viernes, 7 de agosto de 2009

¡Dinosaurios al ataque!

Y si creyeron que las tajertas de los marcianos estaban locochonas, éstas les van a sacar mucho de onda. Resulta que las tarjetas de Mars Attacks fueron un éxito, pero eso mismo les logró persecución por parte de la censura y fueron retiradas de circulación. Sin embargo, las tarjetas se convirtieron en artículos de colección, y más aún de culto, y su popularidad legendaria aumentaron con los años.


Luego llegó esa época de oscurantismo conocida como "Los Ochenta", en la que la censura valía madres y las generaciones vueltas de Vietnam se habían vuelto locas y se ponían a hacer cine gore. Por esos días, la compañía Topps, creadora de Mars Attacks, decidió sacar al mercado una nueva colección de tarjetas que fueran dignas sucesoras de la popular serie de los 60. El resultado fue Dinosaurs Attack, que se puso más gore y más loca que su antecesora. Sólo denle una ojeada.



La cosa es así: unos científicos están haciendo un extraño experimento en el espacio con tecno bla bla, cuando por un espantoso accidente, traen al mundo actual todas las formas de vida del mesozoico.


Las cuales, desde luego, enseguida se ponen a destruir todo lo que encuentran.



Los dinosaurios bien podrían ir a la selva a comer elefantes, pero prefieren irrumpir en las ciudades para comerse a los niños y secuestrar a las maestras cachondas. (¿Ya notaron que los dinosaurios tienen pulgares?)



Hasta los dinosaurios más veganos se vuelven zombis carnívoros indestructibles.


Como siempre, la destrucción de Washington es señal del fin de la civilización humana.



No hay que perder la tradición.



Jajajajajajajajajajajajajajajaja.



Ah... Los Ochenta...


¡Hora del recreo!



Sin palabras


Jurassic Park. Je.


El texto al reverso de la carta dice una genialidad: "Se me apareció en un sueño un sauriano, un dinosaurio evolucionado y benévolo y me dijo que la diferencia entre los dinosaurios y nosotros es que nosotros entendemos la diferencia entre el bien y el mal, porque tenemos alma y hemos agregado significado cósmico a la lucha del bien contra el mal"



Comienza el contraataque.



Para que quede que nuestras bestias actuales no son nada comparadas con los grandes saurios.


Damisela en peligro.



Lo peor es que al parecer todos los dinosaurios están unidos en su odio contra la humanidad.


¡Y llegan los trilobites! Todos sabemos que la carne humana les encantaba a estos horrendos gusanos prehistóricos.


¿Y esto a qué venía?



Pero la cosa se pone mejor... ¡Cuando se aparece el dios-demonio de los dinosaurios!



Pero la sexy científica con aretes de estrella logra revertir el efecto y los dinosaurios vuelven a su era.



Ahora sólo nos queda reconstruir nuestro mundo.


Tim Burton quería hacer una película de estas tarjetas, pero después del estreno de Jurassic Park dejó de lado la idea. En vez de eso, hizo Mars Attaks! Se ven diferencias entre las tarjetas de los marcianos y las de los dinosaurios. Aparte de ser mucho más gory, las de los dinosaurios están hechas con un sentido irónico: sabían que estaban haciendo mierda. Por cierto, no resultaron exitosas. Pueden ver la colección completa aquí.


Y... Fin.

11 comentarios:

Balam Mandos dijo...

Las dos colecciones tienen su encanto. Lo rescatable es la forma narrativa con la que fueron hechas, contando una historia ordenadamente conforme avanza la colección, también se pueden identificar 6 etapas claves en este orden: La génesis del enemigo, el ataque sorpresa del enemigo, los humanos perdiendo la esperanza, el milagroso contraataque y por ultimo la destrucción total del enemigo, posteriormente a manera de epilogo, la idea del nuevo comienzo.

Este formato, como veremos se convirtió casi en canon de todo el cine serie B gringo desde finales de los 60, hasta principios de los 80, con la entrada del gore, la nueva fantasía y el SCI-FI. Es en si un producto de la guerra fría que arrastra la herencia del beat pop. Una muestra de esto es el caracter nacionalista absurdo, donde la humanidad es representada por los Norteamericanos, el daño al rededor del mundo es colateral y al final es el ejercito norteamericano quien acaba con la amenaza y regresa la paz al mundo: todo cuanto hicieron creer a los niños que enviaron a Vietnam. El enemigo es el alíen, el extranjero, el monstruo, el diferente.

Hay iconicas destacables y las señalas muy bien, la muerte del perro en las dos series resalta el carácter de crueldad e irreconciliabilidad entre el enemigo y los humanos, y hace al publico terminar con todo rastro de simpatía que pueda haber con los protagonistas de las tarjetas.

La balanza cambia de lado con una tarjeta clave donde el débil levanta el puño contra el opresor.

La destrucción del enemigo, ya sea por una invasión o por una maquina tiene un carácter irrevocable.

Ya para finalizar otra tarjeta que me pareció destacable es la apócrifa de 1989 de Mars Attack, la numero 63 "Common Cause" que rompe un poco con lo macartista de la serie original introduciendo un discurso antiracista. http://bit.ly/bNqcS

Kyuuketsuki dijo...

Una disculpa: he andado sobrecargado de chamba y hasta hoy pude ponerme a leer tus posts pendientes.

Esas colecciones son una joyita y yo ni siquiera tenía idea de su existencia. Muchas gracias por mostrárnoslas: puro gore extremo, como de película serie B. Bueno, supongo que de ahí salieron las ideas para muchas de esas películas.

Kentucky Freud Chicken dijo...

Excelente, como la anterior. Esa gente que hacía las tarjetas... ¿qué clase de desorden mental habrán sufrido?

Omega Rodo dijo...

Sin duda buen material, la tarjeta 30 con la niña disparando el rocket launcher esta hecha de puro win. Además también me gusta como rompen las reglas no escritas del entretenimiento, como por ejemplo la de nunca lastimar niños aunque sea solo ficción.

Y considero que la gente que hizo las tarjetas era la más sana de una época decadente y enfermiza.

El Tipo dijo...

Sin duda lo más emblemático que podemos encontrar en ambas, es la lenta agonia de los seres humanos ante una sociedad catastrófica que solo puede resurgir de sus propias cenizas...

(pd... el perro muriendo en ambas es genial! jajaja)

Raúl H. Pérez dijo...

Mike, qué bueno que rescatas estas tarjetas tan geniales.

Saludos.

P.D. No te preocupes, a mí también me gusta Mars Attack de Tim Burton así que ya somos dos... creo que debería hacer una entrada a respecto.

controlzape dijo...

El héroe es el señor que está defendiendo con su cuerpo el pastel de los novios empalados.

Pereque dijo...

¡Pero qué gringos tan pendejos! ¿No se les ocurrió declarar en estado de alerta al país cuando vieron a los dinosaurios asesinos vagar por todos lados? Digo, aquí que es un país subdesarrollado y todo el Pelón Chaparrito de Lentes® bajó la cortina por mucho menos...

Excelentes las dos colecciones, pero es cierto que las dinotarjetas están más pasadas de lanza y son más burdas. En las de los marcianos la victoria fue más espectacular con ejército y toda la cosa...

Se me olvidó comentar en el post pasado que yo también soy fan de la película de Tim Burton y me río cada vez que escucho los graznidos de los marcianos. Deberíamos hacer un club o algo.

¡Saludos!

Kyuuketsuki dijo...

jejeje, leyendo el comentario que me pusiste en mi post: el skeptical inquirers es un sitial de honor en mi blogroll, pero si quieres te pongo en el otro. Al cliente lo que pida :D tu solo infórmame

SwAmPeX dijo...

WTF, quien fumaba esto?

Kix dijo...

Ah, los ochentas... también me acuerdo de las tarjetitas de los Garbage Patch Kids...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails