viernes, 18 de marzo de 2016

La revolución será digitalizada



Desde finales de 2010 empezaron a suceder cosas muy curiosas desde un punto de vista histórico: algo a lo que me gusta llamar la Primavera Global. Movimientos sociales que se extendieron desde el mundo árabe hasta Wall Street fueron acompañados de forma paralela, y nutriéndose mutuamente, por acciones en las redes. Internet ha jugado un papel fundamental en todos esos alzamientos populares, ya sea porque sirvió como medio de comunicación y difusión para los jóvenes que protagonizaron aquellas luchas, o porque en la misma arena digital se libraron duros combates es pos del cambio social.

Ya antes había abordado este tema (aquí, aquí, aquí, aquí y aquí). Hoy quiero recomendarles cinco documentales al respecto. Desde la denuncia hasta el hacktivismo, desde mártires hasta megalómanos, desde la difusión del conocimiento hasta la guerra cibernética, estas cinco películas selectas les permitirán formarse un panorama del escenario en esta era digital. La mayoría se pueden ver en Netflix, y si no, seguro estarán gratis en algún rincón pirata de la web.



WE ARE LEGION

(2012)
De: Brian Knappenberger




Es la historia de Anonymous. Ya había cubierto el tema en varias ocasiones, así que no todo lo que reporta el documental fue nuevo para mí (de hecho, me alegró confirmar que mi conocimiento no estaba equivocado). Pero muchas cosas sí fueron nuevas, incluso sorprendentes.

Sin tomar posturas, sin romantizar ni satanizar a Anonymous, el documental narra sus orígenes humildes en los foros de 4chan, y aún antes, la historia del concepto mismo de hacking. Nos cuenta momentos más rescatables, desde el acoso a cientología hasta el apoyo a WikiLeaks y su participación en las revoluciones de Túnez y Egipto. Entrevistas a miembros y exmiembros del colectivo se complementan con la opinión de expertos y estudiosos de los fenómenos sociales y políticos en línea. Quizá lo más importante, este documental permite conocer algunos de los rostros detrás de la máscara de V. ¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus motivaciones? Desde los más soeces y desvergonzados guasones, hasta los más comprometidos y conscientes activistas, Anonymous es algo tan amplio que no se puede definir.

Lo que deja clarísimo el documental es que su impacto y su importancia no pueden ser denostados: a fin de cuentas Anonymous mostró que el poder gente común y corriente organizada a través de las redes es capaz de hacer temblar a gobiernos y corporaciones. En fin, es uno de los filmes más importantes que he visto en un par de años.

We are Legion, madafakas!



WE STEAL SECRETS: THE STORY OF WIKILEAKS

(2013)
De: Alex Gibeny




Pues como lo dice el subtítulo, este documental cuenta la historia de WikiLeaks. Aunque la historia es bien conocida, el documental aporta muchos detalles, datos de contexto histórico y conexiones que ignoraba.

El contenido que abarca es muy amplio, lo que quizá la resta fuerza dramática: es mucha información en poco tiempo. Pero no podía ser de otra manera, pues al hablar de WikiLeaks el enfoque no puede circunscribirse al caso de los cables diplomáticos filtrados; para entender el significado de este suceso hace falta conocer los antecedentes, la situación geopolítica del momento, las consecuencias a nivel global e individual... Entonces el documental explora desde el surgimiento de la cultura hacker en Australia a finales de los 80, pasando por la política de secretismo estadounidense, las personalidades de Julian Assange y de Chelsea (entonces Bradley) Manning, la relación de WikiLeaks con las protestas en Islandia y la Primavera Árabe, y muchas otras cosas más.

El filme hace un loable esfuerzo por ser equilibrado. Presenta diferentes puntos de vista sobre este asunto tan polémico, e incluye entrevistas a muchas personas involucradas de diversas maneras, desde un exdirector de la CIA, hasta los colaboradores de Assange y una de las mujeres que presentó cargos contra él por abuso sexual.

La película no es ninguna hagiografía. Assange se presenta como un tipo brillante y comprometido con sus ideales, pero a la vez egocéntrico, paranoide y dogmático. No obstante, tampoco lo sataniza ni minimiza sus acciones: expone qué es lo que pasó, qué es lo que se sabe y qué es lo que se opina.
La historia de Manning es, por mucho, la más interesante, tanto por sus acciones como por su persona. Es alguien que se ha sentido siempre fuera de lugar entre los demás, incluso en su propio cuerpo, y cuyo acto de rebeldía consistió en sacar a la luz los crímenes de guerra cometidos por los Estados Unidos y revelar la hipocresía en el mundo diplomático internacional.

Eso sí, el documental deja en claro que WikiLeaks, como era cuando saltó a la fama mundial a finales de 2010, ha dejado de existir, y que Assange ya no tiene más que su celebridad y la simpatía de regímenes contrarios a los intereses americanos, pero no por ello favorables a los ideales de transparencia y libertad que alguna vez defendió el australiano.

Sin embargo, como siempre he dicho, fuera de la personalidad de Assange y de sus acciones cuestionables (si en verdad es culpable de abuso sexual debería pagar por ello con todas las de la ley), lo que hizo rompió un dique y las consecuencias de esa marejada aún están sintiéndose. Eso es lo importante.


TERMS AND CONDITIONS MAY APPLY

(2013)
De: Cullen Hoback




Para hablar de este documental debo abordar dos aspectos. El primero es el de la importancia del tema: la erosión de la privacidad en el mundo moderno, en el que los usuarios dejan su información en Internet y están sometidos a la vigilancia de corporaciones (que lucran con esto) y de gobiernos (que persiguen así toda actividad incómoda). Ejemplos como el del muchacho que puso en Facebook una cita de "The Fight Club" y la policía llegó de inmediato a su hogar son como para ponerlo a uno paranoico.

Los datos, la información, los casos que sirven como muestras de esta nueva realidad de espionaje masivo y perenne son reveladores y desconcertantes. El tema cobra especial relevancia en estos tiempos en que los gobiernos impulsan políticas cuyo objetivo es precisamente controlar las redes en detrimento de los ciudadanos. Por este lado, éste resulta un documental imperdible para comprender el mundo contemporáneo.

Por otro, ya estoy cansado de los documentales que presentan la información de manera digerida, hasta con dibujos animados y música sentimentaloide, tratando a la audiencia como si fueran niños pequeños incapaces de comprender temas complejos si no es con bolitas y palitos (culpo a Michael Moore por esta tendencia). Por ese lado más parece un manifiesto que quiere asegurarse que el público se incline por una postura en específico.

En conclusión, yo lo recomendaría ampliamente por la información que presenta, aún si como documental su realización no es excelente.



CITIZENFOUR

(2014)
De: Laura Poitras




Es ni más ni menos que el documental ganador del Oscar. Como sabrán, trata de Edward Snowden y de la filtración de informaciones sobre los sistemas de espionaje de Estados Unidos a través de Internet.

Todos sabemos más o menos de qué va el asunto. Este documental se centra en cómo sucedió. La directora ya se encontraba bajo vigilancia gubernamental debido a su trabajo y Snowden la contactó a ella y al periodista Glenn Greenwald para revelar esta vital información. Lo interesante es ese proceso, en el que podemos ver cómo se va formando una avalancha que sacudiría al mundo entero, desde los mensajes anónimos de Snowden a Poitras, pasando por las entrevistas a escondidas en un hotel de Hong Kong, hasta la marejada que se desencadena una vez que las primeras notas comienzan a hacerse públicas.

De forma atinada, Poitras hace conexiones importantes entre estos hechos y otros sucesos del momento: Occupy Wall Street, WikiLeaks, Anonymous, todos los cuales son objeto de los otros documentales de este selección.

Y, por supuesto, está el perfil humano de Edward Snowden. Desde el principio él aclara que no quiere que la historia se trate sobre su persona, sino sobre los hechos que está dando a conocer. Sin embargo, no se puede dejar de sentir interés por este joven de aspecto nerdoso que decide sacrificarlo todo para revelar una verdad que ya sospechábamos, pero cuyo alcance desconocíamos.



THE INTERNET'S OWN BOY
(2014)
De: Brian Knappenberger



Aaron Swartz ayudó a desarrollar el formato RSS, la red social Reddit, un antecedente de Wikipedia llamado TheInfo y la modalidad Creative Commons para derechos de autor. Toda su vida trabajó a favor de un Internet libre, creía que el acceso a la información debía ser un derecho humano y tuvo un papel muy relevante en la campaña que impidió la aprobación de la Ley Sopa.

Si hubiera querido hacerse rico en vez de servir al bien común, hoy estaría contándose entre los Steve Jobs y Mark Zuckerbergs del mundo. En cambio, fue acosado por las autoridades gubernamentales por descargar contenido académico restringido, y llevado en una crisis de depresión al suicidio. Así es la sociedad con los visionarios cuyas luces ven más allá del orden contemporáneo: los quema en la hoguera, les dispara en la cabeza, los crucifica o los obliga a beber de la cicuta.


Este documental, del mismo realizador que nos trajo We Are Legion, cuenta la historia de Aaron Swartz, tanto su vida personal como su fugaz pero prolífica carrera como genio de la programación. Es una cinta muy completa que aborda una amplia variedad de temas, desde el potencial de Internet para cambiar el mundo, hasta lo absurdo y brutal del sistema judicial estadounidense.

Como se habrán dado cuenta, cada documental hace referencia a temas y asuntos que son el foco de atención de los demás; cada uno contribuye a la comprensión de los otros. Si se animan a verlos todos de corrido será como haber tomado un recorrido por el paisaje geopolítico-digital contemporáneo.

1 comentario:

Chico migraña dijo...

Ya vi la de wikileaks, se ve interesante la de CITIZENFOUR, saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails