lunes, 26 de noviembre de 2007

Democracia por Feng Shui (Parte 1)

Hace varios años, un amigo me recomendó la película Héroe con el argumento de que tenía más contenido que toda la saga de El Señor de los Anillos. Vi la película y me pareció excelente, sublime, majestuosa, pero no me pareció que tuviera "más contenido" que la saga épica de JRR Tolkien / Peter Jackson, sino que me pareció que dicho "contenido" era diferente. En efecto, Héroe es una película china y por lo tanto, su "contenido" es propio de la cultura oriental. ¿Por qué le pareció a mi cuate que Héroe era una cinta más profunda que El Señor de los Anillos? La respuesta sospecho, está en que Héroe es oriental.


Por alguna razón, a la gente le ha dado (y no es nuevo, creo que viene por lo menos desde los 60, o aún antes, desde el Romanticismo) por admirar la cultura oriental como superior a la occidental. Y no es que esté mal que a alguien sienta admiración por una cultura diferente a la suya. Una de las ventajas de la globalización es que cada uno puede escoger lo que le atrae de las diferentes culturas que a las que tiene acceso. Y ciertamente, la cultura oriental, con su misticismo y comunitarismo, se presenta como muy atractiva frente al materialismo y egoísmo que se le atribuye a la cultura occidental. Pero hay algo que me molesta.


La mentada Héroe tiene como frase medular "nuestra tierra" (o sea, China para los chinos). El héroe, que debía matar al Emperador por ser un hijoeputa asesino y tiránico, se echa para atrás pensando en lo que es mejor para "nuestra tierra" (es decir, China, porque él es chino). Porque el Emperador, a pesar de ser un hijoeputa tiránico que mata a miles de personas y destruye ciudades enteras, va a unificar China y a convertirla en la rompemadres de la siguiente era. O sea, hay que sacrificarse por China, aunque el régimen de China sea el de un tirano loco asesino hijo de puta. Hay que sacrificarse, no por la justicia, ni por la libertad, ni por la razón, sino por "nuestra tierra" (o sea, China). Así, es más valioso que China sea partemadres a que haya justicia para los pobladores de "nuestra tierra" (que viene siendo China).


Perdón, pero yo me quedo con aquello de "Hasta la persona más pequeña puede cambiar el curso del futuro".


Yo me pregunto si todos esos que están muy pendientes del imperialismo cultural por parte de EUA y del peligro que representan los cómics del Pato Donald, no han pensado que quizá, sólo quizá, ya empezamos a experimentar la penetración cultural de China (Ej: La Maldición de la Flor Dorada es otra película china sobre un Emperador hijoeputa al que no se le puede matar porque es el Emperador, aunque sea hijoeputa). Claro, la cultura china sigue lejos de tener el poder de penetración de la gringa, por lo menos en nuestro hemisferio (el lenguaje, la distancia y sobre todo la enorme diferencia entre la cultura oriental y la nuestra no son obstáculos fáciles de sortear).


Pero, ¡Oh detalle! Muchas personas (y no son mentecatos, sino personas muy inteligentes que conozco) están tan enamoradas de la cultura oriental que piensan que todo son flores de loto. Un amigo me decía que el futuro dominado por China traerá cosas buenas a nuestra cultura, porque hará a la gente menos materialista. Otra amiga me dijo que prefiere que nos dominen los chinos a lo gringos, porque los chinos tienen más que ofrecer, culturalmente hablando. A esto yo respondo dos cosas:


1.- ¿Y porqué carajos alguien nos tiene que dominar? (Ampliaré esto más adelante)

2.- ¿Están tan seguros de lo que están diciendo?


En primer lugar, la "mística" oriental que ha llegado a las mayorías en occidente no ha sido la espiritualidad del Budismo (una bonita filosofía de la vida, que sin embargo históricamente no está exenta de violencia intolerante, opulentas élites gobernantes justificadas por la fe y todas las dulzuras de la religión organizada), o conceptos buena onda como el del Nirvana, sino una serie de supercherías para señoras encopetadas y niñas bobas, como los amuletitos, las fuentecitas, el Feng Shui y otras chingaderas que, según he observado, no han vuelto a la gente que cree en ellas menos materialista, sino sólo más crédula.


En segundo lugar, los chinos que van a darnos en la madre en la próxima guerra mundial (o, mucho más probablemente, colonizando el terreno a través de sus enormes y poderosas empresas) no vendrán repartiendo incensarios, sino imponiendo lo más horroroso de su déspota sistema social, político y económico.


Ok, la cultura occidental tiene muchos (muchísimos) defectos. Todas las civilizaciones en la historia han tenido guerras, esclavitud, explotación del hombre por el hombre, división sexual del trabajo, machismo y todas esas cosas de las que nos quejamos como si fueran exclusivas de Occidente. Y sí, Occidente le ha estado partiendo la madre al mundo en los últimos 500 años (que para 6,000 años de civilización y 200,000 de historia humana no es gran cosa), pero esto se debe a que las condiciones históricas (los desarrollos tecnológicos, principalmente) se lo han permitido, no a que las culturas europeas sean más belicosas o proclives a la expansión imperialista violenta que otras (el mayor imperio de la historia fue forjado a sangre y hierro por jinetes seminómadas de la estepa mongola).

Pero consideremos lo que Occidente ha creado: los conceptos de democracia, derechos humanos, ciudadanía, feminismo y equidad de géneros, conservacionismo, garantías individuales, constitucionalismo... todas son creaciones de Occidente (esto tampoco significa que la cultura occidental sea superior; de nuevo, desarrolló estos conceptos porque sucedió que tuvo las condiciones sociales, históricas, políticas y económicas para hacerlo; otros avances para la civilización humana se han dado en otras culturas en otros tiempos). El comunismo (sistema que dice China que dicen que tiene China) es creación occidental. En oriente, con sus sociedades por tradición altamente jerárquicas, jamás se habría podido concebir un sistema así, y jamás habría habido República Popular de China, si no hubiese habido Unión Soviética primero. Irónico que Mao Zedong (un emperador hijoeputa loco y asesino de masas, por cierto) haya decidido después acabar con todos los productos culturales de occidente, cuando el mismo sistema que defendía fue ideado por un europeo.

CONTINUARÁ...

[Parte 2]
[Parte 3]
[Conclusión]

4 comentarios:

Frodou dijo...

matelart... o como se escriba, debe estar danzando en chile por lo del pato donald...chale. aun que considero que el imperialismo cultural es solo una palabra que se utiliza para citar el bombardeo cultural que obtenemos de estados unidos, por ejemplo, pero esa tesis esta fundada en aspectos de años atras, que podrian considerarse obsoletos. logico no todas las ideas estan erroneas

Ego sum qui sum dijo...

Sí, mi comentario a lo del Pato Donald fue completamente sarcástico. Tampoco creo que el imperialismo cultural chino sea tan peligroso si entendemos bien de qué se trata la cosa.

Raúl H. Pérez dijo...

Así es Mike.

TORK dijo...

Muchas personas (aún de las más inteligentes que conozco) están tan enamoradas de la cultura oriental que piensan que todo son flores de loto.

Tenemos otro ejemplo de ésto, pero en el caso del Japón:

Las aún llamadas "Convenciones de Cómics", donde ya no venden cómics y están convertidas ahora en expendio de cuanta pendejada japonesa exista. Entre los adolescentes (principalmente, aunque no sólo ellos) existe la idolatría a todo lo que sea, parezca o presuma japonés: Manga, anime, sushi, pan al vapor (que hasta donde sé es chino), Pucca (que es coreana), etc.

Es como decir: "Mejor que 'nos' hubieran conquistado los ingleses".

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails