viernes, 1 de septiembre de 2017

El mexicanísimo arte de Jesús de la Helguera

Grandeza azteca


Seguro han visto sus pinturas e ilustraciones muchísimas veces y sin reparar mucho en ellos. Pero sus pinturas nos son familiares a todos los mexicanos. Se les puede ver en almanaques, afiches de películas, libros de texto y hasta en las planillas de ésas que comprábamos en las papelerías antes de que hubiera Internet.

Jesús de la Helguera nació en Chihuahua en 1910, pero su familia huyó a España, de donde era su padre, por causa de la revolución mexicana. Allí pasó su infancia, adolescencia y juventud. Como desde muy joven demostró una gran aptitud para el arte, a los 12 años inició sus estudios profesionales. Recibió la tutela de la figuras de la pintura española como Cecilio Pla y José Moreno Carbonero.

Ya un hombre casado y con hijos, tuvo que volver a huir a través del Atlántico cuando la Guerra Civil Española azotó el país. Jesús quedó enamorado de su patria natal, y se dedicó a viajar por México para aprender de sus paisajes, costumbres, historia y tradiciones pictóricas.

Así, su estilo se inserta en una época de nacionalismo revolucionario de los 30 y 40. La idealización de lo folclórico hasta niveles kistch, va de la mano con la estética del cine mexicano de la Edad de Oro y con el espíritu patriótico del gran muralismo de aquel entonces. Su obra, tan del gusto popular como las rancheras de Jorge Negrete, era reproducida masivamente por la industria editorial, y desdeñada por la crítica seria.

Sus pinturas, llenas de pueblitos coloridos e idílicos, hombres fuertes y vigorosos junto a mujeres pasivas y delicadas, paisajes prístinos o guerreros aztecas tan idealizados como deidades romanas, tuvieron que esperar algunas décadas para ser revalorizadas. Los inmigrantes e hijos de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos tomaron las imágenes producidas por Helguera como seña de identidad, y Carlos Monsiváis habló de él en sus escritos.

Lo cierto es que la obra de Jesús de la Helguera es muy mexicana, no porque retrate la realidad del país, sino precisamente porque no lo hace, porque esa ingenuidad evasiva que idealiza lo propio de esta tierra, es algo muy, pero muy de México.






















Más sobre el artista:

2 comentarios:

Jesús David Torres Quiroga dijo...

Así que Jesus de la Helguera es el nombre del artista detrás de esas imágenes de guerreros aztecas mamadísimos que aparecen en los calendarios de las carnicerías.

Mr Martini dijo...

El otro día me estaba acordando de esas planillas

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails