viernes, 30 de junio de 2017

¿Por qué odiamos a los veganos?



Estaba mañana estaba checando mi muro del feis cuando de pronto me topé con un meme provegano compartido por uno de mis contactos. Mi primera reacción, como casi siempre que se trata de algo vegano, fue de una ligera irritación y un impulso por poner algún tipo de burla o refutación. Pero luego me quedé pensando, ¿por qué? ¿qué me importa? Además vi que otros ya habían reaccionado expresando su desdén o asco al meme y yo no quería ser mainstream pensé que era lo mejor detenerse y reflexionar un momento.

El meme no era agresivo contra los consumidores de carne y productos animales. Era sólo una defensa del veganismo y lo que ellos significa para sus adherentes. Todo esto me llevó a pensar, ¿por qué nos cagan tanto los veganos?



Ya había hablado de mi opinión sobre el vegetarianismo y el veganismo en esta entrada ya clásica que incluye a un becerro chupándole las tetas a una modelo brasileña. En pocas palabras, me parece una postura ética completamente respetable, siempre y cuando no nos la quieran imponer a los demás y no anden difundiendo pseudociencias para sostener sus ideas.

Es cierto que sus aires de superioridad moral y su postureo nos cagan, como la de otros grupos mochos (como los religiosos moralinos) y que a nadie le agrada que los demás estén chingue y chingue tratando de "convertir" a uno. 

Pero, ¿tienen amigos veganos o vegetarianos? Yo sí, varios de ellos, porque #Millennial. De hecho, como les conté, yo fui vegetariano en mi adolescencia, por #PinshiChiquitoContreras. Bueno, si los conocen en persona notarán que en realidad los veganos no cumplen con el estereotipo de loco que anda chingando gente. Pueden ir a comer contigo, y no te la van a estar haciendo de pedo a menos que tú los cuestiones primero. Entonces naturalmente defenderán sus creencias. Pero por lo general pueden convivir sin estar queriendo meternos brócolis por el esófago a la fuerza.

Es cierto que en Internet muchos de ellos se ponen al pedo y aprovechan cualquier oportunidad para polemizar al respecto en los foros públicos y secciones de comentarios, pero también es cierto que asi lo hace todo mundo, porque Internet nos vuelve peleoneros y medio idiotas.

Digo, que alguien sea cursi y medio mamón no es para odiarlo... ¿o sí? Entonces, ¿por qué tanta hostilidad contra los veganos? Hostilidad que a menudo llega al punto de usar jaque mates estúpidos y que no vienen al caso como cuando se demuestra que las plantas sí sufren de alguna forma al ser comidas, o que hasta el veganismo ocasiona la muerte de animales pues ésta es inevitable en la agricultura. Digo que son observaciones estúpidas y que los omnívoros nos vemos tontos celebrándolas, pues los veganos (por lo menos los que no están chiflados) ya saben todo esto y en su mayoría no presumen que sus hábitos estén por completo exentos de causar sufrimiento, sino que reducen el sufrimiento total en el mundo de los seres vivos.



Una de las razones es que lo diferente por lo general causa hostilidad y el veganismo es, hasta ahora, una excentricidad. Pero eso no es todo, ni lo más importante. Sucede que si a menudo los veganos hacen afirmaciones factualmente falsas (y muy a menudo creen en toda clase de mamadas esotéricas), la verdad es que su postura es de naturaleza ética: independientemente de si los seres humanos somos omnívoros por naturaleza, independientemente de si el consumo de carne y lácteos es bueno para la salud, comer animales es moralmente incorrecto.

Creo que es esto lo que nos pone al brinco. Porque si bien la mayoría de las tonterías en las que cree la gente son para rodarles los ojos y dejarlos ir, el veganismo, al tratarse de una postura ética, amenaza nuestra identidad, nuestro concepto de nosotros mismos. Porque resulta que si el veganismo está en lo correcto, entonces nosotros no solamente estaríamos equivocados, sino que implicaría que de alguna forma somos malvados

Y eso es lo que nadie quiere pensar, que uno es malvado, que el estilo de vida que uno lleva, que considera normal y moralmente neutro, es realmente de una perversidad tal que condena a la muerte y sufrimiento de millones de seres sentientes todos los años. 



Pues he ahí la razón por la que odiamos con los veganos, por la cual pensamos que no son sólo unos loquitos, sino gente que merece el escarnio constante y a la que queremos verla equivocarse y ser humillada.

No comparto la postura vegana, y creo que cualquier persona que ande jodiendo a los demás o difundiendo mentiras merece encontrarse con una buena refutación, o incluso con una buena sátira para frenarla. Tampoco creo que ese "miedo a ser el malo de la película" sea la única razón para querer meterle un coscorrón a alguien. 

Pero creo que los omnívoros deberíamos repensar nuestra actitud hacia estas personas, en especial cuando reaccionamos visceralmente y queremos ser nosotros quienes joden a quien no se estaba metiendo con nadie. Vive y deja vivir, pues.



PD: Escribo esto con una rebanada de rica pizza de pepperoni en la mano.

8 comentarios:

G.P.Plascencia dijo...

¡Es culpa de los animales por ser tan deliciosos!

G.P.Plascencia dijo...

¡Es culpa de los animales por ser tan deliciosos!

César Augusto dijo...

Mi madre y una de mis hermanas se volvieron veganas, y si bien es cierto que no se meten con el tipo de alimentación de los demás, también es cierto que en redes sociales se la pasen compartiendo info (a veces fundamentada, a veces no) que carga contra la industria de la carne y contra quienes la consumen. Muchas veces no estoy de acuerdo con ellas pero en lo general entiendo sus razones y las respeto.

Lo curioso es que no pasa lo mismo a la inversa, o es lo que he notado. Ellas sufren comúnmente las burlas, pero sobre todo, los cuestionamientos de los demás por ser veganas. Y es aquí lo molesto, que en el momento que ellas, por la razón que sea, digan "gracias pero no como carne" se les vayan inmediatamente al debate intentando convencerlas de que el veganismo es una tontería. Es gracioso que esas mismas personas muchas veces les molesta que los veganos "intenten convertirlos" al veganismo.

Alvaro Murga dijo...

Yo no tengo problemas. Yo asumo mi maldad como arte de mi identidad. Ademas tambien fui vegetariano por una temporada y no me convencio. Pero admito que talvez quienes se inician en el veganismo son mas propensos a tratar de "evangelizar" a otros. a mime ocurrio cuando se identifique como ateo y no paraba de hablar contra la religion. Ahora ya estoy mas calmado y no saco el tema por que si sino que respondo con honestidad cuando me preguntan.

osbar galina dijo...

El veganismo tiene un fundamento ético, concuerdo contigo, pero difiero en lo que nos muestra. No creo que hable de "maldad" vaya el veganismo trata sobre una serie de acciones, no sobre la persona. Los veganos no éramos seres malvados que vieron la luz y se volvieron buenos, éramos personas que se dieron cuenta que lo que nos enseñaron estaba mal y decidimos hacer algo al respecto.
Lo que es cierto es que a veces resultamos tercos, insistentes y hasta agresivos en lo que refiere a esta postura ética, y trataré de explicar por qué.
Verás, cuando uno decide optar por el veganismo extiende el campo de sujetos que son dignos de una consideración ética (como muestra la imagen de tu publicación), para el nuevo vegano el mundo repentinamente muestra una serie de injusticias que antes no estaban ahí, es decir lo actos estaban pero no eran injustos, no cambió el mundo, cambiaron los sujetos que lo habitan.
Nuestros valores, inculcados en la infancia siguen siendo los mismos, matar a un niño está mal, matar a un perro está mal (soló si no está muy enfermo claro) matar a un cerdo ¿bueno? Es rico sabes... nuestros valores simplemente son incapaces de considerar dignos de el mismo respeto a los animales que no son humanos, y eso es lo que resulta en un choque de paradigmas.
Para muchos resulta tonto tener que justificar ante alguien el por que violar está mal, para los nuevos veganos resulta igual de difícil explicar a otros por que la industria ganadera, o los criaderos de cachorros están mal, un matadero esta segado para muchos, de la misma forma que el machismo vela la violacion a los ojos de abusadores. Es por esto que los argumentos de algunos veganos están llenos de enojo o torpeza tratando de explicar una obviedad que resulta a los valores comunes, nada obvia (pero no los justifico). Los veganos debemos educarnos y hablar con hechos (que abundan) y hemos, en la mayoría de los casos estado en ambos lados, por tanto es normal (cuando menos esperable) que podamos sentarnos a la mesa sin agredir a alguien por estar siendo cómplice de la muerte de un animal, pero eso no cambia el hecho de que exista el deseo de cambiar el plato de nuestro acompañante por un poco de soya.
Cuando alguien muestra un video donde dan la noticia sobre la violacion de una niña de 6 años, es normal que la indignacion se haga presente, pero cuando mostramos un video sobre los mataderos y la respuesta es un "pero es bien rico" es normal que entonces nuestros valores choquen y la indignacion se vierta sobre el ocurrente humorista, después de todo nadie espera que después del video de La Niña alguien diga esas mismas palabras "que rico"...
Así el choque de los mismos valores pero aplicados a diferentes sujetos no es algo nuevo, mismos valores, diferentes sujetos, racismo, sexismo, homofobia.
De ahí que para los veganos nos resulte insensible el mundo y seamos tan tercos en defender algo, que resultemos cansinos para otros es tema ya visto, los gays y las mujeres resultan también cansinos para quienes no les ven como iguales, pero claro ellos hablan por sí mismos y no por otros, está de moda, bla, bla, bla.
El veganismo comparte mucho en común como causa con el feminismo.
Finalmente una persona no es mala por no ser vegana, simplemente sus acciones son reprobables (éticamente por supuesto), uno puede sorportar ser llamado malo, es algo subjetivo y finalmente nadie puede ser totalmente bueno, es un ideal algo remoto y poético, por otro lado, ser alguien moralmente reprobable, significa una cosa sencilla "lo estás haciendo mal" y eso es algo que el ego no puede tolerar...

Maik Civeira dijo...

Sí, claro Osbar. No decía que los veganos dijeran que los omnívoros somos todos malvados, sino que lo que nos incomoda es la implicación de pensar que lo somos.

Mr.hellmet dijo...

Creo que ha sido un análisis bastante superficial del tema, te has centrado solo en el vegetarianismo o veganismo por cuestiones éticas, cuando una gran parte de los miembros de estos colectivos tienen mas en cuenta cuestiones medioambientales que animalistas: La cantidad de agua necesaria para producir 1kg de carne en comparación con la necesaria para conseguir 1kg de vegetales, la cantidad de terreno necesario no solo para que los animales pastoreen, sino también los cultivos que son necesarios para alimentar a estos animales, que son mas que los que se destinan para la producción de vegetales para el consumo humano y el hecho de que la industria ganadera sea la principal emisora de gases de efecto invernadero para mi son razones a tener mas en cuenta que simples moralinas o principios éticos con que la gente trata de justificar sus tendencias alimenticias, para mi, el vegetarianismo que se practica por cuestiones afectivas, por empatía o por igualación de los derechos animales a los nuestros es una tontería, si vas a criticar alguna de esas posturas mejor céntrate en la parte seria del colectivo, la gente que lo practica por algo mas que por buena conciencia.

Maik Civeira dijo...

Mr. hellmet, tiene usted razón. Pero eso lo abordé en mi otra entrada "Sobre comernos a los animalitos" a la que enlacé por aquí:

http://egosumqui.blogspot.mx/2014/01/sobre-comernos-los-animalitos.html

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails