miércoles, 9 de enero de 2008

Sobre fundamentalismos (Parte 1)

Fundamentalismo gringo


Poco después de los ataques contra las Torres Gemelas ese 11 de septiembre de 2001 (fecha que seguramente significará un cambio de épocas para los futuros estudiosos de la historia), George W. Bush dijo "Si no están con nosotros, están con los terroristas." Esto es un ejemplo de fundamentalismo.


Fundamentalismo se refiere, en un sentido estricto, a fundamentar todos los aspectos de la vida humana (política, sociedad, moral, cultura, etc) en la interpretación literal de un texto religioso considerado sagrado, que puede ser el Talmud, el Corán, o la Biblia. En este sentido, para el fundamentalista, todo aquel que no participe de su fundamentalismo es un infiel equivocado, muy probablemente malvado, al que se debe convertir o apartar, aunque no necesariamente destruir (no todos los fundamentalistas son violentos).

En un sentido más amplio, se le puede llamar fundamentalista al que pretende fundamentar todos los apectos de la vida humana en la interpretación dogmática e intransigente de una ideología, o de un ideal político, o de  los conceptos de patria o de raza. En todos los casos, el fundamentalista es intolerante y concibe el mundo en un sentido maniqueo: "ellos y nosotros". La otra característica del fundamentalista es la ausencia total de autocrítica, que viene con la incapacidad de concebir que quizá se podría estar equivocado.

Así están muchos estadounidenses hoy en día: "son ellos y nosotros" (y "ellos" están contra "nosotros"). Para el gringo fundamentalista es imposible concebir que uno pueda estar en una posición que ni sea la una ni la otra. Para el gringo fundamentalista o se es aliado con todo lo implica o se es enemigo con todo lo implica, y para ser enemigo basta no identificarse con TODO lo que implica ser aliado. Así, si alguien critica al gobierno estadounidense, es un traidor que no ama a su país, porque para el gringo fundamentalista es imposible comprender que quien ama a su país quiere lo mejor para éste y por ello tiene el deber de criticar lo que le parece mal.

El gringo fundamentalista también entiende que si alguien se manifiesta por la paz, está a favor de los terroristas. El gringo fundamentalista detesta a los franceses desagradecidos que, después de haber sido salvados por los EUA en la Seguda Guerra Mundial, no quieran apoyarlos en su guerra contra Irak, y entonces le cambia a las papas a la francesa el nombre y les pone "freedom fries". ¿Por qué? Porque Estados Unidos es el campeón de la libertad, y si no estás con EUA, es porque detestas la libertad y no eres digno de que estas papas lleven tu nombre (y de cualquier forma, las papas fritas fueron inventadas en Bélgica).

Ejemplo típico es la película Team America, (muy poco divertida, además de todo), en la que se muestra a algunos actores hollywoodenses que se han caracterizado por su activismo social y sus declaraciones en contra de la guerra en Irak. A ellos se les ve formando parte de un escuadrón armado de Kim Jong-Il (dictador de Corea del Norte) y a Michael Moore se le representa cometiendo un atentado suicida contra el Team America. La idea, claro, es ridiculizar, pero deja ver que, para el gringo fundamentalista, no hay diferencia entre estar en contra de matar a civiles iraquíes y desear el mal, en incluso atentar, contra los mismos Estados Unidos.

De esta misma manera, los fundamentalistas norteamericanos han ideado el concepto de Eje del Mal (que nos remite al Eje Roma-Berlín-Tokyo que sí era muy muy malo), para incluir a Corea del Norte, Irán e Irak -que ahora ya está descartado. El gringo fundamentalista sólo entiende que esos tres países no quieren a EUA, y que si no quieren a EUA es porque son unos malvados, y sin son malvados, todos son uno mismo. El gringo fundamentalista no entiende que en nada se parecen una dictadura militar laica basada en el culto a la imagen del líder carismático (Irak), con una cuasi teocracia basada en el fundamentalismo islámico (Irán), con una dictadura comunista de tipo maoísta (Corea). El gringo fundamentalista no entiende que como la dictadura de Hussein no era islámica, sino laica, Osama Bin Laden lo acusaba de ser un infiel a quien se debía hacer la guerra santa, y por lo tanto no podían ser aliados unos del otro. No, el gringo fundamentalista lo único que entiende es que sus enemigos son sus enemigos y los que no son sus amigos, son necesariamente enemigos.

La identificación de todos los enemigos como uno solo que conspira contra el propio pueblo, es una estrategia de control / idea paranoide de fundamentalistas de todo tipo. Hitler veía en todo la conspiración judía-democrática-comunista para acabar con la grandeza de la raza aria. Los seguidores de Hitler no eran capaces de pensar que una democracia puede no ser comunista (no al estilo soviético, por lo menos, ya que, según Marx, la democracia es una condición necesaria para que exista y funcione el comunismo), que los judíos no inventaron la democracia y que si bien un judío inventó el comunismo, a muchos miembros de este honorable pueblo, que sobresalen como empresarios, comerciantes y banqueros, el comunismo no les conviene para nada. Pero en fin, así piensan los fundamentalistas.

3 comentarios:

arg dijo...

Muero por leer las siguientes partes de este post,leeremos sobre vegetarianos,pacifistas,izquierdistas,ecologistas,Musulmanes?

Ego dijo...

Sobre izquierdistas. Pero los mismos principios se aplican a todo tipo de fundamentalismos que se te ocurran.

Ego dijo...

Ah, y si de veras te mueres de ganas, no más dale click en el vínculo de hasta abajo que dice "Continuará".

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails