lunes, 4 de enero de 2016

Los mejores libros que leí en 2015



Buenos días y feliz inicio de año, mis queridos habitantes de los Internetz. Una vez más empezamos este arbitrariamente delimitado ciclo solar con una lista de lecturas recomendadas, los diez libros que por alguna razón y otra me parecen los mejores que leí durante el año 2015.

Como en ocasiones anteriores, dividí el Top 10 en dos Top 5, para ficción y no ficción. También aclaro, como todos los años, que estos no son libros que hayan sido publicados en 2015, sino libros que por azares del destino cayeron en mis manos durante ese año. Y es que sigo formándome como lector y tratando de llenar vacíos en mi educación. Notarán que este año mis lecturas se centraron en la filosofía y la historia por un lado, y la literatura del siglo XX, por el otro.

Pueden leer comentarios más detallados de cada libro haciendo click en su imagen correspondiente. Además, pueden estar al pendiente de las reseñas que subo constantemente en mi fanpage de Facebook.

Ensayo, divulgación, etcétera:

5. 50 clásicos de la filosofía de Tom Butler-Bowdon: Uno de mis alumnos me prestó amablemente este libro. Se trata de una brevísima introducción al pensamiento filosófico de 50 autores "clásicos", ordenados alfabéticamente desde Aristóteles hasta Slavoj Zizek. Lo que más me gustó fue que me introdujo al pensamiento de muchos autores contemporáneos, de los que para ser sincero hasta la fecha conozco muy poco. Otra de sus virtudes es que interrelaciona muy bien las ideas de autores muy lejanos entre sí, lo que contribuye a que uno vaya armando su propio rompecabezas del pensamiento. Es un buen libro, uno de los que más disfruté y de los que más aprendí este año, y lo recomiendo a quienes quieran tener una primera y muy sencilla aproximación a las ideas de algunos filósofos imperdibles.

4. Para acabar con la Edad Media de Régine Pernoud: Es obra de la eminente medievalista francesa Régine Pernoud y, como su nombre lo indica, su objetivo es desmentir mitos y concepciones erróneas sobre los 10 siglos de historia que siguieron en Europa a la caída del Imperio Romano y que erróneamente (según ella) se catalogan todos en un solo bloque como "Edad Media". Habría que entender primero, que "Edad Media" es una construcción cultural de los siglos XVI en adelante, no fue ni mucho menos un bloque homogéneo. Pernoud, como historiadora, reconoce que existe el progreso, pero advierte que nunca se trata de un proceso continuo, uniforme y determinado. Por ejemplo, la esclavitud, que había desaparecido durante la Edad Media (y demuestra que, con todo, la vida del siervo feudal no era TAN mala como se pinta), reapareció con el Renacimiento, en gran parte gracias al redescubrimiento del derecho romano, que naturalmente avalaba la posesión de un ser humano. Muchas de las preconcepciones que tenemos sobre la Edad Media nacieron en épocas en las que el estudio de la historia no era muy riguroso. Bastaba para que alguna fuente dijera alguna cosa, y ésta se repetía y reproducía en muchas otras. Pernoud insiste en el rigor de la historia como una ciencia, en que para obtener un dato certero es necesario pasar tiempo prolongado estudiando un solo documento. Pero estos descubrimientos que hacen los historiadores profesionales tardan décadas en alcanzar la visión compartida del gran público. Ya sólo añado que todas las ediciones de El Barquero están muy bonitas.


3. Gulag de Anne Applebaum: Impactante y esclarecedora historia del Gulag, el sistema de campos de concentración soviético. La autora es la periodista estadounidense de origen polaco Anne Applebaum; para escribir este libro dedicó años a una exhaustiva investigación, leyó decenas de memorias y libros al respecto, entrevistó a los sobrevivientes, visitó los campos y tuvo acceso a documentos desclasificados de la era soviética. El resultado es un trabajo monumental, que debería ser una referencia para la historiografía del siglo XX. El relato no podía ser otra cosa que estremecedor. La forma en la que el poder absoluto de unos seres humanos sobre otros se ejerce hasta el punto de convertirlos en animales, en propiedad, son material de pesadilla. Y sin embargo, fue la realidad de millones de personas entre 1930 y 1953, e incluso más allá del fin del estalinismo, hasta la caída misma de la Unión Soviética. La exposición de estos hechos sólo me es comparable a lo que he leído sobre los campos de concentración nazis, las plantaciones de esclavos negros en Estados Unidos, las haciendas del Porfiriato y, en ciertos momentos, a la novela distópica “Mil novecientos ochenta y cuatro” de George Orwell. Hay cierto sesgo ideológico en la narrativa. Es obvio que la autora se concentra en lo más monstruoso de la historia soviética y es difícil saber qué tan representativas son algunas de las anécdotas más cruentas que cuenta. Con todo, no pueden negarse los hechos, los datos duros, esa realidad que se hace aún más atroz porque los crímenes fueron cometidos en nombre de la Utopía.

2. Man and Society de varios autores: Parte de la colección "The Great Books of the Western World", estos dos volúmenes reúnen textos breves de temas diversos que tienen en común al ser humano y su papel en la sociedad: desde historia, política y critica social, hasta educación, divulgación del conocimiento y psicología. Aunque tiene los defectos de ser muy androcentrista y anglocentrista, la colección es excelente y casi no tiene desperdicio. Cada uno de los textos es de gran interés y de cada uno se puede aprender y reflexionar sobre asuntos muy importantes y, sobre todo, tener una mejor comprensión sobre cómo ha ido evolucionando el pensamiento político y social a lo largo de los siglos. De entre todos, los 10 textos que más me impactaron fueron los de John Stuart Mill, Mark Twain, Thomas Carlyle, Henry David Thoreau, Alexis de Tocqueville, David Hume, William James, Michael Faraday, Voltaire y Malthus. Además de sendos ensayos interesantísimos de Dante Alighieri, Jean-Jacques Rousseau e Immanuel Kant sobre la unión de las naciones de Europa y una paz duradera en el continente. Pueden leer comentarios de los textos de cada uno de estos autores, con lujo de detalle, haciendo click en la imagen del libro.


1. A History of Western Philosophy de Bertrand Russell: Pues guau, éste ha resultado ser no sólo el mejor libro que leí en el año (contando ambas categorías), sino que es uno de los mejores libros que he leído en la vida. Se trata de una brevísima historia de la filosofía en Occidente, empezando por los antiguos griegos hasta llegar al presente del autor, quien escribe entre 1942 y 1944, es decir, en plena guerra mundial, mientras su país se encontraba siendo bombardeado por la Luftwaffe. Esto último es interesantísimo, pues a menudo Russell interrumpe su relato de acontecimientos históricos para recordarnos que el mundo se estaba cayendo a pedazos. Uno de los principales atractivos del libro, aparte del delicioso estilo de Russell, es que no se limita a ser una exposición de las ideas de los principales pensadores que ha dado Occidente, sino que lo relaciona todo con las circunstancias políticas y sociales de cada época. De hecho, el título completo de la obra es "A History of Western Philosophy and Its Connection with Political and Social Circumstances from the Earliest Times to the Present Day". Esto significa que no sólo habla de los filósofos en sí mismos (de Sócrates a Marx), sino de acontecimientos y movimientos distintos que de alguna manera influyeron en la cultura y en el pensamiento humano de cada época. El otro gran encanto de este libro es que no es simplemente un recorrido por la historia de la filosofía, sino que es una obra filosófica en sí misma. Russell no se resiste a analizar críticamente (aunque sea de forma muy breve y de pasada) las ideas y sistemas de pensamiento de cada uno de los filósofos cuyo trabajo expone, y no deja de relacionarlos unos con otros y con la situación que vive su mundo. Varias de las nociones que yo tenía estaban en tinieblas y fue gracias a este libro que muchas cosas me quedaron claras. Creo que algunas personas se soprenderían, al leer esta obra, de descubrir el origen y procedencia de sus propios pensamientos e ideologías.

Ficción narrativa:


5. El castillo de los destinos cruzados de Italo Calvino: No es propiamente una novela, pero tampoco se puede decir que sea una colección de relatos. Se trata de una obra muy peculiar: Calvino tomó un juego de cartas del Tarot y se puso a escribir relatos basándose en lo que le iba saliendo al barajarlas. Pero no sólo es interesante la premisa, sino la forma en la que está estructurado el relato. Como marco de las narraciones se encuentra un castillo en medio de un bosque. Este castillo onírico de forma indescriptible tiene la atmósfera a la vez de una lujosa corte real y de una taberna del camino. Ahí se encuentra un desfile de pintorescos personajes, cada uno de los cuales tiene una historia que contar. Ah, pero por alguna magia nadia en el Castillo nadie puede hablar: para dar a conocer su historia recurren a las cartas del Tarot. De modo que el lector asiste a la construcción de las narraciones, pues seguimos con Calvino las cartas que van saliendo una a una, y junto con él vamos interpretando qué historia es la que nos quieren contar.


4. A Feast for Crows + A Dance With Dragons de George R.R. Martin: Después de leer la primera trilogía de "Canción de Hielo y Fuego" en 2013 decidí tomar un descanso de la obra de Martin, porque la verdad es que el hombre tiene sus propios clichés y ya me había cansado. Había escuchado y leído opiniones negativas por parte de los fans acerca de los libros cuarto y quinto, pero la verdad es que estos me han gustado bastante. Supongo que los fans esperaban leer más acerca de los personajes más populares y que de una buena vez se resolvieran todas las historias pendientes. En vez de ello, estos libros plantean nuevos conflictos, nuevos personajes y nuevas localidades, y prepara el escenario para que todo ello se desarrolle. Martin sigue con algunos clichés muy molestos, en especial ése de que nadie llegue nunca a ninguna parte. Y tiene la mala costumbre de iniciar nuevas líneas argumentales, nuevos conflictos y subtramas, que la verdad dan flojera porque uno como lector quiere que se resuelvan los que ya fueron planteados. Pero con todo, quiero enfatizar que "Canción de Hielo y Fuego", como ejercicio de creación, como mitopoeia, es un acto de temeridad y ambición tales que sus resultados no dejan de maravillarme. Es un acto demiúrgico tan monumental que me causa hasta escalofríos. No tan a menudo se encuentran mentes capaces de imaginar tanto y con tanta maestría. Ahora, esperemos que Martin no tenga el mal gusto de morirse antes de terminar los dos libros que faltan.  


3. Los mundos de Ursula K. Leguin de Ursula K. Le Guin: Famosa sobre todo por su saga fantástica de Terramar, Le Guin también escribió mucha ciencia ficción en la que explora los temas que más le apasionan: anarquismo, feminismo y ecología. Como autora de sci-fi, se preocupa más por las consecuencias sociales de las premisas que imagina, y la tecnología tiene un papel menos protagónico; sus especulaciones no son del tipo científico (como, digamos, Asimov), sino político. Esta edición incluye las novelas Los desposeídos, El nombre del mundo es bosque y La mano izquierda de la oscuridad.  Las tres novelas (todas ganadoras del premio Hugo) se insertan en el Ciclo del Ekumen; en este universo, la humanidad proviene de un mundo llamado Hain que en algún momento se extendió por la galaxia y colonizó decenas de planetas. Sin embargo, con el tiempo la civilización hainiana se derumbó y la Tierra y otros mundos olvidaron de dónde venían. En un futuro distante, poco a poco los mundos han comenzado a contactarse unos con otros y a formar una confederación de mundos, el Ekumen, con ayuda de una nueva tecnología, el ansible, que permite la comunicación interestelar instantánea. Cada novela se encuentra en un punto distinto del desarrollo del Ekumen, pero fuera de eso no están conectadas entre sí. De forma muy inteligente, Minotauro las editó según la cronología interna del universo ficcional de Le Guin, en vez de seguir el orden de publicación. Pienso que eso me ayudó a entender y apreciar mejor cada una.


2. Sin novedad en el frente de Erich Maria Remarque: Me encantó este libro. Tiene una fuerza emotiva demoledora; desde el primer día en que me sumergí en sus páginas se me humedecieron los ojos, y así me sucedió varias veces hasta que lo terminé. Es la narración en primera persona de un joven alemán, un adolescente en realidad, que es enviado al frente. El entusiasmo patriótico infundido por sus mayores se desvanece casi de inmediato durante el primer combate. La guerra no es heroica ni gloriosa: es sucia, cruel, inhumana y, sobre todo, absurda. Remarque permite asomarnos a la psicología del soldado.Los diferentes aspectos de la lucha son retratados por Remarque: el combate mismo, en el que cada soldado se convierte en un ser de instinto puro; los tiempos muertos, en los que se refugian en el humor y la frivolidad para no descender hacia la depresión y la locura; la convalescencia en el hospital, donde se ven morir de formas terribles a os heridos y mutilados; el tiempo de licencia, en que el soldado no se halla al volver a la casa familiar... En medio del horror, lo único bueno que se saca de las trincheras: la camaradería, las amistades verdaderas que alcanzan una profundidad desconocida para quien no ha luchado y sobrevivido junto a un compañero.


1. Sombras en el paraíso de Erich Maria Remarque: Se trata de la última novela del autor, publicada un año después de su muerte y sorprendentemente me gustó más que su obra más famosa y que cualquier otra novela que haya leído este año. El personaje principal es un periodista alemán que huye de Europa durante la Segunda Guerra Mundial y logra llegar hasta Nueva York (no dice fechas, pero calculo que a mediados de 1944). No sabemos mucho de este personaje, excepto que su nombre de pila es Robert y que entra al país con el falso apellido Ross. Sabemos que huyó por Bélgica y Francia antes de poder escapar de Europa, sabemos que estuvo en un campo de concentración nazi, que se escondió en un museo de arte en Bruselas y que tiene una venganza pendiente que ejecutar en Alemania. Poco más. La novela transcurre principalmente en Nueva York, y algunos capítulos en Los Ángeles. Se centra en la vida de los refugiados en esta extraña "tierra prometida" que son los Estados Unidos, y a la cual algunos no logran adaptarse. El fantasma de la guerra, de la destrucción y la muerte, sigue a los refugiados donde quiera que estén. Aunque el peligro haya pasado no pueden simplemente olvidarlo y borrarlo todo con una sonrisa. Se ven incapaces de tener relaciones sanas y duraderas, y se sumen en la desesperación y la melancolía. No son pocos los que logran sobrevivir a los hornos de Hitler, para terminar suicidándose en un departamento barato en Nueva York. Me gustaron todos sus personajes, tan disímiles y bien construidos, me gustó la relación entre Robert y la misteriosa Natasha, y me encantó la forma en la que el autor aborda tantos temas tan variados en una obra relativamente breve: desde la frivolidad de Hollywood hasta los pormenores del tráfico de arte. Es, además, una novela que valdría la pena leer en estos días de crisis, para recordar que alguna vez fueron los europeos quienes buscaban refugio de la barbarie y que hubo quienes les abrieron las puertas, aún si no los entendían del todo.


Y ustedes, ¿qué cuentan? ¿Qué libros maravillosos se llevan en sus recuerdos del 2015? Compartamos impresiones en los comentarios. Mientras, les deseo un 2016 lleno de hermosas y enriquecedoras lecturas.

6 comentarios:

Moises dijo...

Como veo que nadie comenta aqui menciono mis libros de 2015

Este fue un año lento en cuanto a lecturas pero creo que puedo mencionar los siguientes 4 libros

¡Submarinos! / La Guerra Submarina sin restricciones de Johannes Spiess

Es una breve memoria del capitan Spiess que fue comandante de 5 submarinos alemanes en la primera guerra mundial. Sin la longitud de Das boot ni el (hasta donde se) autoelogio de Ataudes de acero el libro es de una lectura fluida y agradable.

D-Day de Martin Hilbert

En contraparte a la obra de Anthony Beevor cuya narración comienza en el dia D-1 o D-2, este breve libro se centra principalmente en los preparativos para el dia D cuya concepción comenzó inmediatamente después de la evacuación de Dunkerque.


Kwaidan, cuentos fantasticos del Japón de Lafcadio Hearn

Una colección de cuentos y leyendas japonesas recopiladas por un autor de origen griego que posteriormente se nacionalizaría japones.

Flavia de los extraños talentos de Alan Bradley

Una novela donde Flavia de 11 años tratara de resolver el misterio de un asesinato del cual su padre ha sido culpado.

Jorge Alex Laris Pardo dijo...

Qué curioso, yo también leí el año pasado la "Historia de la Filosofía Occidental" de Bertrand Russel y, en efecto, me parece un libro increíble. No tanto por su rigor histórico, sino porque está estructurado a manera de ensayo y por momentos podía sentir la angustia que el mismo Russel estaba sintiendo en los tiempos de la Guerra.

Dicho lo anterior, dudaría si ponerlo como el mejor libro que leí el año pasado. En su lugar pondría "Matemáticas para estudiantes de humanidades", escrito por Morris Kline hace 50 años y reeditado por el FCE el año pasado.

Es raro que un libro de texto pueda estar entre mis libros favoritos ¡y esa es precisamente la razón por la que lo tengo como el mejor libro del año pasado! Kline se ha dado a la tarea de construir un curso entero de matemáticas, desde el álgebra básica hasta el cálculo, pasando por la trigonometría hasta la geometría no euclidiana. La obra es una excelente introducción al mundo de las matemáticas, pero lo más increíble es la manera en que su autor ha intercalado las lecciones de matemáticas dentro de una narrativa histórica coherente. Pues el libro es además un texto sobre historia de las matemáticas. Me ha dejado asombrado y me ha transmitido sus lecciones con tanto agrado que no puedo evitar preguntarme por qué carajos no hay más libros de textos así en nuestras escuelas. Creo que este es el modelo que todos los libros de texto de ciencias deberían de seguir, estoy seguro que marca el camino para unificar la brecha que existe hoy en día entre los interesados en las humanidades y ciencias sociales y aquellos que estudian las ciencias de la naturaleza.

Anónimo dijo...

Entre los libros que leí el 2015, destacan:
- En las Montañas de la locura, de H.P. lovecraft (siempre escuché de esta obra, sin embargo algo tarde me animé a leerla)
- Historia de la filosofía vol 1 Roma y Grecia de Frederick Copleston (excelente libro que muestra cómo fue el origen del pensamiento en la antigua Grecia, haciendo mención de los principales filósofos y sus grandes aportes a la humanidad)
- El horror a través de los siglos (no recuerdo el autor, creo que era mexicano xD!!! Con excelentes relatos situados en diferentes épocas de la historia universal, me gustó el relato de un ente con máscara antigás que atacaba a los soldados en la guerra)
- El horror en Amytiville de Jay Anson (Uno de los pocos libros que en verdad han logrado ponerme la piel de gallina)

Maik Civeira dijo...

Me da mucho gusto que compartan sus mejores lecturas. Estoy tomando nota, porque mencionan títulos muy interesantes. Por ejemplo, ese de "Matemáticas para estudiantes de humanidades", se oye genial.

Anon: Gracias por leer y gracias por tus amables comentarios :)

Mauricio Rodríguez dijo...

Ego ¡qué libro se te hace que podria leer mi hijo como su primero? tiene 9. ha leido el principito pero como que no se enganchó y no lo acabó y lo que menos quiero es obligarlo, quiero que se enganche en algo y quiera leer.. comics tal vez? a mi me late algo más profundo, pero quiero tu opinión.

Maik Civeira dijo...

Mauricio: Mi hijo empezó con "Harry Potter" a esa misma edad (los acaba de terminar, ya cumplidos los 10). Pero pos mi recomendación sería checar qué tipo de historias le gustan; sus películas favoritas pueden ser una buena guía. Saludos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails