martes, 2 de agosto de 2016

There is no try



Como profesor de filosofía, intelectual de Internet y ser humano que intenta no ser un completo imbécil siempre recurro a dos textos fundamentales de la cultura occidental en busca de guía ética: Superman y Star Wars. 

Creo que podemos estar de acuerdo en que la substancia del sistema ético contenido en Star Wars se expone principalmente en El Imperio contraataca, durante el entrenamiento de Luke con el maestro Yoda. Uno de los momentos más memorables es cuando Luke debe usar la Fuerza para sacar su X-Wing, atorada en el fango del pantano de Dagobah. Luke le dice a Yoda que lo intentará, a lo que el milenario maestro Jedi responde:

"Do, or do not. There is no try".

Hazlo o no lo hagas. No hay intentos. Un aforismo bastante absolutista para un maestro Jedi, sobre todo teniendo en cuenta que Obi-Wan nos dice otras cosas como "Sólo los Sith piensan en absolutos" y "La mayoría de las verdades a las que nos aferramos dependen de nuestros puntos de vista". Además de eso, desde un inicio la sentencia de Yoda ha causado bastante desconcierto entre los exégetas de la filosofía Jedi. ¿Qué significa realmente? ¿Acaso tiene ahí una enseñanza importante? ¿Es sólo otra de esas frases que suenan profundas pero en realidad no significan nada?




Quizá puedo arrojar una luz al respecto, partiendo de una reciente crisis que tuve en mi vida personal, un suceso doloroso que me ha permitido entender mejor (o adaptar a mi situación) la frase de Yoda. No sé si esto que voy a exponer sea lo que Lucas tenía en mente al escribir estas escenas, pero por lo menos da para una buena reflexión. No digo que sea la interpretación correcta, pero ustedes síganme la corriente un rato. Para entender mi punto hay que recordar que la Fuerza no tiene solamente un componente físico y uno mental, sino también uno moral.

Para usar la Fuerza, Luke debe no solamente tener control sobre su cuerpo, su pensamiento y sus emociones, sino que debe abrazar los principios morales del Lado Luminoso, del Bien, y ejercerlos plenamente. Ésta es una decisión de tipo ético y quizá la parte más difícil, la parte en la que no hay intentos.

Obviamente, para poder hacer algo primero hay que intentarlo. Intentar correr diez vueltas seguidas a la manzana. Intentar resolver este complicado problema de matemáticas. Esos son esfuerzos físicos y mentales que pueden o no tener resultado. Pero no puedes intentar hacer lo correcto. Puedes no saber qué es lo correcto y equivocarte, hacer algo indebido pensando que estaba bien (como cuando intentas ayudar, pero perjudicas). O puede ser para llevar a cabo la acción debida tengas que hacer un esfuerzo físico o mental que al final no dé resultado (como un médico intentando salvar una vida). 

Pero cuando sabes qué es lo que debes hacer no puedes intentar elegir la acción debida. Si te gana la tentación de hacer algo que sabes que es inmoral, algo que te da algún placer o beneficio cuando sabes que va a lastimar a alguien más, no puedes decir que lo intentaste. Por ejemplo, no puedes decir "intenté no golpear a mi esposa", "intenté decir la verdad", "intenté serle fiel a mi pareja", "intenté no espiar por le rendija", "intenté no enredarme con una persona casada", "intenté ser honesto", "intenté no robar el dinero que me fue confiado", "intenté perdonar a quien me lastimó". Lo haces o no lo haces. No hay intentos.

Si partimos de la noción de "intentar hacer lo correcto", estamos adelantando la posibilidad de que al final no lo hagamos, y justificando nuestra falta de antemano. Lo cierto es que Luke no creía que podría mover la nave, como muchas veces nosotros no creemos que haremos lo correcto y nos ponemos una excusa diciendo que lo intentaremos. Pero recuerden el intercambio entre Luke y Yoda cuando el maestro finalmente le muestra cómo mover la X-Wing:

-¡No puedo creerlo!
-Por eso fracasas.



Tratemos la teoría ética del filósofo Immanuel Kant -y así es como meto a Kant y a Yoda en la misma entrada, ¿no es genial?-, la cual establece la diferencia entre una moral utilitaria y una moral autónoma. Una moral utilitaria nos dice que hay que hacer el bien porque eso nos traerá algún beneficio: "debo ser honesto, porque una reputación de persona honesta es buena para mi negocio", "ayudo a los necesitados porque así me ganaré el cielo", "soy un nice guy con las chicas porque así me darán sus favores". Una moral autónoma es una que nos dicta hacer lo correcto sin importar las consecuencias para nosotros: "Debo ser honesto, debo ayudar a los necesitados, debo ser un nice guy porque eso es lo correcto. Punto." No importa si eso me va a reportar beneficios, o por el contrario, si me va a perjudicar. Debo hacer lo que es correcto.

¿Cómo sabemos qué es lo correcto? Kant tiene una fórmula: "actúa de tal forma que tu conducta pudiera ser una ley universal". Es decir, actúa como quisieras que toda persona que se encontrara en la misma situación que tú lo hiciera. Así sabes que algunas acciones, por más benéficas que pueden ser para ti, no pueden ser correctas: engañar, robar, matar. No podríamos vivir en un mundo en el que se considerara universalmente válido hacer todo ello; de hecho, cada persona que lo hace quiere ser la única y por lo general mantenerlo en secreto. En cambio ayudar, ser generoso, respetar a los demás, decir la verdad, mantener las promesas, ser fiel, perdonar y dar segundas oportunidades son principios que todos quisiéramos que todos los demás observaran. He ahí nuestras leyes universales. Fernando Savater lo explica mejor:



Entonces, cuando Luke está frente a la nave y empieza a moverla con la Fuerza para sacarla del fango, no sólo tiene que hacer un esfuerzo mental y físico: tiene que escoger el camino correcto, el Lado Luminoso. Es en esto último, en elegir el Bien sobre la Oscuridad, en donde no hay intentos. Hazlo o no lo hagas. Y si no lo hiciste, ten por lo menos la responsabilidad y la integridad de decir "no lo hice" o "no lo he hecho", porque no es atenuante ni pretexto decir "lo intenté".

O no sé, igual y sólo estoy mamando bien duro. En fin, buen día y que la Fuerza les acompañe, ñoños. xD



14 comentarios:

Gary Rivera dijo...

Inspirador . Que buen maestro eres. Como no me tocó un profe así en el cole!

Antonio dijo...

Bueno, mi estimado Mike, sí y no.

Estoy de acuerdo con todo lo que dices pero no con relacionar la frase de Yoda con el tamiz ético de Kant.

La frase de Yoda, se le mire por donde se le mire, es 100% equiparable al "si tuvieras la fe del tamaño de un grano de mostaza le ordenarías a la montaña que se moviera y la montaña lo haría" de Jesucristo (que siempre he tenido la teoría de que el buen Yisus estaba troleando al que le preguntó, como puedes interpretar en una lectura entre líneas del pasaje). La lección es: "cree y podrás" y de ahí es fácil brincar a la ley de la atracción y su universo conspirando para satisfacer todos tus deseos, siempre y cuando creas de verdad.

Ni siquiera es válida la interpretación de que sacar el X-Wing de la mugre requiere escoger el lado luminoso: Sidius y Anakin mueven cosas mucho más pesadas estando por completo en el lado oscuro, cada vez que pueden o lo necesitan.

Un Abrazo.

Maik Civeira dijo...

Tal vez, Antonio, pero puede que quien sabe. Abrazar el Lado Oscuro también implica un compromiso total, y una elección ética. Es ahí donde los tibios salen perdiendo. Abrazos.

Anónimo dijo...

Mi opinión en este asunto es parecida a la de Antonio. Parece, si nos fijamos en el contexto en que fue dicha la frase en la pelicula, que no tiene que ver con moral. En la escena en la que aperece, Luke no hace ningún tipo de decisones morales. Más bien se relaciona con creencias y prácticas mágicas.

De hecho la situación se parece a un pasaje de los evangelios en el que Jesus camina sobre las aguas y Pedro también lo intenta. Al principio parece que funciona la cosa pero después tiene miedo y se hunde. En los dos casos, la historia del evangelio y la pelicula de Star Wars, hay maestros que quieren enseñarle habilidades mágicas a sus discipulos, pero estos las realizan torpemente sin lograr sus objetivos. En los dos casos es la falta de fe la causa del fracaso.

También opino que las peliculas de Star Wars no son de ciencia ficción, como suele creerse. Son historias sobre magos instruyendo a otros aprendices de magos. Estarían relacionadas más con el cine tipo Harry Potter o el señor de los anillos. La diferencia es que en Satr wars las tramas sobre los magos suceden en entornos futuristas.

Maik Civeira dijo...

Ésa es una interpretación completamente plausible, pero hear me out. Ya antes Yode le había hablado a Luke acerca del lado oscuro, de la importancia de mantener una mente serena, de que la Fuerza se usa para defensa y sabiduría, nunca para atacar, de que el miedo, la ira y la agresión son los caminos al Lado Oscuro. Cuando Luke entra a la caverna, Yoda le advierte que no necesita sus armas y que ahí encontrará sólo lo que lleve consigo. Sus emociones negativas, su disposición al combate son lo que lo hace proyectar al fantasma de Vader, que es sí mismo. La escena con la X-Wing forma parte del mismo entrenamiento, y su fracaso es análogo al de la cueva. Luke aún no ha podido controlar sus sentimientos negativos, los que llevan al Lado Oscuro. No ha abrazado del todo el Lado Luminoso.

Syous dijo...

Que tal

No he revisado cada entrada de tu blog, pero me gustaría saber tu opinión sobre la búsqueda del "balance en la fuerza", ¿a qué se referían los Jedi con esta frase?

Cabe recordar que en algún momento los Sith eran tan o más numerosos que los Jedi (Old republic), en esas épocas, al menos desde este simplista punto de vista matemático la fuerza estaba balanceada.

En las precuelas los Jedi al buscar aquel que trajera el "balance" provocaron los sucesos donde Anakin literalmente balancea las fuerzas, quedando vivos sólo dos integrantes por bando.

¿Qué opinas? ¿Qué otro enfoque se le puede dar?

Alida Corey dijo...

Hola Ego, me gusta mucho la filosofía que colocas y la interpretación que haces de ese momento de aprendizaje de Luke en donde lo relacionas con una elección moral y con el imperativo categórico kantiano. Pero pienso al igual que leí en otros comentarios que lo que Yoda quería colocar en realidad está más relacionado a un acto de fe, y de posibilidades que escapan a una lógica positiva que es la que determina y limita en tiempos futuristas (y en nuestros "tiempos de portentos") la mente y capacidades humanas. Tanto es así que los jedi eran considerados creyentes de una fe antigua. Relacionarlo con el imperativo categórico kantiano (en el que éste podría tener su equivalente con el "ama a tu prójimo como a ti mismo" cristiano, entre otros) no es tan erróneo como inexacto, ya que precisamente Kant colocaba como premisa máxima a la razón, la cual guía y se antepone ante cualquier ideología o religión. Y bueno, justamente ésta razón, es la que se coloca en cuestión en Star Wars. Pero pues igual y no me ha pasado el toque y ando diciendo bestialidades. Chale

Antonio dijo...

En realidad Star Wars no es futurista. Ocurrió hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana. Si acaso es pasadista.

Un abrazo.

DRWXP dijo...

Ánimo maestro, que la fuerza te acompañe... digo, no es como que pudieras escapar de ella mientras vivas, pero que te sea favorable.

Alida Corey dijo...

Hay es verdad. La idea era en el sentido de las tecnologías desarrolladas que colocan y mi mente pendeja lo asumió con futurismo, te digo que soy medio bestia. Perdón ;*

Maik Civeira dijo...

Jejeje, lo bueno es que todo esto nos ha hecho pensar y reflexionar.

Syous: Sí, he pensado al respecto. No creo que el propósito de "balancear la Fuerza" fuera que quedaran parejos el Lado Oscuro y el Luminoso. No lo estaban: aunque hubiera sólo dos Jedi y dos Sith, estos últimos tenían el poder y lo ejercían sobre la Galaxia. Creo en la interpretación de que Anakin devolvió el balance a la Fuerza al destruir a Sidious.

JacobJo GaGu dijo...

"Ésa es una interpretación completamente plausible, pero hear me out. Ya antes Yode le había hablado a Luke acerca del lado oscuro..."

Este párrafo debía estar en el artículo originalmente.

Maik Civeira dijo...

Justo es, Jacob. La incluiré.

Soy Sofia Maror dijo...

Qué? Es en serio? Qué bárbaro, muy bien aprovechado el tema!! Es una lástima que en la nueva película ya no salga este personaje. Definitivamente con Episodio VII, me llevé una gran sorpresa. Como espectadora que ha asistido a los estrenos de los films previos, que prácticamente ha crecido con la primera trilogía, sólo puedo decir que me he enfrentado a una sensación con doble filo. Por un lado, feliz de reencontrarme con los viejos personajes, de palpar a ratos el espíritu de los films originales, de sentir la fuerza correr por mis venas mientras disfrutaba de una más que brillante mezcla de efectos digitales y físicos (uno de los mayores aciertos del film); pero por otro estaba todo el rato por delante del film, sabiendo en cada momento lo que iba a pasar, algo que sólo debe estar destinado a los más que necesarios segundos visionados. Ejemplo: en cuanto Han Solo llama a su hijo, sabemos qué va a pasar, y el momento, aunque bien interpretado, no posee fuerza. Pero sería injusto acribillar la película por ser a ratos, demasiados, predecible y casi una fotocopia de los instantes de la película que lo empezó todo. Al final El despertar de la fuerza parece más una película nostálgica que funcionará como transición para la nueva etapa de Star Wars ahora bajo la administración Disney Studios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails