítica de las ideas del contenido que leíste.

Es claro que un estudio no se presenta como prueba de eficacia. De hecho jamás he puesto tal cosa. Lo he puesto porque ese estudio sirve para objetar el alegato de que la homeopatía es toda "nada".

Esos artículos se realizaron desde instituciones científicas y/o privadas. Sólo vine a molestar el panal.

Siet dijo...

"Detrás de toda figura política o movimiento de izquierda se figuran las malvadas intenciones de Hugo Chávez, Fidel Castro"

Jeje, y justo aparece esta "obra"https://http2.mlstatic.com/el-engano-populista-axel-kaiser-gloria-alvarez-D_NQ_NP_995321-MLC20759566579_062016-F.jpg

sergio palma dijo...

La mayor parte de esta entrada, como siempre, es buena, pero creo que fuiste muy sesgado y prejuicioso en la parte en la que hablas del libertarismo.
Para empezar no es de derecha (a pesar de la fama que algunos "libertarios" adoradores de Pinochet provocan), el libertario promedio rechaza por lo general esa visión maniqueista de las corrientes políticas.
Después uno de los principales pilares del libertarismo es el total rechazo a las alianzas entre el gobierno y la iniciativa privada, ya que esto da origen a corruptelas, prácticas monopolícas y al financiamiento de candidatos a cargos públicos, como el caso de McDonald's y Bush hijo o Televisa y EPN (alianza que tanto haz criticado).
Tercero, basamos nuestro rechazo a los estados de bienestar, salarios mínimos y sobrerregulaciones laborales y ambientales debido a que dichas medidas son caldos de cultivo para la creación de clientelas políticas y sindicalismos charros, una prueba es que durante 70 años el PRI tiró mano de estas medidas para mantenerse en el poder, sobre todo con el estado de bienestar y las leyes obreras, en cuanto al medio ambiente te puedo decir que su deterioro actual en el país se debe en una buena medida a la falta de leyes y de un estado de derecho que garantice la protección de la propiedad privada y a las trabas que existen para que las empresas se desarrollen, por ejemplo, en EdoMex muchos habitantes nativos de zonas boscosas recurren a la tala de árboles debido a la falta de oportunidades laborales en sus lugares de origen, o a la expulsión de los habitantes de los ejidos de sus casas en pro de la actividad minera de empresas extranjeras, ya que el ejido en si no es propiedad del campesino.
Cuarto, no todos somos "fieles seguidores" de la escuela austríaca, dentro del libertarismo existen diferentes corrientes como el liberalismo clásico, el minarquismo y el anarcocapitalismo (este último igual de utopíco que el comunismo).
Estas en todo tu derecho de no aceptar nuestras ideas, pero si vas a hacer un analísis en forma crítica acerca de ellas te invito a informarte mejor antes de hacerlo y a quitarte esos prejuicios que tienes, es lo menos que se puede esperar de alguien que cada año en diciembre pública todos los libros que lee en el año. ¿O de que te sirve leer tanto?

Maik Civeira dijo...

Sergio, agradezco tus aclaraciones. Sólo reitero que esto no era análisis, sino pitorreo:

"Así que esta entrada es en principio una caricaturización no tanto de las personas como de actitudes. Tengan en cuenta que son generalizaciones sin pretensión académica y que sirven más para describir actitudes que personas. También aclaro que el propósito de esta entrada no es refutar ideas derechairas, sino hacer una taxonomía y reírme un ratito."

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails