lunes, 15 de agosto de 2016

¿Es Star Wars ciencia ficción?



Como ustedes saben, quien esto escribe ama Star Wars como a la madre que le dio la vida. Pueden comprobarlo en algunas de las entradas que le he dedicado a mi franquicia cinematográfica favorita: aquí, aquí, aquí y más recientemente aquí. Entre tanta plática al respecto, surge siempre una duda, una pequeña polémica: ¿es Star Wars ciencia ficción? 

La respuesta rápida dice "Obvio sí, duh. ¿No ves las naves espaciales, los robots, los rayos de energía, los extraterrestres y todo eso. Baboso." Una respuesta un poco mejor pensada dice "No. Es una historia de magia y fantasía, al estilo de El Señor de los Anillos, pero en un escenario de ciencia ficción. La Fuerza es prácticamente magia, y la historia está llena de profecías, destinos y elegidos, mientras que los elementos tecnológicos sólo son accesorios, adornos, pero ésta es una historia clásica de fantasía heroica."

La discusión va más allá, porque nos obliga a plantearnos el problema de la clasificación en géneros, que no es nada sencillo: ¿cómo diferenciamos la ciencia ficción de lo que no lo es? Una respuesta típica nos dice que, a diferencia de otros géneros especulativos, como la fantasía o el horror, la ciencia ficción está cimentada en, pues, la ciencia, o por lo menos lo que se consideraban posibilidades científicas en el momento en el que fue escrita.

Pero este criterio es engañoso, como podemos ver. Por ejemplo, muchos autores considerados cienficcioneros sin ambigüedades han hecho caso omiso de los conocimientos científicos de la época, incluso abrazando lo que saben es científicamente imposible, porque lo que les interesa es explorar diversos temas, como la sociedad, la psique humana o los dilemas morales. Así lo hicieron desde H.G. Wells hasta Ray Bradbury, y nadie los quiere sacar del Olimpo de los maestros del género.

Quizá lo más útil ahora sería recordar la diferencia entre la ciencia ficción dura y la ciencia ficción blanda. La primera es la que busca rigor científico como cimientos para la creación. La segunda es la que sólo toma conceptos científicos pero juega con ellos libremente, dándole mayor importancia a otros aspectos.



En los terrenos de la soft science fiction encontramos el subgénero de la space opera, la clásica historia de aventuras y guerras espaciales, con héroes asombrosos, extraterrestres malvados y cosas así. O sea, la tradición en la que se inserta Star Wars. La cosa sería preguntarnos: si clásicos de la space opera como A Skylark of Space o Northwest Jim o Flash Gordon han sido considerados sin lugar a dudas ciencia ficción ¿por qué Star Wars no?

Veámoslo desde otro punto de vista. Podría ser que en efecto Star Wars sólo fuera una historia de fantasía con algunos elementos de ciencia ficción. Si esto fuera así, podríamos sustituir todos esos elementos con otros más típicos de los géneros fantásticos, en particular de la fantasía medievalista tipo El Señor de los Anillos. En vez de naves espaciales podríamos tener barcos; en vez de planetas, islas; en vez de sables de luz, espadas mágicas; en vez de monstruos extraterrestres, dragones, ogros, trasgos y cosas por el estilo.

Pero, ¿podríamos hacer una sustitución total? Se me ocurren varias dificultades, pues creo que hay en Star Wars conceptos de ciencia ficción que son mucho más que adornos o ambientación. Por ejemplo, la Estrella de la Muerte. ¿Cómo la "traducimos" a una historia de fantasía? Podría ser un artefacto mágico, o una fortaleza maldita, pero no sería igual. El punto de la Estrella es que es un "terror tecnológico", como dice Darth Vader, una estación espacial del tamaño de una luna, capaz de viajar entre sistemas estelares y destruir planetas enteros. Cambiarla por algún concepto proveniente de la fantasía haría que Star Wars perdiera mucho de su identidad. Además, no veo cómo se podría hacer el asalto final a la Estrella con barcos o caballos sin que fuera algo totalmente distinto.

La primera cinta, Una nueva esperanza, tiene como parte medular un arco argumental que sigue el típico modelo cienciaficcionero: una nueva tecnología causa una disrupción en el statu quo, y queda ver qué hacen los personajes al respecto, ya sea para restaurar la realidad antes de ese invento o para adaptarse a una nueva realidad. 

Otros conceptos serían igualmente difíciles de traducir. Tenemos ejércitos de droides y de clones. Podríamos sustituirlos con golems, esqueletos reanimados o cosas así. Darth Vader es mitad máquina. Supongo que en una obra de fantasía podríamos decir que tiene una armadura mágica que lo mantiene vivo mediante alquimia a pesar de sus heridas, pero creo que se perdería algo importante de la esencia de esta saga:

Verán, la tecnología que amenaza con sustituir a la vida es un tema fundamental de Star Wars. Se ve en la oposición del tecnológico Imperio y los precarios Rebeldes. Se acentúa todavía más con la imagen de la segunda Estrella de la Muerte flotando como una calavera gris metálico sobre el verdor de Endor, donde viven los primitivos Ewoks. 



Sin embargo, éste no es un tema exclusivo de la sci-fi: en El Señor de los Anillos, Saruman cumple esa misma función con su "mente de engranes y ruedas", que devasta el bosque de Fangorn para crear armas para su ejército de Uruk-Hai. Por otro lado, la evolución tecnológica en Star Wars es prácticamente estática. Las dos Estrellas de la Muerte son destruidas antes de que tengan la oportunidad de incidir en la vida de la Galaxia (¿no les saca de onda la poca importancia que le dan a la destrucción de Alderaan?). Los ejércitos de droides y de clones en las precuelas eran más grandes de cuantos se hubieran creado en la historia reciente de la Galaxia, pero en sí no eran cosas que jamás se hubieran visto. Es decir, mientras la tecnología existente tiene un papel importante en Star Wars, el avance tecnológico es casi nulo.

Entonces, ¿qué concluimos? En lo personal, creo que nos hemos dejado engañar por un falso dilema: la pregunta de si Star Wars es ciencia ficción o es fantasía. La respuesta es que Star Wars es ciencia ficción Y fantasía. No es simplemente un cuento de hadas en el espacio, sino que tiene elementos de sci-fi que son parte vital de su esencia, además de que entra en una categoría considerada tradicionalmente como parte legítima del género, la space opera. Pero sí, en efecto, mucho de su trama, elementos y personajes podría funcionar bien en un escenario típico de fantasía, y las especulaciones tecnológicas tienen muy poca importancia.

Si definitivamente Star Wars no es ciencia ficción pura, tampoco es fantasía pura. Al final, eso es lo que la hace tan genial: esa conjunción de tradiciones disímbolas, de diferentes territorios de la imaginación humana que se encuentran en un producto a la vez nuevo y familiar, es lo que le da la energía mítica que emana de ella. Como dijera George Lucas en su momento: "he creado un mito para una generación sin mitos".

Que la Fuerza esté con ustedes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Soy el mismo anónimo que publicó el mensaje en la entrada anterior. Ahí comparé a Star Wars con peliculas como Harry Potter y el Señor de los Anillos. Aquí explico más en detalle que es lo que quise decir.

Estoy de acuerdo que Star Wars también tiene algunos elementos de ciencia ficción además de los de fantasía, pero parece que la balanza se inclina más a la fantasía que a la ciencia ficción. Todas las peliculas de Star Wars (las dos primeras trilogías y la última que produjo Disney) se tratan de historias de magos. Magos son los protagonistas y magos también son los villanos y todas las historias giran alrededor de conflictos entre magos malos y magos buenos. En esto Star Wars se parece al Señor de los Anillos (Gandalf contra Saruman) y a Harry Potter. Star Wars se parece también a las peliculas de Harry Potter en que tratan de magos instruyendo a aprendices de magos en habilidades milagrosas.

Arriba mencionaste al escritor de ciencia ficción H. G. Wells que se considera un buen escritor de ciencia ficción a pesar de que sus historias no son tan cientificamente exactas. Por ejemplo, en su libro "Los primeros hombres en la Luna" narra como un científico y su ayudante crean un vehiculo espacial que utiliza una sustancia que repele a la demás materia. No explica que fundamento científico tiene esa tecnología, pero el caso es que se da a entender que es de naturaleza física el efecto. H. G. Wells no menciona habilidades mágicas en sus tramas (como Star Wars) y por lo tanto no hay duda de que sus obras son de ciencia ficción (al contrario de Star Wars).

Para mencionar ejemplos de magia en las peliculas de Star Wars cito los siguientes: habilidades telepaticas (un Jedi siente cuando destruyen Alderaan), telequinesis (Jedis moviendo piedras y naves espaciales con la mente), apariciones de fantasmas (Luke platicando con el fantasma de Obi wan Kenobi en la nieve), sueños proféticos (Anakin presintiendo la muerte de su madre), profecias en un sentido más general (el elegido quien devuelve el equilibrio a la fuerza), reflejos sobrehumanos y habilidades mágicas de lavado de cerebro.

Aparte está lo que se llama la fuerza, que es en si misma una creencia mágica. Hay gente que dice que es una forma de vitalismo. El vitalismo es una creencia que afirma que la vida no puede explicarse por la materia y las interacciones físicas ordinarias, sino que "hay algo más" de naturaleza misteriosa que explica la vida. Está creencia fue defendida por gente como el filosofo Henri Bergson o los creyentes en seudomedicinas.

Hasta ahí dejo mi comentario (que ya alargué demasiado).

Anónimo dijo...

Se me olvidaba, también quería recomendar un buen articulo en otro blog sobre el tema, está en esta dirección

http://www.filosofiaenlared.com/2015/12/star-wars-la-contracultura-y-el.html

Maik Civeira dijo...

Hola, Anónimo:

No te puedo discutir nada de lo que dijiste, pero tampoco eso refuta lo que yo dije. Finalmente, mi punto es que los elementos de ciencia ficción en Star Wars no son sólo ambientación u ornamento, sino que forman parte del corazón de esta saga, y que por tanto, aunque sí se inclina por la fantasía /también/ es ciencia ficción.

Gracias por el enlace. Saludos :)

Antonio dijo...

Lo de la fuerza no es completamente magia. En el episodio 1 hay una explicación sobre la correlación de la fuerza con el conteo de midiclorians en la sangre, y la descripción de los midiclorians recuerda vagamente a las mitocondrias, que producen la energía en las células a partir de los azúcares. El hecho de que aparezca en el episodio 1 me hace pensar que se trata de una teoría que se le ocurrió a Lucas después de terminar la primera trilogía.

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails